Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Onomástica’ Category

El 31 de marzo de 1918, hace hoy un siglo, se celebraba solemnemente la inauguración del parque, ahora llamado de Santurtzi, y de su emblemática construcción, el kiosco de música.

Cien años de historia que voy a intentar resumir en esta entrada, tratando primero del parque. En una entrada consecutiva me centraré en el kiosco de música.

El espacio que ocupa el parque de Santurtzi, la antiguamente denominada concha de Santurce, es terreno ganado al mar a comienzos del siglo XX. Todo lo que se ve en color beis y azul en la siguiente ilustración que reproduce el litoral santurtziarra en 1901.

Era consecuencia de las obras de encauzamiento de la ría y mejora de su navegabilidad que se habían iniciado con la construcción del muelle de hierro para eliminar la barra de Portugalete. La construcción de muelles al abrigo del rompeolas y la previsible llegada del ferrocarril (demorada casi 20 años) obligó a rellenar y alinear el frente costero. En 1906-1907 se construyó el dique que desde Peñota llegaba al rompeolas. Hacia 1911 ya se había completado el relleno, pero no se había dado uso a la amplia explanada resultante del mismo.

El Ayuntamiento de Santurtzi solicita en marzo de 1913 la cesión del espacio sobrante del previsto para dar acceso al puerto exterior para destinarlo a parque público al Ministerio de Fomento. En la solicitud se incluye un proyecto de urbanización (incluye parque y kiosco) redactado por el arquitecto Mario Camiña Beraza, que fue arquitecto municipal de Santurtzi durante esos años.

Como todo terreno ganado al mar, el relleno es propiedad del Estado, sobre el que ejerce su jurisdicción la Junta de Obras del Puerto de Bilbao, dependiente del citado ministerio. Un año después, el 14 de mayo de 1914, mediante Real Orden, se accede a la petición en régimen de concesión administrativa.

Una vez recibida la respuesta del Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento decide abrir un nuevo expediente para solicitar no su arriendo sino la plena propiedad del terreno. Nunca hubo respuesta y mientras tanto, la explanada seguía tal cual. A finales de 1916 estaba a punto de expirar el plazo que el Estado había dado para hacer efectiva la cesión. El Ayuntamiento tenía que licitar las obras rápidamente para que su ejecución se realizase en plazo. Se desconocen las razones por las que no se ejecutó el proyecto de Mario Camiña. Quizás fuese la cuantía de la obra, la falta de tiempo para ejecutarlo o simplemente que Mario Camiña ya no era el arquitecto municipal.

En noviembre de 1916 el Ayuntamiento acuerda dirigirse a Ramiro Leza Agost, nacido en Madrid y formado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En aquel entonces era delineante del Ayuntamiento de Getxo y tenía experiencia en la planificación y diseño de jardines y parques. Además se abrió una suscripción popular para la financiación de las obras (se recaudaron 2.095 pesetas). A principios de diciembre Ramiro Leza ya tenía el proyecto, los planos y el presupuesto. Presentaba un cuidado trazado más o menos concéntrico en torno al kiosco de música.

A finales de ese mes el proyecto recibía el informe favorable de la Comisión municipal de Fomento, que además estimaba oportuno separar las obras: por una parte el parque, por otra el kiosco. Ramiro Leza redactaría los pliegos de condiciones para la realización de las obras y asumiría también la dirección facultativa. A comienzos de enero de 1917 se sacaba a subasta las obras del parque, que se adjudicaban a finales de ese mismo mes a Pantaleón Rementería por 4.512 pesetas. Las obras para acondicionar la explanada como parque público se dieron por terminadas en junio de 1917.

Las condiciones del arriendo del terreno acordadas entre las partes se aprobaron en la sesión del Ayuntamiento celebrada el 20 de junio de 1917. Tres meses después, el 15 de septiembre de 1917, el alcalde Juan Jose Mendizabal y el presidente de la Junta de Obras del Puerto Ramón de la Sota rubricaron el contrato de arriendo. De las siete condiciones es interesante resaltar la segunda: No podrá el Ayuntamiento levantar otras construcciones que un kiosco para la música, debiendo dedicarse el resto del terreno a jardines públicos. La renta anual que el Ayuntamiento debía pagar era simbólica: 50 pesetas.

La construcción del kiosco, diseñado también por Ramiro Leza Agost, se acordó en febrero y finalizó en octubre, pero una serie de deficiencias alargaron la recepción de la obra unos meses más. Finalmente, la ceremonia de inauguración y bendición del parque y del kiosco tuvo lugar el domingo 31 de marzo de 1918 a las 12 horas.

A finales de 1917 se acuerda trasplantar 21 árboles de la actual plaza Juan José Mendizabal al nuevo parque. Y poco a poco se fueron plantando numerosas especies arbóreas, algunas poco habituales hasta entonces: secuoyas de California, cedros del Himalaya, aligustres del Japón y palmeras americanas y africanas, entre otras. El Ayuntamiento y la sociedad Bihotz Gaztea editaron en 2005 una publicación al respecto.

Algunas fuentes apuntan a que este espacio ha sido declarado parque de interés histórico-artístico, pero yo no he encontrado ninguna referencia al respecto. Sin embargo, es cierto que fue declarado Conjunto de Conservación Integral según el PGOU aprobado definitivamente por Orden Foral 140/1998, de 12 de marzo, del Departamento de Urbanismo de la Diputación Foral de Bizkaia.

En 1981, el Estado transfirió la propiedad del terreno que constituye el parque al Ayuntamiento de Santurtzi. Desde entonces puede intervenir con total libertad sobre este espacio. La primera gran renovación que he documentado es la que se ejecuta en 1985. Así nos lo contaban en la prensa el 1 de marzo de 1985.

A comienzos de la década de los noventa del pasado siglo, la denominada calle peatonal se aprovecha para construir un aparcamiento subterráneo.

En 2003 se instalan sobre los parterres varias esculturas que forman parte del  denominado Museo de Esculturas al aire libre.

El 10 de julio de 2003 se inauguró la nueva estación de ferrocarril, ubicada 100 metros antes que la anterior. Dejó libre un espacio que se utilizó como aparcamiento provisional en superficie (y años después subterráneo). También se aprovechó para construir un tanque de agua de tormentas de 12.000 metros cúbicos de almacenaje (inaugurado el 10 de diciembre de 2007) y dos pequeños edificios unidos por una pérgola. El primero acoge la oficina de información juvenil, el Gaztebox, inaugurada el 18 de diciembre de 2007. El segundo da acceso a la maquinaria del tanque de tormentas. El 16 de mayo de 2008 se inauguraba, además, un área de juegos infantiles de casi 700 metros cuadrados.

La segunda gran renovación tiene lugar en 2009. Los trabajos costaron algo más de tres millones de euros, financiados por el primer Fondo Estatal de Inversión Local. Las obras comenzaron en junio y la reforma se inauguró el sábado 27 de febrero de 2010.

Se renovó el pavimento, la red de saneamiento, la iluminación, los aseos públicos y el mobiliario urbano. También se instaló un sistema de riego automático para los jardines. Una vez concluidas las obras, el parque ganó un 10% de zonas verdes. Además, se plantaron veinte árboles más, ocho de los cuales sustituían a los árboles muertos. En total, tras la reforma, el parque contaba con aproximadamente 150 ejemplares.

Durante la reforma, tuvo lugar un curioso hallazgo. Bajo los jardines se encontró un espacio olvidado que sirvió como refugio durante la Guerra Civil, pero originalmente diseñado para acoger aseos públicos, según parece. No tiene valor arquitectónico, pero sí simbólico. Fue sepultado de nuevo, pero una placa en el suelo señala su ubicación.

Otro de los elementos más característicos del parque, exceptuando el kiosco, la fuente de los monos, también fue renovada completamente en 2009, aunque la nueva mantiene una notable semejanza con la sustituida, instalada en 1974. Sin embargo, no fue la primera, sino la tercera fuente ornamental que ocupaba ese mismo lugar. Y siempre con polémica derivada de las condiciones del arriendo que solo permitía una edificación en el parque, el kiosko.

En principio, en 1918 se trasladó la fuente ornamental de 1882 que se ubicaba delante del palacio de Casa Torre, junto a la entrada de la antigua Escuela de Náutica.

Sin embargo, en 1922 se tuvo que trasladar unos 50 metros más al este, fuera del terreno ganado al mar, a consecuencia de la denuncia de una vecina, Liboria de la Iglesia, que mantenía un contencioso, sin relación con el parque, con el Ayuntamiento.

Luego, hacia 1926, se instaló una pequeña fuente de cantos rodados y pequeño surtidor y cascada. En la imagen podemos observar las dos fuentes: en primer lugar la de cantos y en segundo plano, casi en línea recta, la fuente de 1882.

Otra imagen de la fuente y del paseo de los rosales desde la perspectiva opuesta.

En la reforma de 2009 se eliminó la estructura ya abandonada de la gasolinera que había dejado de dar servicio hacia ya un año. La eliminación de esta peligrosa actividad había sido una de las reivindicaciones más demandadas de los vecinos próximos. El primer surtidor se instaló entre 1927 y 1930 en el lugar que ahora ocupa la escultura del Niño pescando, más o menos. La proximidad del surtidor a la iglesia facilitó su incendio en 1932.

Desde 1967 se ubicó en el lado opuesto del parque, junto a los baños, hasta que dejó de dar servicio a comienzos (primavera) de 2008.

El 29 de marzo de 2010, apenas un mes después del estreno del renovado parque, se inauguró un nuevo elemento ornamental, la estatua del niño pescando que nos recuerda y señala hasta donde llegaba el mar a comienzos del siglo XX.

En 2012 se procede a su ampliación en más de 8.600 metros cuadrados de zonas verdes sobre la cubierta del aparcamiento subterráneo. Se trató de un novedoso proyecto de urbanismo denominado “Los barcos traen promesas” en el que el uso y disfrute por parte de los ciudadanos es el principal objetivo, con especial atención a la vegetación, alternando praderas, jardineras, parterres en forma de olas de césped, etc. y con una iluminación que cobra gran importancia. Este diseño fue el más votado entre los siete presentados al concurso de proyectos para la ampliación del parque. Se inauguró el 24 de julio de ese mismo año.

Y a lo largo de sus cien años de vida, el parque ha cambiado su denominación oficial en varias ocasiones, al compás de los tiempos. En algunos documentos de 1923-1926 se le llama parque de Murrieta, quizás por confusión o por metonimia. Oficialmente, se denominó en primer lugar, el 30 de abril de 1927, parque Alfonso XIII. Con el advenimiento de la II República pasó a llamarse parque Galán y García Hernández el 26 de abril de 1931. Tras la ocupación de nuestro municipio por las tropas franquistas el parque recibió un nuevo nombre, el parque del Generalísimo Franco, el 7 de julio de 1937. Finalmente, el 15 de mayo de 1980, se denominó parque de Santurtzi.

Cien años después siguen plenamente vigentes las palabras con que finalizó su discurso el alcalde Juan José Mendizabal.

Anuncios

Read Full Post »

 

Hoy es otro de esos días significativos en la historia de nuestro municipio. El 6 de enero se conmemora el nacimiento de Santurtzi para la Historia (en 1075). El 23 de abril es el del santo patrón que le dio nombre. El 29 de julio el del nacimiento del actual término municipal de Santurtzi tras la disgregación del antiguo Concejo de Santurce (en 1901). Hoy, 22 de marzo, conmemoramos el trigésimo quinto aniversario de la aprobación de su actual denominación oficial, SANTURTZI.

El nombre del  municipio aparece plenamente formado a finales de la Edad Media. La grafía puede variar, pero está claro que escritos de una u otra manera los topónimos Santurçi, Santursi, Santurse, Santurze, Santurzi, etc. se refieren al mismo lugar. Durante la Edad Moderna, Santurze sería la forma “preferida” hasta que se generalizó el uso de Santurce, que responde a la ortografía que fijó la Real Academia Española en 1815. El tradicional Concejo de Santurce se dividió en dos en 1901. Surgen entonces los concejos de Santurce-Antiguo y Santurce-Ortuella. Ninguno de los dos se desprendió oficialmente del nombre original. Y así continuaron hasta el 27 de marzo de 1981 (resolución de la Viceconsejería de Administración Local, publicada en el BOPV del 29 de mayo), en el caso de Ortuella, y el 22 de marzo de 1983 (resolución de la Viceconsejería de Administración Local, publicada en el BOPV del 26 de abril del mismo año), en nuestro caso.

Quizás, en 1901, se podría haber optado por otra variante tradicional para denominar a nuestro municipio, San Jorge de Santurce, lo que no deja de ser una redundancia toponímica (tautopónimo), dado el origen etimológico de Santurce. Pero el caso es que no se hizo y se optó por añadir el apelativo Antiguo al nombre tradicional del concejo para dejar claro, frente a Santurce-Ortuella, que el heredero de la esencia, de las raíces, era nuestro municipio.

Y así lo encontramos en diversas señalizaciones. Por ejemplo, en los rótulos de azulejos instalados por la Diputación de Bizkaia de los cuales no se conserva ninguno. Ni tan siquiera una fotografía. La siguiente imagen es una reproducción.

En el caso de placas metálicas de señalización vial, podemos encontrar alguna imagen como la siguente, de 1973, en la que se aprecia la “coletilla” Antiguo a menor tamaño, a continuación del topónimo Santurce.

El caso es que a lo largo de los 80 años en que ambos municipios compartieron el término Santurce en su denominación oficial dio lugar a confusiones. Además, con el tiempo, los usos y costumbres fueron imponiendo el término Santurce para nuestro municipio y el termino Ortuella para el vecino. Y a comienzos de los años 80 se vio la necesidad de regularizar esa práctica.

En nuestro caso, ya en los años 60 se planteó la conveniencia de desprenderse de la partícula Antiguo. El procedimiento se inició el 13 de enero de 1966. En febrero de 1966, el entonces Ayuntamiento de Santurce tanteó al Ayuntamiento de Ortuella para actuar en común al respecto, de modo que fuesen simultáneos los cambios de denominación oficial de ambos municipios. Parece ser que se llegó a un compromiso. Incoaron respectivos expedientes de acuerdo a la legislación entonces vigente (Ley de Régimen Local y Reglamento de Población y Demarcación territorial de las Entidades locales).

El 23 de junio de 1966 el Ayuntamiento acuerda adoptar el nombre de Santurce a secas, por ser este el nombre tradicional. Ortuella hará lo propio (desconozco la fecha exacta). Después de cumplir con los sucesivos trámites, anuncios públicos y plazos legales, el Ayuntamiento ratifica el acuerdo sobre cambio de denominación del municipio y lo remite al Ministerio de la Gobernación para su aprobación definitiva. Al parecer no se aprueba, ya que no he encontrado el anuncio oficial en el B.O.E. Y los hechos posteriores así lo confirman.

Tras la aprobación del Estatuto de Gernika, la potestad para aprobar el cambio de la denominación de un municipio vasco es competencia de la Comunidad Autónoma y se regula por el decreto correspondiente, aprobado el 12 de diciembre de 1983, aunque según el Real Decreto 1690/1986, el nombre de los municipios de nueva creación y los cambios de denominación de los ya existentes sólo tendrán carácter oficial cuando, tras haber sido inscritos o anotados en el Registro de Entidades Locales de la Administración del Estado, se publiquen en el B.O.E.

En septiembre de 1979 parece retomarse el asunto. El Partido Socialista de Euskadi presenta una moción proponiendo el cambio del nombre del municipio, de Santurce-Antiguo a Santurce. En la moción se argumenta que Ortuella ya se ha desprendido oficialmente de la partícula Santurce, adecuando la denominación oficial a la situación de hecho y que no hay motivo alguno para que nuestro municipio no haga lo propio. En el transcurso del debate de la moción socialista se llega al acuerdo de solicitar el cambio de denominación, pero proponiendo como alternativa a Santurce Antiguo el término Santurtzi.

Se inician los trámites pertinentes, la consulta al Archivo de la Casa de Juntas de Gernika, Diputación Foral, Euskaltzaindia, etc. para que emitan el informe correspondiente. En junio de 1980, con el aval de Euskaltzaindia, se acuerda sustituir la denominación de Santurce Antiguo por Santurtzi y comunicar dicho acuerdo al Gobierno Vasco y al Gobierno Civil de Bizkaia. Además se publicó el correspondiente anuncio en el B.O.P.V., n.º 190 de 19 de agosto de 1980. Pero no se acaban aquí los trámites.

En diciembre de 1982, el Departamento de la Presidencia del Gobierno Vasco publica en el B.O.P.V. la relación de municipios de la Comunidad Autónoma y, sorprendentemente, el nuestro figura con el nombre de Santurce Antiguo. No se había admitido el cambio porque no se había obtenido la correspondiente autorización de la Viceconsejería de Administración Local y faltaba el preceptivo informe de la Diputación Foral. En consecuencia, continúan los trámites y finalmente, el 22 de marzo de 1983, la Viceconsejería de Administración Local autoriza el cambio de denominación del municipio que, en lo sucesivo, se denominará Santurtzi.

Esta resolución se publicará en el B.O.P.V. el 26 de abril de 1983 y en el B.O.E. el 22 de abril de 1989.

Read Full Post »

Aunque con unos meses de retraso, no puedo dejar pasar 2017 sin dedicar una entrada al topónimo Mamariga cuya primera referencia escrita, por el momento, está fechada el 7 de mayo de 1492, hace 525 años. Tengo que agradecer a Carlos Glaría que nos lo haya recordado durante la conferencia Mamariga, atalaya de Santurtzi celebrada el pasado miércoles 13 de diciembre.

El documento está transcrito y publicado en el volumen titulado Colección documental del Archivo Municipal de Portugalete que forma parte de la colección Fuentes documentales medievales del País Vasco. Está incluido en la Biblioteca Digital Portugaluja.

Forma parte de un expediente de 1501 que trata de un pleito entablado entre la villa de Portugalete y los Tres Concejos del Valle de Somorrostro (Santurce, Sestao y San Salvador del Valle) relativo a diferentes licencias otorgadas por la villa a los vecinos de esos concejos. Mamariga se menciona en el verso del folio sexto.

Del topónimo Mamariga y de su importancia y presencia en los mapas y cartas náuticas de los siglos XVII y XVIII ya había hablado en el blog:

Respecto al origen etimológico del término Mamariga, Carlos Glaría publicó en 2001 un excelente libro titulado Santurtzi, entidad histórica, lengua y toponimia en el que explica el origen y la evolución de los topónimos santurtziarras, muchos de ellos olvidados. Solo unos pocos están presentes en el callejero municipal. A la consulta de esta publicación os remito para conocer más sobre este interesante tema.

Read Full Post »

El miércoles 13 de diciembre a las 18:30 se celebra una conferencia en el Mamariga Kulturgunea con el objetivo de fomentar el conocimiento y la difusión de nuestra memoria histórica. En esta ocasión la actividad propuesta se centra en el tradicional barrio pesquero de Mamariga, atalaya de Santurtzi.

Los ponentes hablarán de toponimia, historia, creencias marineras, etc., en torno a la antigua ermita de la Virgen del Mar en Mamariga, ubicada en una posición  estratégica, dominando el Abra. De ahí el título de la conferencia, que se complementará con una posterior visita guiada a la actual iglesia, sucesora de la antigua ermita.

En el blog ya se han publicado varias entradas relativas a la importancia de Mamariga como punto de referencia para la navegación, a la historia de su ermita marinera y a los exvotos que aún conserva, que fueron protagonistas de una interesante exposición celebrada el año pasado en Bilbao.

De toponimia local y de creencias marineras son verdaderos expertos Carlos Glaría y Xabier Armendariz. Además saben difundir sus conocimientos de forma sencilla y amena.

En resumen, esta propuesta es una buena oportunidad para aprender más sobre el pasado de nuestro barrio y de las costumbres y creencias de sus vecinos a lo largo de los últimos cuatro siglos.

Read Full Post »

Un día tan señalado como el de hoy, pero hace 130 años, el 23 de abril de 1887, se fundó la actual comuna de Santurce. Para situarnos en el mapa de la extensa (casi 2.800.000 km2) República Argentina, Santurce se encuentra en el departamento de San Cristóbal en la provincia de Santa Fe.

La provincia de Santa Fe es netamente agrícola-ganadera: el maíz, el lino, la alfalfa, el trigo y la producción lechera sobresalen por encima de los demás productos. Los nombres de Acebal, Alcorta, Aldao, Amenabar, Arocena, Arteaga, Avellaneda, Baigorria, Elortondo, Garay, Irigoyen, Iriondo, Landeta, Mugueta, Narrechea, Portugalete, Santurce, Uransa, y Zavalla, denominaciones de distintas localidades de la provincia, nos recuerdan la presencia vasca a lo largo de su historia.

Para hablar de la génesis de Santurce es imprescindible tratar de la historia del departamento de San Cristóbal y de su capital, también denominada San Cristóbal, pues sus raíces son compartidas. San Cristóbal es la cabecera del departamento homónimo y la más importante localidad. Ocupa un lugar estratégico y constituye un importante nudo de comunicaciones no solo a nivel provincial sino también nacional.

La parte de su historia más interesante para nosotros comienza en 1881 cuando las tierras de la entonces colonia San Cristóbal formaban parte del lote de 64,3 leguas cuadradas equivalentes a 160.760 ha o 1607,5 km(para hacernos una idea Bizkaia tiene una superficie de 2.217 km2) entregados por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, junto con otros seis lotes de la misma extensión a la banca “Cristóbal Murrieta y Cía.” en garantía y pago de un empréstito contraído por aquella. Sobre el empréstito Murrieta y la conquista y colonización de extensos territorios en la región del Chaco en el último cuarto del siglo XIX hay publicado un interesante trabajo (aunque con algunos datos confusos sobre Cristóbal Murrieta Mello) al que se puede acceder en este enlace.

Tras hacerse con la propiedad de las tierras, la banca “Cristóbal Murrieta y Cía.” intentó rentabilizar la inversión mediante la organización de una compañía colonizadora propia y su venta en parcelas a inmigrantes europeos y en agosto de 1884 se constituye la compañía denominada “Santa Fe Land Company Limited” (Compañía de Tierras de Santa Fe Limitada), a quien la banca Cristóbal de Murrieta y Cía. transfiere sus propiedades en la provincia para su división en lotes y su ulterior colonización y explotación económica. Aunque la colonia de Santurce surge en 1887, la compañía establece como sede principal San Cristóbal, que crece entre 1884 y 1889 y se constituye en comuna el 21 de enero de 1894.

Otra colonia, Portugalete, se traza el 18 de septiembre de 1890. Inicialmente se habían establecido dos colonias, Portugalete y Algorta, y un sólo pueblo Algorta, en cuyos terrenos se localizaban los lotes destinados a los edificios públicos. Actualmente, Portugalete y Algorta forman una única comuna que recibe el primer nombre. En total, fueron cinco las colonias establecidas en aquel periodo: Algorta (16.619 ha), Ñanducita (6.395 ha), Portugalete (17.264), San Cristóbal (2.626) y Santurce (10.799 ha).

En origen, Santurce, en el Lote 14, se trazó con la idea de que fuera el centro principal del territorio administrado por la Compañía de Tierras de Santa Fe. T. W. Dodds y José Raschee presentaron el plano trazado por el agrimensor Franco Wiggin que fue aprobado por el gobierno santafesino el 23 de abril de 1887, fundándose así la colonia denominada Pueblo Santurce como homenaje a la tierra natal de Cristóbal de Murrieta Mello. De nuestro prócer local hay abundante información en el blog (genealogíamonumentoobra socialampliación territorial, etc.).

Sin embargo, ese propósito inicial de convertir Santurce en núcleo y eje de la organización del territorio no se hizo realidad por cuanto casi en las mismas fechas, San Cristóbal se constituyó en punto de arranque del ferrocarril a Tucumán y, al mismo tiempo, punto terminal del ferrocarril a Santa Fe, lo que motivó que desplazara a Santurce como capital o cabeza del territorio.

Fueron ingleses los primitivos compradores de lotes en la colonia Santurce y suizos en Portugalete. Tras la quiebra en 1890 de la casa Murrieta, efecto indirecto de la crisis de la banca Baring Brothers, que removió el establishment financiero de la city londinense, la Compañía de Tierras de Santa Fe pasaría a denominarse Compañía Forestal de Santa Fe, denotando así su reconversión empresarial.

De este modo, las cinco colonias ya fundadas, San Cristóbal, Portugalete, Santurce, Algorta y Ñanducita, quedarían aisladas en medio de los inmensos latifundios, alejados de las principales aglomeraciones poblacionales surgidas del impulso colonizador. La población prosperaría muy lentamente y los cambios organizativos fueron también lentos. Portugalete no  se constituiría como comuna hasta el 16 de febrero de 1921, integrándose en ella también el distrito de Algorta.

En el segundo censo general de la República Argentina, levantado el 10 de mayo de 1895, aparece por primera vez Santurce, eso sí, con una curiosa grafía: San Turce.

La verdad es que el Santurce argentino no llegó a despegar, eclipsado por su proximidad a San Cristóbal (aproximadamente 15.000 habitantes en 652 km2). En la actualidad, Santurce es una comuna de 99,67 km2 de superficie con escasa población, 110 habitantes en 2010. Y con Portugalete sucede otro tanto: en torno a 400 habitantes (en 1980) para 426,5 km2.

En cuanto a la emblemática (heráldica y vexilología) de estas tres localidades, Portugalete, San Cristóbal y, especialmente, Santurce, hay escasa información disponible en Internet. La única bandera que he encontrado corresponde a la ciudad y municipio de San Cristóbal, oficializada mediante la Ordenanza N.º 2891 del 28 de noviembre de 2005.

En la franja superior, se encuentran ubicadas doce estrellas plateadas que representan cada uno de los barrios que componen la ciudad (plateadas porque representan la templanza, verdad e integridad de todos y cada uno de los habitantes de cada barrio) sobre un fondo color verde que representa no sólo la riqueza productiva que posee sino la esperanza de su gente. Se encuentran agrupadas como símbolo de que la unión hace la fuerza.

La franja inferior de color rojo representa la fortaleza de los sancristobalenses para afrontar los obstáculos en su camino al progreso. Como centro partiendo desde el ángulo inferior izquierdo surgen las vías del ferrocarril de manera estilizada, representando sus raíces como pueblo netamente ferroviario y evolucionando en un camino que los proyecta a un futuro de progreso y engrandecimiento. Los bordes de plata y el verde representan que ese camino a recorrer será cimentado en la templanza, verdad e integridad de los sancristobalenses, alentados con el verde esperanza.

Respecto a los escudos de estas entidades locales, nada he encontrado sobre Portugalete. San Cristóbal utiliza un escudo aprobado el 18 de julio de 1969 que, en líneas generales, es bastante acorde con las reglas heráldicas. Se blasona de la siguiente manera: de oro, campaña ondada de azur cargada de dos fajas ondadas de plata, brochante un báculo de sinople, del que cuelga una calabaza de anaranjado, puesto en palo, acompañado de dos testuces o reencuentros de toro de sable, astados y y argollados de plata.

Como timbre una corona mural con cuatro torres de oro mazonada de sable y como cimera una estrella de plata de cinco puntas. Rodeando el escudo unas vías férreas de plata, en orla, con una cinta entrelazada con la leyenda: “Puerta del Norte Santafesino”. Y como divisa: “San Cristóbal”.

La comuna de Santurce, sin embargo, no tiene un emblema que podamos denominar blasón o escudo pues emplea imágenes naturales, paisajísticas y realistas. Los escudos de armas no deben reproducir escenas ni paisajes; si no se puede blasonar no es un escudo de armas.

En cualquier caso, se han decidido por un emblema que muestra en forma paisajística las principales riquezas agropecuarias de la localidad, representadas por el ganado vacuno y la planta de girasol. En una web dedicada a la emblemática argentina lo describen de la siguiente manera: “Trae en el primer cuartel sobre tapiz de azur aclarado de plata sobre la línea del horizonte dos vacunos de su color paciendo orientados a la siniestra. Trae en el segundo cuartel tapiz de sinople. Moviente del cantón diestro de la punta e invadiendo el primer cuartel una plata de girasol de oro, con el centro de gules y foliada de sinople por siete  de distinta orientación y tamaño”.

Por este motivo solicité al experto heraldista Xavi García, redactor del blog Dibujo Heráldico, que me diseñara, inspirándose en el emblema anterior, unas propuestas de blasón para el Santurce argentino plenamente acordes con las reglas heráldicas. Este es el resultado: cuatro opciones, que pueden gustar o no, pero que son auténticos escudos heráldicos.

Read Full Post »

ermita-de-san-bernabe-2-copia

Hoy, domingo 8 de enero, el Ayuntamiento de Ortuella celebra por primera vez una jornada de puertas abiertas en la ermita de san Bernabé Apóstol de Urioste para recordar que en torno a ese lugar se juntaban el día 1 de enero los representantes de los tres pueblos que formaban la entidad denominada Tres Concejos del Valle de Somorrostro.

7 concejos

Urioste es un histórico barrio de Ortuella que se encuentra a los pies de los Montes de Triano, a mitad de camino entre Portugalete (su etimología nos remite a su ubicación, detrás de la villa), Sestao, Santurtzi y Trapagaran, lugar idóneo para reunir a los representantes de cada una de las tres jurisdicciones que constituían los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y como solía ser habitual, las reuniones de las Juntas de los Tres Concejos se celebraban en una campa junto a una ermita, a la sombra de una centenaria encina, árbol simbólico como lo era el pino del Casal (árbol bajo el que se reunían los Siete Concejos del Valle de Somorrostro desde tiempo inmemorial) o lo es, a mayor escala, el roble de Gernika.

junta-de-concejo

La ermita de san Bernabé Apóstol tiene, por lo menos, tres siglos largos de existencia. La primera referencia que se conserva, en los libros de la parroquia de San Jorge de Santurtzi, a cuya jurisdicción pertenecía, data de 1680 cuando se la cita en una visita pastoral canónica, de las que se hacían periódicamente. En 1769 aparece con el nombre de san Bartolomé, un error de transcripción. Por aquel entonces, finales del siglo XVIII, la antigua ermita fue totalmente reconstruida.

interior-de-san-bernabe

Cada primero de enero los representantes de San Jorge de Santurce (que comprendía los actuales Ortuella y Santurtzi), Santa María de Sestao y San Salvador del Valle (Trapagaran) se reunían de forma ordinaria para la elección del regimiento, de los representantes comunes a los tres pueblos que participarían en las asambleas de la Junta de Avellaneda de las Encartaciones, a la que los Tres Concejos pertenecían.

Este órgano de gobierno estaba formado por el alcalde y otros cargos (síndico, regidor, fiel). Sin formar parte del mismo, participaba un escribano que levantaba acta de sus acuerdos, reflejados en el correspondiente libro de actas. En estas reuniones bajo la encina de Urioste podían participar todos los vecinos que lo deseasen aunque, en la práctica, solo participaba una parte. Trataban, además, temas relativos a contribuciones, ordenanzas, arreglo de caminos vecinales, aprovechamiento de pastos y montes, etc. También se reunían de forma extraordinaria en domingo o festivo cada vez que fuera necesario tratar asuntos urgentes que concerniesen a los Tres Concejos.

En la ermita una serie de paneles informativos explican con claridad y detalle la organización y el sistema electivo de los Tres Concejos. Son los siguientes:

elecciones tres concejos

?

60-sistema-electivo

61

62

63

64

65

66

Este sistema de organización y administración desapareció el 1 de enero de 1847 como consecuencia de la aplicación de la Ley municipal de 1845. Aun así, la “junta” de los Tres Concejos se siguió celebrando, si bien con características diferentes, para tratar temas comunes a los tres municipios, fundamentalmente los derivados de la gestión de los Altos Montes de Triano, un espacio proindiviso,  es decir, sin dividir entre los municipios propietarios o con determinados derechos sobre su explotación forestal y minera. Cuando a finales del siglo XIX, se adjudicó a cada municipio su parte de los montes, las reuniones dejaron de tener sentido y desaparecieron.

La ermita de san Bernabé Apóstol y la encina permanecen como testigos de esa historia común que ahora se pretende recuperar y difundir. Hasta ahora, se abría al público un solo día al año, el 11 de junio, fiesta del patrón. A partir de ahora, gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Ortuella y el Obispado de Bilbao, se abrirá también el primer domingo de enero para conmemorar la celebración de aquellas históricas asambleas de los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y no se descarta la posibilidad de realizar nuevas jornadas de puertas abiertas en otras fechas, en caso de que haya personas interesadas en conocer la historia de sus respectivos municipios.

ermita-de-san-bernabe-3

Por cierto, en Urioste se ubica el caserío en el que nació en 1838 José Cosme Aretxabaleta Balparda, eminente farmacéutico, botánico y zoólogo en Uruguay, una de mis propuestas para la renovación del callejero municipal santurtziarra, presente en los callejeros de Montevideo y de Bilbao. Más información en esta entrada del fantástico blog Somorrostro de Goio Bañales.

caserio-de-urioste

Read Full Post »

Nomenclátor de Santurtzi

El domingo 13 de marzo, 1.074 vecinos de Santurtzi, mayores de edad, que ejercieron su derecho al voto en una consulta popular organizada al efecto, decidieron qué nombres, entre los propuestos con anterioridad, deberían sustituir a los que, según el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, debían eliminarse del nomenclátor municipal. El resultado fue el siguiente:

  • Para la calle Capitán Mendizábal: Itsasalde recibió 463 votos; Bolintxes, 368 votos y Rompeolas, 212 votos.
  • Para la calle Daniel Pereda: integrarla en el grupo Bizkaia recibió 517 votos; Araba, 292 votos y Torquillas, 138 votos.
  • Para la calle Ildefonso Arrola: integrarla en la calle Juan XXIII recibió 392 votos; Abra, 327 votos y Kantauri Itsasoa, 246 votos.
  • Para la calle Leonor Amezaga: Aldapa recibió 474 votos; Bertsolaritza, 256 votos y Bellamar, 240 votos.
  • Para la calle Maestro Calles: Vapor Habana recibió 373 votos; Askatasuna, 361 votos y Andereño- Maisuak, 260 votos.
  • Para el grupo Víctor Sáez: Ocho de marzo recibió 444 votos; Tres Concejos, 299 votos y Antiguo Cementerio, 221 votos.
  • Para el grupo José María Larrea: Serantes recibió 432 votos; Lagun Zaharrak, 368 votos y Frontón, 181 votos.

En consecuencia, el 31 de marzo el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad el resultado de la consulta y procedió a encargar la fabricación de las nuevas placas con los nuevos nombres. En total, se han sustituido durante las dos primeras semanas de octubre 24 placas, la mayoría correspondientes a las calles y grupos de viviendas con nueva denominación. De paso, también se ha aprovechado para renovar diversas placas sin relación con el asunto que estaban deterioradas y alguna que faltaba desde hace años. Las siguientes imágenes son prueba de ello:

  • Aldapa (calle # kalea)

calle-aldapa

  • Habana ontzia – Vapor Habana (calle # kalea)

Habana

  • Itsasalde (calle # kalea)

Itsasalde

  • Martxoaren Zortzia – Ocho de marzo (grupo # auzunea)

grupo-ocho-de-marzo

  • Serantes (grupo # auzunea)

grupo-serantes

Sin embargo, algo me llama la atención. Y como una imagen (tomada hoy, 11 de octubre, a las 09:30) vale más que mil palabras…

placa-nueva-y-vieja

clipboard01

Entre las placas que faltaban estaba la de la plaza Juan José Mendizabal, esa plaza que popularmente recibe un nombre que no le corresponde…

placa-juan-jose-mendizabal

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: