Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Patrimonio artístico’ Category

Cabecera EnSanturtzi.com

Noveno artículo de la serie, publicado en el número 111 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de noviembre. Más información en el propio blog, en este enlace.

santurtzi-ezagutu-9

Read Full Post »

santurtziko-abesti-herrikoiak

A comienzos de la pasada semana un usuario de la biblioteca me propuso realizar una entrada dedicada a la popular canción Desde Santurce a Bilbao porque considera que la letra que se canta habitualmente ha perdido parte de su sentido, de su fina ironía, de su crítica soterrada a las encorsetadas mujeres de la alta sociedad de Bilbao y Costa Rica en la Belle Époque. Me apunté su sugerencia pero reconozco que no estaba entre mis prioridades.

Sin embargo, la canción ha tenido su momento de gloria en la gala de clausura de la cuarta edición del SanturZine, al tener un importante papel en el corto ganador de la sección local, titulado Dam to Dam. Una casualidad que he convertido en oportunidad para dedicarle esta entrada.

La canción, popular, tradicional y anónima, recoge un hecho real: Santurtzi era uno de los puertos vizcaínos más importantes en la pesca de bajura y sus sardineras recorrían descalzas la margen izquierda de la ría hasta Bilbao para vender, transportada en la típica cesta sobre la cabeza, su característica mercancía: la sardina fresca del Abra, recién pescada por sus padres, esposos o hijos. Es, por tanto, una canción costumbrista, de estructura descriptiva cuyo objetivo no es contar una historia, sino representar una estampa cotidiana del mundo arrantzale en el Santurtzi de fines del siglo XIX.

Hace ya un tiempo, en el blog de la Red de Bibliotecas de Santurtzi se publicó una entrada dedicada a una versión, seguramente la primera publicada de esta popular canción, allá por 1908, en el periódico liberal bilbaíno La Guerra Carlista.

la-guerra-carlista

1-letra-de-1908-recorte-del-periodico

En esta versión inicial de la popular bilbainada aparecen ya elementos característicos que se conservan en la composición actual como la venta en Bilbao, la saya (mejor que falda) remangada, la pantorrilla, el desparpajo de las sardineras y el estribillo (Sardina frescue).

Esta canción se dio a conocer, al parecer, en uno de los primeros concursos de bilbainadas (canciones populares de Bilbao) que se celebraban en Bilbao desde finales del siglo XIX. Estas canciones se caracterizan por tener un aire localista y la letra en castellano. En este caso concreto se recrea una pintoresca estampa de finales del siglo XIX y por ello, podríamos concluir que nació, como muy tarde, en el último decenio de ese siglo.

grupo de sardineras con cesta

En muy poco tiempo salió de la Ría de Bilbao y se difundió por doquier gracias a la gente que se encargaba de transmitirla de boca en boca (de ahí quizás las variaciones en la letra, algunas de las cuales afectan al sentido) y de mantenerla viva, gozando de enorme popularidad. Dos curiosas anécdotas ilustran este fenómeno.

La primera es verdaderamente asombrosa, en mi opinión. Desde Santurce a Bilbao se empleó como himno nacional español en una ocasión, según cuenta el militar e historiador José María Gárate Córdova. Al parecer, ya casi al final de la Guerra Civil, el ejército franquista ocupó Puigcerdá, municipio que limita con Francia, en febrero de 1939. En la frontera hicieron los honores una unidad francesa y el tercio de requetés Ortiz de Zárate. Los franceses izaron su bandera y la banda de música toco La Marsellesa. A continuación, la unidad española izó su bandera pero no tenían banda para interpretar el himno que, por otra parte, no tiene letra. Entonces, el oficial requeté al mando pensó que había que cantar algo que conociesen todos los miembros del tercio y gritó: “la de Santurce”. Se pusieron firmes, los franceses se cuadraron, presentaron armas, y los oficiales saludaron mientras los requetés, conteniendo la risa, cantaron con toda su alma: “Desde Santurce a Bilbao…”. Como en Casablanca pero en versión Aterriza como puedas.

También hay testimonios de que era habitualmente cantada por la División Azul, especialmente en el regimiento 262, integrado por muchos soldados procedentes de las provincias ribereñas del mar Cantábrico que solían cantar coplas que evocaran el ambiente de su tierra natal. Así lo recoge Alfredo González Díez en su obra Alegres soldados. No se conocen versiones diferentes de la letra más conocida en la División Azul. Y tiene su lógica, porque esta canción tiene tanta personalidad que no se improvisan letras específicas para ambientes distintos, a pesar de su marcado carácter localista.

Sin embargo, si hay que mencionar que, inspirada en ella, se hizo una versión musical diferente (y con algún cambio gramatical) para la película de 1960 titulada María, matrícula de Bilbao, dirigida por Lászlo Vajda y basada en la novela juvenil del mismo nombre (cuyo primer título fue Luiso, y en la que el barco María era, inicialmente, matrícula de Santander). Esta novela fue libro de texto de Formación del Espíritu Nacional en 2º curso de bachiller desde, al menos, 1957. Parte de los exteriores de la película se rodaron en Portugalete, la Ría y el Abra. En este enlace del blog Monografías Históricas de Portugalete dan buena cuenta de ello.

maria_matricula_de_bilbao

Tan popular es la canción que da nombre a la carrera internacional en ruta que viene celebrándose desde 1989.

Ademas, el 8 de julio de 1994, coincidiendo con el inicio de las fiestas del Carmen, la asociación de comerciantes Zona 4, antecedente de la actual Comercios Unidos de Santurtzi, hizo entrega de la primera Sardina de Plata a los cuatro grupos musicales que más han difundido la canción “Desde Santurce a Bilbao”: Los Cinco Bilbaínos, Indarra, Iñaki y Ramón y Los Txikis.

Pero el verdadero objetivo de esta entrada es recuperar esa crítica social implícita en la canción, ya presente en la letra de la versión de 1908 y que en la actualidad está difuminada cuando no perdida o tergiversada. No me cabe la menor duda de que las abnegadas sardineras santurzanas de finales del siglo XIX y comienzos del XX no tenían por costumbre usar habitualmente corsé y mucho menos para trabajar. El corsé era una prenda muy incómoda; sin embargo, a finales del siglo XIX era impensable que las mujeres de la alta sociedad no llevaran corsé o que vistieran faldas que mostrasen sus piernas.

El trabajo de la sardinera era muy duro. Caminaba hasta Bilbao descalza (hasta la llegada del ferrocarril, y no siempre les compensaba cogerlo), con la cesta repleta de sardinas sobre la cabeza, hiciese buen o mal tiempo, pasando por caminos sin asfaltar, encharcados o embarrados. A veces se tenían que meter dentro del agua y mojarse para llegar a ciertos lugares. De ahí que se remangaran saya, luciendo las pantorrillas, como dice la letra de la copla, para intentar no mancharse o mojarse la ropa. No era un gesto de coquetería, era una necesidad. Y el corsé un estorbo. En las diferentes versiones de la canción podemos observar variaciones en la letra que alteran al sentido:

  • aunque me oprime el corsé
  • porque me oprime el corsé
  • sin que me oprima el corsé (la forma más antigua y, en mi opinión, la más correcta)

Una vez llegaban a su destino, Bilbao en la canción, las sardineras caminaban por las principales calles y plazas de la ciudad intentando vender las sardinas de puerta a puerta. Era una venta ambulante, de ahí que la canción adquiera tintes de pregón en su estribillo para publicitar las buenas propiedades y la calidad de su producto (Mis sardinitas, que ricas son / Son de Santurce, las traigo yo). Sin duda, era la canción estrella en los concursos de pregoneras de pescado documentados en las primeras décadas del siglo XX.

Sardineras de Santurze copia

Para atraer la atención de las posibles clientas es necesario dar fuerza al discurso y por eso se utiliza la primera persona, ya sea en forma de posesivo (MIS sardinitas) o de pronombres (las traigo YO). La sardinera, el yo poético, establece una vinculación directa y natural con su mercancía: no hay trampa ni engaño, son sardinas frescas recién pescadas. Y además son de Santurce, garantía suprema de calidad. Emplear el diminutivo (sardinitas) da un carácter afectivo y cercano al pregón.

También se emplean algunas figuras retóricas, como la anadiplosis, que consiste en empezar un verso o una frase con la misma palabra con la que termina el verso o la frase anterior (que ricas son / son de Santurce) y que contribuye a que la melodía resulte alegre y pegadiza. También se emplea el poliptoton que consiste en el uso repetido de diferentes formas gramaticales de una misma palabra en una sola frase (Si yo le digo que a cuatro, ella me dice que a tres). Esta figura retórica permite marcar el contraste entre el punto de vista de la sardinera y el de las clientas respecto del precio de las sardinas.

Respecto a la métrica de la canción, las estrofas son coplas, es decir, 4 versos octosílabos rimando el segundo con el cuarto mientras que el primero y el tercero quedan libres. El estribillo está formado por dos versos que forman un pareado en asonante.

Evidentemente, hay canciones con más calidad literaria, con un lenguaje más rico y elaborado que esta. Sin embargo, su valor no reside solo en lo puramente estético sino, sobre todo, en servir de reflejo del contexto de una época concreta. Estas canciones costumbristas se convierten en un documento importante que nos permite ver cómo funcionaba el mundo en un determinado momento histórico. Y esta copla es un ejemplo de ello. La figura de la sardinera es el símbolo del mundo arrantzale del Abra en general, y de Santurtzi en particular, de la primera mitad del siglo XX. El devenir de los tiempos y el desarrollo de medios más eficaces para la conservación y distribución de alimentos perecederos han contribuido a la extinción de este entrañable oficio. Sin embargo, estas canciones contribuyen a que permanezcan en el tiempo todos estos recuerdos y modos de vida, nos ayudan a que la realidad de una época anterior no caiga en el olvido, ya que crea fotografías apasionantes de nuestro pasado.

A continuación, algunas de las versiones que he encontrado:

2-letra-mas-popular-aunque-me-oprime

********************************

3-letra-mas-popular-porque-me-oprime-y-con-ligeras-variaciones

********************************

3-letra-mas-popular-con-variaciones

********************************

5-letra-popular-saya

********************************

4-letra-con-partitura-sin-que-me-oprima

En el número 36 (1977) de la colección Temas vizcaínos, titulado Monumentos laborales de Vizcaya, encontramos dos interesantes referencias: letra y música de las estrofas más conocidas, y letra que parece fundir la versión más antigua, la de 1908 y la más popular.

desde-santurce-a-bilbao-en-monumentos-laborales-1-pdf

desde-santurce-a-bilbao-en-monumentos-laborales-2-pdf

Read Full Post »

x-jornadas-europeas-patrimonio

Las Jornadas Europeas del Patrimonio se celebran desde 1991 por iniciativa del Consejo de Europa en colaboración con la Unión Europea. Tienen como objetivo fundamental establecer una conexión entre la ciudadanía y su patrimonio. Cada año las Jornadas Europeas del Patrimonio cuentan con un tema, un hilo conductor que trata de dar unidad a las numerosas actividades que municipios, museos, asociaciones, empresas e incluso particulares ofrecen en Bizkaia, con el objetivo de que el visitante se identifique con el lugar visitado, se reconozca en él, lo valore y promueva su conservación.

Santurtzi comenzó a participar en las jornadas en 2007 con una visita guiada al monte Serantes y sus fortificaciones. Continuó en 2008, con una visita guiada para dar a conocer las tradiciones y costumbres ligadas a la mar. En 2009, en colaboración con el Ayuntamiento de Zierbena, se planificaron dos salidas al monte Serantes y a Punta Lucero. Además, Juan Antonio Rubio-Ardanaz disertó en la sala Kresala sobre el valor patrimonial y cultural en torno a las sardineras. En 2010, nuestro municipio participó en las jornadas ofreciendo una visita guiada por el centro de Santurtzi para conocer el origen de la localidad y los espacios más emblemáticos. En 2011, el protagonista fue el palacio Casa Torre, recién restaurado y declarado Bien de Interés Cultural y en 2012, la gastronomía. En 2013, el centro de interpretación Santurtzi Itsasoa, el Agurtza y el puerto centraron las actividades propuestas. En 2014 el tema fue la casa y, tomando las jornadas como excusa, publiqué una entrada que pretendía ser un somero repaso a las antiguas viviendas santurtziarras. En 2015, el hilo conductor fue el hierro y el Ayuntamiento de Santurtzi programó tres interesantes actividades.

jornadas-europeas-patrimonio-2016

Este año, el décimo en lo que respecta a la participación de Santurtzi, las jornadas llevan por título Etxetik kanpo: Migraciones y patrimonio cultural. Obligados por las circunstancias, impulsados por el deseo de conocimiento y aventura o simplemente buscando un futuro mejor que el que intuían en sus lugares de origen, los seres humanos de todas las épocas se han desplazado, muy lejos o más cerca, regresando a veces a sus raíces o asentándose definitivamente en la tierra prometida. En cualquier caso, estas migraciones han generado un amplio e interesante intercambio cultural.

Santurtzi ha sido y es tierra de acogida para muchos inmigrantes pero también puerto de partida hacia nuevos horizontes. La mar y las minas, esa dualidad indisoluble de nuestro pasado, dan sentido a esa movilidad humana que ha facilitado la transmisión de ideas y conocimientos que tienen su reflejo en nuestra historia y patrimonio que se pretende mostrar, de una forma entretenida, en dos tipos de actividades: una visita guiada para adultos y una gymkana para un público infantil y juvenil.

Las visitas guiadas, de una hora de duración, tendrán lugar los sábados 15 y 29 de octubre en dos sesiones: a las 11:00 y a las 12:15. Para apuntarse se puede acudir a la Oficina de Turismo, en el puerto pesquero,  enviar un correo electrónico a turismo@santurtzi.eus o llamar al tfno. 94 483 94 94.

El título que aparece en el folleto, Cuando nosotros eramos esos niños y niñas, es un tanto equívoco. La visita guiada, en conjunto, trata de la influencia de los emigrantes e inmigrantes, tanto por motivos políticos como socioeconómicos, en la historia y patrimonio de nuestro municipio.

actividades-jornadas-santurtzi1

actividades-jornadas-santurtzi-2

Read Full Post »

portada 2

Continuamos con la historia de las bandas de música en Santurtzi…

Comentaba en la entrada anterior que la banda municipal de música quedó disuelta a finales de 1936 en plena guerra civil. El ejército faccioso ocupó nuestro municipio el 22 de junio de 1937 y el nuevo Ayuntamiento franquista se constituyó dos días después. El director de la banda de música, Fermín Fernández Chalar, había permanecido residiendo en Santurtzi, cobrando dos tercios de su sueldo como excedente forzoso, pero para agosto de 1937 ya se había trasladado a su Estella natal.

El nuevo Ayuntamiento franquista no planeó reconstruir la banda de música sino crear una banda de tambores y cornetas para que las organizaciones juveniles de Flechas y Pelayos y los hombres de la denominada Segunda Línea pudiesen desfilar marcialmente en esos alardes tan del gusto del régimen. Así pues, solicitaron a Fermín Fernández Chalar que regresara, se reintegrara en su puesto de trabajo y organizara esa banda así como una academia de solfeo. Pero el director no aceptó y renunció a su puesto. Para ocupar el cargo de director de la banda de tambores y cornetas de la Legión Juvenil, así como para instruir en solfeo y temas afines a los jóvenes del municipio, el Ayuntamiento designó a Victoriano Larrarte, organista de la parroquia de San Jorge.

En lo que concierne a los bailes en el parque, estos estuvieron prohibidos durante toda la guerra civil. Al concluir, el 1 de abril de 1939, comenzaron poco a poco a permitirse de nuevo. Ese mismo año se celebraron bailes amenizados musicalmente gracias a una radio y sus correspondientes altavoces, como durante el periodo inmediatamente anterior al comienzo de la guerra, con la banda suspendida. El servicio (un determinado número de días a la semana) lo ofrecía un particular a cambio de un canon que debía pagar al Ayuntamiento. Así transcurrieron los difíciles años de la posguerra, los años del hambre.

Puntualmente se celebraron conciertos de bandas de música (de otros municipios, militares, etc.) contratadas al efecto para tocar en días señalados, las fiestas patronales. Como este procedimiento no resultaba ni práctico ni barato y, por otro lado, no había ninguna intención de resucitar una banda municipal de música, en 1947 se resolvió establecer un calendario de fiestas de verano y convocar un concurso para que una misma banda actuara todos los domingos y días festivos. Se adjudicó a la Banda Particular Bilbaína dirigida por Aureliano Martínez Aguirre, a la que se le renovó el contrato en 1948.

Para el bienio 1949-1950 se volvió a convocar un nuevo concurso en el que la Banda Particular Bilbaína se vio superada por la Unión Musical Vizcaína, dirigida por Antonio Sáez Rojo, porque esta última garantizaba que todos sus miembros actuarían perfectamente uniformados que, para el Ayuntamiento, era una  condición indispensable.

En esta agrupación musical participaban muchos músicos que años antes habían pertenecido a la antigua banda municipal de música. Se había constituido en Bilbao en 1948 y fue reconocida y autorizada a comienzos de 1949. En 1986, siendo su presidente Juan Cruz Braceras Negrete, renovó sus estatutos y trasladó su sede a Santurtzi denominándose en lo sucesivo Agrupación Musical Unión Musical Vizcaína de Santurce y, ya en la actualidad, Banda de música de Santurtzi / Santurtziko Musika Banda “UNION MUSICAL VIZCAINA”.

De sus primeras décadas José Miguel Medrano Agirre me ha facilitado las siguientes fotografías:

1951

1954

1970

De todos los intérpretes de esa época, se recuerda, con especial cariño, al saxofonista Gaspar Arribas Martínez, hermano del que fuera el último alcalde republicano de Santurtzi, Mariano Arribas Martínez (07-03-1936 # 24-06-1937).

Gaspar Arribas Martínez (músico) 1.984-02-04 - copia

Entre 1997 y 2000 la banda de música pasó por momentos muy duros y estuvo casi al borde de la desaparición debido a la falta de apoyo del Ayuntamiento. Sin embargo, consiguió salir adelante. En la actualidad, está compuesta por 40 intérpretes, algunos de los cuales son músicos profesionales con dilatada experiencia en la escena musical de Bizkaia.

Su director desde 1990 es el santurtziarra José Miguel Medrano Agirre. Dos han sido los objetivos que se ha marcado durante todo este tiempo. En primer lugar, abrir el grupo a todo el municipio, colaborando con casi todas las asociaciones culturales de la localidad. En segundo lugar, fomentar el relevo generacional para que la agrupación musical perviviese. En este sentido, la Escuela de Música de la localidad, creada en 1979, debe ser, a juicio de su director, la base fundamental de la banda se sustente. Como resultado, a día de hoy, la mitad de los intérpretes son de Santurtzi y hay una gran dosis de juventud.

Santurtzi Musika Eskola

En la última década, con la colaboración del Ayuntamiento y el Serantes Kultur Aretoa, la banda ofrece conciertos abiertos al público en distintas instalaciones de Santurtzi a lo largo de todo el año, aunque en opinión de muchos santurtziarras  el número de actuaciones debería ser mayor. Además de contar con un repertorio variado, en los últimos años también ha colaborado con solistas, grupos de rock y distintas agrupaciones vocales. Sus espectáculos, como el ya clásico concierto durante las fiestas del Carmen, tienen una acogida extraordinaria por parte del público santurtziarra.

Por su dilatada experiencia musical y su extraordinaria labor, la banda de música ha sido reconocida en el municipio en varias ocasiones, recibiendo los siguientes galardones: el Premio Santurtzi 2012 y el Premio Sardina de Plata 2016. Así mismo, su actual director, José Miguel Medrano Agirre, ha recibido, este año, el Premio Santurtzi a toda una trayectoria de 25 años al frente de la banda, aunque ya formaba parte de la misma desde 1984.

Y a mí, sorprendido por la inexistencia de un logo que la identifique corporativamente, se me ha ocurrido homenajearla diseñando uno que espero que les guste.

nuevo logo banda

Para finalizar, un listado de los sucesivos directores de la banda de música entre 1949 y 2016, que espero mejorar con vuestra colaboración:

  • 1949-19?? – Antonio Sáez Rojo
  • 19??-19?? – Manuel Hueda de Icaza (que también fue subdirector de la de Portugalete)
  • 19??-19?? – Félix Beitia
  • 19??-1990 – José Luis Castro Peña

  • 1990-2016 – José Miguel Medrano Agirre, a quien agradezco su cooperación para la realización de esta entrada.

Para finalizar, una fotografía de la Unión Musical Vizcaína que me ha facilitado (15 de noviembre de 2016) Elena Ortiz, una de las asistentes a la conferencia sobre genealogía del sábado 12 de noviembre,  en la que puede identificar a algunos de los componentes. En la fila inferior: primero por la derecha, (helicón) Victor; segundo (trompeta), Carmelo Abel Ruiz Rodríguez; quinto (saxofón), Lorenzo Ruiz Salazar (padre del antes citado); sexto (director) Antonio Sáez Rojo; séptimo (bombo), Sendín. En la segunda fila: segundo por la derecha (clarinete) y el más joven del grupo, José Luis Ormazabal León (padre del director de la Coral de Bilbao). Tercera fila: primero por la derecha (trombón de varas), Juan Ormazabal León.

clipboard01

Read Full Post »

portada 1

Este año se cumplen 140 desde la creación de la primera banda de música de la que se tiene constancia en Santurtzi y 30 desde la inscripción, un 18 de agosto, de la Unión Musical Vizcaína, la actual banda de música de Santurtzi, en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco. Así pues, se me presenta una magnífica oportunidad para tratar este interesante tema que, por razones de espacio, voy a desarrollar en dos entradas consecutivas.

En el último cuarto del siglo XIX, el Santurtzi de la Belle Époque no podía concebirse sin disponer de una banda de música (agrupación musical formada básicamente por instrumentos de viento y percusión) que amenizara las fiestas, que no se entendían sin música y bailes, sustituyendo al tradicional músico tamborilero, para deleite de vecinos y forasteros. Y en ese contexto debe de nacer la banda de música La Santurzana, que se constituye hace 140 años, el 20 de junio de 1876, como asociación musical cuyo primer presidente fue Claudio Murrieta Cabieces, que unos años después sería alcalde del municipio. Sin embargo, me extraña que este dato, tomado del primer volumen de la Historia de Santurtzi de J. Víctor Arroyo Martín, no se cite en el inédito y documentado trabajo de investigación realizado por Jenaro Urtiaga sobre las bandas de música en Santurtzi.

Según nos cuenta Jenaro Urtiaga,  hacia 1880 las bandas de música que se contrataban al efecto (de otros municipios, bandas militares, etc), ofrecían numerosos conciertos veraniegos en la entonces plaza pública del casco de Santurce, la plaza del solar o del común, denominada entonces plaza de la Constitución y hoy de Juan José Mendizabal. Su escenario era un estrado o plataforma de madera elevada, desmontable, próxima a la iglesia de San Jorge, a la parte eliminada de su pórtico y sin techumbre que protegiera a los músicos de las inclemencias del tiempo. Precisamente, cuando llovía, banda y público se resguardaban bajo el pórtico y continuaban con la diversión, que ocasionó más de una queja por parte del párroco de San Jorge.

Kiosko Iglesia San Jorge en 1900 (probable) lado norte

En 1885 el Ayuntamiento comenzó a valorar la posibilidad de organizar una banda de música municipal, aprovechando que el coronel del Regimiento de Infantería de África, que tenía alguna relación con Santurtzi, le ofreció la posibilidad de adquirir algunos instrumentos sobrantes de la banda de música del regimiento. El Ayuntamiento aceptó la propuesta y adquirió a mediados de octubre de 1885 dos bajos, tres fliscornos, tres cornetines, tres trombones, un barítono, un bombardino, un requinto, tres clarinetes y dos saxofones por 275 pesetas. Con estos instrumentos se podía formar el embrión de una banda de música. Los demás (flauta, trompa, trompeta) llegarían poco a poco y el bombo, tambor y platillos eran de fácil adquisición. Solo faltaba encontrar a los intérpretes.

Desde que el prócer local Cristóbal Murrieta regalara un órgano para la iglesia de San Jorge en 1852 no faltaba en el municipio un organista, empleado del Ayuntamiento, contratado al efecto. En 1882 se había hecho cargo del puesto el navarro Antero Puy [o Puig] Mendiri que, además, era profesor de música y enseñaba canto a los niños del coro de tiples. El Ayuntamiento, una vez adquiridos los instrumentos, encargo a Antero Puy que enseñara solfeo y el manejo de los instrumentos a una veintena de jóvenes del municipio. Como auxiliar para enseñar a los nuevos músicos se encontraba Domingo Amestoy, maestro de instrumental. En 1886 el Ayuntamiento cesa a Antero Puy como director y profesor de la naciente banda de música para que se dedicara en exclusiva a su labor como organista en San Jorge.

Pero la banda de música recién constituida presentaba un problema al estar constituida por músicos aficionados que no tenían dedicación exclusiva. No podían abandonar sus respectivos trabajos para tocar en determinados días que no eran fiesta de carácter oficial. Así que, el Ayuntamiento, después de discutir la cuestión, resolvió disolver la recién creada banda de música municipal.

Desde ese momento, otras bandas de música animarán las fiestas, contratadas mediante un convenio municipal como el que se estableció en 1890 con La Santurzana por el que el Ayuntamiento, en atención a favorecer los intereses de los músicos aficionados de la localidad, y perseverante con las condiciones que hasta la fecha ha venido dispensando desde su fundación… acuerda contratar a la banda de música, representada por su director, con arreglo a una serie de condiciones. De todas ellas me parece interesante destacar las siguientes:

– La banda de música se compondrá de, al menos, 12 músicos, incluido su director que actuará como representante de la misma ante el Ayuntamiento.

– Ningún músico podrá, durante el tiempo que dure la contrata, abandonar la banda o dejar de tocar sin motivo justificado, dejando, en cualquier caso, su instrumento en beneficio de la banda.

– El director podrá incorporar a nuevos intérpretes para completar la banda o para sustituir a los músicos que se den de baja, siendo preferible que estos sean de la localidad.

– Cada sesión constará de 6 números musicales como mínimo, con intervalos de 15 minutos de descanso.

Se detallan, además, las fiestas en las que se requerirán los servicios de la banda de música. A modo de ejemplo, en 1897, la banda de música actuó en las siguientes 23 ocasiones, en el Concejo de Santurce:

1

El carácter particular de la banda se hace evidente en 1896 cuando el Ayuntamiento pretende nombrar al director, en la persona de Agustín Ortigosa Urquijo. La queja de los músicos fue rápida y por medio de un escrito solicitan al Ayuntamiento que revoque o desista del referido nombramiento puesto que hasta hoy y en lo sucesivo es banda de música particular.

Una de las primeras plantillas de la banda de música que podemos citar es la compuesta por los siguientes intérpretes, músicos aficionados excepto su director (entre paréntesis, sus profesiones, según el censo electoral de 1895):

2

A comienzos del siglo XX, volvemos a encontrar diversas referencias a la banda de música en los libros de actas del Ayuntamiento. Sin embargo, son lo suficientemente imprecisas como para no poder asegurar si se trata de una banda municipal o contratada. A finales de 1901, Agustín Ortigosa proponía al Ayuntamiento formar una banda de música. Su solicitud quedó pendiente de estudio. Mientras tanto, Antero Puy seguía siendo director de una banda, radicada en Santurtzi. El 18 de enero de 1902, el Ayuntamiento acuerda aceptar la solicitud de Agustín Ortigosa para ser nombrado director de una banda municipal de música y oficia a Antero Puy para que presente el inventario de instrumentos musicales (al parecer, de propiedad municipal).

Su primer reglamento se aprueba el 18 de noviembre de 1905 y, en consecuencia con lo dispuesto en el mismo, se debe proceder a reorganizar la banda municipal de música. Así, en 1906, el Ayuntamiento sacó a concurso las plazas de director, subdirector y músicos. Se nombró director a Pedro Crespo al que se le adjudicó un sueldo de 1.500 pesetas. Las obligaciones de su cargo eran las siguientes: actuar, junto con el resto de miembros de la banda de música, durante las fiestas de los diferentes barrios del municipio (pasacalles y procesiones), todos los domingos del año (sobre todo en temporada de verano), en actos oficiales del Ayuntamiento y, además, enseñar a nuevos jóvenes para que engrosaran la banda según fueran aprendiendo y se produjeran bajas.Y así, en la primera procesión del Carmen, en 1907, detrás de la imagen de la Virgen, desfiló la banda de música con su director Pedro Crespo al frente. La única fotografía correspondiente a las primeras ediciones de la procesión marítima en las que aparece la banda de música es la siguiente, inédita hasta ahora, fechada hacia 1910-1912, que me ha facilitado una colaboradora del blog, vecina de Mamariga:

1910-1912

En febrero de 1910 se cesó a Pedro Crespo y se nombró, en su lugar al tolosarra Estanislao Gorrochategui Sagastume, con un sueldo de 1.750 pesetas. Con Gorrochategui al frente la banda de música participó por primera vez en un concurso, organizado por el Ayuntamiento de Bilbao a celebrar en agosto de ese mismo año. Desconozco el resultado. Ese mismo año se decidió que el kiosko de madera desmontable no era adecuado para la categoría que estaba adquiriendo la banda de música y se acordó la necesidad de edificar uno nuevo, más amplio y, sobre todo, cubierto. El relleno del viejo puerto en esos años permitió que el kiosko de música se instalara al otro lado de la iglesia de San Jorge, en donde se había formado un amplio espacio llano que poco después sería destinado a parque público. Las siguientes fotografías están tomadas, al parecer, en 1914:

Kiosko Iglesia San Jorge en 1910 (probable)-2

Romería en 1914 (el kiosko sin construir)

14054635_1131329130222849_173488293_n

La banda de música bajo la dirección de Gorrochategui progresaba en calidad musical y número de intérpretes. Y se vio la necesidad de que el director contara con algún colaborador para asistirle en sus muchas obligaciones. En 1913 se nombraba subdirector y profesor de instrumentos de madera a Daniel Pereda Ayo, que era miembro de la banda, que seguía formada, como siempre, por músicos sin dedicación exclusiva. De esa época tenemos tres interesantes fotografías, las dos primeras tomadas en Mamariga, fechadas entre 1915 y 1917:

Banda de música 1915

Banda de música 1915-3

1917 desfile procesión-2

En 1918 ya se dispone en el centro del recién inaugurado parque de un hermoso kiosko de piedra, el actual, diseñado por el arquitecto Emiliano Pagazaurtundua. Ese mismo año la banda participó en un certamen en Bilbao y debió quedar en un meritorio puesto.

Calendario 2007-2

1924

En 1922 Estanislao Goorochategui dejó su puesto de director de la banda para pasar a ser interventor del Ayuntamiento y fue sustituido por Daniel Pereda, cargo en el que estuvo dos años y al que renunció, así como a su participación en la banda, por motivos laborales. Se nombró en su lugar a Tomás Mancisidor y subdirector a Plácido Hormaechea.

A este periodo corresponden dos buenas fotografías tomadas en 1923:

Banda de música 1923-2

Banda de música 1923

Pero el 31 de agosto de 1924 la banda de música no actuó según lo previsto en una recepción a los reyes porque estos se habían demorado en llegar al Sporting. En consecuencia, el Ayuntamiento destituyó al director y a todos los músicos. Santurtzi se quedaba de nuevo sin banda de música.

Sin embargo, una banda de música era imprescindible y en 1925 se vuelve a conformar después de convocar el correspondiente concurso para designar a su nuevo director, que resultó ser el navarro Fermín Fernández Chalar. Este logró formar una numerosa y espléndida banda en muy poco tiempo. La banda se renovaba sin cesar, nutriéndose de los alumnos que el director formaba. Como subdirector y asistente se nombró a Federico García Vallejo. No obstante, como a lo largo de toda su historia, los músicos no lo eran a tiempo completo, no tenían dedicación exclusiva. A excepción del director (que era considerado trabajador municipal), vivían de sus respectivos salarios, jornales o ingresos procedentes de sus trabajos por cuenta propia o ajena.

Es muy conocida la siguiente fotografía de la banda al completo tomada, al parecer, en 1931:

Banda de música 1931-2

En 1934, en el marco de una difícil coyuntura económica y política, el Ayuntamiento (en realidad una comisión gestora) decidió suprimir y disolver la banda de música. Su director solicitó una excedencia y volvió a su Estella natal. Se inicia un procedimiento contencioso-administrativo entre los miembros de la banda de música que quieren verse reconocidos como trabajadores municipales y el Ayuntamiento que, amparándose en la difícil coyuntura económica y otras consideraciones legales, se niega en redondo.

La labor realizada por la banda de música fue sustituida en 1935 por una radio y varios altavoces portátiles, instalados en el kiosko de música y trasladados a cada barrio en sus respectivas fiestas,  que, además, tenía que sufragar el público asistente a los bailes. La empresa arrendataria de este servicio pagaría 100 pesetas al Ayuntamiento en concepto de canon y estaría autorizada a cobrar 10 céntimos por cada baile. También se contrató puntualmente a otras bandas de música.

En 1936 el Ayuntamiento cambia de signo político y acuerda restaurar la banda de música. Pero la magnífica progresión de la banda bajo la batuta de Fermín Fernández Chalar se truncó definitivamente con el comienzo de la guerra civil. El sábado 18 de julio el concierto tuvo que suspenderse y la banda de música nunca más volvió a reunirse. Los acontecimientos subsiguientes condujeron a su disolución definitiva el 18 de diciembre de 1936.

Para finalizar, un listado de los sucesivos directores de la banda municipal de música entre 1902 y 1936:

  • 1902-1905 – Agustín Ortigosa Urquijo (Herce, 18?? – Santurtzi, 1915)
  • 1906-1910 – Pedro Crespo ()
  • 1910-1922 – Estanislao Gorrochategui Sagastume (Tolosa, 1881 – Santurtzi, 1943)
  • 1922-1924 – Daniel Pereda Ayo  (Santurtzi, 1891 – 1936)
  • 1924           – Tomás Mancisidor de Aquino “el Maño” (Santander, 189? – Vinaròs, 195?)
  • 1925-1936 – Fermín Fernández Chalar (Estella, 18?? – Estella, ¿?)

Y una fotografía que no he conseguido documentar con exactitud:

Banda de musica

Read Full Post »

22 Mentxu

Este año, con un poco de retraso, dedico una entrada a los pañuelos que incluyen la imagen de la gaviota Mentxu, la mascota de las fiestas del Carmen, a la que también tengo previsto, en algún momento, dedicarle una específica a su génesis.

No son muchos los pañuelos que he podido recopilar y, además, algunas de las imágenes son de mala calidad. Espero, con vuestra colaboración, completar y mejorar esta entrada. Son los siguientes:

  •  1995

1995 Pañuelo Carmen

  • 1998

1998 Pañuelo Carmen -2

  • 2005

2005 Pañuelo Carmen Guapamente

  • 2006

2006 Pañuelo Carmen Guapamente (fecha probable)

  • Año a determinar 1

Pañuelo Carmen Retrato Mentxu

  • Año a determinar 2

Santurtzi Jaietan Aldea Guai

Read Full Post »

Copia de Detalle fachada

Este año celebramos que un edificio emblemático de nuestro municipio ha cumplido un siglo. Se trata de la llamada Casa para venta del pescado que, en otras localidades, también suele denominarse lonja.

Una lonja es un lugar de reunión de comerciantes en el que la venta se hace al por mayor. Por el contrario, el término mercado suele asociarse más a la venta al por menor, al consumidor final. De mercado o plaza de abastos municipal teníamos un buen ejemplo hasta que se derribó en 2001/2002. En las lonjas de pescado es habitual la venta a la baja de la que ya he hablado en otra entrada.

Pues bien, durante la primera década del siglo XX se vio la necesidad de acercar la lonja de pescado a las inmediaciones del recién construido puerto pesquero. Hasta entonces la lonja había estado ubicada detrás de la actual casa consistorial, cuando el puerto pesquero se encontraba a los pies del pórtico de la iglesia de San Jorge. El relleno realizado entre 1906 y 1910 alejó en exceso (unos 300 m en línea recta) el muelle de la lonja que, además, ya no estaba en buenas condiciones y cuya ubicación en el centro del pueblo no se veía adecuada.

lonja pesca antigua

Postal puerto y fonda 1-2

El actual puerto pesquero se dio por concluido en 1912 y, en ese contexto, se planteó la necesidad de construir una nueva lonja. En marzo de 1913, el arquitecto Emiliano Pagazaurtundua, autor también del proyecto de la casa consistorial y del hospital-asilo, firmaba los planos de la futura casa para venta del pescado y sede, lógicamente, de la Cofradía de pescadores. De ahí que muchas veces se denomine, por metonimia, cofradía al edificio, pero no olvidemos que la cofradía es la institución, la asociación gremial que agrupa a personas de la misma profesión, en este caso pescadores. Y la cofradía de pescadores de Santurtzi es mucho más antigua ya que se remonta por lo menos al siglo XVII.

El edificio de 320 m2 de superficie proyectado en un sencillo estilo ecléctico por Pagazaurtundua se caracterizaba por una planta poligonal con tres alturas (sótano, planta baja y primera planta).

1 Plano Planta baja

2 Plano Planta principal

La fachada principal presenta en planta baja un pórtico (arquería de medio punto con curiosas dovelas bicolores) que define un pequeño porche de entrada que da acceso al local donde se realiza la venta de pescado. Los vanos de la planta principal, la línea de impostas y otros elementos se resaltan a base de estuco imitando sillería de piedra y revoco pintado. Por último, está rematada en un frontón avolutado que, junto con unos pináculos con bolas y unas acróteras de palmetas que recorren toda la cornisa abalaustrada, constituye la decoración del edificio.

Cofradía-7

Por encima del frontón señorea la campana, fabricada en una de las fundiciones más reputadas del momento, Hijos de Ignacio Murua, en Vitoria-Gasteiz, y donada, como las del campanario de san Jorge, por Juan José de la Quintana. La fotografía me la ha facilitado Carlos Glaría.

Anuncio de Murua 18-07-1913

Campana cofradía

El terreno donde se pretendía construir el edificio dependía, como todos los terrenos ganados al mar (el relleno), de la Junta de Obras del Puerto de Bilbao, ente subordinado al Ministerio de Fomento. El Ayuntamiento de Santurtzi, representado por su alcalde Antonio Alzaga, y la Sociedad de pescadores de San Pedro, representada por su mayordomo, Juan Urrestizala, solicitaron la cesión del uso del terreno por parte del Estado para la construcción de una casa de contratación de pesca.

El 7 de mayo de 1915 se publica en la Gaceta de Madrid (antecedente del actual Boletín Oficial del Estado) que se resuelve otorgar la concesión solicitada detallando, además, algunas condiciones de carácter técnico y la obligación de satisfacer un canon al Estado, cuya cuantía será de dos pesetas anuales por metro lineal de muelle ocupado.

Se señalaba un plazo de 4 meses para comenzar las obras y dos años para culminarlas. Y realmente fueron muy rápidos porque en 10 meses se había completado la construcción del edificio. Gracias a la investigación realizada por José Manuel López Díez, que me ha facilitado la información a través de otro colaborador del blog, sabemos que la casa para venta de pescado se dio por concluida el 8 de abril de 1916, según la noticia publicada en el periódico El Noticiero Bilbaíno. Nos informa que el edificio fue construido por cuenta de la Sociedad de pescadores de Santurce y por iniciativa del ingeniero-jefe de Obras públicas Juan Eguidazu. Costó 50.000 pesetas de la época. Y aporta un detalle más, muy interesante: ya estaba prevista la adquisición del bombo o mesa de subastas. Así pues, parte del misterio de este curioso aparato queda desvelado.

Copia de 08-04-1916 EL NOTI

Es más, al día siguiente el mismo periódico publicaba en portada la primera foto que existe del edificio.

Copia de 09-04-1916 EL NOTI (portada)

Respecto a la inauguración oficial, ninguna de las personas que hemos estado investigando ha conseguido dar con la fecha exacta por ahora. Parecería lógico que se hubiese celebrado el día de san Jorge de 1916 pero hasta el momento no hay documento que lo corrobore. Existe una antigua fotografía de la que se dice que ilustra el acto del inicio de las obras o de inauguración, pero tengo mis dudas.

El edificio original fue modificado por ampliaciones (a comienzos de los años 40) y sucesivas reformas de que ha sido objeto, como puede apreciarse comparando su aspecto actual con antiguas fotografías.

Santurce El Muelle,año 192

Cofradía-5 (1920)

Cofradia-7(1938)

6 postal puerto 23

cofradia (1945)

Cofradia 1967

Cofradia 1969

Hace unos años se sometió a una reforma integral para destinar el edificio a equipamientos culturales (museo del mar y oficina de turismo). Resultó más compleja y costosa de lo previsto debido a su avanzado deterioro, ya que el hormigón propio de la época de construcción poco tiene que ver con la calidad de los materiales actuales y, al estar expuesto al ambiente marino, fue sufriendo un deterioro progresivo. Las obras comenzaron en junio de 2010 y acabaron en 2012, siendo reinaugurado el 12 de mayo de ese año.

Un siglo de vida es motivo más que suficiente para celebrarlo y para ello se han programado varias actividades. La primera para el 29 de junio, coincidiendo con la festividad de san Pedro, actual patrón de la cofradía. Ese día tendrá lugar un emotivo acto en la casa para venta del pescado. Y unos meses más tarde, el 1 de octubre, también hay prevista otra celebración, incluida en el programa del tercer Sardinera Eguna.

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: