Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Personajes’ Category

Un día tan señalado como el de hoy, pero hace 130 años, el 23 de abril de 1887, se fundó la actual comuna de Santurce. Para situarnos en el mapa de la extensa (casi 2.800.000 km2) República Argentina, Santurce se encuentra en el departamento de San Cristóbal en la provincia de Santa Fe.

La provincia de Santa Fe es netamente agrícola-ganadera: el maíz, el lino, la alfalfa, el trigo y la producción lechera sobresalen por encima de los demás productos. Los nombres de Acebal, Alcorta, Aldao, Amenabar, Arocena, Arteaga, Avellaneda, Baigorria, Elortondo, Garay, Irigoyen, Iriondo, Landeta, Mugueta, Narrechea, Portugalete, Santurce, Uransa, y Zavalla, denominaciones de distintas localidades de la provincia, nos recuerdan la presencia vasca a lo largo de su historia.

Para hablar de la génesis de Santurce es imprescindible tratar de la historia del departamento de San Cristóbal y de su capital, también denominada San Cristóbal, pues sus raíces son compartidas. San Cristóbal es la cabecera del departamento homónimo y la más importante localidad. Ocupa un lugar estratégico y constituye un importante nudo de comunicaciones no solo a nivel provincial sino también nacional.

La parte de su historia más interesante para nosotros comienza en 1881 cuando las tierras de la entonces colonia San Cristóbal formaban parte del lote de 64,3 leguas cuadradas equivalentes a 160.760 ha o 1607,5 km(para hacernos una idea Bizkaia tiene una superficie de 2.217 km2) entregados por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, junto con otros seis lotes de la misma extensión a la banca “Cristóbal Murrieta y Cía.” en garantía y pago de un empréstito contraído por aquella. Sobre el empréstito Murrieta y la conquista y colonización de extensos territorios en la región del Chaco en el último cuarto del siglo XIX hay publicado un interesante trabajo (aunque con algunos datos confusos sobre Cristóbal Murrieta Mello) al que se puede acceder en este enlace.

Tras hacerse con la propiedad de las tierras, la banca “Cristóbal Murrieta y Cía.” intentó rentabilizar la inversión mediante la organización de una compañía colonizadora propia y su venta en parcelas a inmigrantes europeos y en agosto de 1884 se constituye la compañía denominada “Santa Fe Land Company Limited” (Compañía de Tierras de Santa Fe Limitada), a quien la banca Cristóbal de Murrieta y Cía. transfiere sus propiedades en la provincia para su división en lotes y su ulterior colonización y explotación económica. Aunque la colonia de Santurce surge en 1887, la compañía establece como sede principal San Cristóbal, que crece entre 1884 y 1889 y se constituye en comuna el 21 de enero de 1894.

Otra colonia, Portugalete, se traza el 18 de septiembre de 1890. Inicialmente se habían establecido dos colonias, Portugalete y Algorta, y un sólo pueblo Algorta, en cuyos terrenos se localizaban los lotes destinados a los edificios públicos. Actualmente, Portugalete y Algorta forman una única comuna que recibe el primer nombre. En total, fueron cinco las colonias establecidas en aquel periodo: Algorta (16.619 ha), Ñanducita (6.395 ha), Portugalete (17.264), San Cristóbal (2.626) y Santurce (10.799 ha).

En origen, Santurce, en el Lote 14, se trazó con la idea de que fuera el centro principal del territorio administrado por la Compañía de Tierras de Santa Fe. T. W. Dodds y José Raschee presentaron el plano trazado por el agrimensor Franco Wiggin que fue aprobado por el gobierno santafesino el 23 de abril de 1887, fundándose así la colonia denominada Pueblo Santurce como homenaje a la tierra natal de Cristóbal de Murrieta Mello. De nuestro prócer local hay abundante información en el blog (genealogíamonumentoobra socialampliación territorial, etc.).

Sin embargo, ese propósito inicial de convertir Santurce en núcleo y eje de la organización del territorio no se hizo realidad por cuanto casi en las mismas fechas, San Cristóbal se constituyó en punto de arranque del ferrocarril a Tucumán y, al mismo tiempo, punto terminal del ferrocarril a Santa Fe, lo que motivó que desplazara a Santurce como capital o cabeza del territorio.

Fueron ingleses los primitivos compradores de lotes en la colonia Santurce y suizos en Portugalete. Tras la quiebra en 1890 de la casa Murrieta, efecto indirecto de la crisis de la banca Baring Brothers, que removió el establishment financiero de la city londinense, la Compañía de Tierras de Santa Fe pasaría a denominarse Compañía Forestal de Santa Fe, denotando así su reconversión empresarial.

De este modo, las cinco colonias ya fundadas, San Cristóbal, Portugalete, Santurce, Algorta y Ñanducita, quedarían aisladas en medio de los inmensos latifundios, alejados de las principales aglomeraciones poblacionales surgidas del impulso colonizador. La población prosperaría muy lentamente y los cambios organizativos fueron también lentos. Portugalete no  se constituiría como comuna hasta el 16 de febrero de 1921, integrándose en ella también el distrito de Algorta.

En el segundo censo general de la República Argentina, levantado el 10 de mayo de 1895, aparece por primera vez Santurce, eso sí, con una curiosa grafía: San Turce.

La verdad es que el Santurce argentino no llegó a despegar, eclipsado por su proximidad a San Cristóbal (aproximadamente 15.000 habitantes en 652 km2). En la actualidad, Santurce es una comuna de 101 km2 de superficie con escasa población, 122 habitantes en 2010. Y con Portugalete sucede otro tanto: en torno a 400 habitantes (en 1980) para 426,5 km2.

En cuanto a la emblemática (heráldica y vexilología) de estas tres localidades, Portugalete, San Cristóbal y, especialmente, Santurce, hay escasa información disponible en Internet. La única bandera que he encontrado corresponde a la ciudad y municipio de San Cristóbal, oficializada mediante la Ordenanza N.º 2891 del 28 de noviembre de 2005.

En la franja superior, se encuentran ubicadas doce estrellas plateadas que representan cada uno de los barrios que componen la ciudad (plateadas porque representan la templanza, verdad e integridad de todos y cada uno de los habitantes de cada barrio) sobre un fondo color verde que representa no sólo la riqueza productiva que posee sino la esperanza de su gente. Se encuentran agrupadas como símbolo de que la unión hace la fuerza.

La franja inferior de color rojo representa la fortaleza de los sancristobalenses para afrontar los obstáculos en su camino al progreso. Como centro partiendo desde el ángulo inferior izquierdo surgen las vías del ferrocarril de manera estilizada, representando sus raíces como pueblo netamente ferroviario y evolucionando en un camino que los proyecta a un futuro de progreso y engrandecimiento. Los bordes de plata y el verde representan que ese camino a recorrer será cimentado en la templanza, verdad e integridad de los sancristobalenses, alentados con el verde esperanza.

Respecto a los escudos de estas entidades locales, nada he encontrado sobre Portugalete. San Cristóbal utiliza un escudo aprobado el 18 de julio de 1969 que, en líneas generales, es bastante acorde con las reglas heráldicas. Se blasona de la siguiente manera: de oro, campaña ondada de azur cargada de dos fajas ondadas de plata, brochante un báculo de sinople, del que cuelga una calabaza de anaranjado, puesto en palo, acompañado de dos testuces o reencuentros de toro de sable, astados y y argollados de plata.

Como timbre una corona mural con cuatro torres de oro mazonada de sable y como cimera una estrella de plata de cinco puntas. Rodeando el escudo unas vías férreas de plata, en orla, con una cinta entrelazada con la leyenda: “Puerta del Norte Santafesino”. Y como divisa: “San Cristóbal”.

La comuna de Santurce, sin embargo, no tiene un emblema que podamos denominar blasón o escudo pues emplea imágenes naturales, paisajísticas y realistas. Los escudos de armas no deben reproducir escenas ni paisajes; si no se puede blasonar no es un escudo de armas.

En cualquier caso, se han decidido por un emblema que muestra en forma paisajística las principales riquezas agropecuarias de la localidad, representadas por el ganado vacuno y la planta de girasol. En una web dedicada a la emblemática argentina lo describen de la siguiente manera: “Trae en el primer cuartel sobre tapiz de azur aclarado de plata sobre la línea del horizonte dos vacunos de su color paciendo orientados a la siniestra. Trae en el segundo cuartel tapiz de sinople. Moviente del cantón diestro de la punta e invadiendo el primer cuartel una plata de girasol de oro, con el centro de gules y foliada de sinople por siete  de distinta orientación y tamaño”.

Por este motivo solicité al experto heraldista Xavi García, redactor del blog Dibujo Heráldico, que me diseñara, inspirándose en el emblema anterior, unas propuestas de blasón para el Santurce argentino plenamente acordes con las reglas heráldicas. Este es el resultado: cuatro opciones, que pueden gustar o no, pero que son auténticos escudos heráldicos.

Read Full Post »

Inaki Cítores, incansable investigador de la información que la prensa histórica, digitalizada o no, puede proporcionarnos, me ha facilitado dos noticias publicadas en La Gaceta del Norte en agosto de 1964, a pocos días de la inauguración de la escultura dedicada a nuestro icono local, la sardinera.

Una de las noticias proporciona datos que nos confirma lo que ya habíamos comentado en este blog acerca de la letra de nuestra canción popular más famosa: Desde Santurce a Bilbao. Efectivamente, la letra más difundida y cantada en la actualidad no es correcta. Pero es que ya en 1964 se cantaba mal y así lo advertían en la citada noticia.

La segunda noticia nos proporciona el nombre del escritor costumbrista y compositor Emiliano de Arriaga, cuya obra literaria habría inspirado la creación de la canción.

Emiliano de Arriaga Ribero (Bilbao, 1844 – Zuia, Álava, 1919), escritor y compositor bilbaíno, sobrino nieto de Juan Crisóstomo de Arriaga, fue fundador y presidente hasta su muerte de la Sociedad Filarmónica. Fue autor de varias obras musicales (La Romanesca, Amanecer en Deusto, Chimberiana: rapsodia bilbaína, las Bilbainescas), así como de diversos textos musicológicos y literarios, estos últimos de corte costumbrista y centrados principalmente en la villa de Bilbao. Compuso, además, un himno a la Virgen de Begoña con letra de Sabino Arana.

Habrá que seguir investigando. Quizás nos encontremos, de repente, con el autor de la canción…

Read Full Post »

Aprovechando que este año se celebra el centenario y cincuentenario de dos importantes hechos relacionados con la historia del remo en Santurtzi voy a dedicar una entrada a un monumento conmemorativo, que homenajea a todos los santurtziarras que se han dedicado a este tradicional deporte, al que hasta ahora no había hecho referencia en el blog.

Hace hoy dos años, el sábado 28 de marzo de 2015, se inauguraba un gran y colorista mural en el muro en la rampa del puerto pesquero. Se trata de una obra realizada mediante una técnica denominada trencadis. Este término de la lengua catalana, que podría traducirse como troceado o fragmentado, alude a un tipo de aplicación ornamental del mosaico a partir de fragmentos cerámicos, básicamente azulejos, unidos con argamasa. Es muy habitual y característico en la arquitectura modernista catalana. Esta técnica asegura una mayor durabilidad del mural por su resistencia a los agentes meteorológicos y a la corrosión del medio marino, dada la ubicación de la obra. Por otra parte, es también muy adecuada ya que permite integrar las irregularidades que presenta el muro de mampostería que la soporta.

En el mural triangular, de casi 35 metros de longitud y 5 de altura máxima, destaca la figura central del remero. La combinación de motivos realistas con otros elementos más alegóricos se integra en el entorno del puerto pesquero perfectamente. Parte de él quedará sumergido durante la marea alta y habrá momentos en que los remeros parecerán estar bogando en la mar y que esta rompa contra la trainera. Más allá del valor artístico del mural, su finalidad tiene un marcado carácter simbólico: no se trata solo homenajear a los bogadores sino también animarles cada día, cada vez que van a entrenar o competir.

Es obra de un artista local, Jon Mao Luengo (Barakaldo, 1978). Ingresó muy joven en el estudio de Alberto Quintana donde aprendió las técnicas de dibujo y pintura. En 1998 conoce a Juan Ramón Pérez que le mete de lleno en el óleo y a Manuel Balsa “El Ruso” que hace lo propio con el dibujo. En 2007 traba amistad con Andoni Euba, depurando las técnicas anteriores y redefiniendo conceptos. En 2010 abre su propio taller en Santurtzi como centro educativo y creativo. Ha participado en varias ocasiones en el certamen de pintura al aire libre de Santurtzi.

Para finalizar, os recomiendo visitar estas tres entradas publicadas en el blog:

Si tenéis alguna información o fotografía complementarias os agradecería vuestra colaboración para completarlas. Por cierto, la foto panorámica de portada es obra de Alfredo Bilbao.

Read Full Post »

Décimotercer artículo de la serie, publicado en el número 115 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzi, correspondiente al mes de marzo. Más información en el propio blog, en este enlace.

Read Full Post »

El Country Club, de cuya inauguración hoy se cumplen exactamente 50 años, fue no solo la primera sala de fiestas de Santurtzi sino de toda la margen izquierda y uno de los locales hosteleros más grandes de la época. Como era habitual en aquellos años la ceremonia de apertura el viernes 17 de marzo de 1967 incluyó una bendición religiosa.

El promotor de esta pionera sala de fiestas, que en origen se iba a llamar Jolastoki aunque acabó siendo el Country Club, fue Estanislao Ángel Barquín Arteche. Con esos apellidos uno puede suponer que nació en Zierbena y es cierto, exactamente en 1906. Falleció en Santurtzi en 1981.

Trabajó de maestro de albañiles en AHV y también en la construcción del embalse de Blasco Ibáñez o Benagéber sobre el río Turia,  en Valencia, entre 1943 y 1947. A continuación, durante unos años, entre 1947 y 1954 trabajó en Venezuela. A su regreso, con el capital que había conseguido ahorrar allí, empezó a construir, primero en Portugalete, en la calle Ruperto Medina, y después en Santurtzi: en la plaza Juan José Mendizabal, en la zona de la Txitxarra (Jenaro Oraá, Juan José de la Quintana, Santa Eulalia) y en la calle Itsasalde (todos los edificios entre los núm. 8 y 16).

Hacia 1965, en una época en la que todavía estaban muy activos los chicharrillos populares, asociado con Galo Salinas Navarro, se le ocurrió una idea novedosa: montar la primera sala de fiestas de toda la margen izquierda. Se construyó en un espacio medio abandonado, un gallinero, en la parte zaguera de la “casa del hotel”, casa de vecindad que se edificó en el núm. 34 de la actual calle Itsasalde, entonces llamada Capitán Mendizábal, destinada en origen a acoger un establecimiento hotelero.

En los bajos de ese edificio había por aquel entonces un bar, El Peñón, regentado por Santiago Beltrán y sus hijos, Santiago y Pepe. Este local se incorporó a la sala de fiestas.

El Country Club tenía tres plantas, dos de acceso público y uno reservado al personal. En la planta baja se ubicaba la sala de fiestas, en el piso inferior el restaurante (que en 1970 se sustituye por una segunda sala de fiestas) y en el superior, el dedicado a oficina, lavandería, depósito de aguas, etc. Como curiosidad el menaje (cristalería, cubertería, etc.) con el que se inauguró la sala de fiestas procedía del barco-hotel Imperial Bahama, retirado en 1965. También se aprovechó para la decoración del acceso a la sala de fiestas un mural de roble americano de la misma procedencia.

Durante los tres años en que el restaurante estuvo activo se celebraron numerosas bodas. Los menús eran, según dicen, de categoría, no aptos para todos los bolsillos pues algunos costaban hasta 500 pesetas.

Las vistas desde el restaurante eran diferentes a las actuales. Justo enfrente atracaba el Patricia, ferry que hacía la ruta Santurtzi-Southampton, y que este año, en abril, también celebra su aniversario.

En cuanto al personal fijo, la plantilla era bastante amplia. Podemos citar al portero, Lorenzo Esteban Flores; la taquillera, Rosa María Ezama Muñoz; el guardarropa; los dos barman; los tres camareros, Lucio Pérez Picado, Juan Ángel Tobar, Fernando García Cartón; y el jefe de sala, Tomás García Hermoso. También trabajó un excelente cocinero mientras estuvo abierto el restaurante, Félix Diez Peña, que después trabajó en El Txinbito (Portugalete), en el Landeta (junto al rompeolas) y en el Nervión (Portugalete). Tampoco podemos olvidarnos del personal de limpieza (tres personas).  Y por supuesto el disc-jockey y la orquesta de la casa, compuesta por cinco intérpretes (pianista, saxo, trompeta, batería y, en ocasiones, contrabajo).

Además de la citada orquesta, numerosos grupos musicales y populares artistas de la década de los setenta actuaron en el Country Club. En aquellos años, para poder actuar en clubs era preciso sacar, previo examen, el carné del Sindicato de Teatro, Circo y Variedades. Una vez superado ese escollo, el grupo Los Tañidores inauguró el Country Club, donde actuaron a diario durante dos semanas, según nos cuentan en el blog Memorias de Getxo.

Podemos citar además otros artistas que ofrecieron su espectáculo en el local como, por ejemplo, el actor y humorista Cassen o el más conocido José Luis Moreno. Solían actuar durante diez días seguidos.

El local abría todos los días de la semana excepto los lunes aunque, como es lógico suponer, los días fuertes eran los jueves, viernes, sábados (dos sesiones, tarde y noche) y los domingos. El aforo de un domingo cualquiera podía alcanzar las 1.200 personas. En alguna ocasión excepcional se superaron las 1.800.  El horario de apertura habitual era de 19:00 a 22:00 h y de 23:00 a 02:30 de martes a viernes.  Los sábados se cerraba una hora más tarde. Los domingos abría de 18:00 a 22:00 h.

Un año más tarde, Galo Salinas Navarro inauguró el Galo’s y poco después abrieron muchos más establecimientos hosteleros, pubs y salas de fiesta, que crearon en Santurtzi una importante zona de ocio conocida en todo el entorno. La entonces calle Capitán Mendizábal se trasformó en la calle del dólar.

A finales de los años 90 del pasado siglo los hábitos cambiaron y el Country Club cerró sus puertas, como las otras grandes salas de fiestas Galo’s y Aloha, y el tramo final de la otrora populosa calle del dólar fue paulatinamente languideciendo hasta la actualidad. El edificio en el que se ubicaba el Country Club fue vendido por sus propietarios en 2000 y en su lugar fue edificada una casa de vecindad.

Tengo que agradecer a Juan Ángel Barquín Palacios su imprescindible colaboración (información y fotografías) para la realización de esta entrada.

Read Full Post »

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer que conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integral como persona.

Ya he dedicado varias entradas a diferentes grupos de mujeres trabajadoras en nuestro municipio: sardineras, trabajadoras del matadero, y escritoras. La figura de la sardinera es reconocida de forma unánime y su monumento conmemorativo sirve de homenaje a todas las mujeres relacionadas con la actividad portuaria, entre las que se incluyen las trabajadoras de las fábricas de conservas, escabeches y salazones a las que quiero referirme expresamente en esta ocasión.

En Santurtzi, en el último cuarto del siglo XIX e inicios del XX se fue consolidado una flota de traineras y vapores que impulsó el crecimiento de la actividad pesquera, de tal manera que se podía destinar una parte de las crecientes capturas a su transformación industrial. Las primeras industrias de conservas, escabeches y/o salazones ubicadas en Santurtzi se documentan a finales del siglo XIX. Algunas de las pioneras serán la fábrica de conservas regentada por Antonio Iglesias, instalada en 1882 y con actividad hasta 1885, la de salazones de Martín Goicoechea, instalada en 1894, y la fabrica de conservas de anchoa establecida por una empresa italiana, de la que se desconoce el nombre, en 1904.

Sin embargo, de estos inicios la información es muy escasa y no he encontrado referencias a mujeres empleadas en ellas. Más información sobre las características de una industria conservera de principios de siglo XX se puede obtener en la obra Historia de Santurtzi: el difícil equilibrio del siglo XX (1901-2001), pag. 97 y ss. De esos primeros años una postal nos permite ubicar con precisión una de esas industrias.

Ya avanzado el siglo XX documentamos la última concesión administrativa relativa a la industria transformadora de la pesca en nuestro municipio. Fue otorgada el 19 de julio de 1962 a la Cooperativa de Pescadores de Bajura (COPESBA) para la instalación de una fábrica de conservas en una parcela del puerto próxima a la sede de la cofradía de pescadores. Antes se ubicó durante un corto periodo en Mamariga, en un solar entre Juan Crisóstomo de Arriaga y Bruno Alegría conocido con el nombre de la huerta del Farras.

En la génesis de su constitución y explotación estuvo la Federación de Cofradías de Pescadores de Bizkaia. Se creó con la idea de poder dar salida a las abundantes capturas de anchoa que durante esos años se venían registrando en los puertos cantábricos, si bien al final se amplió el proyecto comprando maquinaria para la elaboración de conservas de pescado. La elección de Santurtzi estuvo condicionada por la inexistencia de industrias del ramo en la localidad, así como por la facilidad para conseguir los terrenos en donde ubicarse.

Comenzó a funcionar a mediados de 1962 elaborando salazón y posteriormente conservas de bonito, chicharro, verdel y filete de anchoa. Estuvo en activo hasta 1969 (o 1972, según las fuentes), si bien en los últimos años la gestión fue llevada por terceros. La marca comercial utilizada era La Sardinera.

El personal de la fábrica estaba formado principalmente por mujeres, la mayoría esposas e hijas de pescadores, por cuyas manos pasaba todo el proceso de manipulación y tratamiento del pescado recién capturado (descabezar, eviscerar, cortar, etc.) hasta su salida, transformado y enlatado en alguno de los diferentes productos listos para su comercialización y consumo.

El trabajo era generalmente temporal, supeditado a las diferentes costeras durante las cuales, la abundancia o escasez de capturas era determinante para la actividad de la fábrica. Por esta razón, la mayor parte de las operarias eran eventuales, se las contrataba sólo cuando entraba suficiente pescado para transformar. Las condiciones de trabajo eran duras y el salario era de aproximadamente unas 35 pesetas por jornada de trabajo, según algunas fuentes. Estas abnegadas mujeres mantenían a la unidad familiar con su sueldo cuando los hombres no podían salir a faenar y, a la vez, criaban a sus hijos con la ayuda de la familia. Cuando no trabajaban en la fábrica muchas de ellas vendían pescado de forma ambulante, es decir, eran temporalmente sardineras, por lo que también estarán incluidas en la entrada correspondiente.

El número de hombres era reducido, aproximadamente un 10% del total de la plantilla. Su actividad se caracterizaba por ser fija durante todo el año y por su especialización: administrativo, latero, soldador, mecánico, fogonero, conductor…

Entre los trabajadores podemos citar a Hilario López Urresti “Lekeitio”, marido de una de las trabajadoras, Ernestina Iraurgui.

Entre las trabajadoras podemos citar, con nombre y apellidos, a las siguientes:

  • NN “la choclera, de Fontuso”

  • Angelines

  • Anita “la castreña”

  • Milagros ARCE VILLADA

  • Asunción CALVO GÓMEZ “la castreña”

  • Isabel CASTILLO SUSILLA “lsabelita, la de Suelas”

  • Manuela GÓMEZ BARRIO

  • Ernestina IRAURGUI ORDORICA

  • María Begoña LARRABIDE GONZÁLEZ

  • Visitación MÉNDEZ INCERA “Visi, la de Turtulu”

  • Catalina MIRA HORMAECHEA

  • Virginia del MORAL

  • Ascensión NOTARIO GONZÁLEZ “la Chamberina”

  • Ana OSUNA MORENO

  • Encarnación PÉREZ MARTÍNEZ

  • María del Carmen SÁEZ DE LA RIVA

  • Carmen SANTAMARÍA LUIS

  • Belmira VILLADA CAMAÑO

Faltan otros muchos nombres y fotografías de detalle que me gustaría recopilar. Cualquier otra información será bienvenida.

Tengo que agradecer a Luis Javier Escudero Domínguez y a Koldo Urtiaga su colaboración para documentar, aunque sea sucintamente, la historia de las industrias transformadoras de la pesca en nuestro municipio.

Read Full Post »

Cabecera EnSanturtzi.com

Décimosegundo artículo de la serie, publicado en el número 114 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzi, correspondiente al mes de febrero. Más información en el propio blog, en este enlace.

santurtzi-ezagutu-12

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: