Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2017

logo-orfebre

La semana pasada el Museo Diocesano de Arte Sacro inauguró una nueva instalación en la planta dedicada a la orfebrería que complementa a la perfección la colección de piezas que expone el museo, una de las más completas de su clase. Se trata de la recreación de un taller de platería, el del último maestro orfebre tradicional de Bizkaia, ya retirado. El orfebre o platero Eloy García Pérez ha cedido al museo sus mesa de trabajo, sus herramientas, moldes y bocetos.

taller-en-el-museo

Su objetivo es contextualizar y acercar al público, a través de un vídeo, el oficio de un orfebre, una profesión prácticamente desaparecida. No existe relevo generacional. Aunque fue profesor e impartió clases de diseño y cincelado en bronce, plata y oro en el Instituto Vasco de Nuevas Carreras ningún alumno siguió sus pasos.

Eloy García Pérez nació en Santurtzi, hijo de Lorenzo García y Basilisa Pérez Casado. Es curioso que el nombre que le dieron sus padres fuese el del santo patrón de los joyeros, plateros, orfebres, etc.

san-eloy-grabado

Estuvo interno en el Patronato Santa Eulalia durante cinco años hasta cumplir los 14. A su padre lo atropelló el tranvía eléctrico en Portugalete quedando huérfano desde la infancia. En el seno de esta modesta familia no existía ningún precedente relacionado con la orfebrería o trabajos artísticos. Ha trabajado en la orfebrería desde niño, oficio que aprendió por intuición, llevado por su gran afición a la pintura. Era muy pequeño cuando se escapaba a un taller ubicado frente a su casa. Se sentaba allí y se dedicaba a golpear una lata con un martillo durante horas. Luego volvía a casa y se ponía a dibujar.

Más tarde, tras formarse en la Fabrica de Bronces y lámparas Navarro y en la Escuela de Artes y Oficios, en Bilbao, con 19 años montó su primer taller en Portugalete, en casa de su madre. Posteriormente lo trasladó al núm. 51 de la calle Iturribide de Bilbao hasta su jubilación. Eloy García ha disfrutado siempre de su trabajo y afirma que para ser un buen orfebre hay que tener vocación, porque es un trabajo muy preciso, requiere muchísima paciencia, dedicación y gusto. Con los cinceles se pueden sacar infinidad de cosas, es todo creatividad.

La obra de Eloy García es, desde el punto de vista técnico, de una gran calidad y recoge modelos de arte sacro muy característicos. Ya fue objeto de una muestra retrospectiva de marzo a mayo de 2006, en  colaboración con el Servicio de Patrimonio Cultural de la Diputación Foral de Bizkaia, en la sala Ondare titulada Orfebres y plateros. El taller de Eloy García.

exposicion-2006

A través de la actividad del orfebre, en aquella exposición se explicaban de forma didáctica las diferentes técnicas de este oficio, a medio camino entre lo artesanal y lo artístico (repujado, cincelado, grabado, estampado, fundido, dorado, esmaltado), los mecanismos de control de la calidad de los materiales preciosos con los que trabajaban, la regulación del oficio y la consideración social que se otorgaba a su trabajo, etc.

Y, al mismo tiempo, se aprovechaba para repasar la evolución de la orfebrería en Bizkaia, desde las piezas más antiguas, tardorrománicas, hasta las salidas de las manos de escultores contemporáneos como Durrio o Larrea. En total, más de 150 piezas de gran calidad pertenecientes a la colección del Museo Diocesano de Arte Sacro, a diferentes iglesias, a diversas instituciones, a particulares y talleres de orfebres y plateros.

De aquella exposición nació el proyecto que ya es una realidad, El taller de Eloy García, una didáctica exposición permanente en el Museo Diocesano de Arte Sacro que sirve, además, para  homenajear a uno de los mejores orfebres de Bilbao. La actividad a la que este orfebre ha dedicado sus últimos sesenta años está en trance de desaparición pero, gracias a esta exposición, permanecerá al menos en nuestra memoria.

eloy-trabajando

Más información en los siguientes enlaces:

Arte de metal (2006).

El taller de Eloy García (2006). En este enlace se puede ver parte de la obra realizada por el orfebre a lo largo de su vida.

El último artesano de los metales (2006).

Orfebres y plateros, un oficio en extinción (2006).

Artesanía vestida de plata fina (2017).

El Museo de Arte Sacro convierte el taller de platería de Eloy García en exposición (2017).

El Museo diocesano inaugura una sala-taller de platería (2017).

Un motivo más para visitar el Museo Diocesano de Arte Sacro en donde se exhibe permanentemente el tímpano románico de San Jorge.

Read Full Post »

simbolo-farmacia

La primera mención que relaciona al apellido Chacón con una farmacia la encontramos en Lamiako (Leioa). A principios de 1926 Ángel Chacón Laiz (1888-1955) abrió la primera farmacia que hubo en ese municipio. Sin embargo, este farmacéutico pronto se trasladó al cercano municipio de Santurtzi. Era una buena oportunidad de negocio ya que, tras el cierre de la farmacia de la viuda de Picatoste, en nuestro municipio solo quedaba una única farmacia, la de Oraá, para atender a una población en crecimiento.

Ángel Chacón Laiz nació el 1 de marzo de 1888 en La Pola de Gordón (León). Hijo de Ildefonso Chacón Rodríguez, farmacéutico, y de María Laiz García. Cursó los estudios de farmacia en Santiago de Compostela, licenciándose en 1913. Antes de trasladarse a Bizkaia ejerció en Santa Lucía de Gordon (León) entre 1914 y 1925, según la investigación realizada por Arantza Saratxaga citada al final de esta entrada. Sin embargo, a comienzos de 1921 ya estuvo en Bizkaia puesto que contrae matrimonio en Ortuella con Teresa Rueda Velasco. Finalmente, en 1926, abrió una farmacia en Leioa entre enero y noviembre de ese año.

En diciembre de 1926 comunicó al Ayuntamiento de Santurtzi que había abierto una nueva farmacia en nuestro municipio, en los bajos del núm. 12 de la avenida Murrieta, y solicitaba la correspondiente inspección. Esta se realizó el 8 de enero de 1927, de manera que la farmacia quedó oficialmente inaugurada ese mismo día, hace 90 años. El Archivo Foral de Bizkaia conserva, entre la documentación histórica depositada por el Ayuntamiento de Santurtzi, un plano de las instalaciones de cuando Ángel Chacón Laiz solicitó la apertura del establecimiento en 1926. Se trata de un plano más completo y detallado de lo que suele ser habitual en este tipo de documentos.

farmacia-chacon

Angel Chacón Laiz estuvo al frente de su farmacia hasta su muerte en Santurtzi en febrero de 1955. A partir de entonces se hizo cargo de la farmacia su hijo, Ángel Chacón Rueda, nacido también en La Pola de Gordón en 1923. Se licenció en Farmacia en Santiago de Compostela en 1953. La transmisión de la dirección de la farmacia se hizo oficial el 13 de octubre de 1956 y ejercería en ella hasta febrero de 1986. Para entonces ya había cambiado de ubicación trasladándose al núm. 18 de la calle Jenaro Oraá a comienzos de 1978. Ángel Chacón Rueda falleció en Bilbao el 15 de febrero de 2010 a los 88 años de edad.

angel-chacon

firma-chacon

Ángel Chacón Rueda participó en una conocida tertulia antifranquista de los años sesenta que desarrollaba un nutrido grupo de heterogéneos personajes en la cafetería La Concordia, situada en una calle perpendicular a la de la estación del mismo nombre, en el centro de Bilbao. Los participantes se solían reunir los sábados a partir de las siete de la tarde y la tertulia duraba generalmente hasta las diez de la noche. Entre los participantes, el farmacéutico Ángel Chacón era conocido, como el cónsul cubano de Santurce.

Era un ferviente admirador de la Revolución Cubana y, en consecuencia, se relacionaba mucho con marinos cubanos que recalaban a Santurtzi. Pronto les invitó a participar en la tertulia animando las conversaciones ya que permitían seguir al detalle la situación en Cuba después de la Revolución. Después del asesinato de Ernesto Che Guevara, los participantes de la tertulia celebraron varias reuniones en el domicilio particular de Ángel Chacón, en la que se leyeron y grabaron diversos poemas dedicados al comandante revolucionario. Sabina de la Cruz grabó un emotivo poema suyo. Blas de Otero grabó algunos de sus poemas como los dedicados a Vietnam, a Tania la guerrillera, al malecón de La Habana, etc.

Como curiosidad, la farmacia Chacón elaboraba una fórmula especial para calvas de la barba. Y durante la explosión del butano la noche del 17 de enero de 1967, la farmacia, que tenía el turno de guardia, permaneció toda la noche abierta.

Pero la relación de esta saga familiar de farmacéuticos con Santurtzi tiene una segunda vertiente en la persona de Miguel Rueda Goicuria, primo de Ángel Chacón Rueda, que abrió una farmacia en la actual avenida Iparraguirre, cerca de su intersección con  la actual calle Itsasalde, en 1956.

miguel-rueda

Posteriormente, en 1968, trasladó la farmacia a un local en José Miguel de Barandiaran, 26 para acercarla al centro de salud recién construido. Su hija Elena Rueda Guantes se hizo cargo en 1990 de otra farmacia (farmacia Alonso) ubicada en las proximidades, en José Miguel de Barandiaran, 18. Pero en 2002 se trasladó a la de su padre, en donde continuó hasta su prematura muerte el 29 de septiembre de 2011.

Parte de la información la he extraído de una obra publicada en 1998, realizada por una compañera de facultad y durante un tiempo también de trabajo, Aranzazu Saratxaga Garai, el Catálogo de Farmacias Tradicionales de Bizkaia.

Y tengo que agradecer la colaboración de Begoña Muñoz en el grupo de Facebook Santurtzi y sus gentes que me informó de un dato fundamental: que las dos sagas de farmacéuticos estaban emparentadas. Gracias al Archivo Histórico Eclesiástico de Bizkaia, que permite consultar en línea los registros sacramentales, y a otras fuentes, he podido construir el siguiente árbol genealógico.

arbol-chacon-rueda

Finalizo la entrada con una interesante fotografía, cedida por la web de fotografías de Santurtzi, de comienzos de los años 60. En ella se puede reconocer a varios médicos, practicantes y farmacéuticos de nuestro municipio: José Alegría Caamaño (médico), Bruno Alegría Corral (médico), Juan María Antuñano López de Bustamante “katxabo” (practicante), Esteban Aramburu Bilbao (médico), Rolando Azcorra (médico), Ángel Chacón Rueda (farmacéutico), José Elejoste Astarbe (médico), Isidoro Fuente Lozano (médico), José María Garrido Lázaro (practicante), Eusebio Juárez Zabalía (practicante), José Luis Lezcano del Río (médico), Miguel Rueda Goicuria (farmacéutico), Juan Ugalde Bernaola (médico).

médicos y farmacéuticos

Tengo que seguir investigando para identificar a varias de las mujeres que, me comentan, son matronas o comadronas y practicantas. De momento reconocemos a Basilisa Herranz Rey (matrona) y Ana María Abadía Castrillo (practicanta).

Read Full Post »

puertas-abiertas

Ayer sábado, 21 de enero, se celebró una jornada de puertas abiertas en el ya centenario colegio Patronato Santa Eulalia. Y aprovechando que la puerta estaba abierta me di un concienzudo paseo por todo el colegio acompañado de Pedro Martín, antigua alumno que me iba relatando anécdotas de aquellos maravillosos y lejanos años. También me acompañó aunque, por desgracia, brevemente Marina Sesumaga. Además, tuvimos la suerte de ser guiados por la superiora del colegio, sor Pilar, que nos comentó interesantes detalles de la historia de la centenaria institución.

Hemos tenido la ocasión de ver fotografías antiguas, de la primera década de existencia del colegio.

patronato coloreada

?

Pero también un moderno colegio que ha sabido conservar, a pesar del paso del tiempo y las lógicas adaptaciones de las instalaciones a las nuevas necesidades educativas, algunos elementos originales muy interesantes.

patronato

Por ejemplo, en la galería a la que se accede por la puerta principal todavía podemos pisar el elegante suelo original de 1914.

patronato

En esa galería se exponen los retratos de Eulalio Arana, su esposa Aurora Vildosola y su cuñada Carmen Vildosola, benefactores y patronos de la institución. Lamento que las fotografías no tengan buena calidad.

eulalio arana

aurora vildosola

?

En una de las aulas que se habilitaron donde antes estuvo el comedor de los alumnos internos se ha conservado, donde se ha podido, una buena muestra del alicatado original. Como muestra, la siguiente fotografía.

patronato

Sin duda, el elemento patrimonial más destacado es la capilla, neogótica, que conocía pero no recordaba. Está dedicada, evidentemente, a santa Eulalia.

capilla-patronato

altar-capilla-patronato

Destacan las vidrieras que no están firmadas o, al menos, yo no he visto firma alguna. Nos han comentado que son las originales así que, probablemente, estén fabricadas en Bilbao por la misma empresa que realizó las de la casa consistorial, las de la iglesia de san Jorge, capilla del hospital San Juan de Dios, etc., realizadas todas ellas entre 1905 y 1925, que tuvimos el placer de conocer gracias a la visita guiada organizada por la Red de Bibliotecas de Santurtzi. Habría que confirmarlo con la documentación de la época, si es que se conserva.

vidriera patronato

vidrieras patronato

Para terminar, dos fotografías. Una simpática imagen de mis acompañantes, Pedro y Marina, bajo un simpático dragón en una de las aulas de educación infantil.

pedro y marina

Y un curioso mural fruto del aprendizaje por proyectos que los alumnos están desarrollando. En este caso, el denominado Castillo. Me ha encantado.

mural heráldico

Read Full Post »

clipboard01

Hace 85 años, un incendio provocado el 18 de enero de 1932 redujo a cenizas buena parte de los muebles y ornamentos litúrgicos de la iglesia de san Jorge, una pérdida irreparable para el escaso patrimonio histórico-artístico de nuestro municipio.

Las causas de este lamentable acontecimiento no están del todo claras aunque la información sobre los hechos es relativamente abundante. El incendio de la iglesia puede enmarcarse dentro de los denominados “Sucesos de Bilbao” que tuvieron amplia repercusión en la prensa de la época.  A través de ella podemos componer las distintas versiones que se dieron en su momento.

El domingo 17 de enero, el partido Comunión Tradicionalista celebró un mitin en el frontón Euskalduna de la calle Hurtado Amézaga en Bilbao. Al término del acto, grupos de socialistas y republicanos mostraron su repulsa manifestándose por la ciudad. Frente al teatro Arriaga, cercano a la sede del Círculo tradicionalista, los manifestantes fueron tiroteados muriendo inmediatamente tres personas y sufriendo otras heridas de diversa consideración. Se convocó una huelga general para el día siguiente y se invitó a la población a acudir al entierro de las víctimas, entierro que resultó multitudinario.

En Santurtzi, al día siguiente se celebraba en el parque la concentración de repulsa convocada por las clases obreras y republicanas de los pueblos cercanos para denunciar esos sucesos del día anterior. El acto de protesta comenzaba a las 16:00 h y estaba previsto que tomaran la palabra el concejal del Ayuntamiento de Santurtzi Valentín García Díez por los republicanos, Felipe Pereiro por el Partido Comunista, Saturnino Aransáez Aransáez por la C.N.T. y Tomas Sánchez Cámara por el Centro de Sociedades Obreras de la U.G.T. El mitin se desarrollaba sin incidentes cuando, al comenzar su discurso el representante de la C.N.T., se escucharon varios disparos. Se produjo un gran alboroto. Los asistentes a la asamblea, unos 4.000 según las fuentes, empezaron a dispersarse sin orden ni concierto.

El autor de los disparos fue un conocido tradicionalista llamado Alfredo Ferry (o Ferri o Berri, según las diferentes fuentes) Calpe, capitán de infantería retirado que perteneció al cuerpo de guardia del fuerte del monte Serantes. En aquellos momentos trabajaba de inspector en la Compañía del Tranvía Eléctrico Bilbao-Santurce.

Nada más disparar huyó, perseguido por numerosos asistentes al mitin. Se refugió en su domicilio, en el tercer piso del número 14 de la avenida Murrieta, desde donde siguió tiroteando a la multitud congregada en el parque. Mientras una parte del grupo perseguidor, también armado, respondía a sus tiros con más tiros (según El Liberal más de 200 disparos en total), otra parte se dirigió al surtidor de gasolina que estaba ubicado frente al monumento a los Murrieta. Pretendían prender fuego al edificio, pero en el último momento recapacitaron al darse cuenta de que se trataba de una casa de vecindad.

Cambiaron de objetivo y decidieron descargar su rabia quemando la iglesia adyacente. Este tipo de acción era bastante frecuente en esos tumultuosos inicios de la II República y, al parecer, ya lo habían intentado el día anterior, rociando con gasolina y prendiendo fuego a la puerta de acceso. En esa ocasión, según se cuenta, varios vecinos de las casas colindantes sofocaron el incendio con mantas húmedas.

Pero durante la tarde del día 18 de enero san Jorge no iba a tener la misma suerte…

san-jorge-original-perdido

Un grupo de asistentes al mitin arrojó gasolina a través de una de las ventanas del edificio (señalada con una X) y, además, forzando la puerta de la iglesia, roció el interior con la misma gasolina extraída del cercano surtidor. Prendieron fuego al combustible y la iglesia comenzó a arder por los cuatro costados.

iglesia-san-jorge-y-gasolinera-copia

Mientras tanto, en los alrededores se generalizaron los altercados en los que también participaron grupos nacionalistas. Solo hubo dos heridos de bala: Luis Barquín Arteche en el brazo derecho e Ignacio Lanzagorta Lecuona en la región axilar. Estos vecinos del barrio de Cotillo, de 23 y 25 años respectivamente, fueron asistidos en el domicilio del médico Guillermo Gorostiza, padre del conocido futbolista del mismo nombre, apodado Bala Roja. Que no hubiera muertos y sólo dos heridos fue, en aquellas circunstancias, una afortunada casualidad.

Desde la casa consistorial se llamó al alcalde, Anacleto Unzueta Echevarria, que se encontraba en Bilbao en el funeral de los fallecidos en Bilbao el día anterior, para contarle lo sucedido. Este, a su vez, se lo comunicó al gobernador, el cual mandó a la Guardia Civil y a los servicios de incendios (que no llegaron tiempo al ser bloqueados en Barakaldo o Portugalete). Se practicaron dos detenciones, el citado Alfredo Ferry y, según informaba el día 20 el periódico El Sol, el nacionalista santurtziarra Lezo Urreiztieta Rekalde, del que existe una biografía editada en 1990.

Como hay tantas interpretaciones como tendencias políticas involucradas, en mayor o menor medida, en estos hechos, os remito a la documentada entrada publicada en el blog de la Red de Bibliotecas en su versión en euskera o en castellano.

El párroco de la iglesia, Jenaro Oraá Mendía, fue probablemente el último vecino de Santurtzi en enterarse del triste suceso. Se encontraba enfermo y en cama debido a una afección cardíaca y no se le dijo nada de lo ocurrido por temor a que la noticia le causara la muerte. Una vez sofocado el incendio por los propios vecinos de Santurtzi, a los que el Ayuntamiento proporcionó la única manguera que tenía, el panorama que presentaba el interior de la iglesia de san Jorge era desolador.

Unas postales fotográficas, que aunque no corresponden exactamente a 1932 sino a algún momento anterior, hacia 1920 (algunas imágenes se han cambiado por otras), nos permite hacernos una idea de cómo era el interior de San Jorge.

interior-san-jorge-antes-del-incendio

altar-mayor

Quedó totalmente carbonizado el altar mayor, instalado en 1887, compuesto de varios cuerpos, el central, dedicado a la Virgen del Carmen y los otros a San Jorge (superior), a la Milagrosa (a la derecha) y al Sagrado Corazón de Jesús (a la izquierda), estas dos últimas imágenes adquiridas por suscripción popular entre las familias de los pescadores. Parece ser que esta última imagen se salvó, según nos cuenta Jesús Díez en su documentado libro sobre el centenario del patronazgo de la Virgen del Carmen en Santurtzi.patronazgo

Los altares contiguos al mayor, consagrados a la Dolorosa y a la Inmaculada, y los laterales dedicados al culto de san José (nave izquierda) y san Roque (nave derecha), sufrieron desperfectos de menor gravedad.

interior-san-jorge-tras-incendio-4

interior-san-jorge-tras-incendio-5-copia

También se quemó el tabernáculo (sagrario donde se guarda el pan consagrado en la eucaristía) que contenía preciosos objetos de culto. Entre los escombros se encontró un cáliz intacto y otro retorcido por el calor. En el coro, los destrozos fueron enormes. El órgano, recientemente restaurado, sufrió daños de consideración.

interior-san-jorge-tras-incendio-2

El incendio ocasionó, además, la aparición de grietas en la cúpula, el deterioro de las vidrieras de la procesión marítima y de san Ignacio, el ennegrecimiento de las paredes y diversas pinturas, bancos, sillas y reclinatorios quedaron carbonizados. Los daños ocasionados por el incendio se valoraron en 200.000 pesetas de la época.interior-san-jorge-tras-incendio-1

Pero la pérdida más sensible fue la de la venerada imagen de la Virgen del Carmen, talla de madera antigua y de gran valor entronizada en la nueva capilla del convento de los Carmelitas del Desierto de Sestao en 1804. Tras la desamortización, fue traída del extinguido convento a Santurtzi en 1841. A continuación dos imágenes de la Virgen del Carmen original, de la década de 1911-1920:

virgen-original-perdida-1

virgen-original-perdida-2

Por lo tanto, ni la que está actualmente en el altar mayor ni la que se saca en procesión cada 16 de julio son la original. Esta última, que guarda un gran parecido con la calcinada en el incendio, es casi centenaria y fue regalo de Casilda de la Quintana Murrieta.

virgen-del-carmen-imagen-procesional-copia

Recientemente, la casualidad ha permitido que descubramos que un importante elemento artístico, sufrido paciente de aquellos hechos, existe todavía. En la inauguración de la exposición sobre exvotos marineros en la que tanto protagonismo tuvo Mamariga, Juan Manuel González Cembellín, director técnico del Museo Diocesano de Arte Sacro, nos sorprendió con la noticia de que el tímpano de madera que coronaba el acceso a la iglesia se conservaba, muy deteriorado, en los depósitos del museo desde 1981. Este tímpano, que hemos tenido la oportunidad de ver y fotografiar gracias a la amable colaboración del citado Juan Manuel G. Cembellín, merece que le dedique una próxima entrada. Como adelanto, una imagen nunca antes publicada.

timpano-quemado-comprimida

El 18 de enero de 1936, cuatro años después, se celebraba la restauración del altar (fielmente reproducido), sagrario, ostensorio e imágenes. Pero la iglesia todavía tendría que padecer un nuevo siniestro. El 29 de abril de 1937 Santurtzi sufrió un ataque aéreo por parte de la aviación facciosa y una de las bombas lanzadas atravesó la cúpula de la iglesia provocando daños al comulgatorio y a las vidrieras, que fueron nuevamente restauradas.

Para la redacción de esta entrada he podido consultar el inédito trabajo de investigación de Eduardo Renobales sobre la II Repíblica y la Guerra Civil en Santurtzi y así corregir algunos datos erróneos de mi redacción original. Eskerrik asko!

Read Full Post »

Hoy se acumulan las entradas… Undécimo artículo de la serie, publicado en el número 113 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de enero. Más información en el propio blog, en este enlace.

1

Read Full Post »

portada-butano

Este año se cumple el quincuagésimo aniversario de la explosión del butano. Y empleo el verbo celebrar porque, afortunadamente, lo que pudo haber sido una catástrofe de magnitud apocalíptica para nuestro municipio y su entorno quedó en un susto, en un gran susto: una única victima, casi tres centenares de viviendas afectadas en mayor o menor medida y casi 800 damnificados.

El título de la imagen incluida en una revista del momento, conservada por la amama de Asier Zubiaur que amablemente me la ha facilitado, nos da una idea de lo vivido y sentido en aquellos momentos.

hongo-atomico

La noche del 17 al 18 de enero de 1967 sucedió un terrible accidente que aun perdura en la memoria de todos los santurtziaras que lo padecieron, la explosión del butano, accidente cuyas consecuencias materiales fueron cuantiosas pero que solo ocasionó, milagrosamente (pues se pudo llevar por delante a todos los pueblos de El Abra), la pérdida de una única vida humana, la del jefe de la policía municipal, Vicente Gajate Marcos, que murió al día siguiente a causa de un infarto debido a la impresión al recibir la noticia.

Los testigos consultados siempre comienzan recordando que seguían atentos la emisión, en la única cadena de televisión existente entonces, el cuarto episodio de Belfegor, el fantasma del Louvre que había comenzado a las 22:15 cuando escucharon el estruendo de una violentísima explosión que se produjo en las recién inauguradas instalaciones de desembarco de butano. Otros testimonios recuerdan una primera explosión bastante antes de comenzar Belfegor, sobre las 20:45. Finalmente, hubo quien no le dio importancia a esa primera explosión porque pensó que se trataba de otra voladura (eso sí, un tanto extemporánea) de las obras de construcción de la cercana central térmica.

belphegor

Las crónicas de aquellos momentos angustiosos que vivió la población hablaban de un incendio originado por causas desconocidas que afectó a un tren con varios aljibes de butano licuado que se encontraba estacionado en el apartadero de Butano, S. A. en las instalaciones portuarias. La fotografía aérea nos permite hacernos una idea de la ubicación aproximada del apartadero (señalado con la flecha roja) y de la proximidad de los depósitos de CAMPSA.

santurtzi-1967-08-15-aerea-234-15

Los aljibes fueron explotando sucesivamente, amenazando con propagarse a los depósitos de combustible de la factoría petrolífera de la CAMPSA, adyacente al apartadero ferroviario. Gracias al trabajo de los bomberos y del personal de la factoría la propagación del fuego fue evitada. La constante refrigeración de los depósitos de combustible evitó que estallasen. Afortunadamente, solo quedaron chamuscados exteriormente.aljibes

Sobre el origen del incendio, la prensa de la época recogió las siguientes versiones:

origen-del-incendio-2

origen-del-incendio-3

A mí siempre me ha resultado extraño que el accidente se produjera de noche. Los numerosos damnificados relatan que las explosiones se produjeron mientras veían una serie de televisión que había comenzado a emitirse a las 22:15. No me parece, retrotrayéndome 50 años en el tiempo, un horario adecuado para realizar trasvases de butano licuado de unos depósitos a otros. Y más en enero cuando a partir de las 18:00 ya ha oscurecido. Sin embargo, me comentan que es una hora adecuada porque, precisamente debido al riesgo que siempre implica este tipo de operaciones, es conveniente ejecutarlas cuando menos personal está presente en las instalaciones. Según la misma fuente, el accidente se produjo probablemente por un fallo humano, por inexperiencia en unas instalaciones recién inauguradas.

Como consecuencia de las explosiones de los aljibes se cortó el fluido eléctrico tanto en Santurtzi como en Portugalete. En Santurtzi, además, dejaron de funcionar las líneas telefónicas y el pánico se adueñó de la población, que decidió evacuar sus casas por lo que pudiera suceder. La evacuación de más de la mitad de la población, unos 20.000 habitantes, se realizó en unas condiciones auténticamente dramáticas, bajo un cierzo helado. Una marea humana se dirigió hacia Portugalete, Ortuella, Barakaldo…, donde fueron acogidos en casas de familiares y amigos durante la noche, en la que poca gente pudo conciliar el sueño. Parte de los habitantes del Barrio San Juan ascendieron al Serantes para alejarse lo más posible del lugar del siniestro, siendo acogidos por los dueños de los caseríos ubicados en Ontanillas y Cercamar.

El incendio quedó totalmente extinguido al día siguiente. A última hora de la tarde la calma volvió a la población. Sin embargo, durante el día las calles y plazas, principalmente frente al Casa Consistorial, se vieron abarrotadas de gente, ya que la mayor parte de los trabajadores no acudieron a las fabricas, talleres y oficinas, después de una noche de insomnio en la que el pánico imperó en Santurtzi y sus alrededores. Esta concentración humana se debía principalmente a que sin interrupción llegaban personas en busca de noticias de algunos familiares, sobre todo niños y ancianos, los cuales fueron evacuados y alojados en lugares habilitados para ellos, incluso en casas particulares y en los pueblos cercanos.

Las consecuencias del accidente fueron cuantiosas en lo material ya que 295 viviendas se vieron afectadas, hubo 778 damnificados, 150 familias se quedaron sin hogar, pero solo hubo un único fallecido, el referido sargento-jefe de la policía municipal de Santurtzi, aunque las autoridades de la época se afanaron en desligar su muerte del accidente, y un bombero sufrió quemaduras de pronostico reservado.

Respecto a los daños en las instalaciones de Butano, S.A. y CAMPSA, solo he podido encontrar información en la memoria del ejercicio 1967 de la segunda. Incluye una fotografía en color, una de las dos que se conocen.

memoria-de-campsa-1967

de-la-memoria-de-la-campsa

Con otra imagen también muy conocida se llegó a editar una rara tarjeta postal que me ha facilitado José Manuel Ferreras para escanear. ¡Curioso motivo para ilustrar una postal!

tarjeta-postal-butano

Las casas mas próximas al lugar del accidente, situadas frente a los depósitos de CAMPSA, estaban reventadas, sus estructuras en pie pero los tabiques, incluso los interiores, destrozados. Por fortuna, sus moradores salieron precipitadamente de sus hogares tan pronto como se declaró el incendio. La primera explosión se produjo una hora después de producirse el incendio. Los edificios de la Compañía de Butano. así como los de la CAMPSA sufrieron daños de bastante consideración. Sin embargo, el depósito franco contiguo a dichas instalaciones no sufrió grandes daños. Se rompieron infinidad de cristales no sólo de Santurtzi sino incluso de Las Arenas y Algorta, poblaciones situadas al otro lado de la ría, por efecto de la onda expansiva.

El inmenso susto se tornó en indignación y unos días después, el domingo 22 de enero, se produjo una manifestación de protesta que exigía responsabilidades y algunos incidentes ante la Casa Consistorial, lanzamiento de piedras incluido contra el edificio y la policía que acudió a disolver la manifestación, por lo que se procedió a la detención de algunos manifestantes, que fueron puestos en libertad a las pocas horas, gracias a la intervención del párroco y coadjutores de san Jorge.

Para socorrer a los damnificados que se quedaron con lo puesto, el Ministerio de Vivienda construyó una barriada de unos 200 barracones prefabricados que recibió el nombre de El Burgo, en donde actualmente se ubica el parque de Mirabueno, a la que dedicaré una entrada más adelante.

30 Viviendas de El Burgo

Por su heroico comportamiento, los servicios municipales de bomberos de Bilbao, Donostia-San Sebastián y Santander recibieron del Ayuntamiento de Santurtzi una distinción de carácter colectivo, la Llave de Oro. La entrega se realizó el domingo 12 de marzo de 1967 en el restaurante Arco Iris (que ya no existe, ubicado en la actual calle Itsasalde).

entrega-de-llaves-1

Gracias a la colaboración de dos santurtziarras que trabajan en Bilbao, Patxi Moya y Patxi Lazkano, he conseguido unas buenas imágenes de la Llave de oro que se conserva en las oficinas del Parque de Bomberos de Miribilla.

llave-de-oro-anverso

llave-de-oro-reverso

Por las mismas razones, Antonio Infante Aragón, responsable de las instalaciones de la CAMPSA, recibió la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil. De este acto no tengo más información.

Del accidente podemos encontrar bastante información en la prensa de la época (ABC, La Gaceta del Norte, La Vanguardia) de la cual reproduzco algunos titulares, algunos un tanto confusos pues el accidente afectó fundamentalmente a la factoría de Butano S.A. Las noticias completas son fáciles de localizar en Internet en las correspondientes hemerotecas digitales los días 18, 19 y siguientes.

18-01-la-vanguardia

18-01-abc

18-01-la-gaceta-1

18-01-la-gaceta-2

explosion-del-butano-6

19-01-abc

19-01-la-gaceta-2

19-o-20-01-abc

19-01-la-gaceta-3

19-01-la-gaceta

Para ilustrar la desolación de las inmediaciones del foco del siniestro nada mejor que reproducir el reportaje publicado en la revista Ama, número 171, correspondiente a la segunda quincena de febrero de 1967 que ha facilitado un colaborador habitual del blog, Iñaki Citores.

cabecera-revista-ama

1_0001

1_0003

1_0005

1_0006

1_0007

1_0008

Se puede encontrar más información sobre este terrible accidente en este mismo blog, en el blog de la Red de Bibliotecas de Santurtzi, en El Mareometro, etc. Estos son los enlaces:

  • El Bolintxi:

1967KO URTARRILAREN 17A – BUTANOAREN LEHERKETA

17 DE ENERO DE 1967. LA EXPLOSIÓN DEL BUTANO

  • Deia:

LA EXPLOSIÓN QUE MARCÓ A SANTURTZI

  • El Mareometro:

46 AÑOS DEL ACCIDENTE DE CAMPSA EN SANTURTZI

  • Zaramatimes:

1967, EL INCENDIO DEL BUTANO

  • Radio Euskadi – La Noche Despierta:

1967, EL INCENDIO DEL BUTANO EN SANTURTZI

  • Youtube:

SANTURTZI Y LA EXPLOSIÓN DEL GAS DE 1967

Para finalizar dos coplillas satírico-reivindicativas recogidas y recitadas por María Cruz Díaz, vecina del barrio San Juan, que se cantaron, al parecer, durante la concentración frente a la casa consistorial el domingo 22 al concluir la manifestación que recorrió las calles del pueblo. La música de la primera estaba inspirada, según me cuenta y canta un participante en la manifestación, en una popular canción del momento del grupo Los Mismos.

ma-cruz-diaz1-1

ma-cruz-diaz2-1

Adenda [noviembre 2017]:

El 23 de noviembre los Ayuntamiento de Santurtzi y de Bilbao han rendido un homenaje al equipo de bomberos que se enfrentó al fuego hace medio siglo. Su figura ha estado personificada en los dos agentes que continúan con vida: José Luis Telleria, de 87 años, y Eulogio Esteban, de 80.

Read Full Post »

ermita-de-san-bernabe-2-copia

Hoy, domingo 8 de enero, el Ayuntamiento de Ortuella celebra por primera vez una jornada de puertas abiertas en la ermita de san Bernabé Apóstol de Urioste para recordar que en torno a ese lugar se juntaban el día 1 de enero los representantes de los tres pueblos que formaban la entidad denominada Tres Concejos del Valle de Somorrostro.

7 concejos

Urioste es un histórico barrio de Ortuella que se encuentra a los pies de los Montes de Triano, a mitad de camino entre Portugalete (su etimología nos remite a su ubicación, detrás de la villa), Sestao, Santurtzi y Trapagaran, lugar idóneo para reunir a los representantes de cada una de las tres jurisdicciones que constituían los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y como solía ser habitual, las reuniones de las Juntas de los Tres Concejos se celebraban en una campa junto a una ermita, a la sombra de una centenaria encina, árbol simbólico como lo era el pino del Casal (árbol bajo el que se reunían los Siete Concejos del Valle de Somorrostro desde tiempo inmemorial) o lo es, a mayor escala, el roble de Gernika.

junta-de-concejo

La ermita de san Bernabé Apóstol tiene, por lo menos, tres siglos largos de existencia. La primera referencia que se conserva, en los libros de la parroquia de San Jorge de Santurtzi, a cuya jurisdicción pertenecía, data de 1680 cuando se la cita en una visita pastoral canónica, de las que se hacían periódicamente. En 1769 aparece con el nombre de san Bartolomé, un error de transcripción. Por aquel entonces, finales del siglo XVIII, la antigua ermita fue totalmente reconstruida.

interior-de-san-bernabe

Cada primero de enero los representantes de San Jorge de Santurce (que comprendía los actuales Ortuella y Santurtzi), Santa María de Sestao y San Salvador del Valle (Trapagaran) se reunían de forma ordinaria para la elección del regimiento, de los representantes comunes a los tres pueblos que participarían en las asambleas de la Junta de Avellaneda de las Encartaciones, a la que los Tres Concejos pertenecían.

Este órgano de gobierno estaba formado por el alcalde y otros cargos (síndico, regidor, fiel). Sin formar parte del mismo, participaba un escribano que levantaba acta de sus acuerdos, reflejados en el correspondiente libro de actas. En estas reuniones bajo la encina de Urioste podían participar todos los vecinos que lo deseasen aunque, en la práctica, solo participaba una parte. Trataban, además, temas relativos a contribuciones, ordenanzas, arreglo de caminos vecinales, aprovechamiento de pastos y montes, etc. También se reunían de forma extraordinaria en domingo o festivo cada vez que fuera necesario tratar asuntos urgentes que concerniesen a los Tres Concejos.

En la ermita una serie de paneles informativos explican con claridad y detalle la organización y el sistema electivo de los Tres Concejos. Son los siguientes:

elecciones tres concejos

?

60-sistema-electivo

61

62

63

64

65

66

Este sistema de organización y administración desapareció el 1 de enero de 1847 como consecuencia de la aplicación de la Ley municipal de 1845. Aun así, la “junta” de los Tres Concejos se siguió celebrando, si bien con características diferentes, para tratar temas comunes a los tres municipios, fundamentalmente los derivados de la gestión de los Altos Montes de Triano, un espacio proindiviso,  es decir, sin dividir entre los municipios propietarios o con determinados derechos sobre su explotación forestal y minera. Cuando a finales del siglo XIX, se adjudicó a cada municipio su parte de los montes, las reuniones dejaron de tener sentido y desaparecieron.

La ermita de san Bernabé Apóstol y la encina permanecen como testigos de esa historia común que ahora se pretende recuperar y difundir. Hasta ahora, se abría al público un solo día al año, el 11 de junio, fiesta del patrón. A partir de ahora, gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Ortuella y el Obispado de Bilbao, se abrirá también el primer domingo de enero para conmemorar la celebración de aquellas históricas asambleas de los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y no se descarta la posibilidad de realizar nuevas jornadas de puertas abiertas en otras fechas, en caso de que haya personas interesadas en conocer la historia de sus respectivos municipios.

ermita-de-san-bernabe-3

Por cierto, en Urioste se ubica el caserío en el que nació en 1838 José Cosme Aretxabaleta Balparda, eminente farmacéutico, botánico y zoólogo en Uruguay, una de mis propuestas para la renovación del callejero municipal santurtziarra, presente en los callejeros de Montevideo y de Bilbao. Más información en esta entrada del fantástico blog Somorrostro de Goio Bañales.

caserio-de-urioste

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: