Feeds:
Entradas
Comentarios

portada 2

Continuamos con la historia de las bandas de música en Santurtzi…

Comentaba en la entrada anterior que la banda municipal de música quedó disuelta a finales de 1936 en plena guerra civil. El ejército faccioso ocupó nuestro municipio el 22 de junio de 1937 y el nuevo Ayuntamiento franquista se constituyó dos días después. El director de la banda de música, Fermín Fernández Chalar, había permanecido residiendo en Santurtzi, cobrando dos tercios de su sueldo como excedente forzoso, pero para agosto de 1937 ya se había trasladado a su Estella natal.

El nuevo Ayuntamiento franquista no planeó reconstruir la banda de música sino crear una banda de tambores y cornetas para que las organizaciones juveniles de Flechas y Pelayos y los hombres de la denominada Segunda Línea pudiesen desfilar marcialmente en esos alardes tan del gusto del régimen. Así pues, solicitaron a Fermín Fernández Chalar que regresara, se reintegrara en su puesto de trabajo y organizara esa banda así como una academia de solfeo. Pero el director no aceptó y renunció a su puesto. Para ocupar el cargo de director de la banda de tambores y cornetas de la Legión Juvenil, así como para instruir en solfeo y temas afines a los jóvenes del municipio, el Ayuntamiento designó a Victoriano Larrarte, organista de la parroquia de San Jorge.

En lo que concierne a los bailes en el parque, estos estuvieron prohibidos durante toda la guerra civil. Al concluir, el 1 de abril de 1939, comenzaron poco a poco a permitirse de nuevo. Ese mismo año se celebraron bailes amenizados musicalmente gracias a una radio y sus correspondientes altavoces, como durante el periodo inmediatamente anterior al comienzo de la guerra, con la banda suspendida. El servicio (un determinado número de días a la semana) lo ofrecía un particular a cambio de un canon que debía pagar al Ayuntamiento. Así transcurrieron los difíciles años de la posguerra, los años del hambre.

Puntualmente se celebraron conciertos de bandas de música (de otros municipios, militares, etc.) contratadas al efecto para tocar en días señalados, las fiestas patronales. Como este procedimiento no resultaba ni práctico ni barato y, por otro lado, no había ninguna intención de resucitar una banda municipal de música, en 1947 se resolvió establecer un calendario de fiestas de verano y convocar un concurso para que una misma banda actuara todos los domingos y días festivos. Se adjudicó a la Banda Particular Bilbaína dirigida por Aureliano Martínez Aguirre, a la que se le renovó el contrato en 1948.

Para el bienio 1949-1950 se volvió a convocar un nuevo concurso en el que la Banda Particular Bilbaína se vio superada por la Unión Musical Vizcaína, dirigida por Antonio Sáez Rojo, porque esta última garantizaba que todos sus miembros actuarían perfectamente uniformados que, para el Ayuntamiento, era una  condición indispensable.

En esta agrupación musical participaban muchos músicos que años antes habían pertenecido a la antigua banda municipal de música. Se había constituido en Bilbao en 1948 y fue reconocida y autorizada a comienzos de 1949. En 1986, siendo su presidente Juan Cruz Braceras Negrete, renovó sus estatutos y trasladó su sede a Santurtzi denominándose en lo sucesivo Agrupación Musical Unión Musical Vizcaína de Santurce y, ya en la actualidad, Banda de música de Santurtzi / Santurtziko Musika Banda “UNION MUSICAL VIZCAINA”.

De sus primeras décadas José Miguel Medrano Agirre me ha facilitado las siguientes fotografías:

1951

1954

1970

De todos los intérpretes de esa época, se recuerda, con especial cariño, al saxofonista Gaspar Arribas Martínez, hermano del que fuera el último alcalde republicano de Santurtzi, Mariano Arribas Martínez (07-03-1936 # 24-06-1937).

Gaspar Arribas Martínez (músico) 1.984-02-04 - copia

Entre 1997 y 2000 la banda de música pasó por momentos muy duros y estuvo casi al borde de la desaparición debido a la falta de apoyo del Ayuntamiento. Sin embargo, consiguió salir adelante. En la actualidad, está compuesta por 40 intérpretes, algunos de los cuales son músicos profesionales con dilatada experiencia en la escena musical de Bizkaia.

Su director desde 1990 es el santurtziarra José Miguel Medrano Agirre. Dos han sido los objetivos que se ha marcado durante todo este tiempo. En primer lugar, abrir el grupo a todo el municipio, colaborando con casi todas las asociaciones culturales de la localidad. En segundo lugar, fomentar el relevo generacional para que la agrupación musical perviviese. En este sentido, la Escuela de Música de la localidad, creada en 1979, debe ser, a juicio de su director, la base fundamental de la banda se sustente. Como resultado, a día de hoy, la mitad de los intérpretes son de Santurtzi y hay una gran dosis de juventud.

Santurtzi Musika Eskola

En la última década, con la colaboración del Ayuntamiento y el Serantes Kultur Aretoa, la banda ofrece conciertos abiertos al público en distintas instalaciones de Santurtzi a lo largo de todo el año, aunque en opinión de muchos santurtziarras  el número de actuaciones debería ser mayor. Además de contar con un repertorio variado, en los últimos años también ha colaborado con solistas, grupos de rock y distintas agrupaciones vocales. Sus espectáculos, como el ya clásico concierto durante las fiestas del Carmen, tienen una acogida extraordinaria por parte del público santurtziarra.

Por su dilatada experiencia musical y su extraordinaria labor, la banda de música ha sido reconocida en el municipio en varias ocasiones, recibiendo los siguientes galardones: el Premio Santurtzi 2012 y el Premio Sardina de Plata 2016. Así mismo, su actual director, José Miguel Medrano Agirre, ha recibido, este año, el Premio Santurtzi a toda una trayectoria de 25 años al frente de la banda, aunque ya formaba parte de la misma desde 1984.

Y a mí, sorprendido por la inexistencia de un logo que la identifique corporativamente, se me ha ocurrido homenajearla diseñando uno que espero que les guste.

nuevo logo banda

Para finalizar, un listado de los sucesivos directores de la banda de música entre 1949 y 2016, que espero mejorar con vuestra colaboración:

  • 1949-19?? – Antonio Sáez Rojo
  • 19??-19?? – Manuel Hueda de Icaza (que también fue subdirector de la de Portugalete)
  • 19??-19?? – Félix Beitia
  • 19??-1990 – José Luis Castro Peña

  • 1990-2016 – José Miguel Medrano Agirre, a quien agradezco su cooperación para la realización de esta entrada.

portada 1

Este año se cumplen 140 desde la creación de la primera banda de música de la que se tiene constancia en Santurtzi y 30 desde la inscripción, un 18 de agosto, de la Unión Musical Vizcaína, la actual banda de música de Santurtzi, en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco. Así pues, se me presenta una magnífica oportunidad para tratar este interesante tema que, por razones de espacio, voy a desarrollar en dos entradas consecutivas.

En el último cuarto del siglo XIX, el Santurtzi de la Belle Époque no podía concebirse sin disponer de una banda de música (agrupación musical formada básicamente por instrumentos de viento y percusión) que amenizara las fiestas, que no se entendían sin música y bailes, sustituyendo al tradicional músico tamborilero, para deleite de vecinos y forasteros. Y en ese contexto debe de nacer la banda de música La Santurzana, que se constituye hace 140 años, el 20 de junio de 1876, como asociación musical cuyo primer presidente fue Claudio Murrieta Cabieces, que unos años después sería alcalde del municipio. Sin embargo, me extraña que este dato, tomado del primer volumen de la Historia de Santurtzi de J. Víctor Arroyo Martín, no se cite en el inédito y documentado trabajo de investigación realizado por Jenaro Urtiaga sobre las bandas de música en Santurtzi.

Según nos cuenta Jenaro Urtiaga,  hacia 1880 las bandas de música que se contrataban al efecto (de otros municipios, bandas militares, etc), ofrecían numerosos conciertos veraniegos en la entonces plaza pública del casco de Santurce, la plaza del solar o del común, denominada entonces plaza de la Constitución y hoy de Juan José Mendizabal. Su escenario era un estrado o plataforma de madera elevada, desmontable, próxima a la iglesia de San Jorge, a la parte eliminada de su pórtico y sin techumbre que protegiera a los músicos de las inclemencias del tiempo. Precisamente, cuando llovía, banda y público se resguardaban bajo el pórtico y continuaban con la diversión, que ocasionó más de una queja por parte del párroco de San Jorge.

Kiosko Iglesia San Jorge en 1900 (probable) lado norte

En 1885 el Ayuntamiento comenzó a valorar la posibilidad de organizar una banda de música municipal, aprovechando que el coronel del Regimiento de Infantería de África, que tenía alguna relación con Santurtzi, le ofreció la posibilidad de adquirir algunos instrumentos sobrantes de la banda de música del regimiento. El Ayuntamiento aceptó la propuesta y adquirió a mediados de octubre de 1885 dos bajos, tres fliscornos, tres cornetines, tres trombones, un barítono, un bombardino, un requinto, tres clarinetes y dos saxofones por 275 pesetas. Con estos instrumentos se podía formar el embrión de una banda de música. Los demás (flauta, trompa, trompeta) llegarían poco a poco y el bombo, tambor y platillos eran de fácil adquisición. Solo faltaba encontrar a los intérpretes.

Desde que el prócer local Cristóbal Murrieta regalara un órgano para la iglesia de San Jorge en 1852 no faltaba en el municipio un organista, empleado del Ayuntamiento, contratado al efecto. En 1882 se había hecho cargo del puesto el navarro Antero Puy [o Puig] Mendiri que, además, era profesor de música y enseñaba canto a los niños del coro de tiples. El Ayuntamiento, una vez adquiridos los instrumentos, encargo a Antero Puy que enseñara solfeo y el manejo de los instrumentos a una veintena de jóvenes del municipio. Como auxiliar para enseñar a los nuevos músicos se encontraba Domingo Amestoy, maestro de instrumental. En 1886 el Ayuntamiento cesa a Antero Puy como director y profesor de la naciente banda de música para que se dedicara en exclusiva a su labor como organista en San Jorge.

Pero la banda de música recién constituida presentaba un problema al estar constituida por músicos aficionados que no tenían dedicación exclusiva. No podían abandonar sus respectivos trabajos para tocar en determinados días que no eran fiesta de carácter oficial. Así que, el Ayuntamiento, después de discutir la cuestión, resolvió disolver la recién creada banda de música municipal.

Desde ese momento, otras bandas de música animarán las fiestas, contratadas mediante un convenio municipal como el que se estableció en 1890 con La Santurzana por el que el Ayuntamiento, en atención a favorecer los intereses de los músicos aficionados de la localidad, y perseverante con las condiciones que hasta la fecha ha venido dispensando desde su fundación… acuerda contratar a la banda de música, representada por su director, con arreglo a una serie de condiciones. De todas ellas me parece interesante destacar las siguientes:

– La banda de música se compondrá de, al menos, 12 músicos, incluido su director que actuará como representante de la misma ante el Ayuntamiento.

– Ningún músico podrá, durante el tiempo que dure la contrata, abandonar la banda o dejar de tocar sin motivo justificado, dejando, en cualquier caso, su instrumento en beneficio de la banda.

– El director podrá incorporar a nuevos intérpretes para completar la banda o para sustituir a los músicos que se den de baja, siendo preferible que estos sean de la localidad.

– Cada sesión constará de 6 números musicales como mínimo, con intervalos de 15 minutos de descanso.

Se detallan, además, las fiestas en las que se requerirán los servicios de la banda de música. A modo de ejemplo, en 1897, la banda de música actuó en las siguientes 23 ocasiones, en el Concejo de Santurce:

1

El carácter particular de la banda se hace evidente en 1896 cuando el Ayuntamiento pretende nombrar al director, en la persona de Agustín Ortigosa Urquijo. La queja de los músicos fue rápida y por medio de un escrito solicitan al Ayuntamiento que revoque o desista del referido nombramiento puesto que hasta hoy y en lo sucesivo es banda de música particular.

Una de las primeras plantillas de la banda de música que podemos citar es la compuesta por los siguientes intérpretes, músicos aficionados excepto su director (entre paréntesis, sus profesiones, según el censo electoral de 1895):

2

A comienzos del siglo XX, volvemos a encontrar diversas referencias a la banda de música en los libros de actas del Ayuntamiento. Sin embargo, son lo suficientemente imprecisas como para no poder asegurar si se trata de una banda municipal o contratada. A finales de 1901, Agustín Ortigosa proponía al Ayuntamiento formar una banda de música. Su solicitud quedó pendiente de estudio. Mientras tanto, Antero Puy seguía siendo director de una banda, radicada en Santurtzi. El 18 de enero de 1902, el Ayuntamiento acuerda aceptar la solicitud de Agustín Ortigosa para ser nombrado director de una banda municipal de música y oficia a Antero Puy para que presente el inventario de instrumentos musicales (al parecer, de propiedad municipal).

Su primer reglamento se aprueba el 18 de noviembre de 1905 y, en consecuencia con lo dispuesto en el mismo, se debe proceder a reorganizar la banda municipal de música. Así, en 1906, el Ayuntamiento sacó a concurso las plazas de director, subdirector y músicos. Se nombró director a Pedro Crespo al que se le adjudicó un sueldo de 1.500 pesetas. Las obligaciones de su cargo eran las siguientes: actuar, junto con el resto de miembros de la banda de música, durante las fiestas de los diferentes barrios del municipio (pasacalles y procesiones), todos los domingos del año (sobre todo en temporada de verano), en actos oficiales del Ayuntamiento y, además, enseñar a nuevos jóvenes para que engrosaran la banda según fueran aprendiendo y se produjeran bajas.Y así, en la primera procesión del Carmen, en 1907, detrás de la imagen de la Virgen, desfiló la banda de música con su director Pedro Crespo al frente. La única fotografía correspondiente a las primeras ediciones de la procesión marítima en las que aparece la banda de música es la siguiente, inédita hasta ahora, fechada hacia 1910-1912, que me ha facilitado una colaboradora del blog, vecina de Mamariga:

1910-1912

En febrero de 1910 se cesó a Pedro Crespo y se nombró, en su lugar al tolosarra Estanislao Gorrochategui Sagastume, con un sueldo de 1.750 pesetas. Con Gorrochategui al frente la banda de música participó por primera vez en un concurso, organizado por el Ayuntamiento de Bilbao a celebrar en agosto de ese mismo año. Desconozco el resultado. Ese mismo año se decidió que el kiosko de madera desmontable no era adecuado para la categoría que estaba adquiriendo la banda de música y se acordó la necesidad de edificar uno nuevo, más amplio y, sobre todo, cubierto. El relleno del viejo puerto en esos años permitió que el kiosko de música se instalara al otro lado de la iglesia de San Jorge, en donde se había formado un amplio espacio llano que poco después sería destinado a parque público. Las siguientes fotografías están tomadas, al parecer, en 1914:

Kiosko Iglesia San Jorge en 1910 (probable)-2

Romería en 1914 (el kiosko sin construir)

14054635_1131329130222849_173488293_n

La banda de música bajo la dirección de Gorrochategui progresaba en calidad musical y número de intérpretes. Y se vio la necesidad de que el director contara con algún colaborador para asistirle en sus muchas obligaciones. En 1913 se nombraba subdirector y profesor de instrumentos de madera a Daniel Pereda Ayo, que era miembro de la banda, que seguía formada, como siempre, por músicos sin dedicación exclusiva. De esa época tenemos tres interesantes fotografías, las dos primeras tomadas en Mamariga, fechadas entre 1915 y 1917:

Banda de música 1915

Banda de música 1915-3

1917 desfile procesión-2

En 1918 ya se dispone en el centro del recién inaugurado parque de un hermoso kiosko de piedra, el actual, diseñado por el arquitecto Emiliano Pagazaurtundua. Ese mismo año la banda participó en un certamen en Bilbao y debió quedar en un meritorio puesto.

Calendario 2007-2

1924

En 1922 Estanislao Goorochategui dejó su puesto de director de la banda para pasar a ser interventor del Ayuntamiento y fue sustituido por Daniel Pereda, cargo en el que estuvo dos años y al que renunció, así como a su participación en la banda, por motivos laborales. Se nombró en su lugar a Tomás Mancisidor y subdirector a Plácido Hormaechea.

A este periodo corresponden dos buenas fotografías tomadas en 1923:

Banda de música 1923-2

Banda de música 1923

Pero el 31 de agosto de 1924 la banda de música no actuó según lo previsto en una recepción a los reyes porque estos se habían demorado en llegar al Sporting. En consecuencia, el Ayuntamiento destituyó al director y a todos los músicos. Santurtzi se quedaba de nuevo sin banda de música.

Sin embargo, una banda de música era imprescindible y en 1925 se vuelve a conformar después de convocar el correspondiente concurso para designar a su nuevo director, que resultó ser el navarro Fermín Fernández Chalar. Este logró formar una numerosa y espléndida banda en muy poco tiempo. La banda se renovaba sin cesar, nutriéndose de los alumnos que el director formaba. Como subdirector y asistente se nombró a Federico García Vallejo. No obstante, como a lo largo de toda su historia, los músicos no lo eran a tiempo completo, no tenían dedicación exclusiva. A excepción del director (que era considerado trabajador municipal), vivían de sus respectivos salarios, jornales o ingresos procedentes de sus trabajos por cuenta propia o ajena.

Es muy conocida la siguiente fotografía de la banda al completo tomada, al parecer, en 1931:

Banda de música 1931-2

En 1934, en el marco de una difícil coyuntura económica y política, el Ayuntamiento (en realidad una comisión gestora) decidió suprimir y disolver la banda de música. Su director solicitó una excedencia y volvió a su Estella natal. Se inicia un procedimiento contencioso-administrativo entre los miembros de la banda de música que quieren verse reconocidos como trabajadores municipales y el Ayuntamiento que, amparándose en la difícil coyuntura económica y otras consideraciones legales, se niega en redondo.

La labor realizada por la banda de música fue sustituida en 1935 por una radio y varios altavoces portátiles, instalados en el kiosko de música y trasladados a cada barrio en sus respectivas fiestas,  que, además, tenía que sufragar el público asistente a los bailes. La empresa arrendataria de este servicio pagaría 100 pesetas al Ayuntamiento en concepto de canon y estaría autorizada a cobrar 10 céntimos por cada baile. También se contrató puntualmente a otras bandas de música.

En 1936 el Ayuntamiento cambia de signo político y acuerda restaurar la banda de música. Pero la magnífica progresión de la banda bajo la batuta de Fermín Fernández Chalar se truncó definitivamente con el comienzo de la guerra civil. El sábado 18 de julio el concierto tuvo que suspenderse y la banda de música nunca más volvió a reunirse. Los acontecimientos subsiguientes condujeron a su disolución definitiva el 18 de diciembre de 1936.

Para finalizar, un listado de los sucesivos directores de la banda municipal de música entre 1902 y 1936:

  • 1902-1905 – Agustín Ortigosa Urquijo (Herce, 18?? – Santurtzi, 1915)
  • 1906-1910 – Pedro Crespo ()
  • 1910-1922 – Estanislao Gorrochategui Sagastume (Tolosa, 1881 – Santurtzi, 1943)
  • 1922-1924 – Daniel Pereda Ayo  (Santurtzi, 1891 – 1936)
  • 1924           – Tomás Mancisidor de Aquino “el Maño” (Santander, 189? – Vinaròs, 195?)
  • 1925-1936 – Fermín Fernández Chalar (Estella, 18?? – Estella, ¿?)

Y una fotografía que no he conseguido documentar con exactitud:

Banda de musica

20140627_logo-web-colonias-copiar

Llega el estío y con él los campamentos, colonias de verano o programas educativos no académicos, como los denominaba la Institución de Libre Enseñanza. Nacen hace 140 años en Suiza como respuesta de la corriente higienista de la época para mejorar la salud de los hijos de la clase obrera que vivían en los barrios industriales de las grandes urbes europeas. En 1876, las colonias escolares tenían unos claros objetivos sociales, sanitarios y educativos e iban dirigidas especialmente a los hijos de las familias más desfavorecidas de la sociedad de la época.

La situación de las ciudades industriales europeas a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, en lo que concierne a la salud de los niños era aterradora para nuestra mentalidad actual y muy preocupante para la propia sociedad de la época. Las corrientes higienistas que surgieron en aquellos años hicieron especial hincapié en esa coyuntura de hacinamiento, suciedad y pobreza que se hacía evidente, además de por otros efectos perniciosos, por una elevadísima tasa de mortalidad infantil.

Por ello surgieron diversas iniciativas orientadas a mejorar las condiciones de vida y de salud de la población infantil en situación de riesgo. La primera de la que se tiene constancia inició su andadura allá por el verano de 1876 cuando el clérigo Walter Bion llevó consigo a un grupo de 68 escolares de Zurich para que pasaran una temporada en la localidad de Appenzell, para alejarlos del ambiente viciado de la ciudad y para que disfrutaran de los beneficios del campo. Este ejemplo tuvo pronto amplia repercusión y seguidores en diferentes países europeos.

En España, atrasada en este como en otros aspectos y carente todavía de un sistema público de enseñanza, se trató de seguir este ejemplo, sin conseguir tan buenos resultados. La primera iniciativa correspondió a la Institución Libre de Enseñanza (ILE), que organizó en el verano de 1887 una colonia escolar en San Vicente de la Barquera, a la que acudieron 18 niños de las escuelas madrileñas.

Otra activa entidad privada, El Fomento de las Artes, en la órbita de la ILE, mantenía una escuela en Madrid que impartía una educación orientada a las artes, los oficios y la industria, lo que más tarde se denominaría Formación Profesional. En 1896 su junta rectora decidió organizar, a modo de ensayo, una colonia escolar de verano de no más de 20 días de estancia y diez o doce alumnos como máximo.

Una vez conseguida la dotación económica (1690 pesetas de las cuales se gastaron 1318,55) y estudiados los precedentes de las colonias organizadas por la ILE, se afrontó la elección de destino. Se eligió la costa cantábrica por causa de su clima suave y, dentro de ella, un municipio de la costa vizcaína próximo a Bilbao: el Santurtzi de la Belle Époque.

Clipboard10

Las condiciones concretas que debían reunir los “colonos” eran las siguientes:

condiciones de los colonos

Ramiro Pérez Liquiñano, el director de esta colonia, escribió un folleto de 32 páginas, publicado en Madrid en 1896 titulado Las colonias escolares. En esta publicación, una auténtica memoria de la primera colonia escolar organizada por la entidad,  se refieren las peripecias ocurridas durante el traslado de los siete escolares que participaron en esta expedición: en ferrocarril desde Madrid, de donde partieron a las nueve de la mañana del 5 de agosto, hasta Bilbao, adonde llegaron a las once menos diez de la mañana del día siguiente. Desde Bilbao hasta Santurtzi el recién inaugurado tranvía eléctrico fue el encargado de llevar a los “colonos” hasta su destino, donde les esperaba el Ayuntamiento en pleno, junto a la escuela local representada por su maestro, Fermín Repáraz, y numeroso alumnado.

Escuelas viejas

Este folleto contiene una viva descripción de las escuelas de Bilbao con su alumnado, maestros y presupuestos, un estudio de Santurtzi y su entorno, además del detalle del plan de vida de los “colonos” (alimentación, estudios, baños, higiene, visitas realizadas, etc.). La información se completa con la memoria redactada por los alumnos utilizando los diarios que escribieron durante su estancia en Santurtzi.

Con bastante eficacia, a pesar de las prisas, se organizó el viaje y la estancia de siete niños y dos adultos. Se optó por alquilar una casa (no identificada por ahora) que disponía de todos los utensilios y servicios necesarios. Participaron como responsables el citado Ramiro Pérez y Máximo García, jefe de estudios y secretario, respectivamente, de El Fomento de las Artes.

Santurtzi 1891 o 1892

La vida de la colonia transcurrió sin sobresaltos. Los niños se levantaban entre las 7 y 7:30 h de la mañana y se aseaban. Cuando había marea baja se bañaban a las 8 h y después desayunaban. Después se dedicaban durante una hora a redactar sus respectivos diarios. Luego se iban a jugar y pescar para regresar a comer a las 13.00 h. Las mañanas con marea alta se invertían las actividades: almuerzo, redacción, baño, juego y comida. El menú resulta sorprendente para niños entre 11 y 14 años: un principio (un buen cocido, con carne abundante y jamón), postre de fruta y… ¡vino!.

Pedernales 6

Las tardes estaban dedicadas a diferentes visitas por los alrededores: el monte Serantes, playa de las Arenas y otras, puerto de Bilbao, visita a las minas, faro de Punta Galea y diversas fábricas. Las excursiones se realizaban siempre a pie, resistiendo los niños caminatas de hasta 20 km entre la ida y la vuelta. Al regresar a Santurtzi, entre las 19 y 19:30 h, el grupo se quedaba a orillas del mar, intercambiando las impresiones de lo que había dado de sí el día. La cena se servía a las 20:30 h. Consistía en dos platos, uno de carne y otro de pescado, postre y, de nuevo, vino. A las 22:00 h se apagaban las luces.

Pedernales 7

El regreso se inició el 25 de agosto a las 14.30 h en Bilbao. El grupo llegó a Madrid el día 26 a las 18:00 h. El ensayo de colonia escolar concluía sin incidentes, había sido un completo éxito higiénico y pedagógico. Todos los niños mejoraron notablemente, aumentando el peso y la estatura. Los resultados intelectuales fueron, asimismo, bastante notables. El aprendizaje fue realizado sin ningún esfuerzo ni castigo y con mucho gusto por parte de todos ellos. El último apartado del citado folleto, dedicado a los resultados de educación, intelectuales y físicos de la visita, causó un notable impacto entre los maestros y médicos bilbaínos. De hecho, sirvió de detonante para que el verano siguiente se organizara la primera colonia escolar en Bilbao.

Respecto a los escolares, dicen las crónicas que regresaron, muy alegres, felices, contentos. Sin duda, un verano para recordar, el de 1896 en Santurtzi.

Las imágenes que ilustran la entrada corresponden a escolares en la Colonia Escolar Marítima que la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao creó en la finca de Nuestra Señora de Begoña en Pedernales (Sukarrieta) en 1925, aunque, salvando las distancias, sirven para ilustrar esas tardes a la orilla del mar en el verano de 1896.

Curiosamente, esta iniciativa, cuyo objetivo era la estancia temporal de niños en edad escolar en régimen de internado para mejorar su estado de salud, fue la obra predilecta de la entidad y de su director en estos años, Eliseo Migoya, y la primera de estas características en el conjunto de las Cajas de Ahorros de tal modo que constituyó un ejemplo a seguir para otras entidades.

Para la redacción de esta entrada he utilizado, entre otras fuentes, la memoria presentada en 2001 por Juan Félix Rodríguez Pérez para optar al grado de doctor por la Universidad Complutense de Madrid, que se puede consultar en pdf en este enlace.

Y gracias a la colaboración de Francisco Javier Pérez Cano puedo añadir el rastro que esta iniciativa dejó en la prensa de aquel entonces:

  • La Correspondencia de España, 4 de agosto de 1896:

05-08-1896 La correspondencia de España

  • El Imparcial, 17 de agosto de 1896:

17-08-1896 El Imparcial

  • La Época, 17 de agosto de 1896:

17-08-1896 La Época

  • La Correspondencia de España, 28 de agosto de 1896:

28-08-2016 La Correspondencia de España

Arteta remeros 1930 - copia

El verano es época de regatas y me parece interesante publicar una nueva entrada al respecto, que complementa a dos anteriores dedicadas a los bogadores del primer tercio del siglo XX.

En la interesante y profundamente documentada obra de Ángel Obregón Sierra titulada Historia de las traineras 1939-1963, publicada el pasado 2015, y de la cual hay un ejemplar en la Red de Bibliotecas de Santurtzi, podemos encontrar dos jugosas referencias al remo en Santurtzi en los primeros años 40 del pasado siglo XX.

historia-de-las-traineras

La primera incluye, en la página 31, las fotografías individuales de la tripulación de Santurtzi que participó en la regata en Donostia-San Sebastián en 1940, conservadas en su Archivo Municipal. En la regata, en la que participaron cinco traineras (Amaikak Bat, Orio, Santurtzi, Loyolatarra y Fuenterrabia), nuestros representantes, patroneados por José Iriarte en la trainera Virgen del Mar, quedaron los últimos. Todos los datos técnicos los podéis leer en la citada publicación.

Desgraciadamente, en las fotografías no consta el nombre de los retratados y, hasta el momento, no he conseguido identificarlos a todos, a pesar de haber tenido un buen asesor, Koldo Urtiaga. Son los siguientes:

  • Patrón:

José Luis Iriarte Galíndez “el de Guada” (Santurtzi, 1902 – Santurtzi, 1948)

Jose Iriarte Galindez (el de Guada)

  • Bogadores:

Valentín Aranburu Tajada (Santurtzi, 1918 – )

Santiago Castillo Allú (Santurtzi, 1914 – )

Julio Escobal Urreta (Santurtzi, 1925 – )

11

Valentín Fernández Álvarez “Morrocano” (Santurtzi, 1907 – )

15

Cándido Fernández Gómez (Zierbena ? – )

Nicolás Martínez Dueñas “Polilla” (Santurtzi, 1921 – )

Osmundo Martínez Lafuente (Santurtzi, 1913 – Barakaldo, 1996)

Luis Ortiz de Guinea Alonso (Erandio, 1911 – Santurtzi, 1977)

Luis Ortiz de Guinea

Inocencio Rubio ( – )

Inocencio Rubio

Eugenio Torre [o Torres] Arriola “Txatuka o Txatukilla” (Santurtzi, 1915 – ) [¿Será el Eugenio Torres del que no tengo datos citado en esta entrada?]

Eugenio Torres

Antonio Urrestizala Iturrieta “Antoñón Kalafre” (Zierbena ? – )

Manuel Urtiaga Beldarrain “Manolón” (Santurtzi ?, 1918 – Barakaldo, 1995)

Pablo Vélez Pérez (Santurtzi, 1910 – ) o Juan López de Eguinoa “Pinto” ( – ). Hay que investigar más.

Pablo Vélez

Sin identificar 1

3

Sin identificar 2

A esta regata de 1940 parece corresponder la siguiente fotografía:

Trainera de Santurtzi (Virgen del Mar) 1940

La segunda referencia, en la página 74, incluye las fotografías individuales con nombre y apellidos, aunque de peor calidad, de la tripulación de la trainera María Cristina II, patroneada por Daniel Obregón, que acudió a competir a Donostia –San Sebastián en 1943. Nuestros representantes quedaron en cuarto lugar de un total de siete equipos participantes. Las fotografías originales se conservan igualmente en el Archivo Municipal de Donostia-San Sebastián.

Los bogadores, algunos de los cuales también participaron en la regata de 1940, son los siguientes:

  • Patrón:

Daniel Obregón Asturias “Resaca” (Santurtzi, 1893 – )

Daniel Obregón Asturias (patrón)

  • Bogadores:

Ángel Aranburu Elorza ( – )

Angel Aramburu Elorza

Valentín Aranburu Tajada (Santurtzi, 1918 – )

Valentín Aramburu Tejada

José Antonio Belaunde Cerio ( – )

José Antonio Belaunde Cerio

Cándido Fernández Gómez (Zierbena ? – )

Cándido Fernández

Félix González Sánchez “Parrala” (Santurtzi, 1924 – )

Félix González Sánchez

Nicolás Martínez Dueñas “Polilla” (Santurtzi, 1921 – )

Nicolás Martínez Dueñas

Osmundo Martínez Lafuente (Santurtzi, 1913 – Barakaldo, 1996)

Luis Ortiz de Guinea Alonso (Erandio, 1911 – Santurtzi, 1977)

Luis Ortiz de Guinea

Manuel Pérez Zancada (Santurtzi, 1918 – )

Víctor [o Victorino] San Vicente Reinoso (Santurtzi, 1924 – )

Emiliano Santacoloma Otamendi (Santurtzi, 1921 – )

Eugenio Torre [o Torres] Arriola “Txatuka o Txatukilla” (Santurtzi, 1915 – ) [¿Será el Eugenio Torres del que no tengo datos citado en esta entrada?]

Antonio Urrestizala Iturrieta “Antoñón Kalafre” ( – )

Ángel Urtiaga Beldarrain (Santurtzi, 1926 – Santurtzi, 2014)

José Manuel Urtiaga Beldarrain “Manolón” (Santurtzi ?, 1918 – Barakaldo, 1995 )

Manuel Urtiaga Beldarrain

Jesús Urtiaga Beldarrain (Santurtzi, 1922 – )

De esta regata de 1943 no he encontrado ninguna fotografía. Pero pueden ser interesantes y complementarias las dos siguientes, fechadas en 1946. Los bogadores son los siguientes: Osmundo Martínez Lafuente, Luis Ortiz de Guinea,  Ramón Ruiz Puente “Pilili”, Eugenio Torre Arriola “Txatuka o Txatukilla”y Manuel Urtiaga Beldarrain.

Luis Ortiz de Guinea en proa, Pilili ,Osmundo, Txatuka y Manolón 1945

Como siempre, cualquier colaboración para completar los datos (apellidos, fechas, apodos) o corregir errores será bien recibida.

22 Mentxu

Este año, con un poco de retraso, dedico una entrada a los pañuelos que incluyen la imagen de la gaviota Mentxu, la mascota de las fiestas del Carmen, a la que también tengo previsto, en algún momento, dedicarle una específica a su génesis.

No son muchos los pañuelos que he podido recopilar y, además, algunas de las imágenes son de mala calidad. Espero, con vuestra colaboración, completar y mejorar esta entrada. Son los siguientes:

  •  1995

1995 Pañuelo Carmen

  • 1998

1998 Pañuelo Carmen -2

  • 2005

2005 Pañuelo Carmen Guapamente

  • 2006

2006 Pañuelo Carmen Guapamente (fecha probable)

  • Año a determinar 1

Pañuelo Carmen Retrato Mentxu

  • Año a determinar 2

Santurtzi Jaietan Aldea Guai

Pues sí, la plaza de Lepanto, más conocida como parque del ancla, recibe desde hoy, 17 de julio de 2016, su nuevo nombre: Euskaldun Berria Gunea.

Ancla

Durante el pasado mes de noviembre de 2015, con motivo de la presentación de la última campaña Poziktibity del Gobierno Vasco para potenciar el uso cotidiano del euskera, se quiso reconocer el esfuerzo de los euskaldun berriak y se invitó a todos los Ayuntamientos a dedicar alguna zona publica (calle, jardín, parque, plaza, etc.) de cada respectivo municipio a este colectivo, llamamiento que la Asociación de Municipios Vascos (Eudel) secundó. En la web euskaldunberriakalea se pueden conocer las diferentes iniciativas que los municipios han desarrollado a tal fin.

euskaldunberri

El 3 de diciembre, con motivo del Día Internacional del Euskera, Eudel instó a los Ayuntamientos a que pusieran el nombre de Euskaldun Berria a un espacio público en cada uno de los municipios para mostrar el reconocimiento a las personas que han elegido acercarse al euskera porque son precisamente ellas las que alimentan la revitalización de nuestro ancestral idioma, ya que un idioma necesita hablantes, tengan el nivel que tengan.

Y en el pleno del pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento de Santurtzi decidió sumarse a esta iniciativa para reconocer públicamente el esfuerzo de aquellas personas que han decidido aprender euskera a pesar de no ser su lengua materna, decisión a la que hoy se ha dado cumplimiento con un sencillo y divertido acto de inauguración de la placa que lo acredita, tras valorar las diferentes propuestas del Consejo Asesor del Euskera, en la hasta ahora denominada plaza de Lepanto, denominación que no ha sido nunca ni popular ni conocida.

ancla euskaldunberria

La ceremonia ha servido también para recordar y homenajear a dos de los santurtziarras que más han trabajado en favor del euskera:

  • Beatriz Fernández Fernández, profesora de la UPV/EHU, investigadora y desde 2013 Euskaltzain urgazle. Aunque nació en Portugalete en 1964 ha vivido desde siempre en Santurtzi y en el Bihotz Gaztea tuvo su primer contacto con el euskera.

Beatriz Fernández 2

Andolin

Parque Andolin Eguzkitza

Santurtziar Argiak

El pasado viernes 8 de julio comenzaron las fiestas del Carmen 2016 con la ceremonia de homenaje a un ilustre santurzano, de nacimiento o de corazón, que viene celebrando desde 2008 el Ayuntamiento de Santurtzi. El emotivo acto, que marca el inicio de las fiestas, culmina con la inauguración de la imagen del personaje santurtziarra agasajado. Se trata de un mural discoidal realizado en la técnica del mosaico de tesela cerámica y modelado en relieve por Paco Presa Merodio que se ubica en el interior del quiosco de música.

Kiosko reformado

Paco Presa es, asimismo, autor de los murales cerámicos del zócalo sobre el que se erige el quiosco y del mosaico que homenajea a los niños de la guerra, ubicado en la base de la centenaria grúa del puerto pesquero, murales a los que he dedicado dos entradas, contando el antes y el después de su rehabilitación.

Los personajes santurtziarras agasajados hasta el momento son los siguientes:

  • Jenaro Urtiaga Bayón “Sodupe” (Santurtzi, 1921 – 1994)

En 2008 se homenajeó a este escritor y cronista, autor de una obra fundamental para conocer el pasado de nuestro municipio, Monólogos de una sardinera santurzana, y una de mis propuestas para renombrar las callesLos elementos decorativos que rodean su efigie están relacionados con la actividad desarrollada por este popular personaje: libro, tintero y pluma.

Jenaro Urtiaga

  • José Antonio Urtiaga Bayón “Joxean” (Santurtzi, 1926 – 2015)

En 2008 se homenajeó también a este popular arraunlari, hermano del anterior. Los elementos decorativos que rodean su busto nos remiten al mundo de las regatas de traineras y al club de remo Itxasoko Ama, del que fue un apasionado protagonista.

Joxean Urtiaga

  • José Luis Gutiérrez Ordorika “Guti” (Santurtzi, 1928 – )

En 2010 se homenajeó a este entrañable personaje que ha estado involucrado en actividades sociales y culturales desde siempre, sobre todo relacionado con la música y las corales, en nuestro municipio. Un pentagrama en movimiento, un coro abstracto y una escena operística rodean su busto.

José Luis G. Ordorika

  • Casimiro Pérez Hinojal (Rueda, 1938 – )

En 2011 se homenajeó a este popular personaje, apasionado amante del deporte y dinamizador de atletismo infantil. El escudo del club de atletismo local, unos corredores y un discóbolo acompañan su imagen.

Casimiro Pérez

  • Begoña González Uribe-Etxebarria (Bilbao, 1937 – )

En 2012 recayó por primera vez a una mujer, una emprendedora empresaria hostelera representante de la tradicional gastronomía santurtziarra. El logo y una imagen del restaurante Kai Alde y un bodegón de pescados, mariscos y vino rodean su retrato.

Begoña González

  • Isabel Fernández Delgado (Moratalla, 1927 – )

En 2013 se homenajeó a este popular personaje, una mujer muy implicada con el grupo de danzas y las actividades culturales del barrio San Juan del Rompeolas. Junto a su imagen aparece  una escena de dantzaris, las manos de una espatadantza y una vista desde el mar del barrio en la lejanía.

Isabel Fernández

  • Francisco Javier Bustamente Unzueta (Santurtzi, 1939- )

En 2014 se homenajeó a este magnífico violinista, miembro de la coral Lagun Zaharrak desde 1977 y su director desde entonces. Junto a su imagen aparece su instrumento favorito, una representación de un coro con su director al frente y por encima de todo ello un ondulante pentagrama.

Javier Bustamante

  • Raimundo Flores Pérez “Mundi” (Portugalete, 1954 – )

En 2015 se homenajeó a Mundi Flores, presidente del grupo de danzas Mendi Alde, por sus más de treinta años dedicados a la recuperación y conservación de nuestras tradiciones. Rodeando su imagen aparecen el emblema del grupo de danzas, los gigantes y cabezudos y dos instrumentos tradicionales, un txistu y una alboka.

Raimundo Flores

  • Marina Sesumaga González (Santurtzi, 1963 – )

En 2016 se ha homenajeado a esta popular y dinámica santurtziarra implicada en mil y una iniciativas culturales, sociales y benéficas. Rodeando su imagen, coronada con un tocado sardinero, aparecen diversos elementos que simbolizan la marca Made in Santurtzi: la sardinera, la raspa, la baraja de cartas marineras y La Mentxu, la mascota de las fiestas patronales.

Marina Sesumaga

Esta distinción que, como he comentado, se otorga desde 2008, se complementa con otras dos: los Premios Santurtzi Sariak que concede la asociación Santurtzi Gastronomika desde 2010 y el premio Sardina de Plata que, desde 1994, concede la asociación Comercios Unidos de Santurtzi.

Todas estas distinciones se otorgan teniendo en cuenta los méritos y la implicación con nuestro municipio de las personas agasajadas, una filosofía radicalmente opuesta a lo que se hacía en otros tiempos ya lejanos, cuando se concedían medallas a políticos y militares con el único objetivo de lisonjear a personajes afines a la dictadura. Afortunadamente, esos honores han sido recientemente retirados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.077 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: