Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Término municipal’ Category

Hace 190 años, el 1 de julio de 1827, el Ayuntamiento del Concejo de Santurce inauguraba y se reunía por primera vez en la primera casa consistorial de su historia. Hasta ese momento, las asambleas de regidores y vecinos, en el tradicional concejo abierto, se habían realizado en el cementerio anexo a la iglesia de San Jorge o bajo su pórtico. Hasta entonces, la iglesia parroquial había sido no solo el centro de la vida religiosa sino también de la civil del municipio y en su archivo se custodiaban no solo los libros de culto y clero, incluidos los de la cofradía de pescadores, sino también los libros de actas del concejo.

Por aquel entonces y hasta mediados del siglo XIX además de las asambleas concejiles existían otras reuniones de ámbito supramunicipal, como las de los Tres Concejos del Valle de Somorrostro (al que pertenecía el Concejo de Santurce), que se celebraban en San Bernabé de Urioste, y las asambleas correspondientes al conjunto de municipios de dicho valle de Somorrostro (Tres Concejos y Cuatro Concejos), que se reunían en torno al Pino del Casal. No había espacios propios dedicados exclusivamente a albergar las reuniones de síndicos y regidores. Se reunían bajo un árbol o, a lo sumo, en el interior de una ermita.

Pero hacia 1825 el Ayuntamiento del Concejo de Santurce vio la necesidad de dotar al municipio, entonces mucho más extenso, ya que incluía el actual término municipal de Ortuella y parte del de Portugalete y Sestao (Repélega y Rivas), de una sede administrativa, de una casa consistorial. El 5 de junio de 1825 se consideró la propuesta y el plano presentado por Juan (o José) Ignacio de Garmendia Ugarte, vecino de Santurtzi, para levantar un edificio destinado a casa ayuntamiento en el lugar denominado La Pólvora, porque allí se había guardado años antes la que se empleaba en las baterías de La Llana.

El nombre del maestro de obras no lo tengo claro. En su obra In Insula Maris, Goio Bañales lo denomina Juan Ignacio. En el blog Somorrostro lo denomina José Ignacio. En el Centro Vasco de Arquitectura también lo denominan José Ignacio. Y es que en esa época se afincan en Bizkaia dos hermanos, Juan Ignacio y José Ignacio, naturales de Beizama (Gipuzkoa), nacidos en 1779 y 1793 respectivamente,  y vecinos, en el momento de tramitar su permiso de residencia (para lo cual tenían que demostrar hidalguía) en 1831 en la villa de Portugalete. José Ignacio falleció en Santurtzi en 1843, en donde se había casado en 1822 con Nicolasa Eduvigis Arteaga Valle, y su hermano Juan Ignacio en Portugalete en 1846. Así pues, creo que lo más probable es que el maestro de obras en cuestión sea José Ignacio.

José Ignacio de Garmendia Ugarte presentó, en 1831, un fantástico y faraónico proyecto como ejercicio de examen a evaluar por el tribunal correspondiente para obtener el título de la reputada Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El proyecto llevaba por título Casa consistorial para la villa de Santurce, en la provincia de Vizcaya.

Volviendo a la realidad, el Ayuntamiento de Santurce determinó ajustar con Garmendia las condiciones en que se realizaría la obra, comisionando para ello a los regidores Francisco de Salcedo y Manuel de Urioste. El 3 de julio de 1825 se decidió sacar a público remate, pero el asunto se fue demorando probablemente por falta de recursos económicos para sufragar la obra. El municipio carecía de liquidez ya que debía hacer frente a las deudas e intereses contraídos en los conflictivos años previos.

En el último tercio del año siguiente parece ser que el asunto volvió a retomarse y en los meses de septiembre y noviembre se apremió para que se iniciase cuanto antes la obra. Se encargó de las gestiones a Juan Tomás de Arrarte y se le autorizó a sacar nuevamente a remate la obra. Para junio de 1827 ya se había construido el edificio, pero aún quedaba que Juan Tomás de Arrarte tratase con los constructores la distribución de los espacios interiores.

El último ayuntamiento celebrado en el pórtico de la iglesia parroquial tuvo lugar el 24 de junio de 1827 y el primero que inauguró la nueva casa consistorial el 1 de julio del mismo año, bajo la presidencia del alcalde José Bonifacio de Arrarte, hermano de Juan Tomás.

Ese mismo año se decidió que, para mejorar las condiciones de la enseñanza en el municipio, se trasladase el maestro José García con todos sus alumnos al salón de plenos del edificio, donde se situaría la escuela durante los años sucesivos, hasta que se instaló a los locales que se habilitaron en el que había sido convento de la Merced (antecedente de las escuelas viejas o de Fermín Repáraz). El resto de salas que no fuese necesario utilizar habitualmente se pusieron a disposición de ser arrendadas para obtener algún beneficio para el municipio.

La primera casa consistorial estuvo en uso hasta comienzos del siglo XX, unos 75 años. Fue demolida para construir, entre 1903 y 1905, la actual que fue inaugurada el 23 de abril de 1905.

En la imagen que encabeza la entrada, datada hacia 1880, podemos ver la casa consistorial rodeada por un rectángulo rojo y, a la derecha, la capilla del colegio de las Hijas de la Cruz, delante del edificio del propio colegio. Bajo estas líneas una vista más amplia.

 

Read Full Post »

He dedicado varias entradas a la heráldica del municipio desde que publiqué la primera del blog, en abril de 2010, que trataba precisamente del escudo del Concejo de Santurtzi. Era una breve presentación del blasón municipal que a lo largo de cuatro entradas más fui ampliando, tratando de su origen y evolución, de su presencia en edificios y monumentos, de la desconocida versión oficial entre 1973 y 1983, etc. Son las siguientes:

Hoy, 14 de mayo, vuelvo a retomar el tema porque se cumple el 140 aniversario de la adopción del escudo. Durante el bienio foral 1876-1878, el Ayuntamiento de Santurtzi solicitó al síndico de la Diputación que se le señalase el “escudo de armas que debe usar, según sus precedentes históricos”. Este, a su vez, pidió a Antonio de Trueba, Antón el de los Cantares, que ejercía como archivero y cronista del Señorío, su opinión al respecto. Esta fue la respuesta del cronista:

Ilustrísimo señor. Obedeciendo como debo el precedente decreto, manifestaré a V.S. lo que sé y se me alcanza en el punto a que se refiere. Al adoptar las repúblicas de este Señorío el distintivo heráldico conocido con el nombre de escudo de armas, muchas de ellas siguiendo el ejemplo de la villa de Bilbao adoptaron el de la casa solariega más importante y calificada de su jurisdicción. Entre las casas solares más importantes del concejo de Santurce mencionan las memorias históricas de este país unos palacios que tenían allí los señores de Vizcaya, añadiendo que dichos señores gustaban de residir en Santurce por lo deleitoso y apacible del sitio. Parece, pues, al cronista de V. Señorías, que dados estos precedentes históricos, sería lo más lógico y razonable que el concejo de Santurce adoptase por escudo de armas los de los señores de Vizcaya, que tuvieron en su jurisdicción uno de sus ilustres solares y además fundaron la iglesia parroquial del mismo concejo. Estas armas eran dos lobos negros en campo de plata y cebados con sendos corderos blancos, que era el distintivo heráldico del egregio linaje de Haro, no debiendo empero añadirles el concejo de Santurce el roble que a la par de los lobos cebados campea en el escudo de Vizcaya por cuanto el roble es privativo del escudo del Señorío. V. S. I. sin embargo, acordará con su superior ilustración lo más conveniente.

Bilbao, 3 de mayo de 1877.

Antonio de Trueba [Firmado y rubricado]

(AFB.ADMIN. Leg. 27-22).

El dictamen de Antonio de Trueba al respecto fue aprobado en Diputación General el 14 de mayo de 1877, hace exactamente 140 años. Y para celebrarlo he encargado a un excelente heraldista catalán, Xavi García, redactor del blog Dibujo Heráldico, un diseño que cumpla totalmente con las leyes heráldicas y que responda exactamente al blasón o descripción heráldica. Únicamente la leyenda, que no es propiamente parte del escudo, ha variado en los últimos años, pasando de Concejo de Santurce (BOPV, 21-03-1983) a Concejo de Santurtzi (Reglamento Orgánico Municipal) y, últimamente, a Santurtziko Udala, que es la que he elegido para el diseño.

Este es el fantástico resultado:

Read Full Post »

ermita-de-san-bernabe-2-copia

Hoy, domingo 8 de enero, el Ayuntamiento de Ortuella celebra por primera vez una jornada de puertas abiertas en la ermita de san Bernabé Apóstol de Urioste para recordar que en torno a ese lugar se juntaban el día 1 de enero los representantes de los tres pueblos que formaban la entidad denominada Tres Concejos del Valle de Somorrostro.

7 concejos

Urioste es un histórico barrio de Ortuella que se encuentra a los pies de los Montes de Triano, a mitad de camino entre Portugalete (su etimología nos remite a su ubicación, detrás de la villa), Sestao, Santurtzi y Trapagaran, lugar idóneo para reunir a los representantes de cada una de las tres jurisdicciones que constituían los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y como solía ser habitual, las reuniones de las Juntas de los Tres Concejos se celebraban en una campa junto a una ermita, a la sombra de una centenaria encina, árbol simbólico como lo era el pino del Casal (árbol bajo el que se reunían los Siete Concejos del Valle de Somorrostro desde tiempo inmemorial) o lo es, a mayor escala, el roble de Gernika.

junta-de-concejo

La ermita de san Bernabé Apóstol tiene, por lo menos, tres siglos largos de existencia. La primera referencia que se conserva, en los libros de la parroquia de San Jorge de Santurtzi, a cuya jurisdicción pertenecía, data de 1680 cuando se la cita en una visita pastoral canónica, de las que se hacían periódicamente. En 1769 aparece con el nombre de san Bartolomé, un error de transcripción. Por aquel entonces, finales del siglo XVIII, la antigua ermita fue totalmente reconstruida.

interior-de-san-bernabe

Cada primero de enero los representantes de San Jorge de Santurce (que comprendía los actuales Ortuella y Santurtzi), Santa María de Sestao y San Salvador del Valle (Trapagaran) se reunían de forma ordinaria para la elección del regimiento, de los representantes comunes a los tres pueblos que participarían en las asambleas de la Junta de Avellaneda de las Encartaciones, a la que los Tres Concejos pertenecían.

Este órgano de gobierno estaba formado por el alcalde y otros cargos (síndico, regidor, fiel). Sin formar parte del mismo, participaba un escribano que levantaba acta de sus acuerdos, reflejados en el correspondiente libro de actas. En estas reuniones bajo la encina de Urioste podían participar todos los vecinos que lo deseasen aunque, en la práctica, solo participaba una parte. Trataban, además, temas relativos a contribuciones, ordenanzas, arreglo de caminos vecinales, aprovechamiento de pastos y montes, etc. También se reunían de forma extraordinaria en domingo o festivo cada vez que fuera necesario tratar asuntos urgentes que concerniesen a los Tres Concejos.

En la ermita una serie de paneles informativos explican con claridad y detalle la organización y el sistema electivo de los Tres Concejos. Son los siguientes:

elecciones tres concejos

?

60-sistema-electivo

61

62

63

64

65

66

Este sistema de organización y administración desapareció el 1 de enero de 1847 como consecuencia de la aplicación de la Ley municipal de 1845. Aun así, la “junta” de los Tres Concejos se siguió celebrando, si bien con características diferentes, para tratar temas comunes a los tres municipios, fundamentalmente los derivados de la gestión de los Altos Montes de Triano, un espacio proindiviso,  es decir, sin dividir entre los municipios propietarios o con determinados derechos sobre su explotación forestal y minera. Cuando a finales del siglo XIX, se adjudicó a cada municipio su parte de los montes, las reuniones dejaron de tener sentido y desaparecieron.

La ermita de san Bernabé Apóstol y la encina permanecen como testigos de esa historia común que ahora se pretende recuperar y difundir. Hasta ahora, se abría al público un solo día al año, el 11 de junio, fiesta del patrón. A partir de ahora, gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Ortuella y el Obispado de Bilbao, se abrirá también el primer domingo de enero para conmemorar la celebración de aquellas históricas asambleas de los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y no se descarta la posibilidad de realizar nuevas jornadas de puertas abiertas en otras fechas, en caso de que haya personas interesadas en conocer la historia de sus respectivos municipios.

ermita-de-san-bernabe-3

Por cierto, en Urioste se ubica el caserío en el que nació en 1838 José Cosme Aretxabaleta Balparda, eminente farmacéutico, botánico y zoólogo en Uruguay, una de mis propuestas para la renovación del callejero municipal santurtziarra, presente en los callejeros de Montevideo y de Bilbao. Más información en esta entrada del fantástico blog Somorrostro de Goio Bañales.

caserio-de-urioste

Read Full Post »

Nomenclátor de Santurtzi

El domingo 13 de marzo, 1.074 vecinos de Santurtzi, mayores de edad, que ejercieron su derecho al voto en una consulta popular organizada al efecto, decidieron qué nombres, entre los propuestos con anterioridad, deberían sustituir a los que, según el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, debían eliminarse del nomenclátor municipal. El resultado fue el siguiente:

  • Para la calle Capitán Mendizábal: Itsasalde recibió 463 votos; Bolintxes, 368 votos y Rompeolas, 212 votos.
  • Para la calle Daniel Pereda: integrarla en el grupo Bizkaia recibió 517 votos; Araba, 292 votos y Torquillas, 138 votos.
  • Para la calle Ildefonso Arrola: integrarla en la calle Juan XXIII recibió 392 votos; Abra, 327 votos y Kantauri Itsasoa, 246 votos.
  • Para la calle Leonor Amezaga: Aldapa recibió 474 votos; Bertsolaritza, 256 votos y Bellamar, 240 votos.
  • Para la calle Maestro Calles: Vapor Habana recibió 373 votos; Askatasuna, 361 votos y Andereño- Maisuak, 260 votos.
  • Para el grupo Víctor Sáez: Ocho de marzo recibió 444 votos; Tres Concejos, 299 votos y Antiguo Cementerio, 221 votos.
  • Para el grupo José María Larrea: Serantes recibió 432 votos; Lagun Zaharrak, 368 votos y Frontón, 181 votos.

En consecuencia, el 31 de marzo el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad el resultado de la consulta y procedió a encargar la fabricación de las nuevas placas con los nuevos nombres. En total, se han sustituido durante las dos primeras semanas de octubre 24 placas, la mayoría correspondientes a las calles y grupos de viviendas con nueva denominación. De paso, también se ha aprovechado para renovar diversas placas sin relación con el asunto que estaban deterioradas y alguna que faltaba desde hace años. Las siguientes imágenes son prueba de ello:

  • Aldapa (calle # kalea)

calle-aldapa

  • Habana ontzia – Vapor Habana (calle # kalea)

Habana

  • Itsasalde (calle # kalea)

Itsasalde

  • Martxoaren Zortzia – Ocho de marzo (grupo # auzunea)

grupo-ocho-de-marzo

  • Serantes (grupo # auzunea)

grupo-serantes

Sin embargo, algo me llama la atención. Y como una imagen (tomada hoy, 11 de octubre, a las 09:30) vale más que mil palabras…

placa-nueva-y-vieja

clipboard01

Entre las placas que faltaban estaba la de la plaza Juan José Mendizabal, esa plaza que popularmente recibe un nombre que no le corresponde…

placa-juan-jose-mendizabal

Read Full Post »

Cabecera EnSanturtzi.com

Sexto artículo de la serie, publicado en el número 108 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de julio.

Santurtzi Ezagutu 6

Read Full Post »

Santurtzi en 1905

Ya he comentado anteriormente, en la entrada dedicada al Ilso Eguna, que a lo largo de su historia los municipios de nuestro entorno han visto variar sus límites jurisdiccionales en varias ocasiones. En el caso de Santurtzi, la última variación ha sido la incorporación de los barrios de Repélega y Rivas a Portugalete en julio de 1933, no hace tanto tiempo. Unos 70 años antes, concretamente el 1 de julio de 1866, hace justo 150 años, se ejecutaba la incorporación de los barrios portugalujos de Peñota y La Chicharra (también denominados en algunas fuentes Barrio Nuevo) a nuestro municipio, a pesar de la oposición del Ayuntamiento de la villa jarrillera.

7 concejos

Anexión Chicharra

Para comprender el enraizado conflicto de lindes entre Portugalete y los Tres Concejos (a los que pertenecía Santurtzi) hay que tener en cuenta que la fundación de la villa se realiza en terrenos de los Tres Concejos.  La nueva villa  recibe una amplia jurisdicción sobre la fachada marítima que se sitúa desde las proximidades de Castro Urdiales hasta Luchana. Como consecuencia se restringen derechos consuetudinarios de los Tres Concejos, derechos de carácter económico, importantes fuentes de ingresos.

límites villa portugalete

Por el interior, estos límites venían marcados por una divisoria trazada en línea recta (unos 3200 pies, es decir 900 m aproximadamente) desde una esquina de la ermita-humilladero del Santo Cristo de Los Hoyos hasta el antiguo cementerio anexo a la iglesia parroquial de San Jorge de Santurce. Esta línea se ve con bastante claridad en un plano apaisado que realiza Vicente Morales Guerrero con motivo de un apeo (deslinde) entre la villa de Portugalete y los Tres Concejos en 1761 y del cual se habla en una entrada en el blog El Mareometro. Buena parte de La Chicharra, Coscojales y todo Campo Grande y Peñota quedaban en la parte correspondiente a Portugalete.

recorte plano-1761

Y la misma línea dibujada aproximadamente sobre una captura de una vista de satelital de Google Earth. La imagen está girada para mantener más o menos la misma orientación.

Portugalete sostuvo numerosos pleitos con las anteiglesias y concejos limítrofes que incluso provocaron riñas y altercados serios. La corporación municipal portugaluja, portando vara alta (seña de autoridad), visitaba oficialmente Santurtzi el día del patrón san Jorge para dejar claro que los límites de la villa llegaban hasta las puertas de la parroquia santurzana. En 1818, la oposición tumultuaria de los santurzanos a esa visita ocasionó un serio incidente. No era un tema baladí, al menos para nuestros antepasados.

El conflicto siempre latente se reavivó en 1832 por disputas debidas a lo que podríamos calificar como competencia desleal en la venta de determinados productos (vino principalmente, pero también otros productos). Se llegó a un compromiso de reciprocidad para evitarse mutuamente pérdidas económicas. Y además se acordó que debido a la evidente proximidad, los alumnos del Barrio Nuevo, La Chicharra y Los Hoyos asistieran a la escuela pública de Santurce y los alumnos residentes en los barrios de Repélega y Rivas lo hiciesen en la escuela de Portugalete.

Al cabo de unos años el acuerdo se dejó de respetar. De nuevo se producen denuncias recíprocas de competencia desleal respecto de la venta de vinos, carnes y otros productos, decomisos, etc. En el apartado correspondiente a Santurce en la Historia de Vizcaya : general de todo el Señorío… editada en 1885 se dice, refiriéndose a Cristóbal de Murrieta que “…si no [hubiera sido] por sus gestiones aún duraría el ruidoso pleito que se sostuvo entre Portugalete y Santurce sobre derechos de jurisdicción, promovido á consecuencia de que algunos caminos de ambos pueblos llegaban hasta cerca de sus mutuas iglesias, suscitándose con ese motivo frecuentes diferencias y más de una reclamación en los decomisos de arbitrios, habiendo el asunto hasta el Consejo de Estado, de donde recabó el señor Murrieta, en el año 1866, una resolución favorable a su pueblo”.

En abril de 1866, el alcalde de Portugalete, Máximo Castet, intentó por todos los medios evitar la incorporación en nuestro municipio. Sin embargo, la influencia de Cristóbal Murrieta (que unos años antes había financiado la construcción de lo que hoy es la actual avenida Murrieta) fue más eficaz y este litigio se resolvió a favor de Santurtzi por Real Orden de 31 de mayo de 1866, confirmada por otra de 13 de febrero de 1867. El acto de demarcación tuvo lugar el 28 de junio de 1866. Y desde el 1 de julio de 1866 a todos los efectos pasan a formar parte del Concejo de Santurce, conservando derechos, usos, aprovechamientos y servidumbres que le correspondían.

Fuero en La Chicharra

La zona se puso de moda unos años después y numerosas familias de la nobleza y burguesía con raíces en Santurtzi construyeron sus residencias de verano. Eran los tiempos de la Belle Époque. Pero todavía a comienzos del siglo XX seguían produciéndose divergencias en cuanto a los límites entre ambos municipios en la zona de Peñota. Santurtzi pretendía tener jurisdicción desde la línea trazada desde la desembocadura del arroyo Peñota hasta el centro de la ría, incluida parte de la playa del Salto y del Muelle de Hierro. Muestra de ello es la siguiente sentencia de 1903.

Sentencia de 1903 sobre límites entre Santurtzi y Portu

Playa de Portu

Podéis encontrar más información en los blogs Somorrostro de Goio Bañales y El Mareometro. Las fotos que ilustran la entrada son bastante posteriores al momento de la incorporación. No he encontrado ninguna del periodo 1850-1875.

1

Read Full Post »

Cartel I Día de los Mojones

El próximo sábado 11 de junio se va a realizar una interesante actividad organizada por Serantes Mendiko Lagunak que pretende recuperar la memoria histórica de unas ceremonias habituales hasta el siglo XIX y que ahora sólo se recuerdan gracias a diversas fiestas populares en algunos municipios, siendo la más conocida la que se celebra en Olarizu (Vitoria-Gasteiz).

Se trata de recrear una visita oficial a los hitos, ilsos (palabra profusamente empleada en Santurtzi en otros tiempos y común en las Encartaciones), mojones o señales que marcan los límites del término municipal, un acto protocolario y solemne que se realizaba con carácter periódico, generalmente cada año.

La delimitación del territorio de un municipio es, normalmente, fruto de un largo proceso histórico desde la Edad Media hasta el siglo XIX en el que, con bastante frecuencia, afloran conflictos, a veces enconados, entre municipios limítrofes. Muy pocas veces era fruto de un acuerdo mutuo. Las razones eran fundamentalmente de carácter económico. Cuando el espacio en litigio era un monte, determinar las lindes y, en consecuencia, la propiedad, adquiría relevancia, porque el monte era una fuente de riqueza muy importante para la sociedad tradicional, agraria y ganadera. Cultivos, pastos, madera, minerales, piedra, etc. eran indispensables para la supervivencia de la mayor parte de la población.

Santurtzi no ha sido una excepción y, por unos palmos de tierra aquí o allá, se han sucedido a lo largo de los siglos numerosos pleitos entre los Tres Concejos (a los que pertenecía nuestro municipio) y los Cuatro Concejos del Valle de Somorrostro, o con la villa de Portugalete, con quien se ha disfrutado parte del monte en proindiviso (bienes sin dividir que pertenecen en comunidad a varios propietarios). A modo de ejemplo, los montes altos de Triano fueron un espacio proindiviso hasta finales del siglo XIX. Incluso hubo una propuesta para que se constituyeran en municipio independiente…

7 concejos

Tras la fijación de los términos municipales, bien por acuerdo entre las partes implicadas, bien como resultado de una sentencia del pleito incoado por uno de los municipios contra otro u otros, se colocaban los hitos, ilsos o mojones en los extremos de líneas más o menos rectas. Resultaban, en ese contexto, indispensables para señalar o distinguir los términos de un lugar, es decir, definir los límites de una propiedad, fijar los linderos y, como consecuencia directa del ello, marcar de forma física estos límites sobre el terreno.

Eran elaborados en diferentes variedades de piedras (caliza, arenisca, granito, etc.). Hincados en la tierra, aparecían tradicionalmente asociados a lugares estratégicos, a cruces, árboles de gran porte en las proximidades u otros elementos destacados del paisaje con el fin de facilitar su localización. Además, era costumbre depositar carbón vegetal, ramas de tojo o trozos de teja debajo del mojón, para que sirviesen de referencia en el caso de que el mojón desapareciera por cualquier causa. En espacios urbanos se entallaban cruces en las esquinas de los edificios, generalmente singulares, que servían de hito. Sirva la siguiente imagen de una gran piedra con cruces labradas en Morazarzal como ejemplo.

mojon con cruces en Morazarzal

La importancia de estos hitos de separación que delimitan territorialmente el término municipal se manifiesta en la revisión anual que se hacía de ellos, acto que recibe diversos nombres a lo largo y ancho de la geografía: andar, renovar o revisar las cruces, andar la mojonera, repasar los hitos, etc. Y esta es la ceremonia que se quiere conmemorar o recrear el sábado 11 de junio: una de esas visitas periódicas realizadas por parte de las autoridades de los concejos limítrofes para comprobar que los mojones se mantienen erguidos en el lugar que les corresponde.

Estas verificaciones se recogían en un “libro de visitas” en el que se anotaban los nombres de las personas que asistían como testigos, las diligencias efectuadas, los lugares visitados y las distancias que había entre unos y otros mojones. Esta documentación, junto con la generada por los propios pleitos, es muy interesante porque en ella se describen con bastante minuciosidad lugares, distancias, heredades, etc, y nos permite conocer y rescatar topónimos que se han olvidado con el paso del tiempo.

libro de visitas

El recorrido no tiene dificultad pero como discurre por monte se recomienda un calzado adecuado. Las personas que necesiten más tiempo para llegar al comienzo de cada acto de posesión pueden salir un poco antes de la hora prevista. El itinerario y horario previsto (caminando a un ritmo normal) son los siguientes:

Itinerario I Día de los Mojones

Copia de Horario del itinerario

En este primer Ilso Eguna se visitan los dos antiguos mojones que se conservan en el Serantes:

  • Ilso de las Nueve Cruces

Este antiguo ilso, ubicado en la parte más prominente de la peña de las Nueve Cruces, sigue cumpliendo su función. Se encuentra en uno de los vértices de la línea divisoria entre los actuales municipios de Santurtzi, Abanto-Zierbena y Zierbena, dando continuidad a la lindera que procede del ilso anterior, en el Pino del Casal (árbol bajo el que se reunían los Siete Concejos del Valle de Somorrostro desde tiempo inmemorial).

Divisoria Tres y Cuatro Concejos

Aparece registrado en 1598 en un pleito entre Portugalete y los Tres Concejos del Valle de Somorrostro pero, por referencias, ya estaba instalado unos veinte años antes. La cita de 1598 dice así: “… Ante mi, Bentura de San Martín escribano, el señor alcalde de los Tres Concejos Ochoa de Ugarte, Pedro de Loizaga teniente de preboste y Juan de Laia, visitaron los monjones del dicho monte de Sarantes, y el de Sobre Ygareda, a la vista de la mar, y el monjon que esta devajo del pico de Sarantes, y sobre unas peñas que estan a vista de el monte de Triano, e hicieron sus cruces y señales en señal de posesión y de allí vajaron con sus varas de justicia en sus manos a el Puerto o Pedregal de Santurce jurisdicción de la dicha villa privativa y en el tomaron posesión y se visitaron en todo lo que lava espuma de la mar salada…”.

Vuelve a aparecer mencionado en un apeo (deslinde) de 1761, donde se fijan los límites de la villa de Portugalete y que vienen pintados en un plano apaisado de Vicente Morales Guerrero del que se habla en esta entrada en el blog El Mareometro.

plano 1761

Está labrado en piedra caliza, es de forma cónica y presenta dos aletas que señalan la divisoria. Lo que no podemos constatar es la antigüedad del ilso que existe actualmente. No sabemos si es el que se menciona a finales del siglo XVI o es posterior pero, en cualquier caso, por la erosión que muestra es anterior al siglo XVIII. Lo que si observamos es que está más relacionado con los límites entre los concejos del valle de Somorrostro que con los de la villa de Portugalete porque sus aletas marcan la divisoria entre los Tres Concejos y Cuatro Concejos del valle de Somorrostro. Es el ilso más antiguo de los siete concejos.

Nueve Cruces 2

  • Ilso de la Campa del Ilso

Este hito se encuentra situado en la crestería del monte Serantes en la divisoria entre Santurtzi, Abanto-Zierbena y Zierbena. Se trata de un ilso intermedio entre el anterior, el de las Nueve Cruces y el siguiente, el de la Cueva Mayor, que no se conserva. También está labrado en piedra caliza. La datación de este mojón no está clara. Aparentemente es posterior al de las Nueve Cruces y bastante más antiguo que los que se colocaron durante el siglo XIX y comienzos del XX (1803, 1893-1896 y 1906). De estos mojones se tiene constancia documental aunque no quedan restos. Pero se sabe que su forma era completamente diferente al de la Campa del Ilso que, posiblemente, se colocase en el siglo XVIII.

Mojón de el Campo del Ilso

Con este primer Ilso Eguna se pretende representar el ritual tradicional de las visitas. Las inspecciones anuales de los límites jurisdiccionales que realizaban los municipios, en sí mismas actos netamente administrativos, pueden ser estudiadas desde un punto de vista antropológico. Destacan las investigaciones realizadas por José Ignacio Homobono y Josetxu Martínez de Montoya. Además de los conceptos relacionados con los espacios simbólicos, la identidad colectiva, la tradición y la costumbre, quizás habría que considerar otros aspectos, cierto carácter religioso, tanto por las marcas en forma de cruz labradas en los mojones como por su ubicación junto a cruces, que no han llegado a la actualidad pero presentes originalmente.

Por supuesto, sería también interesante recuperar el sitio en donde se ubicaba la ermita o humilladero de los Hoyos pues esta ermita servía, según el citado apeo de 1761, como señal divisoria entre Portugalete y Santurtzi, de manera que, trazando desde ella una línea recta de unos 900 m hasta el antiguo cementerio de la iglesia de san Jorge (ni el actual ni el anterior, sino el que se ubicaba anexo al templo), se marcaba el límite entre ambos municipios. Y es interesante porque solo tras muchos años, pleitos y gracias a la intervención de Cristóbal Murrieta, parte de Peñota, Campo Grande, La Txitxarra y Coscojales, que formaban parte de la jurisdicción de Portugalete, se integran en nuestro municipio en julio de 1866, hace 150 años.

Para la redacción de esta entrada he empleado información e imágenes que me ha proporcionado Joseba Trancho a quien agradezco su colaboración.

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: