Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Callejero’

ermita-de-san-bernabe-2-copia

Hoy, domingo 8 de enero, el Ayuntamiento de Ortuella celebra por primera vez una jornada de puertas abiertas en la ermita de san Bernabé Apóstol de Urioste para recordar que en torno a ese lugar se juntaban el día 1 de enero los representantes de los tres pueblos que formaban la entidad denominada Tres Concejos del Valle de Somorrostro.

7 concejos

Urioste es un histórico barrio de Ortuella que se encuentra a los pies de los Montes de Triano, a mitad de camino entre Portugalete (su etimología nos remite a su ubicación, detrás de la villa), Sestao, Santurtzi y Trapagaran, lugar idóneo para reunir a los representantes de cada una de las tres jurisdicciones que constituían los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y como solía ser habitual, las reuniones de las Juntas de los Tres Concejos se celebraban en una campa junto a una ermita, a la sombra de una centenaria encina, árbol simbólico como lo era el pino del Casal (árbol bajo el que se reunían los Siete Concejos del Valle de Somorrostro desde tiempo inmemorial) o lo es, a mayor escala, el roble de Gernika.

junta-de-concejo

La ermita de san Bernabé Apóstol tiene, por lo menos, tres siglos largos de existencia. La primera referencia que se conserva, en los libros de la parroquia de San Jorge de Santurtzi, a cuya jurisdicción pertenecía, data de 1680 cuando se la cita en una visita pastoral canónica, de las que se hacían periódicamente. En 1769 aparece con el nombre de san Bartolomé, un error de transcripción. Por aquel entonces, finales del siglo XVIII, la antigua ermita fue totalmente reconstruida.

interior-de-san-bernabe

Cada primero de enero los representantes de San Jorge de Santurce (que comprendía los actuales Ortuella y Santurtzi), Santa María de Sestao y San Salvador del Valle (Trapagaran) se reunían de forma ordinaria para la elección del regimiento, de los representantes comunes a los tres pueblos que participarían en las asambleas de la Junta de Avellaneda de las Encartaciones, a la que los Tres Concejos pertenecían.

Este órgano de gobierno estaba formado por el alcalde y otros cargos (síndico, regidor, fiel). Sin formar parte del mismo, participaba un escribano que levantaba acta de sus acuerdos, reflejados en el correspondiente libro de actas. En estas reuniones bajo la encina de Urioste podían participar todos los vecinos que lo deseasen aunque, en la práctica, solo participaba una parte. Trataban, además, temas relativos a contribuciones, ordenanzas, arreglo de caminos vecinales, aprovechamiento de pastos y montes, etc. También se reunían de forma extraordinaria en domingo o festivo cada vez que fuera necesario tratar asuntos urgentes que concerniesen a los Tres Concejos.

En la ermita una serie de paneles informativos explican con claridad y detalle la organización y el sistema electivo de los Tres Concejos. Son los siguientes:

elecciones tres concejos

?

60-sistema-electivo

61

62

63

64

65

66

Este sistema de organización y administración desapareció el 1 de enero de 1847 como consecuencia de la aplicación de la Ley municipal de 1845. Aun así, la “junta” de los Tres Concejos se siguió celebrando, si bien con características diferentes, para tratar temas comunes a los tres municipios, fundamentalmente los derivados de la gestión de los Altos Montes de Triano, un espacio proindiviso,  es decir, sin dividir entre los municipios propietarios o con determinados derechos sobre su explotación forestal y minera. Cuando a finales del siglo XIX, se adjudicó a cada municipio su parte de los montes, las reuniones dejaron de tener sentido y desaparecieron.

La ermita de san Bernabé Apóstol y la encina permanecen como testigos de esa historia común que ahora se pretende recuperar y difundir. Hasta ahora, se abría al público un solo día al año, el 11 de junio, fiesta del patrón. A partir de ahora, gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Ortuella y el Obispado de Bilbao, se abrirá también el primer domingo de enero para conmemorar la celebración de aquellas históricas asambleas de los Tres Concejos del Valle de Somorrostro. Y no se descarta la posibilidad de realizar nuevas jornadas de puertas abiertas en otras fechas, en caso de que haya personas interesadas en conocer la historia de sus respectivos municipios.

ermita-de-san-bernabe-3

Por cierto, en Urioste se ubica el caserío en el que nació en 1838 José Cosme Aretxabaleta Balparda, eminente farmacéutico, botánico y zoólogo en Uruguay, una de mis propuestas para la renovación del callejero municipal santurtziarra, presente en los callejeros de Montevideo y de Bilbao. Más información en esta entrada del fantástico blog Somorrostro de Goio Bañales.

caserio-de-urioste

Read Full Post »

Cabecera EnSanturtzi.com

Octavo artículo de la serie, publicado en el número 110 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de octubre. santurtzi-ezagutu-8

Read Full Post »

Nomenclátor de Santurtzi

El domingo 13 de marzo, 1.074 vecinos de Santurtzi, mayores de edad, que ejercieron su derecho al voto en una consulta popular organizada al efecto, decidieron qué nombres, entre los propuestos con anterioridad, deberían sustituir a los que, según el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, debían eliminarse del nomenclátor municipal. El resultado fue el siguiente:

  • Para la calle Capitán Mendizábal: Itsasalde recibió 463 votos; Bolintxes, 368 votos y Rompeolas, 212 votos.
  • Para la calle Daniel Pereda: integrarla en el grupo Bizkaia recibió 517 votos; Araba, 292 votos y Torquillas, 138 votos.
  • Para la calle Ildefonso Arrola: integrarla en la calle Juan XXIII recibió 392 votos; Abra, 327 votos y Kantauri Itsasoa, 246 votos.
  • Para la calle Leonor Amezaga: Aldapa recibió 474 votos; Bertsolaritza, 256 votos y Bellamar, 240 votos.
  • Para la calle Maestro Calles: Vapor Habana recibió 373 votos; Askatasuna, 361 votos y Andereño- Maisuak, 260 votos.
  • Para el grupo Víctor Sáez: Ocho de marzo recibió 444 votos; Tres Concejos, 299 votos y Antiguo Cementerio, 221 votos.
  • Para el grupo José María Larrea: Serantes recibió 432 votos; Lagun Zaharrak, 368 votos y Frontón, 181 votos.

En consecuencia, el 31 de marzo el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad el resultado de la consulta y procedió a encargar la fabricación de las nuevas placas con los nuevos nombres. En total, se han sustituido durante las dos primeras semanas de octubre 24 placas, la mayoría correspondientes a las calles y grupos de viviendas con nueva denominación. De paso, también se ha aprovechado para renovar diversas placas sin relación con el asunto que estaban deterioradas y alguna que faltaba desde hace años. Las siguientes imágenes son prueba de ello:

  • Aldapa (calle # kalea)

calle-aldapa

  • Habana ontzia – Vapor Habana (calle # kalea)

Habana

  • Itsasalde (calle # kalea)

Itsasalde

  • Martxoaren Zortzia – Ocho de marzo (grupo # auzunea)

grupo-ocho-de-marzo

  • Serantes (grupo # auzunea)

grupo-serantes

Sin embargo, algo me llama la atención. Y como una imagen (tomada hoy, 11 de octubre, a las 09:30) vale más que mil palabras…

placa-nueva-y-vieja

clipboard01

Entre las placas que faltaban estaba la de la plaza Juan José Mendizabal, esa plaza que popularmente recibe un nombre que no le corresponde…

placa-juan-jose-mendizabal

Read Full Post »

maestros-que-dejan-huella

El 30 de septiembre de 1916 aparecía en primera plana del diario La Gaceta del Norte un sentido artículo de Tomás Gillín glosando la figura del maestro Fermín Repáraz Aguinaga, recién jubilado. Y cien años después me parece oportuno dedicar una entrada a este destacado personaje de nuestra historia, un tanto olvidado.

foto-fermin-reparaz

Fermín Repáraz Aguinaga nació en Arbizu (Navarra) en 1850. Comenzó su labor docente en la escuela de Zizur en 1871. En 1880 paso a ser responsable de la escuela de Xemein, cuya plaza ganó por oposición. No estuvo mucho tiempo allí pues en 1883 obtuvo plaza en Ortuella, parte del entonces Concejo de Santurce. Finalmente, en 1892, tras la jubilación de Luis Iza Aguirre, paso a ejercer como maestro en las escuelas viejas hasta su jubilación en 1916, tras 45 años de ininterrumpida dedicación a la docencia.

Escuelas viejas

Al poco de tomar posesión de su plaza como maestro en nuestro municipio publicaba un libro de texto  titulado Geografía para niños del cual se conserva un ejemplar (nueva edición, corregida y aumentada, de 1894) en la biblioteca de Bidebarrieta (Bilbao). Quizás sea esta la obra que otras fuentes han atribuido a su antecesor Luis Iza y de la que no hemos encontrado rastro alguno. En enero de 1907 se publicaba la tercera edición.

libro-de-fermin-recorte

La dedicación de Fermín Repáraz a su trabajo fue encomiable. Para evitar el absentismo escolar, muy alto en aquella época, con el apoyo de benefactores locales comenzó a repartir un rancho de alubias y garbanzos con carne y tocino a sus alumnos más necesitados que tenían, como contrapartida, la obligación de asistir a clase. Niños que no solían ir empezaron a acudir diariamente. Dicho rancho se preparaba en la propia casa particular del maestro. Un rancho similar se ofrecía en el hospital-asilo municipal y no sé, hasta qué punto, si se trata del mismo hecho. En cuanto a la clase de adultos y dominicales, también se les repartía constantemente un buen número de prendas de vestir, poniendo como condiciones la asistencia a las clases y el buen comportamiento.

Por otra parte, a comienzos del siglo XX nacieron numerosas sociedades esperantistas en Euskadi. En Santurtzi, concretamente, en 1907. El primer presidente del Grupo Esperantista de Santurce fue el médico Guillermo Gorostiza. En 1909 lo era Fermín Repáraz. Esto nos da una idea de la vocación y el interés por la educación, la docencia y el aprendizaje de este ejemplar maestro.

En 1916, una vez hecho público el retiro del estimado maestro, sus discípulos solicitaron al Ayuntamiento la colocación de una placa conmemorativa en la escuela en donde había ejercido tantos años y había dejado tantos buenos recuerdos. El Ayuntamiento accedió a lo solicitado y el domingo 3 de diciembre, el pueblo entero rindió un sentido homenaje de agradecimiento al ilustre maestro acudiendo en procesión cívica a la escuela en donde, junto a los consabidos discursos, se descubrió la citada placa. Antes, en marzo, el Ayuntamiento había acordado concederle una pensión vitalicia de 1.000 pesetas anuales además de la que, por derecho, le correspondía.

Esa placa es seguramente el origen del nombre atribuido a las escuelas posteriormente aunque no conozco ninguna disposición oficial en este sentido hasta 1936, cuando las cuatro escuelas unitarias de niños que venían funcionando en el mismo edificio y en régimen graduado, se convirtieron por Orden de 31 de marzo de 1936 (Gaceta del 4 de abril) en la graduada Fermín Repáraz.

Fermín Repáraz Aguinaga falleció en junio de 1920 pero su grato recuerdo permaneció en nuestro municipio y volvió a ser reconocido y homenajeado durante la II República, cuando se dio su nombre a la tradicional calle de las escuelas denominada Primo de Rivera (por el general) en aquel entonces y desde hacía apenas cinco años antes. Sin embargo, en 1937, con el primer gobierno municipal franquista, se sustituyó su nombre por el de Primo de Rivera (intuyo que más por homenajear al falangista José Antonio que por recuperar el nombre del padre). La escuela, sin embargo, siguió denominándose, sin objeciones, Fermín Repáraz.

En 1980, cuando se eliminan la mayoría de los nombres franquistas del callejero, la calle se bautiza con el nombre de José Miguel de Barandiaran. Con la clausura del colegio en 1997 comienza a perderse el recuerdo de este personaje. Y el año pasado se perdió la oportunidad de recuperarlo para el callejero cuando no fue incluido entre las propuestas para sustituir a las denominaciones que incumplían la Ley de Memoria Histórica.

image_gallery

Por último, me parece interesante incluir unos breves apuntes genealógicos de la familia Repáraz. Los orígenes del linaje se sitúan al norte de Navarra, en el barrio Erreparatzea / Reparacea de Bertiz. Este topónimo ha dado lugar dos apellidos: Reparace, muy poco frecuente y del que no consta escudo heráldico, y Repáraz, más común y bastante difundido, incluso en América.

Según su etimología, Repáraz podría significar huerto o jardín del rey (erre + baratz) de tal manera que algunos blasones ostentados por linajes con este apellido podrían calificarse de parlantes (al incluir como elemento figurativo principal del escudo un conjunto de flores, concretamente azucenas). Se puede blasonar de la siguiente manera: en azur (azul), una jarra con siete azucenas de plata, acompañada de cuatro estrellas, una en cada cantón del escudo, de oro. Hay, no obstante, variantes en cuanto a los esmaltes.

escudo-reparaz-en-piedra

Ya en el siglo XV aparece documentado el apellido Repáraz en Zubieta, Legasa, Oieregi, etc. De ahí pasa a Pamplona y posteriormente a Arbizu, donde nos encontramos numerosos vecinos con este apellido. Según nos consta, la persona que trajo el apellido Repáraz a Arbizu fue Martín de Repáraz casado con Josepha de Garralda en esa localidad el 22 de abril de 1691. Venía con el oficio aprendido en Pamplona y ejerció como maestro cerero. De momento no he podido seguir la línea hasta hallar el entronque con nuestro Fermín Repáraz. Este es el linaje he podido construir:

1. Antón Repáraz contrae matrimonio con María de Lacunza. Tienen los siguientes hijos:

2. Simón Repáraz Lacunza contrae matrimonio con Josefa Gracia [o Engracia] Mendinueta Arbizu. Tienen los siguientes hijos, nacidos en Arbizu:

3a. Manuel Francisco Repáraz Mendinueta, que nace en 1774

3b. Juan Miguel, que nace en 1776

3c. María Margaríta, que nace en 1779

3e. Miguel Andrés, que nace en 1780

3f. Agustín, que nace en 1791 ?

Del matrimonio de Manuel Francisco Repáraz con María Antonia Berastegui Milchotorena nacen los siguientes hijos:

4a. Domingo, que nace en 1801

4b. Martín Ramón, que nace en 1805

4c. José Ventura Repáraz Berastegui, que nace en 1807

4d. Gabriel, que nace en 1810

4e. Alexandro, que nace en 1814

José Ventura Repáraz contrae matrimonio en 183* en la parroquia de San Martín de Satrustegui (Navarra) con Lorenza Aguinaga Martirena (hija de Francisco y Catalina). De este matrimonio tengo documentados ocho hijos, todos nacidos en Arbizu:

5a. Pedro, que nace en 1834

5b. Miguel María, que nace en 1836

5c. José, que nace en 1839

5d. Gabriela Micaela, que nace en 1841

5e. Dorotea, que nace en 1845

5f. Juan Lorenzo, que nace en 1847

5g. Juana Vicenta, que nace en 1850, y su mellizo

5h. Juan Fermín Repáraz Aguinaga nace el 23 de junio de 1850 en Arbizu (Navarra).

Como he comentado antes, en 1871 es maestro en Zizur y será por aquel entonces cuando conozca a la que será su esposa, Eugenia Beltrán de Guevara Gauna, nacida en Azua (Elburgo) en 1846, hija de Bruno Beltrán de Guevara Barrena y Casimira Gauna Elorza. Contraen matrimonio en 1872 en la parroquia de San Vicente Mártir de Vitoria-Gasteiz. Fermín fallece en 1920 y Eugenia en 1929, ambos en Santurtzi. Respecto a los hijos de este matrimonio he encontrado algunos datos confusos:

6a. Juan, del que no he encontrado ni el lugar ni la fecha de nacimiento. Intuyo que es el primogénito y que nacería hacia 1873-1874 pues en 1892-1895 solicita plaza de maestro auxiliar de la escuela de la que su padre es titular, en Santurtzi. En 1942 aún vivía pero no he encontrado ni lugar ni fecha de defunción.

6b. Matilde, que nace en Izurdiaga en 1880. Contrae matrimonio en Santurtzi en 1903 con Ramón Adolfo Berdones Giménez, natural de Soria y nacido en 1882, maestro de instrucción primaria.

6c. Josefa, que nace en Santurtzi en 1883 y fallece ahí en 1887.

6d. Julia, de la que no he encontrado el nacimiento pero que fallece en Santurtzi en 1886.

6e. Felisa Catalina, que nace en 1886 en Santurtzi y de la que no he encontrado la defunción. No sé si se trata de la misma persona que la anterior (con alguna confusión en el nombre) o se trata de dos hermanas gemelas.

6f. Fermín Saturnino Vicente, que nace en 1889 en Santurtzi. Se graduará como capitán de la marina mercante, supongo que en nuestra Escuela de Náutica. Al parecer, era propietario de una ferretería ubicada en la calle Amistad de Getxo cuando, en 1937, le fue incautada como consecuencia del triunfo del bando franquista, por su militancia nacionalista.

Fermín Repáraz Beltrán (de Guevara) se exilió en Uruguay, tradicional destino de la emigración vasca, junto con su esposa Amelia Josefína Servan Castillo, nacida en Barbastro en 1891, y sus hijas María del Carmen y Rosario. Durante la Segunda Guerra Mundial, navegando en el buque de bandera uruguaya Montevideo, fue objeto de un ataque y hundido en aguas del mar Caribe. Posteriormente fue capitán de Armamento de la Administración Nacional de Puertos en Uruguay. En los años 50 llegó a ser presidente de la Junta Extraterritorial del Partido Nacionalista Vasco en Uruguay.

Tengo que agradecer a Francisco Javier Pérez Cano que nos haya recordado la efemérides en el grupo de Facebook Santurtzi y sus gentes (la tenía olvidada) y a Tomás Fernández e Itziar Murua por la información que me han facilitado.

Read Full Post »


portada

Hoy, 19 de septiembre, se cumplen 120 años del inicio de una institución que, aunque transformada al compás de los tiempos, aún pervive en nuestro municipio: el hospital-asilo, hoy Residencia Nuestra Señora de Begoña.

Como sucede con otros muchos aspectos de nuestro municipio, su historia está todavía por escribir y su génesis presenta algunas lagunas. Al parecer, el hospital-asilo nació en 1896 como una institución benéfica de carácter privado, creada por las “fuerzas vivas” de Santurtzi, como era habitual a finales del siglo XIX, cuyo objetivo era paliar las necesidades asistenciales de la población más desfavorecida (pobres, huérfanos y ancianos).

Antes de su creación, las personas de nuestro municipio que necesitaban de tal asistencia eran ingresadas en la Santa y Real Casa de Misericordia de Bilbao, popularmente denominada La Misericordia. Este antiguo orfanato reconvertido en residencia de ancianos fue fundado en 1774. El edificio actual se construyó en el último tercio del siglo XIX sobre el solar de otro asilo, el de San Mamés, extinguido en la época de la desamortización. A su financiación contribuyó, al parecer, Cristóbal de Murrieta.

asilo-san-mames

foto-misericordia

En la documentación municipal aparece denominado como asilo de San Mamés porque su capilla estaba dedicada a este santo, un niño mártir que, según la leyenda, amansó a los leones a los que fue arrojado por sus verdugos. Este es el origen del nombre del estadio de fútbol del Athletic Club y el apelativo leones que reciben sus jugadores.

asilo-san-mames-2

Respecto a nuestro asilo, no puedo apuntar con certeza quiénes contribuyeron y cómo se constituyó la institución santurtziarra, de la que se tiene alguna vaga y confusa noticia en el periodo 1885-1895 referida a un barracón donde se aislaba a los enfermos de cólera sobre cuya ubicación hay opiniones dispares (Campo Grande, donde luego se edificaría el hospital San Juan de Dios, o Fontuso).

El 19 de septiembre de 1896 el párroco de San Jorge, Marcos de Aspizua, como presidente del Hospital-Asilo particular comunicaba oficialmente al alcalde que, hallándose habilitado dicho establecimiento para asilar en él a pobres desgraciados, según Reglamento aprobado por el Gobernador de la provincia, lo que pongo en conocimiento de su autoridad para los efectos de la ley y poder proceder a su apertura. La Junta acordaría el 21 de mayo de 1897 que la cuota diaria por asilado sería de una peseta con cincuenta céntimos.

De esa edificación no he encontrado imágenes claras e inequívocas porque, como he comentado antes, de la primera etapa del hospital-asilo hay muy poca información. Sin embargo, me atrevo a proponer, con muchas reservas, un candidato: un extraño edificio que aparece en una postal de 1903-1904.

16-4-escaner

A comienzos del siglo XX, las crecientes necesidades asistenciales de la población aconsejan que la gestión del asilo sea asumida por el propio Ayuntamiento que, por otra parte, ya sufragaba la asistencia de los enfermos asilados en él por carecer de recursos económicos. Así pues, en 1904 se cede la titularidad del hospital-asilo particular al municipio y el Ayuntamiento decide reconstruir el edificio dotándole de mayor capacidad y mejores servicios.

El proyecto lo realiza el arquitecto municipal, Emiliano Pagazaurtundua, autor también de la casa consistorial  y de la casa para venta del pescado, y lo ejecuta Narciso Garay, contratista de obras, por la suma de 90.000 pesetas, de las cuales la Diputación subvencionó el 20%. La nueva construcción contaba incluso con gallinero y cuadra. El agua corriente llegaría en 1906 y aprovechando las obras se instaló una fuente pública para dar servicio al barrio de Fontuso. Separado del asilo, a la izquierda, se construyó o reformó una edificación preexistente (el referido barracón) para asistir a las personas con enfermedades infecciosas.

En las siguientes imágenes podemos ver:

  • una perspectiva desde lo alto de Fontuso o Cueto, de 1915 aproximadamente, con el asilo a la derecha y la casa para tuberculosos a la izquierda.

3-copia

  • una vista frontal, más tardía (de mediados de los años 30), en la que se aprecia la fachada, casi simétrica, articulada en cinco cuerpos más dos anexos a los lados: una doble logia o galería porticada a la izquierda y un edificio más bajo, del que desconozco su finalidad, a la derecha.

1-antiguo-asilo-5

antiguo-asilo-2

Otra de las prestaciones que proporcionaba el hospital-asilo durante estos primeros años de existencia era la de ofrecer una comida caliente diaria a personas sin recursos, incluyendo a los alumnos más necesitados de la escuela pública, sobre todo en invierno. Todavía en 1935, el Ayuntamiento empleaba estas instalaciones para organizar comedores gratuitos como el que se puede ver en las siguiente imagen.

noviembre-1935

Y, andando el tiempo, hacia 1918, surgiría la denominada sala cuna comunicada con el edificio principal por una pasarela elevada (a este espacio se le  denominaba popularmente el túnel). Esta sala cuna, cuya función era cuidar durante el día a los hijos pequeños de los trabajadores, parece ser que estaba ubicada en el conjunto de casas para obreros subvencionadas por la benefactora Aurora Vildósola y proyectadas por el arquitecto, jarrillero de adopción, Santos Zunzunegui Echevarria en elegante estilo neovasco.

En el siguiente mapa se marca en rojo la ubicación aproximada de los edificios: el asilo señalado con el número 1, las casas para obreros con el 2 y el edificio para tuberculosos con el 3.

mapa-de-situacion-del-asilo

Y con las siguientes fotos, fechadas en 1960, 1965 y comienzos de los años 70 del pasado siglo, nos podemos ubicar aún mejor. Se reconoce fácilmente el grupo 8 de marzo (antes Víctor Sáez) en las tres imágenes. Y en las dos primeras se puede ver, desde dos perspectivas opuestas, el grupo de casas para obreros.

santurtzi-1960-aerea-234-2

santurtzi-1967-07-23-aerea-234-10

En febrero de 1914 el Ayuntamiento acuerda hacer desaparecer el carácter de hospital que tenía aún el hospital-asilo manteniendo su nombre tradicional. A la vez acuerda subvencionar al Santo Hospital Civil de Basurto con 500 pesetas anuales para que los enfermos de nuestro municipio puedan recibir asistencia en él.

La institución, ya municipal, se benefició de donaciones particulares, como la herencia recibida en 1913 de las acaudaladas próceres locales Eusebia Ubarri Capetillo (prima por parte de madre del conde de San José de Santurce, fallecida soltera en 1909) y de  la más conocida Aurora Vildósola de los Campos, fundadora del Patronato Santa Eulalia, que costeó las obras de ampliación del asilo y la construcción de la nueva capilla en 1924. Otra fuente de financiación fue la famosa rifa benéfica a la que ya he dedicado una entrada.

sardinera-1954

La asistencia de los enfermos y ancianos se encomendó a religiosas de la orden de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul entre las que destacó sor Natividad Homedes, a la que se dedicó una calle en las proximidades del asilo en 1961.

rondalla-2

Bruno Alegría Corral (Burgos, 1884 – Santurtzi, 1973), que ejerció como médico titular del municipio entre 1918 y 1954, era el que velaba por la salud de los acogidos en el asilo.

Bruno Alegría

A finales de los años 60 del siglo XX se percibe la necesidad de modernizar tanto el edificio como las prácticas asistenciales. Se busca una nueva ubicación, que se encontrará en el barrio de Villar. A comienzos de 1970 se procede a la enajenación y agrupación de diversas fincas para construir un nuevo asilo, denominado desde ese momento residencia de ancianos. El 25 de junio de ese año se acuerda crear la Fundación Pública del Servicio de la Residencia de Ancianos de Nuestra Señora de Begoña (desconozco el porqué de la elección de esta denominación) y se aprueban sus estatutos. Y el 1 de febrero de 1971, hace 45 años, el Ayuntamiento da cuenta de la resolución del Ministerio de Gobernación que aprueba el expediente de creación de la referida fundación pública y se nombra la primera  junta de gobierno de la refundada institución. Con la construcción de la sede actual y el traslado de los ancianos ingresados el viejo edificio queda sentenciado. En su antigua ubicación permanecerá en funcionamiento la capilla hasta 1976.

residencia-1

Con el tiempo los estatutos se reformarán, adecuándose de nuevo a los tiempos, y desde 1995 la institución es un organismo autónomo local denominado Residencia Nuestra Señora de Begoña.

residencia-nuestra-senora-de-begona

Como siempre, toda colaboración para corregir, precisar o completar la escasa e imprecisa información que he encontrado sobre el hospital-asilo será bien recibida.

Read Full Post »

Pues sí, la plaza de Lepanto, más conocida como parque del ancla, recibe desde hoy, 17 de julio de 2016, su nuevo nombre: Euskaldun Berria Gunea.

Ancla

Durante el pasado mes de noviembre de 2015, con motivo de la presentación de la última campaña Poziktibity del Gobierno Vasco para potenciar el uso cotidiano del euskera, se quiso reconocer el esfuerzo de los euskaldun berriak y se invitó a todos los Ayuntamientos a dedicar alguna zona publica (calle, jardín, parque, plaza, etc.) de cada respectivo municipio a este colectivo, llamamiento que la Asociación de Municipios Vascos (Eudel) secundó. En la web euskaldunberriakalea se pueden conocer las diferentes iniciativas que los municipios han desarrollado a tal fin.

euskaldunberri

El 3 de diciembre, con motivo del Día Internacional del Euskera, Eudel instó a los Ayuntamientos a que pusieran el nombre de Euskaldun Berria a un espacio público en cada uno de los municipios para mostrar el reconocimiento a las personas que han elegido acercarse al euskera porque son precisamente ellas las que alimentan la revitalización de nuestro ancestral idioma, ya que un idioma necesita hablantes, tengan el nivel que tengan.

Y en el pleno del pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento de Santurtzi decidió sumarse a esta iniciativa para reconocer públicamente el esfuerzo de aquellas personas que han decidido aprender euskera a pesar de no ser su lengua materna, decisión a la que hoy se ha dado cumplimiento con un sencillo y divertido acto de inauguración de la placa que lo acredita, tras valorar las diferentes propuestas del Consejo Asesor del Euskera, en la hasta ahora denominada plaza de Lepanto, denominación que no ha sido nunca ni popular ni conocida.

ancla euskaldunberria

La ceremonia ha servido también para recordar y homenajear a dos de los santurtziarras que más han trabajado en favor del euskera:

  • Beatriz Fernández Fernández, profesora de la UPV/EHU, investigadora y desde 2013 Euskaltzain urgazle. Aunque nació en Portugalete en 1964 ha vivido desde siempre en Santurtzi y en el Bihotz Gaztea tuvo su primer contacto con el euskera.

Beatriz Fernández 2

Andolin

Parque Andolin Eguzkitza

Read Full Post »

Cabecera EnSanturtzi.com

Sexto artículo de la serie, publicado en el número 108 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de julio.

Santurtzi Ezagutu 6

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: