Feeds:
Entradas
Comentarios

Arteta remeros 1930 - copia

El verano es época de regatas y me parece interesante publicar una nueva entrada al respecto, que complementa a dos anteriores dedicadas a los bogadores del primer tercio del siglo XX.

En la interesante y profundamente documentada obra de Ángel Obregón Sierra titulada Historia de las traineras 1939-1963, publicada el pasado 2015, y de la cual hay un ejemplar en la Red de Bibliotecas de Santurtzi, podemos encontrar dos jugosas referencias al remo en Santurtzi en los primeros años 40 del pasado siglo XX.

historia-de-las-traineras

La primera incluye, en la página 31, las fotografías individuales de la tripulación de Santurtzi que participó en la regata en Donostia-San Sebastián en 1940, conservadas en su Archivo Municipal. En la regata, en la que participaron cinco traineras (Amaikak Bat, Orio, Santurtzi, Loyolatarra y Fuenterrabia), nuestros representantes, patroneados por José Iriarte en la trainera Virgen del Mar, quedaron los últimos. Todos los datos técnicos los podéis leer en la citada publicación.

Desgraciadamente, en las fotografías no consta el nombre de los retratados y, hasta el momento, no he conseguido identificarlos a todos, a pesar de haber tenido un buen asesor, Koldo Urtiaga. Son los siguientes:

  • Patrón:

José Luis Iriarte Galíndez “el de Guada” (Santurtzi, 1902 – Santurtzi, 1948)

Jose Iriarte Galindez (el de Guada)

  • Bogadores:

Valentín Aranburu Tajada (Santurtzi, 1918 – )

Santiago Castillo Allú (Santurtzi, 1914 – )

Cándido Fernández ( – )

Osmundo Martínez Lafuente (Santurtzi, 1913 – )

Luis Ortiz de Guinea Alonso (Erandio, 1911 – Santurtzi, 1977)

Luis Ortiz de Guinea

Inocencio Rubio ( – )

Inocencio Rubio

Eugenio Torre [o Torres] Arriola “Txatuka o Txatukilla” (Santurtzi, 1915 – ) [¿Será el Eugenio Torres del que no tengo datos citado en esta entrada?]

Eugenio Torres

Antonio Urrestizala Iturrieta “Antoñón Kalafre” ( – )

Manuel Urtiaga Beldarrain “Manolón” (Santurtzi ?, 1918 – Barakaldo, 1995)

Pablo Vélez Pérez (Santurtzi, 1910 – )

Pablo Vélez

Sin identificar 1

3

Sin identificar 2

Sin identificar 3

Sin identificar 4: [¿NN Escobal?]

11

Sin identificar 5

15

A esta regata de 1940 parece corresponder la siguiente fotografía:

Trainera de Santurtzi (Virgen del Mar) 1940

La segunda referencia, en la página 74, incluye las fotografías individuales con nombre y apellidos, aunque de peor calidad, de la tripulación de la trainera María Cristina II, patroneada por Daniel Obregón, que acudió a competir a Donostia –San Sebastián en 1943. Nuestros representantes quedaron en cuarto lugar de un total de siete equipos participantes. Las fotografías originales se conservan igualmente en el Archivo Municipal de Donostia-San Sebastián.

Los bogadores, algunos de los cuales también participaron en la regata de 1940, son los siguientes:

  • Patrón:

Daniel Obregón Asturias “Resaca” (Santurtzi, 1893 – )

Daniel Obregón Asturias (patrón)

  • Bogadores:

Ángel Aranburu Elorza ( – )

Angel Aramburu Elorza

Valentín Aranburu Tajada (Santurtzi, 1918 – )

Valentín Aramburu Tejada

José Antonio Belaunde Cerio ( – )

José Antonio Belaunde Cerio

Cándido Fernández ( – )

Cándido Fernández

Félix González Sánchez ( – )

Félix González Sánchez

Nicolás Martínez Dueñas (Santurtzi, 1921 – )

Nicolás Martínez Dueñas

Osmundo Martínez Lafuente (Santurtzi, 1913 – )

Luis Ortiz de Guinea Alonso (Erandio, 1911 – Santurtzi, 1977)

Luis Ortiz de Guinea

Manuel Pérez Zancada (Santurtzi, 1918 – )

Víctor [o Victorino] San Vicente Reinoso (Santurtzi, 1924 – )

Emiliano Santacoloma Otamendi (Santurtzi, 1921 – )

Eugenio Torre [o Torres] Arriola “Txatuka o Txatukilla” (Santurtzi, 1915 – ) [¿Será el Eugenio Torres del que no tengo datos citado en esta entrada?]

Antonio Urrestizala Iturrieta  ( – )

Ángel Urtiaga Beldarrain (Santurtzi, 1926 – )

Manuel Urtiaga Beldarrain “Manolón” (Santurtzi ?, 1918 – Barakaldo, 1995 )

Manuel Urtiaga Beldarrain

Jesús Urtiaga Beldarrain (Santurtzi, 1922 – )

De esta regata de 1943 no he encontrado ninguna fotografía. Pero pueden ser interesantes y complementarias las dos siguientes, fechadas en 1946. Los bogadores son los siguientes: Osmundo Martínez Lafuente, Luis Ortiz de Guinea,  Ramón Ruiz Puente “Pilili”, Eugenio Torre Arriola “Txatuka o Txatukilla”y Manuel Urtiaga Beldarrain.

Luis Ortiz de Guinea en proa, Pilili ,Osmundo, Txatuka y Manolón 1945

Como siempre, cualquier colaboración para completar los datos (apellidos, fechas, apodos) o corregir errores será bien recibida.

22 Mentxu

Este año, con un poco de retraso, dedico una entrada a los pañuelos que incluyen la imagen de la gaviota Mentxu, la mascota de las fiestas del Carmen, a la que también tengo previsto, en algún momento, dedicarle una específica a su génesis.

No son muchos los pañuelos que he podido recopilar y, además, algunas de las imágenes son de mala calidad. Espero, con vuestra colaboración, completar y mejorar esta entrada. Son los siguientes:

  •  1995

1995 Pañuelo Carmen

  • 1998

1998 Pañuelo Carmen -2

  • 2005

2005 Pañuelo Carmen Guapamente

  • 2006

2006 Pañuelo Carmen Guapamente (fecha probable)

  • Año a determinar 1

Pañuelo Carmen Retrato Mentxu

  • Año a determinar 2

Santurtzi Jaietan Aldea Guai

Pues sí, la plaza de Lepanto, más conocida como parque del ancla, recibe desde hoy, 17 de julio de 2016, su nuevo nombre: Euskaldun Berria Gunea.

Ancla

Durante el pasado mes de noviembre de 2015, con motivo de la presentación de la última campaña Poziktibity del Gobierno Vasco para potenciar el uso cotidiano del euskera, se quiso reconocer el esfuerzo de los euskaldun berriak y se invitó a todos los Ayuntamientos a dedicar alguna zona publica (calle, jardín, parque, plaza, etc.) de cada respectivo municipio a este colectivo, llamamiento que la Asociación de Municipios Vascos (Eudel) secundó. En la web euskaldunberriakalea se pueden conocer las diferentes iniciativas que los municipios han desarrollado a tal fin.

euskaldunberri

El 3 de diciembre, con motivo del Día Internacional del Euskera, Eudel instó a los Ayuntamientos a que pusieran el nombre de Euskaldun Berria a un espacio público en cada uno de los municipios para mostrar el reconocimiento a las personas que han elegido acercarse al euskera porque son precisamente ellas las que alimentan la revitalización de nuestro ancestral idioma, ya que un idioma necesita hablantes, tengan el nivel que tengan.

Y en el pleno del pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento de Santurtzi decidió sumarse a esta iniciativa para reconocer públicamente el esfuerzo de aquellas personas que han decidido aprender euskera a pesar de no ser su lengua materna, decisión a la que hoy se ha dado cumplimiento con un sencillo y divertido acto de inauguración de la placa que lo acredita, tras valorar las diferentes propuestas del Consejo Asesor del Euskera, en la hasta ahora denominada plaza de Lepanto, denominación que no ha sido nunca ni popular ni conocida.

ancla euskaldunberria

La ceremonia ha servido también para recordar y homenajear a dos de los santurtziarras que más han trabajado en favor del euskera:

  • Beatriz Fernández Fernández, profesora de la UPV/EHU, investigadora y desde 2013 Euskaltzain urgazle. Aunque nació en Portugalete en 1964 ha vivido desde siempre en Santurtzi y en el Bihotz Gaztea tuvo su primer contacto con el euskera.

Beatriz Fernández 2

Andolin

Parque Andolin Eguzkitza

Santurtziar Argiak

El pasado viernes 8 de julio comenzaron las fiestas del Carmen 2016 con la ceremonia de homenaje a un ilustre santurzano, de nacimiento o de corazón, que viene celebrando desde 2008 el Ayuntamiento de Santurtzi. El emotivo acto, que marca el inicio de las fiestas, culmina con la inauguración de la imagen del personaje santurtziarra agasajado. Se trata de un mural discoidal realizado en la técnica del mosaico de tesela cerámica y modelado en relieve por Paco Presa Merodio que se ubica en el interior del quiosco de música.

Kiosko reformado

Paco Presa es, asimismo, autor de los murales cerámicos del zócalo sobre el que se erige el quiosco y del mosaico que homenajea a los niños de la guerra, ubicado en la base de la centenaria grúa del puerto pesquero, murales a los que he dedicado dos entradas, contando el antes y el después de su rehabilitación.

Los personajes santurtziarras agasajados hasta el momento son los siguientes:

  • Jenaro Urtiaga Bayón “Sodupe” (Santurtzi, 1921 – 1994)

En 2008 se homenajeó a este escritor y cronista, autor de una obra fundamental para conocer el pasado de nuestro municipio, Monólogos de una sardinera santurzana, y una de mis propuestas para renombrar las callesLos elementos decorativos que rodean su efigie están relacionados con la actividad desarrollada por este popular personaje: libro, tintero y pluma.

Jenaro Urtiaga

  • José Antonio Urtiaga Bayón “Joxean” (Santurtzi, 1926 – 2015)

En 2008 se homenajeó también a este popular arraunlari, hermano del anterior. Los elementos decorativos que rodean su busto nos remiten al mundo de las regatas de traineras y al club de remo Itxasoko Ama, del que fue un apasionado protagonista.

Joxean Urtiaga

  • José Luis Gutiérrez Ordorika “Guti” (Santurtzi, 1928 – )

En 2010 se homenajeó a este entrañable personaje que ha estado involucrado en actividades sociales y culturales desde siempre, sobre todo relacionado con la música y las corales, en nuestro municipio. Un pentagrama en movimiento, un coro abstracto y una escena operística rodean su busto.

José Luis G. Ordorika

  • Casimiro Pérez Hinojal (Rueda, 1938 – )

En 2011 se homenajeó a este popular personaje, apasionado amante del deporte y dinamizador de atletismo infantil. El escudo del club de atletismo local, unos corredores y un discóbolo acompañan su imagen.

Casimiro Pérez

  • Begoña González Uribe-Etxebarria (Bilbao, 1937 – )

En 2012 recayó por primera vez a una mujer, una emprendedora empresaria hostelera representante de la tradicional gastronomía santurtziarra. El logo y una imagen del restaurante Kai Alde y un bodegón de pescados, mariscos y vino rodean su retrato.

Begoña González

  • Isabel Fernández Delgado (Moratalla, 1927 – )

En 2013 se homenajeó a este popular personaje, una mujer muy implicada con el grupo de danzas y las actividades culturales del barrio San Juan del Rompeolas. Junto a su imagen aparece  una escena de dantzaris, las manos de una espatadantza y una vista desde el mar del barrio en la lejanía.

Isabel Fernández

  • Francisco Javier Bustamente Unzueta (Santurtzi, 1939- )

En 2014 se homenajeó a este magnífico violinista, miembro de la coral Lagun Zaharrak desde 1977 y su director desde entonces. Junto a su imagen aparece su instrumento favorito, una representación de un coro con su director al frente y por encima de todo ello un ondulante pentagrama.

Javier Bustamante

  • Raimundo Flores Pérez “Mundi” (Portugalete, 1954 – )

En 2015 se homenajeó a Mundi Flores, presidente del grupo de danzas Mendi Alde, por sus más de treinta años dedicados a la recuperación y conservación de nuestras tradiciones. Rodeando su imagen aparecen el emblema del grupo de danzas, los gigantes y cabezudos y dos instrumentos tradicionales, un txistu y una alboka.

Raimundo Flores

  • Marina Sesumaga González (Santurtzi, 1963 – )

En 2016 se ha homenajeado a esta popular y dinámica santurtziarra implicada en mil y una iniciativas culturales, sociales y benéficas. Rodeando su imagen, coronada con un tocado sardinero, aparecen diversos elementos que simbolizan la marca Made in Santurtzi: la sardinera, la raspa, la baraja de cartas marineras y La Mentxu, la mascota de las fiestas patronales.

Marina Sesumaga

Esta distinción que, como he comentado, se otorga desde 2008, se complementa con otras dos: los Premios Santurtzi Sariak que concede la asociación Santurtzi Gastronomika desde 2010 y el premio Sardina de Plata que, desde 1994, concede la asociación Comercios Unidos de Santurtzi.

Todas estas distinciones se otorgan teniendo en cuenta los méritos y la implicación con nuestro municipio de las personas agasajadas, una filosofía radicalmente opuesta a lo que se hacía en otros tiempos ya lejanos, cuando se concedían medallas a políticos y militares con el único objetivo de lisonjear a personajes afines a la dictadura. Afortunadamente, esos honores han sido recientemente retirados.

Cabecera EnSanturtzi.com

Sexto artículo de la serie, publicado en el número 108 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de julio.

Santurtzi Ezagutu 6

Santurtzi en 1905

Ya he comentado anteriormente, en la entrada dedicada al Ilso Eguna, que a lo largo de su historia los municipios de nuestro entorno han visto variar sus límites jurisdiccionales en varias ocasiones. En el caso de Santurtzi, la última variación ha sido la incorporación de los barrios de Repélega y Rivas a Portugalete en julio de 1933, no hace tanto tiempo. Unos 70 años antes, concretamente el 1 de julio de 1866, hace justo 150 años, se ejecutaba la incorporación de los barrios portugalujos de Peñota y La Chicharra (también denominados en algunas fuentes Barrio Nuevo) a nuestro municipio, a pesar de la oposición del Ayuntamiento de la villa jarrillera.

7 concejos

Anexión Chicharra

Para comprender el enraizado conflicto de lindes entre Portugalete y los Tres Concejos (a los que pertenecía Santurtzi) hay que tener en cuenta que la fundación de la villa se realiza en terrenos de los Tres Concejos.  La nueva villa  recibe una amplia jurisdicción sobre la fachada marítima que se sitúa desde las proximidades de Castro Urdiales hasta Luchana. Como consecuencia se restringen derechos consuetudinarios de los Tres Concejos, derechos de carácter económico, importantes fuentes de ingresos.

límites villa portugalete

Por el interior, estos límites venían marcados por una divisoria trazada en línea recta (unos 3200 pies, es decir 900 m aproximadamente) desde una esquina de la ermita-humilladero del Santo Cristo de Los Hoyos hasta el antiguo cementerio anexo a la iglesia parroquial de San Jorge de Santurce. Esta línea se ve con bastante claridad en un plano apaisado que realiza Vicente Morales Guerrero con motivo de un apeo (deslinde) entre la villa de Portugalete y los Tres Concejos en 1761 y del cual se habla en una entrada en el blog El Mareometro. Buena parte de La Chicharra, Coscojales y todo Campo Grande y Peñota quedaban en la parte correspondiente a Portugalete.

recorte plano-1761

Y la misma línea dibujada aproximadamente sobre una captura de una vista de satelital de Google Earth. La imagen está girada para mantener más o menos la misma orientación.

Portugalete sostuvo numerosos pleitos con las anteiglesias y concejos limítrofes que incluso provocaron riñas y altercados serios. La corporación municipal portugaluja, portando vara alta (seña de autoridad), visitaba oficialmente Santurtzi el día del patrón san Jorge para dejar claro que los límites de la villa llegaban hasta las puertas de la parroquia santurzana. En 1818, la oposición tumultuaria de los santurzanos a esa visita ocasionó un serio incidente. No era un tema baladí, al menos para nuestros antepasados.

El conflicto siempre latente se reavivó en 1832 por disputas debidas a lo que podríamos calificar como competencia desleal en la venta de determinados productos (vino principalmente, pero también otros productos). Se llegó a un compromiso de reciprocidad para evitarse mutuamente pérdidas económicas. Y además se acordó que debido a la evidente proximidad, los alumnos del Barrio Nuevo, La Chicharra y Los Hoyos asistieran a la escuela pública de Santurce y los alumnos residentes en los barrios de Repélega y Rivas lo hiciesen en la escuela de Portugalete.

Al cabo de unos años el acuerdo se dejó de respetar. De nuevo se producen denuncias recíprocas de competencia desleal respecto de la venta de vinos, carnes y otros productos, decomisos, etc. En el apartado correspondiente a Santurce en la Historia de Vizcaya : general de todo el Señorío… editada en 1885 se dice, refiriéndose a Cristóbal de Murrieta que “…si no [hubiera sido] por sus gestiones aún duraría el ruidoso pleito que se sostuvo entre Portugalete y Santurce sobre derechos de jurisdicción, promovido á consecuencia de que algunos caminos de ambos pueblos llegaban hasta cerca de sus mutuas iglesias, suscitándose con ese motivo frecuentes diferencias y más de una reclamación en los decomisos de arbitrios, habiendo el asunto hasta el Consejo de Estado, de donde recabó el señor Murrieta, en el año 1866, una resolución favorable a su pueblo”.

En abril de 1866, el alcalde de Portugalete, Máximo Castet, intentó por todos los medios evitar la incorporación en nuestro municipio. Sin embargo, la influencia de Cristóbal Murrieta (que unos años antes había financiado la construcción de lo que hoy es la actual avenida Murrieta) fue más eficaz y este litigio se resolvió a favor de Santurtzi por Real Orden de 31 de mayo de 1866, confirmada por otra de 13 de febrero de 1867. El acto de demarcación tuvo lugar el 28 de junio de 1866. Y desde el 1 de julio de 1866 a todos los efectos pasan a formar parte del Concejo de Santurce, conservando derechos, usos, aprovechamientos y servidumbres que le correspondían.

Fuero en La Chicharra

La zona se puso de moda unos años después y numerosas familias de la nobleza y burguesía con raíces en Santurtzi construyeron sus residencias de verano. Eran los tiempos de la Belle Époque. Pero todavía a comienzos del siglo XX seguían produciéndose divergencias en cuanto a los límites entre ambos municipios en la zona de Peñota. Santurtzi pretendía tener jurisdicción desde la línea trazada desde la desembocadura del arroyo Peñota hasta el centro de la ría, incluida parte de la playa del Salto y del Muelle de Hierro. Muestra de ello es la siguiente sentencia de 1903.

Sentencia de 1903 sobre límites entre Santurtzi y Portu

Playa de Portu

Podéis encontrar más información en los blogs Somorrostro de Goio Bañales y El Mareometro. Las fotos que ilustran la entrada son bastante posteriores al momento de la incorporación. No he encontrado ninguna del periodo 1850-1875.

1

imagen de portada cofradia morado

Las gentes del mar han sido tradicionalmente un colectivo que no ha sido estudiado en profundidad hasta fechas muy recientes y, como en otros muchos aspectos de la historia de nuestro municipio, volvemos a tener mala suerte.

A lo largo del tiempo, hombres y mujeres que desempeñaron labores relacionadas con la vida portuaria en general (pesca y distribución del pescado, lemanaje, atoaje, etc.) se unen localmente bajo normas comunes (ordenanzas) para desarrollar de forma más eficiente y solidaria su labor. Esta asociación recibe el nombre de cofradía que, tradicionalmente, adopta el nombre del santo patrón al que se encomiendan. En nuestro caso, inicialmente san Nicolás (y san Telmo) y muy posteriormente san Pedro.

La documentación que se conserva de la Cofradía de mareantes de Santurtzi es bastante escasa. De sus orígenes y proceso de formación sabemos que se fundó en la iglesia parroquial de san Jorge siguiendo la advocación tradicional de las cofradías vizcaínas hacia san Nicolás de Bari y san Telmo, como las de Zierbena, Portugalete y Algorta.

Por diferentes referencias vemos que ya funcionaba a comienzos del siglo XVIII como entidad gremial autónoma. Pero, sin duda, ya existía en el siglo anterior pues hay referencias a un libro de inscripción de cofrades que se iniciaba en 1690 y a un libro de cuentas y actas que comenzaba en 1728 en el que se cita la existencia de otro libro más antiguo, actualmente perdido.

Del primer tercio del siglo XIX tenemos una interesante referencia en el artículo El alarde de Santurtzi publicado por Goio Bañales en su blog Somorrostro. El artículo en su conjunto no tiene desperdicio. En lo que concierne a la cofradía, Goio Bañales nos informa de que Santurtzi también tuvo su propio alarde aunque con unas características que lo hacían un tanto especial. Lo formaban dos tipos de compañías, las de tierra, representadas por los mozos de las distintas barriadas del municipio, y las de mar, que se componían exclusivamente de miembros de la Cofradía de mareantes y pescadores. El alarde y formación de compañías, al que hace referencia el citado artículo, se celebró el 7 de marzo de 1827.

De tiempos más cercanos, se conserva un libro de cuentas que abarca el periodo comprendido entre 1846 y 1884. Este lleva por título Libro de cuentas corrientes de la Cofradía de mareantes de Santurce. La entidad aparece bajo la advocación de san Nicolás (como demuestra el emblema al pie de la portada) y asimismo en el segundo folio consta como nombre el de Cofradía de mareantes de los Tres Concejos. El contenido de este libro, junto con los documentos citados por J. A. Rubio-Ardanaz en su Inventario documental de la Cofradía de Pescadores “San Pedro” de Santurtzi, es fundamental para ofrecer un bosquejo de la historia de la cofradía en el siglo XIX.

Libro Cofradía de San Nicolás

No se conocen sus ordenanzas, que se conservaban en cuaderno aparte. En 1779 se mandó sacar copia para incluirlas en el libro de cuentas y actas pero no se hizo, de modo que no han llegado hasta nosotros. Sin embargo, se reforman en la junta de hermandad celebrada el 6 de diciembre de 1800 y, gracias al acta de la reunión, podemos conocer valiosa información sobre la institución. La Cofradía estaba presidida por el Rector Abad de la misma, cargo que ostenta el párroco de san Jorge, acompañado de un mayordomo también eclesiástico. A lo largo del siglo XVIII pierden fuerza y son sustituidos por dos o tres mayordomos seculares.

Es notorio que a mediados del siglo XIX la Cofradía atravesaba una situación de crisis y decadencia que obligó a adoptar diversas medidas económicas urgentes para garantizar su continuidad al tiempo que financia obras de construcción de un pequeño muelle.

7 Obras en puerto en 1853

Y en ese periodo, por orden del Gobernador provincial dictada en 1853, la presidencia de todas las cofradías vizcaínas recae en el Comandante de Marina de Bilbao, que se convierte en juez y presidente, y sin su aprobación los acuerdos adoptados por las cofradías carecen de validez.

A finales del siglo XIX, época de bonanza económica, se observa una dinámica constante de nuevas inscripciones (previo pago de la cuota de admisión) como reflejo de una etapa de gran actividad en el ámbito pesquero. En los momentos en que la pesca escasea, los mareantes encuentran una alternativa en otras labores, en otros trabajos portuarios. Y entonces la Cofradía gestiona y coordina junto al resto de cofradías del Abra (Algorta, Portugalete y Zierbena), manteniendo una competencia regulada, los trabajos portuarios relacionados con las maniobras de entrada y salida (atoaje y lemanaje), amarre, suministro y avituallamiento de los numerosos barcos mercantes que hacían escala en el puerto de Bilbao.

Atoaje y lemanaje son labores profesionales que destacan en esa época en la que el conocimiento de los arrecifes y la peligrosa barra arena de Portugalete era imprescindible para llegar a buen puerto. El atoaje consiste en remolcar los barcos en función de las corrientes, fondos y calados hasta su punto de amarre. Tiene una directa relación con el lemanaje, en la que un piloto lemán (práctico) se encargará junto al capitán del barco de dirigir la navegación. Es interesante, al respecto, la lectura de un artículo titulado Los pescadores santurzanos, publicado en El Nervión el 17 de junio de 1923 y reproducido en el blog Somorrostro de Goio Bañales.

barco remolcado por la barra

Con el tiempo estas actividades quedarán desligadas de las cofradías de pescadores y mareantes, cada vez más orientadas a las actividades relacionas con la pesca de bajura, aunque continuarán participando en algunas labores portuarias comerciales como la descarga de barcos, realizada por hombres y mujeres, en momentos puntuales y épocas de necesidad.

Del análisis de la documentación que se conserva se deduce que los mareantes consideran la Cofradía el instrumento necesario para defender sus intereses frente a otras instancias municipales y gubernamentales (Ayuntamiento, Junta de Obras del Puerto, Capitanía, etc.) y el medio para desarrollar, con el tiempo, una serie de servicios sociales para sus miembros: reparto de beneficios, asistencia médico-farmacéutica, ayudas económicas en caso de inactividad por servicio militar, enfermedad, accidentes, defunciones, etc. Esta labor asistencial se financia gracias a los ingresos derivados de las funciones ejercidas, sean pesqueras o portuarias, que se regulan mediante las condiciones del remate de arbitrios que se establecen anualmente. La Cofradía vela por sus asociados pero exige el cumplimiento de las normas reguladoras. Los infractores son sancionados económicamente. Gracias a los arbitrios que cobra, consigue reunir un pequeño capital que, a finales del siglo XIX y principios del XX, es ingresado en instituciones bancarias con el fin de obtener unos intereses con los que apoyar su mantenimiento. Esta dinámica subsistirá hasta los años 30 del siglo XX.

La cohesión propia del colectivo va más allá y se proyecta hacia todos los habitantes de Santurtzi que tenían preferencia sobre las fábricas de conservas, cuya demanda quedaba relegada, subordinada, al consumo local. Los pescadores tenían que abastecer de un pescado como la sardina en primer lugar a los vecinos del municipio y después a las fábricas. Esta condición se mantiene constante y expresamente en el remate de arbitrios.

Respecto a la organización interna en el siglo XIX, de la documentación que ha llegado a nuestros días se deduce una estructura que tiene como vértice, como representantes legales, al mayordomo primero y segundo. Estos cargos encargados de la gestión administrativa de la Cofradía se renovaban anualmente mediante subasta, al mejor postor. Además de los mayordomos existen otros cargos administrativos: el secretario o depositario y el alguacil.

La institución tiene un carácter gremial y un tipo de confraternidad fundamental pero no todos los miembros ocupan la misma posición. Se trata de una estructura estamental de tres niveles: los propietarios de las lanchas (que suelen ser los propios patrones), los tripulantes-pescadores y los pinches, aprendices o txos, como generalmente se les conoce.

Para poder acceder a los puestos de mayordomos se precisa contar con suficientes recursos económicos. En consecuencia, esos cargos son ostentados por los propietarios de las lanchas. El control de la gestión de los mayordomos lo ejerce la Junta de cofrades. Las decisiones de uso diario las toma una comisión que suponemos formada por los dos mayordomos y posiblemente el maestro veedor (una especie de auditor de cuentas, tesorero, depositario). La función fundamental del alguacil es vigilar, en defensa de los cofrades, el cumplimiento de las normas acordadas, entre las que destaca que las cantidades de pescado desembarcadas fuesen escrupulosamente declaradas por los patrones para aplicar la tasa correspondiente a la cofradía.

Respecto a las funciones de carácter ritual o simbólico, ya he comentado que la cofradía corre con los gastos de los funerales de los cofrades fallecidos y otros rituales relacionados. Además sufragaba misas con motivo de las fiestas patronales y el día del patrón san Nicolás, el 6 de diciembre, se encargaba una misa mayor en la iglesia de san Jorge, celebrada en el altar dedicado específicamente al santo, cuya imagen debe ser la que se conserva actualmente en una nave lateral. Ese día se procedía al reparto de beneficios entre los cofrades. Una fiesta lúdico-religiosa y a la vez importante desde el punto de vista económico. En cuanto al patronazgo de la cofradía, no he conseguido saber cuando ni por qué se sustituye a san Nicolás (y san Telmo) por san Pedro. Por la documentación que se conserva parece ser que en la última década del siglo XIX, hacia 1893-1894. Tampoco me queda claro si se trata simplemente de un cambio en el nombre o una verdadera refundación. Según apunta Carlos Glaría, el hecho coincide y tendría relación con el momento en que la cofradía se orienta exclusivamente a la pesca abandonando el resto de actividades portuarias.

?

Finalmente, en lo que concierne a la sede de la cofradía, habida cuenta que la actual no tiene más de 100 años, si nos remontamos a los orígenes de la institución vemos que las reuniones se celebraban en el cementerio de la iglesia de san Jorge hasta 1825. A partir de entonces pasan a celebrarse en el pórtico de la iglesia y unos años después, desde 1829 en la antigua casa consistorial, la anterior a la actual. En 1852 se planteó la necesidad de alquilar un local apropiado e inmediato al puerto. Es posible que sea el que existió hasta comienzos del siglo XX, ubicado detrás de la actual casa consistorial.

lonja pesca antigua

Para saber más recomiendo la lectura de varias referencias bibliográficas:

  • El artículo de Ernesto García Fernández titulado Las cofradías de mercaderes, mareantes y pescadores vascas en la Edad Media, que se puede descargar en pdf desde Internet.
  • El artículo de Juan Antonio Rubio-Ardanaz titulado La Cofradía de mareantes de Santurce, publicado en Kobie y que también se puede descargar en pdf desde Internet.
  • El libro de Juan Antonio Rubio-Ardanaz titulado La vida arrantzale en Santurtzi, consultable en la Red de Bibliotecas de Santurtzi.
  • El libro de Josu Iñaki Erkoreka Gervasio titulado Análisis histórico-institucional de las cofradías de mareantes del País Vasco, consultable en la Red de Bibliotecas de Santurtzi.
  • El libro de José Víctor Arroyo Martín titulado Historia de Santurtzi: fijación municipal y caracteres socio-económicos hasta 1901, pp. 175-183, consultable en la Red de Bibliotecas de Santurtzi.

Sello Cofradía Pescadores morado

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.052 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: