Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Colegios’

portada-escuelas-vinas

Seguimos con los aniversarios que nos permiten recuperar parte de nuestra olvidada memoria histórica. En esta ocasión, el de las antiguas escuelas públicas de Las Viñas de cuya inauguración hace hoy 85 años.

Durante siglos pasados, antes de la brutal transformación urbanística de nuestro municipio, Las Viñas era un valle de suaves laderas por el que discurría y discurre aún pero canalizado subterráneamente un regato que nacía en el Bullón. Los habitantes de Mamariga, Oyancas y Fontuso tenían en ese valle sus heredades o piezas de labrantío, cercadas todas con un cierre común. De ahí que, en tiempos pasados, se denominase El Común. El principal cultivo era el viñedo del que se obtenía una buen chacolí y que dio nombre a la denominación actual de la zona, Las Viñas.

valle-de-las-vinas

Valle de Las Viñas

Las Viñas no se convierte en un barrio definido y urbanizado de Santurtzi hasta la segunda mitad de la década de los años 20 del pasado siglo como consecuencia del aumento de la población del municipio. Más precisamente, del barrio de Mamariga, dentro del cual se incluía la mayor parte del espacio que ahora ocupa el de Las Viñas. En 1926 Santurtzi tiene más de 7.000 habitantes y el mismo numero de escuelas que cuando tenía 3.000. La masificación de las aulas obligaba a construir con urgencia nuevos equipamientos escolares.

En 1922, el Ayuntamiento juzga razonable que el ensanche del núcleo urbano de Santurtzi se proyecte en la zona de Las Viñas y en 1923 se encarga un estudio para el planeamiento de las calles de ese ensanche. En 1924 solicita una subvención a la Diputación para acometer las obras de apertura de una calle paralela y tres transversales y construir una escuela en Mamariga. En 1927, el Ayuntamiento ofrece al Estado, de quien dependen las competencias en esta materia, un amplio solar en la zona denominada Las Matas, incluido en el barrio de Mamariga en ese momento. De ahí la confusión y la discusión que suele surgir respecto a si las futuras escuelas se califican como “las de Mamariga” o “las de Las Viñas”.

Las Matas - Las Viñas

Se suele contar la anécdota de que el 14 de agosto de 1927,  durante la segunda visita de Miguel Primo de Rivera a Santurtzi (la primera fue con motivo de la inauguración de la ampliación de la línea férrea Bilbao-Portugalete hasta Santurtzi y el puerto exterior), el alcalde Mariano Torrontegui recordó en su discurso que una de las principales carencias del municipio era la falta de escuelas. Primo de Rivera, con su peculiar gracejo andaluz, le contestó: “el arcarde de Santurce, arrimando el ascua a su sardina, me pide escuelas para su pueblo y las tendrá en breve plazo”.

El Ayuntamiento inició los trámites correspondientes ante el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. Uno de los informes que se adjuntan es el de los propios maestros en aquellos años (Francisco Calles Casado y Jorge Alias Capitán) que corroboran la necesidad del nuevo equipamiento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El nuevo grupo escolar se iba a denominar Primo de Rivera en su honor y probablemente tendría en mente acudir a su inauguración pero los acontecimientos políticos que desembocaron en la proclamación de la II República provocaron, por una parte, el retraso en la construcción y, por otra, el cambio de denominación de las nuevas escuelas.

En septiembre de 1931 las escuelas están casi concluidas. El Ayuntamiento propone al Ministerio de Instrucción Pública la denominación de Grupo Escolar de Joaquín Costa para homenajear al “gran sociólogo y jurista, republicano ejemplar y patriota insigne, cuya memoria debe ser honrada por todos los españoles”. Aunque hubo otra propuesta, la del pedagogo y librepensador Francisco Ferrer Guardia, la primera prevaleció.

Joaquín Costa

Unos meses después, la tarde del domingo 7 de febrero de 1932, tuvo lugar la solemne inauguración del nuevo edificio destinado a escuela pública. Las reseñas en prensa, unas más amplias que otras nos dan cuenta de la ceremonia, en la que no podía faltar la participación de la banda municipal de música.

inauguracion-de-las-escuelas

copia-de-8-02-1932-inauguracion-escuelas-las-vinas

De la ceremonia de inauguración tenemos dos fantásticas fotografías. Una del pasacalles inmediatamente anterior y otra ya finalizado el acto en la que desgraciadamente no identificamos al portador de la bandera o pendón.

foto-10-febrero-1932-diario-ahora

escuela-joaquin-costa

Se trataba de un edificio moderno para la época que acogía unas escuelas graduadas (es decir,  que organizaban a los alumnos por edad y nivel). Distribuido en amplias y ventiladas salas con cuatro aulas para niños y otras cuatro para niñas.

el-liberal-las-vinas-1932-02-07

En la siguiente noticia de El Liberal dan buena cuenta del autor del proyecto (el arquitecto Jorge Gallegos Trelanzi, especializado en el diseño de centros escolares), presupuesto de la obra (266.173 ptas.), características de la edificación, etc.

el-liberal-1932-02-07

Otras edificaciones proyectadas por Jorge Gallegos con la misma finalidad guardan un gran parecido con la de Santurtzi. Es paradigmático el antiguo Grupo Escolar San Sebastián en Vinaròs que todavía existe, aunque podemos encontrar más ejemplos en otras localidades levantinas.

vinaros

vinaros-2

El edificio fue empleado para la celebración de mítines. Por ejemplo el que se celebró en agosto de 1932 precisamente para protestar por un intento de golpe contra el gobierno legítimo de la II República, la Sanjurjada.

mitin-24-08-1932-en-el-patio-de-las-escuelas

La liquidación final de las obras se verifica por Orden de 21 de abril de 1933. En la siguiente imagen lo podemos ver a la derecha, con un pequeño tramo de la actual calle Dr. Fleming apenas urbanizado. ¡Comparad con la imagen coloreada incluida más arriba!

mamariga-y-vinas

Y apenas cinco años después, en 1937, tras la ocupación de Santurtzi por las fuerzas franquistas todo lo que recordara a la República se borró de un plumazo. Calles y edificios públicos recibieron denominaciones acordes con los nuevos tiempos. Las escuelas fueron bautizadas con el nombre de Escuelas Nacionales General Primo de Rivera. Se realizaron purgas políticas y muchos empleados públicos fueron expulsados de sus plazas y sometidos a juicio de depuración acusados de haber inculcado en la sociedad y en las mentes jóvenes el virus republicano. A las escuelas fueron destinados nuevos maestros y maestras.

De esta larga etapa tenemos algunas fotografías de calidad, fechadas en los años 40.

niñas viñas

alumnas-con-maestra

alumnos-con-valeriano

A comienzos de los años 70, la moderna escuela de 1932 se había quedado anticuada y, sobre todo, pequeña debido al incremento de la población provocado tanto por el crecimiento vegetativo como, sobre todo, por los movimientos migratorios que hacen que Santurtzi supere los 45.000 habitantes.

Se decide hacer un nuevo edificio en el mismo solar así que la piqueta reduce a escombros las antiguas escuelas 45 años después. Los alumnos que cursaban sus estudios ahí tendrán que asistir a clase de forma provisional en otros locales, públicos y privados, acondicionados para acoger provisionalmente las aulas. Entre ellos, los locales que se encuentran frente a las propias escuelas, en la calle Dr. Fleming, y en las escuelas de Mamariga, inauguradas unos años antes, en 1967, hace 50 años.

paraje-las-matas

Del nuevo equipamiento escolar, el actual Colegio de Educación Infantil y Primaria Las Viñas (CEIP Las Viñas), hablaremos en otra entrada.

Tengo que agradecer a Francisco Javier Pérez Cano el trabajo publicado en el grupo de Facebook Santurtzi y sus gentes que me ha servido de guion para redactar esta entrada. Y a Tomás Fernández y Sestao en el Recuerdo por la información e imágenes facilitadas.

Read Full Post »

puertas-abiertas

Ayer sábado, 21 de enero, se celebró una jornada de puertas abiertas en el ya centenario colegio Patronato Santa Eulalia. Y aprovechando que la puerta estaba abierta me di un concienzudo paseo por todo el colegio acompañado de Pedro Martín, antigua alumno que me iba relatando anécdotas de aquellos maravillosos y lejanos años. También me acompañó aunque, por desgracia, brevemente Marina Sesumaga. Además, tuvimos la suerte de ser guiados por la superiora del colegio, sor Pilar, que nos comentó interesantes detalles de la historia de la centenaria institución.

Hemos tenido la ocasión de ver fotografías antiguas, de la primera década de existencia del colegio.

patronato coloreada

?

Pero también un moderno colegio que ha sabido conservar, a pesar del paso del tiempo y las lógicas adaptaciones de las instalaciones a las nuevas necesidades educativas, algunos elementos originales muy interesantes.

patronato

Por ejemplo, en la galería a la que se accede por la puerta principal todavía podemos pisar el elegante suelo original de 1914.

patronato

En esa galería se exponen los retratos de Eulalio Arana, su esposa Aurora Vildosola y su cuñada Carmen Vildosola, benefactores y patronos de la institución. Lamento que las fotografías no tengan buena calidad.

eulalio arana

aurora vildosola

?

En una de las aulas que se habilitaron donde antes estuvo el comedor de los alumnos internos se ha conservado, donde se ha podido, una buena muestra del alicatado original. Como muestra, la siguiente fotografía.

patronato

Sin duda, el elemento patrimonial más destacado es la capilla, neogótica, que conocía pero no recordaba. Está dedicada, evidentemente, a santa Eulalia.

capilla-patronato

altar-capilla-patronato

Destacan las vidrieras que no están firmadas o, al menos, yo no he visto firma alguna. Nos han comentado que son las originales así que, probablemente, estén fabricadas en Bilbao por la misma empresa que realizó las de la casa consistorial, las de la iglesia de san Jorge, capilla del hospital San Juan de Dios, etc., realizadas todas ellas entre 1905 y 1925, que tuvimos el placer de conocer gracias a la visita guiada organizada por la Red de Bibliotecas de Santurtzi. Habría que confirmarlo con la documentación de la época, si es que se conserva.

vidriera patronato

vidrieras patronato

Para terminar, dos fotografías. Una simpática imagen de mis acompañantes, Pedro y Marina, bajo un simpático dragón en una de las aulas de educación infantil.

pedro y marina

Y un curioso mural fruto del aprendizaje por proyectos que los alumnos están desarrollando. En este caso, el denominado Castillo. Me ha encantado.

mural heráldico

Read Full Post »

Cabecera EnSanturtzi.com

Octavo artículo de la serie, publicado en el número 110 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de octubre. santurtzi-ezagutu-8

Read Full Post »

20140627_logo-web-colonias-copiar

Llega el estío y con él los campamentos, colonias de verano o programas educativos no académicos, como los denominaba la Institución de Libre Enseñanza. Nacen hace 140 años en Suiza como respuesta de la corriente higienista de la época para mejorar la salud de los hijos de la clase obrera que vivían en los barrios industriales de las grandes urbes europeas. En 1876, las colonias escolares tenían unos claros objetivos sociales, sanitarios y educativos e iban dirigidas especialmente a los hijos de las familias más desfavorecidas de la sociedad de la época.

La situación de las ciudades industriales europeas a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, en lo que concierne a la salud de los niños era aterradora para nuestra mentalidad actual y muy preocupante para la propia sociedad de la época. Las corrientes higienistas que surgieron en aquellos años hicieron especial hincapié en esa coyuntura de hacinamiento, suciedad y pobreza que se hacía evidente, además de por otros efectos perniciosos, por una elevadísima tasa de mortalidad infantil.

Por ello surgieron diversas iniciativas orientadas a mejorar las condiciones de vida y de salud de la población infantil en situación de riesgo. La primera de la que se tiene constancia inició su andadura allá por el verano de 1876 cuando el clérigo Walter Bion llevó consigo a un grupo de 68 escolares de Zurich para que pasaran una temporada en la localidad de Appenzell, para alejarlos del ambiente viciado de la ciudad y para que disfrutaran de los beneficios del campo. Este ejemplo tuvo pronto amplia repercusión y seguidores en diferentes países europeos.

En España, atrasada en este como en otros aspectos y carente todavía de un sistema público de enseñanza, se trató de seguir este ejemplo, sin conseguir tan buenos resultados. La primera iniciativa correspondió a la Institución Libre de Enseñanza (ILE), que organizó en el verano de 1887 una colonia escolar en San Vicente de la Barquera, a la que acudieron 18 niños de las escuelas madrileñas.

Otra activa entidad privada, El Fomento de las Artes, en la órbita de la ILE, mantenía una escuela en Madrid que impartía una educación orientada a las artes, los oficios y la industria, lo que más tarde se denominaría Formación Profesional. En 1896 su junta rectora decidió organizar, a modo de ensayo, una colonia escolar de verano de no más de 20 días de estancia y diez o doce alumnos como máximo.

Una vez conseguida la dotación económica (1690 pesetas de las cuales se gastaron 1318,55) y estudiados los precedentes de las colonias organizadas por la ILE, se afrontó la elección de destino. Se eligió la costa cantábrica por causa de su clima suave y, dentro de ella, un municipio de la costa vizcaína próximo a Bilbao: el Santurtzi de la Belle Époque.

Clipboard10

Las condiciones concretas que debían reunir los “colonos” eran las siguientes:

condiciones de los colonos

Ramiro Pérez Liquiñano, el director de esta colonia, escribió un folleto de 32 páginas, publicado en Madrid en 1896 titulado Las colonias escolares. En esta publicación, una auténtica memoria de la primera colonia escolar organizada por la entidad,  se refieren las peripecias ocurridas durante el traslado de los siete escolares que participaron en esta expedición: en ferrocarril desde Madrid, de donde partieron a las nueve de la mañana del 5 de agosto, hasta Bilbao, adonde llegaron a las once menos diez de la mañana del día siguiente. Desde Bilbao hasta Santurtzi el recién inaugurado tranvía eléctrico fue el encargado de llevar a los “colonos” hasta su destino, donde les esperaba el Ayuntamiento en pleno, junto a la escuela local representada por su maestro, Fermín Repáraz, y numeroso alumnado.

Escuelas viejas

Este folleto contiene una viva descripción de las escuelas de Bilbao con su alumnado, maestros y presupuestos, un estudio de Santurtzi y su entorno, además del detalle del plan de vida de los “colonos” (alimentación, estudios, baños, higiene, visitas realizadas, etc.). La información se completa con la memoria redactada por los alumnos utilizando los diarios que escribieron durante su estancia en Santurtzi.

Con bastante eficacia, a pesar de las prisas, se organizó el viaje y la estancia de siete niños y dos adultos. Se optó por alquilar una casa (no identificada por ahora) que disponía de todos los utensilios y servicios necesarios. Participaron como responsables el citado Ramiro Pérez y Máximo García, jefe de estudios y secretario, respectivamente, de El Fomento de las Artes.

Santurtzi 1891 o 1892

La vida de la colonia transcurrió sin sobresaltos. Los niños se levantaban entre las 7 y 7:30 h de la mañana y se aseaban. Cuando había marea baja se bañaban a las 8 h y después desayunaban. Después se dedicaban durante una hora a redactar sus respectivos diarios. Luego se iban a jugar y pescar para regresar a comer a las 13.00 h. Las mañanas con marea alta se invertían las actividades: almuerzo, redacción, baño, juego y comida. El menú resulta sorprendente para niños entre 11 y 14 años: un principio (un buen cocido, con carne abundante y jamón), postre de fruta y… ¡vino!.

Pedernales 6

Las tardes estaban dedicadas a diferentes visitas por los alrededores: el monte Serantes, playa de las Arenas y otras, puerto de Bilbao, visita a las minas, faro de Punta Galea y diversas fábricas. Las excursiones se realizaban siempre a pie, resistiendo los niños caminatas de hasta 20 km entre la ida y la vuelta. Al regresar a Santurtzi, entre las 19 y 19:30 h, el grupo se quedaba a orillas del mar, intercambiando las impresiones de lo que había dado de sí el día. La cena se servía a las 20:30 h. Consistía en dos platos, uno de carne y otro de pescado, postre y, de nuevo, vino. A las 22:00 h se apagaban las luces.

Pedernales 7

El regreso se inició el 25 de agosto a las 14.30 h en Bilbao. El grupo llegó a Madrid el día 26 a las 18:00 h. El ensayo de colonia escolar concluía sin incidentes, había sido un completo éxito higiénico y pedagógico. Todos los niños mejoraron notablemente, aumentando el peso y la estatura. Los resultados intelectuales fueron, asimismo, bastante notables. El aprendizaje fue realizado sin ningún esfuerzo ni castigo y con mucho gusto por parte de todos ellos. El último apartado del citado folleto, dedicado a los resultados de educación, intelectuales y físicos de la visita, causó un notable impacto entre los maestros y médicos bilbaínos. De hecho, sirvió de detonante para que el verano siguiente se organizara la primera colonia escolar en Bilbao.

Respecto a los escolares, dicen las crónicas que regresaron, muy alegres, felices, contentos. Sin duda, un verano para recordar, el de 1896 en Santurtzi.

Las imágenes que ilustran la entrada corresponden a escolares en la Colonia Escolar Marítima que la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao creó en la finca de Nuestra Señora de Begoña en Pedernales (Sukarrieta) en 1925, aunque, salvando las distancias, sirven para ilustrar esas tardes a la orilla del mar en el verano de 1896.

Curiosamente, esta iniciativa, cuyo objetivo era la estancia temporal de niños en edad escolar en régimen de internado para mejorar su estado de salud, fue la obra predilecta de la entidad y de su director en estos años, Eliseo Migoya, y la primera de estas características en el conjunto de las Cajas de Ahorros de tal modo que constituyó un ejemplo a seguir para otras entidades.

Para la redacción de esta entrada he utilizado, entre otras fuentes, la memoria presentada en 2001 por Juan Félix Rodríguez Pérez para optar al grado de doctor por la Universidad Complutense de Madrid, que se puede consultar en pdf en este enlace.

Y gracias a la colaboración de Francisco Javier Pérez Cano puedo añadir el rastro que esta iniciativa dejó en la prensa de aquel entonces:

  • La Correspondencia de España, 4 de agosto de 1896:

05-08-1896 La correspondencia de España

  • El Imparcial, 17 de agosto de 1896:

17-08-1896 El Imparcial

  • La Época, 17 de agosto de 1896:

17-08-1896 La Época

  • La Correspondencia de España, 28 de agosto de 1896:

28-08-2016 La Correspondencia de España

Read Full Post »

Cabecera EnSanturtzi.com

Aunque en la versión en papel viene numerado con un 4, se trata del quinto artículo de la serie, publicado en el número 107 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzicorrespondiente al mes de junio.

Santurtzi Ezagutu 5

Read Full Post »

callejero sin más

Antes de que se pase de moda el tema quiero dedicar una entrada a personajes santurtziarras (de nacimiento u origen) que forman parte de los callejeros o dan nombre a edificios o espacios públicos de otras poblaciones.

La verdad es que, aunque he rastreado concienzudamente la web, no he encontrado más que cuatro o cinco ejemplos. Es posible que exista alguno más pero que se desconozca que las raíces del homenajeado están en Santurtzi o en el antiguo Concejo de Santurce. Por orden de nacimiento son los siguientes:

  • Pablo Ubarri Capetillo (1824-1894)

De Pablo Ubarri también he hablado en el blog al dedicar una entrada al Santurce puertorriqueño. En ese barrio de San Juan, de topografía esencialmente plana se destacan cinco colinas a lo largo de la zona central, orientadas de este a oeste, cuyos nombres históricos son: Alto del Olimpo (actualmente Miramar), Alto de la Ollería, Alto de Látimer, Alto de la Iglesia y Alto de Ubarri, que nos remite a este personaje nacido en Santurtzi en 1824 y fallecido en Madrid en 1894.

Ya comenté en esa misma entrada que en 1878 se otorgó a Pablo Ubarri la autorización para establecer una línea de tranvías que comunicara San Juan con Río Piedras. Esos tranvías comenzaron a circular el día 31 de julio de 1880. A esta avenida del ferrocarril se la denominó durante un tiempo calle Ubarri.

En otra localidad de Puerto Rico, Guayanilla, fundada en 1833, la calle principal se designaba calle del Comercio. A finales del siglo XIX los seguidores del Partido Incondicional Español la designaron calle Ubarri en honor a Pablo Ubarri, pero esta denominación se sustituyó por otra a principios del siglo XX. 

  • Mariano Murrieta del Campo (1832-1906)

Retrato de Mariano Murrieta

La calle Murrieta, denominada así en recuerdo de Mariano Murrieta del Campo, es una de las calles más antiguas de Barakaldo. Situada en el barrio de Lasesarre, su origen se remonta a 1897, año en el que aparece ya en el callejero del municipio fabril. Mariano Murrieta era el hijo primogénito de Cristóbal Murrieta Mello y de María Carmen Luisa del Campo Urrutia. Nació en Londres en 1832 y falleció en la misma ciudad en 1906. De la genealogía de los Murrieta ya he hablado en una entrada anterior.

Mariano Murrieta era propietario de amplias parcelas de terreno en la Vega de Lasesarre que vendió en 1891 a Francisco Martínez Rodas (los terrenos de la Vega de la Punta, sus edificios y sus caseríos de Porto y Lachazar, situados en el Desierto de Barakaldo) por la suma de 1.400.000 pts. Antes, en 1890, donó al municipio terrenos en donde se ubica la alhóndiga municipal y para la iglesia de san José del Desierto, que finalmente no se construyó. En 1937 la calle cambió de nombre y en 1982 recuperó el original. 

Placa Calle Murrieta en Barakaldo

Comenta el investigador José Manuel López Diez, autor del Diccionario Histórico de las calles de Portugalete, que el personaje al que alude el nombre de esta calle podría ser el propio Cristóbal Murrieta Mello y no su hijo Mariano. Habría que examinar las actas municipales con más detenimiento ya que en el último tercio del siglo XIX, los ayuntamientos de la comarca tendían a omitir los nombres de pila en las denominaciones de las calles.

  •  José Aretxabaleta Balparda (1838-1912)

Foto José Aretxabaleta

De José Cosme Aretxabaleta Balparda ya he hablado en el blog. Fue una de mis propuestas alternativas para renombrar la calle Daniel Pereda. Se trata de un personaje nacido en 1838 en Urioste (en aquel entonces un barrio del Concejo de Santurce) y fallecido en Montevideo, Uruguay, en 1912. Era hijo del veterinario de los Tres Concejos, Manuel de Arechavaleta Balparda, natural de Santurtzi y su alcalde durante varios años, y de Ramona de Balparda Durañona, natural del Valle de Trápaga.

En su tierra de origen es un perfecto desconocido. Sin embargo, en su patria de adopción, Uruguay, es recordado como una eminencia: investigador, naturalista, entomólogo, geólogo, profesor universitario desde 1868 (cátedras de botánica, zoología e historia natural médica) y reconocido fundador de la moderna biología uruguaya. En 1892 fue nombrado director del Museo Nacional de Uruguay.

Una pequeña calle de Montevideo lleva su nombre.

Placa Calle Arechavaleta en Montevideo

Además, en el Jardín Botánico se erigió en 1918, sobre un basamento de granito, un busto en bronce del naturalista, obra del escultor italiano Félix Moreli (1857-1922).

Busto de Aretxabaleta

Otra calle de Bilbao, que limita uno de los lados de la plaza de Indautxu, también homenajea desde 1920 al personaje.

Placa Calle Aretxabaleta en Bilbao

En Madrid existen dos vías, la calle y la travesía Arechavaleta, al norte de Villaverde, el 17º distrito de Madrid, que fue un municipio independiente, el último en ser absorbido por la capital el 31 de julio de 1954. Uno de los barrios, la Ciudad de los Ángeles, nació en 1951 como una “ciudad dormitorio” con varias colonias de viviendas, una de ellas llamada San Nicolás, levantada en los años 70.  En esta,  la mayoría de los calles tienen nombres de localidades vascas, principalmente de Gipuzkoa (Anoeta, Arechavaleta, Lezo, etc.) porque la Ciudad de los Ángeles fue diseñada por el arquitecto vasco Secundino Zuazo Ugalde (Bilbao, 1887 – Madrid, 1971). En resumen, nada que ver con Santurtzi.

Y por supuesto, en Urioste, histórico barrio de Ortuella, parte del antiguo Concejo de Santurce, la plaza en la que se localiza su casa natal lleva su nombre.

placa-urioste

?

  • Amalia  (1882-197?) o María Ascensión (1894-19??) González Astobiza

0 argazkirik gabekoa

Como suele ser habitual, las mujeres no son muy recordadas en este ámbito. Esta maestra ha sido una excepción aunque con poca suerte.

Amalia González Astobiza nació en Santurtzi en 1882. Era hija de Francisco González Aparicio y de Adelaida Astobiza Ondiz. Ejerció como maestra en Las Carreras (entre 1917 y 1923) y posteriormente en Portugalete, destacando durante toda su vida laboral por su buen hacer, su trabajo y motivación. No cabe duda de que la enseñanza era su vocación.

En 1917, ejerciendo como maestra rural de Las Carreras (Abanto y Zierbena), el Consejo Superior de la Junta de Protección a la Infancia, con aprobación del ministro de Gobernación y sancionado con Real Orden, le otorgó un diploma de mérito y un premio de 200 pesetas.

El colegio Askartza-Isusi-González-Astobiza, que sustituyó a la entonces recientemente incendiada (1959) escuela Ambrosio de los Heros, debe su nombre a los maestros Lucio Askartza Isusi-Isasmendi (maestro entre 1908 y 1916) y Amalia González Astobiza (maestra entre 1917 y 1923). El nuevo colegio se inaugura, al parecer, en 1971.

Sin embargo, en la práctica, el colegio se denomina únicamente Maestros Askartza-Isusi ignorando a la maestra para la que, en 1975, se solicitó el ingreso en la Orden de Alfonso X el Sabio por sus relevantes servicios en el campo de la enseñanza. En el expediente tramitado por el Ayuntamiento de Abanto-Zierbena se dice que fue maestra durante 23 años en Las Carreras y que muchísimas antiguas alumnas avalaban la petición.

Gracias a la colaboración de Itxaso Landa, del colegio Askartza Isusi, he sabido que el actual nombre del colegio es consecuencia de querer hacerlo coincidir con el nombre de una nueva calle cuando hace unos cuantos años se procedió a urbanizar el entorno y construir unas viviendas tipo chalet. Sin embargo, el nombre resultaba demasiado largo y, en consecuencia, perdió la segunda parte, la correspondiente a los apellidos de la maestra. Aun así, en la actualidad, el nombre oficial es Maestros (en plural) Arkartza Isusi.

Por otra parte, también me ha informado de algo que me ha sorprendido: otra maestra, hermana de Amalia y de nombre María Ascensión, nacida en Santurtzi en 1894, también ejerció como maestra en Las Carreras. Hay quien le atribuye el honor de dar nombre al colegio en lugar de su hermana mayor.

ZIGILUA

  • José María Oriol Urquijo (1905-1985)

Foto José María Oriol Urquijo

Nació en 1905 en el palacete construido para su abuelo materno Lucas de Urquijo Urrutia como residencia veraniega en Campo Grande, el actual Hotel Palacio de Oriol. Era hijo primogénito de José Luis de Oriol y Urigüen, arquitecto y financiero, y de Catalina Urquijo.

Finalizó la carrera de Ingeniero Industrial en Madrid en 1929 y fue nombrado consejero de Hidroeléctrica Española (actualmente Iberdrola), la compañía que fundó su abuelo Lucas de Urquijo. Ocupó la presidencia desde 1941 hasta 1985. Fue también alcalde de Bilbao entre 1939 y 1941, jefe provincial de Falange en 1939 y procurador en las Cortes Españolas en seis legislaturas, precisamente uno de los 59 procuradores que, el 18 de noviembre de 1976, votaron en contra de la Ley para la Reforma Política que derogaba los Principios Fundamentales del Movimiento. Falleció en Madrid en 1985.

 A pesar de su evidente pasado franquista todavía existen vías y espacios públicos que llevan su nombre. En la localidad de Almaraz (Cáceres) una calle y una travesía. El conocido embalse de Alcántara se denomina oficialmente Embalse José María de Oriol-Alcántara II y la adyacente central hidroeléctrica de Iberdrola también ostenta su nombre.

Placa Calle José María Oriol

Placa Travesía José María Oriol en Almaraz

  • Ramón Mendizábal Amezaga (1914-1938)

Foto Ramón Mendizabal-2

Ramón Mendizábal Amezaga nació en Santurtzi en 1914. Era hijo de Bernabé Mendizabal Aldamiz-Echevarria (alcalde de Santurtzi entre enero de 1914 y febrero de 1915) y Leonor Amezaga Balparda y, por consiguiente, hermano del capitán Rafael Mendizábal.

Como futbolista jugó en el Real Madrid durante la temporada 1932-1933, en el Atlético de Madrid la siguiente y finalmente en el Hércules de Alicante.

Al estallar la sublevación militar, Ramón se encontraba en la denominada zona nacional y se enroló en la aviación franquista. Hasta 1938 ejerció como alférez piloto en uno de los muchos Fiat 32 de procedencia italiana, actuando sobre todo en Andalucía y Extremadura. El 11 de febrero de 1938, Ramón no pilotaba su Fiat sino que estaba al frente de un biplano modelo AERO-A-101 de fabricación checoslovaca perteneciente a la  2ª Escuadrilla del 5 G-17 con base en León. Ocupaba el puesto de piloto principal mientras que Luis Torralda Escudero era su copiloto. Los dos aviadores se disponían a tomar tierra en el aeródromo de Las Bardocas en Badajoz. En la maniobra de viraje para enfilar el aeródromo, del fuselaje del avión checoslovaco empezaron a desprenderse trozos de la nave, lo que impidió a los pilotos controlar el aparato y el avión se estrelló en pleno centro de Badajoz, en la calle Bravo Murillo, impactando de lleno contra algunas viviendas causando varios muertos, entre ellos una niña de 7 años, además de los pilotos.

Aunque este mediocentro pasó sin pena ni gloria tanto por el Real Madrid como por el Atlético, su figura sí que ha sido recordada en Alicante donde una calle lleva con su nombre: calle Deportista Ramón Mendizábal. El grupo de trabajo constituido en Alicante para el estudio de las denominaciones de las calles de la ciudad relacionadas con la sublevación militar acordó en 2012 mantener la denominación por haber perdido a día de hoy toda connotación original. 

Clipboard04

Como la muerte en accidente no era políticamente correcta se difundió otra versión totalmente espuria (muerto en acción de guerra combatiendo al enemigo) que es la que se recoge precisamente en la placa explicativa adyacente.

Placa Ramón Mendizabal

  • Eduardo Úrculo Fernández (1938-2003)

Foto Eduardo Úrculo

Nació en Santurtzi en 1938 pero tres años después la familia se trasladó por motivos laborales a la localidad asturiana de Sama de Langreo que ofrecía más oportunidades de trabajo gracias a la cuenca minera asturiana. Y fue en Colunga donde, con el tiempo, montó su estudio de pintura, llegando a ser el impulsor y uno de los mejores exponentes del arte pop en España hasta su muerte en 2003 a causa de un fulminante ataque al corazón.

Tras unos cortos estudios medios iniciados en 1948 y abandonados cuatro años más tarde, se ve obligado por las circunstancias familiares a ponerse a trabajar como ayudante de topografía en una empresa minera. Esos años hicieron nacer en Eduardo el interés por el dibujo, la pintura y el arte. En la década de los 80 la soledad del hombre moderno, la figura del viajero errabundo o la relación del artista con su obra son plasmadas en el lienzo utilizando inquietantes personajes, representaciones del propio artista aunque con indumentarias curiosas (con sombrero) y posiciones siempre de espaldas al espectador. Son sus cuadros más famosos.

Clipboard02

En Oviedo existe una plaza con su nombre, en Langreo una pinacoteca creada en 2007 y en 2009 se inauguró el Centro Cultural Eduardo Úrculo en Madrid.

Read Full Post »

1

Ayer sábado, 23 de enero, se celebró una jornada de puertas abiertas en el colegio Santa María Hijas de la Cruz. Y aprovechando que la puerta estaba abierta me di un concienzudo paseo por todo el colegio acompañado de Marina Sesumaga, antigua alumna, que me iba guiando y relatando anécdotas de aquellos maravillosos y lejanos años.

Colegio Cruz 1925 - copia

Además, tuvimos la suerte de ser recibidos por la directora del colegio, sor M.ª Teresa Paz, que nos comentó interesantes detalles de la historia de la institución, que este año cumple 155 en nuestro municipio. Tuvo la deferencia de facilitarme dos ejemplares del libro editado en 2011 con motivo del 150 aniversario, obra que no conocía y que, extrañamente, tampoco está incluida en la colección local de la Red de Bibliotecas. Está a la venta en el colegio. Recomiendo, si tenéis la oportunidad, dedicar un tiempo a ojearla porque tiene información muy interesante y fotografías muy curiosas.

1

Fue una intensa visita de dos horas, recorriendo numerosas aulas y otras dependencias del colegio, además de la hermosa capilla. ¡Lástima que esté encajonada!

fachada capilla

Fui tomando notas y fotografías de varios elementos muy interesantes que, en breve, comentaré en otras tantas entradas del blog. Me llamó la atención la omnipresencia, lógica por otra parte, de los fundadores de la congregación: san Andrés y santa Juana Isabel.

Nos quedó por visitar el desván o camarote donde, según nos comentaron, hay objetos antiguos muy interesantes. Pero no era el momento y tampoco había tiempo. Será en otra ocasión.

Colegio de señoritas

Colegio de Señoritas Dirigido por las Hijas de la Cruz

De nuevo, muchas gracias a la directora, sor M.ª Teresa Paz, a las profesoras y miembros del Ampa que tan amablemente nos recibieron. Y a Marina por dedicarme dos horas de su tiempo para visitar un viejo colegio porque, como comentábamos durante la visita, no es un plan que atraiga a mucha gente.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: