Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Comercio’

La Oficina Técnica de Comercio del Ayuntamiento de Santurtzi organiza de forma ininterrumpida desde 1999 un concurso de escaparates entre los comercios del municipio con el objetivo de dar mayor visibilidad social a los comercios participantes y promover e incentivar el consumo en el pequeño comercio local, fundamental para que las calles de nuestro pueblo no pierdan su alegría.

A lo largo de estas 20 ediciones han participado de media 45 comercios en cada una de ellas. Arrancó con dos decenas de comercios participantes, pero poco a poco el concurso se ha ido consolidando hasta superar los 60 participantes en algunas ediciones.

La elección de los mejores escaparates la toma un jurado formado por profesionales del escaparatismo y la decoración. Se valora la imaginación, la originalidad y la efectividad del mensaje, así como la calidad del escaparate y su carácter comercial.

Desde 2009, con la XI edición, el concurso de escaparates incluye un nuevo premio, que es otorgado mediante voto popular, rellenando las correspondientes papeletas de participación. Se sortea entre los participantes un premio para canjearlo en cualquier comercio del municipio. En 2018, con motivo del 20.º aniversario del concurso, se incluye la votación popular online a través de la página web del Ayuntamiento.

La entrega de premios suele realizarse a finales de diciembre o comienzos de enero. A lo largo de su historia ha ido variando el lugar en donde tiene lugar el acto de entrega. Comenzó celebrándose en el salón de plenos del ayuntamiento, después durante varias ediciones en el hotel Palacio de Oriol, y últimamente tiene lugar en el palacio Casa Torre. A los premiados se les entrega una artística placa cerámica con una de las señas de identidad del municipio, relacionada además con la actividad comercial, las sardineras.

En 2018, el trofeo ha sido una estatuilla cerámica que reproduce la figura de una salada sardinera.

El palmarés del Concurso de Escaparates de Santurtzi es el siguiente:

  • 1999  – I edición.

Primer premio: Óptica Elías.

Segundo premio: Sustraiak.

Tercer premio: Oxido.

  • 2000 – II edición.

Primer premio: Floristería Unzueta.

Segundo premio: La Caja de Pandora.

Tercer premio: Náutica Merino.

  • 2001 –III edición.

Primer premio: Decoración Morales.

Segundo premio: La Caja de Pandora.

Tercer premio: Floristería Unzueta.

  • 2002 – IV edición.

Primer premio: Garabato.

Segundo premio: Floristería Unzueta.

Tercer premio: Peluquería Picaza.

  • 2003 – V edición.

Primer premio: La Caja de Pandora.

Segundo premio: Milamar.

Tercer premio: Multiópticas Elías.

  • 2004 – VI edición.

Primer premio: La Caja de Pandora.

Segundo premio: Peluquería Unai.

Tercer premio: Pandora.

  • 2005 – VII edición.

Primer premio: Náutica Merino.

Este comercio fue galardonado también con el tercer premio al mejor escaparate en el Concurso de Escaparates de Bizkaia organizado por la Cámara de Comercio.

Segundo premio: Más que arreglos.

Este comercio fue galardonado con el premio al mejor escaparate de Santurtzi  en el Concurso de Escaparates de Bizkaia organizado por la Cámara de Comercio.

Tercer premio: Pandora.

  • 2006 – VIII edición.

Primer premio: Mercería Ailea.

Segundo premio: Floristería Unzueta.

Tercer premio: La Caja de Pandora.

  • 2007 – IX edición.

Primer premio: Náutica Merino.

Segundo premio: Mercería Ailea.

Tercer premio: Floristería Unzueta.

  • 2008 – X edición.

Primer premio: K.E. Peluquería.

Segundo premio: Vannity.

Tercer premio: Mercería Ailea.

  • 2009 – XI edición.

Primer premio: Marengo Decoración.

Segundo premio: Óptica Serantes.

Tercer premio: Caprichos Decoración.

Premio popular: Mercería Ailea.

  • 2010 – XII edición.

Primer premio: Lencería Nati.

Segundo premio: Náutica Merino.

Tercer premio: Óptica Serantes.

Premio popular: Caprichos Decoración.

  • 2011 – XIII edición.

Primer premio: Óptica Serantes.

Segundo premio: Acantto Enmarcaciones.

Tercer premio: Asador de pollos Sonia.

Premio popular: Asador de pollos Sonia.

  • 2012 – XIV edición.

Primer premio: Café de la Estación.

Segundo premio: Peluquería Esencia.

Tercer premio: Lencería Estitxu.

Premio popular: Asador de pollos Sonia.

  • 2013 – XV edición.

Primer premio: Acantto Enmarcaciones.

Segundo premio: Óptica Serantes.

Tercer premio: Peluquería Esencia.

Premio popular: Acantto Enmarcaciones.

  • 2014 – XVI edición.

Primer premio: Doueil.

Segundo premio: Caprichos a mano.

Tercer premio: Iluminación Santurtzi Casa Torre.

Premio popular: Iluminación Santurtzi Casa Torre y Ferretería Urra.

En esta edición se aprovechó la ceremonia de entrega de premios para homenajear a tres establecimientos con 50 años a sus espaldas: Pastelería Eva, Café Miramar y Autoescuela Preciado.

  • 2015 – XVII edición.

Primer premio: Acantto Enmarcaciones.

Segundo premio: Vannity.

Tercer premio: Mercería Ailea.

Premio popular: Iluminación Santurtzi Casa Torre.

Este comercio fue galardonado con el premio al mejor escaparate de Santurtzi  en el Concurso de Escaparates de Bizkaia organizado por la Cámara de Comercio.

  • 2016 – XVIII edición.

Primer premio: La Casa de Pandora.

Segundo premio: Marengo Decoración.

Tercer premio: Iluminación Santurtzi Casa Torre.

Premio popular: Iluminación Santurtzi Casa Torre.

  • 2017 – XIX edición.

Primer premio: Mercería Ailea.

Segundo premio: Marengo Decoración.

Tercer premio: Kilker.

Premio popular: Óptica Serantes.

  • 2018 – XX edición.

Primer premio: Marengo Decoración.

Segundo premio: Vanitty.

Tercer premio: Acantto Enmarcaciones.

Premio popular: Begoña Liburudenda (Mamariga), Neo Style y Mundichollo.

No puedo concluir la entrada sin hacer referencia a un precedente del concurso de escaparates que, al parecer, tuvo dos ediciones anteriores, en 1994 y 1995. De la aquella primera edición no he conseguido saber el nombre del establecimiento ganador, pero de la segunda edición he encontrado una amplia reseña publicada en la prensa local. En aquella ocasión el primer premio recayó en Pili Florista, de Mamariga, que el año anterior había quedado en tercer lugar.

Eskerrik asko a Amaia Cuadra y a la Oficina Técnica de Comercio del Ayuntamiento de Santurtzi por su colaboración para realizar esta entrada.

Anuncios

Read Full Post »

La difusión de nuestro pasado a través de fotografías antiguas impresas en calendarios de bolsillo (especie en extinción) es una iniciativa muy loable que merece ser reconocida y agradecida. Fomenta el debate y aviva recuerdos entre quienes han conocido lugares y anécdotas a punto de perderse en la noche de los tiempos. Y permite, a quien le dedique unos momentos, conocer someramente el pueblo de sus antepasados, un pueblo tan diferente que, a veces, parece irreconocible.

Ya he dedicado una entrada a la Degustación Arraun, a la Joyería Antolín y al club de remo Itsasoko Ama. Hoy toca hacer recopilación de calendarios de bolsillo de diferentes comercios y entidades santurtziarras que reproducen imágenes tradicionales o relacionadas con la historia del municipio. De algunos no hay datos porque no los tengo físicamente. Si los conserváis y/o tenéis alguno más os agradecería que me facilitaseis la información y la imagen.

  • 1953 – 

  • 1967 – Librería Estrella (Oviedo).

  • 1973 – 

  • 1974 – Imprenta Numar.

calendario para 1974 imprenta numar

  • 1977 – Gráficas Ecalsa (Bilbao).

  • 1979 – Transportes Cabrera.

  • 1990 –

  • 1995 – 

  • 1997 – Café Nuevo Liceo.

  • 1997 – Instituto Municipal de Deportes.

  • 1999 – Hospital San Juan de Dios.

  • 2000 – [sin publicidad en reverso].

  • 2001 – Oficina Municipal de Información al Consumidor.

  • 2008 – Celibel.

  • 2012 – Farmacia Mireya Panizo Martínez.

  • 2014 – Bar Lagun Etxea.

  • 2015 – 

  • 2015 – Patronato Santa Eulalia.

  • 2016 – Administración de Fincas Virgen del Mar.

  • 2016 – EAJ-PNV.

  • Sin fecha conocida

 

Read Full Post »

Durante el primer fin de semana de fiestas del barrio de Las Viñas-Bullón, se ha celebrado en el parque Gernika un festival de música, el Serantes Music Fest, organizado por ACMUSIC Serantes, la asociación que engloba a grupos musicales y solistas santurtziarras y del entorno.

La entidad nace a principios de 2016 como Plataforma de Músicos de Santurtzi para reivindicar un espacio propio y definido dentro de la programación oficial de las fiestas del Carmen. En 2017 se constituyen formalmente como Asociación Cultural Musical Serantes – ACMUSIC para continuar promoviendo la cultura musical local y del entorno con más fuerza si cabe.

Esta asociación ha aprovechado el primer Serantes Music Fest para entregar el premio ACMUSIC 2018. Se trata de reconocer públicamente a personas o entidades que colaboran, fomentan, divulgan o apoyan la cultura musical de Santurtzi, Margen Izquierda, Zona Minera y, en general, la histórica comarca de Encartaciones. En su primera edición, el premio ACMUSIC 2018 ha sido otorgado a un comercio local con solera y estrechamente vinculado con la música: Discos Serrano.

Discos Serrano nace hace 55 años en el tradicional barrio santurtziarra de La Txitxarra, en marzo de 1963. Se trata de una iniciativa de Bernardino Serrano Gallego, nacido en Cuenca en 1926 y vecino de nuestro municipio.

Trabajó inicialmente como policía municipal de Barakaldo y allí debió surgir su interés por la música pues tuvo mucho contacto con la banda municipal de Barakaldo. Hacia 1959-1960 abrió un bar en Las Viñas, en el entorno de Cuesta de Las Viñas-Bruno Alegría, llamado Bar Serrano. En una época en la que no se estilaba compró un tocadiscos y puso un altavoz. La innovación gustó a la clientela y decidió abandonar la hostelería para labrarse un futuro con el comercio de discos. En sus inicios no tenía un comercio a pie de calle. Su sede social era su propio domicilio, un piso en Jenaro Oraá, 15. Y no solo se dedicaba a la compra-venta de discos, también alquilaba los discos y los reproductores de música de la época, los primeros tocadiscos, para amenizar guateques en locales hosteleros y en domicilios privados. Incluso hacía reparto en motocicleta. Eran otros tiempos…

Estos primeros meses en el mundo de la música no le fueron mal a Bernardino Serrano y decidió dar el paso de abrir en octubre de 1963 una tienda, Discoteca Serrano, en Barakaldo, en la calle Juan Sebastián Elcano, 20. Fue la primera tienda de discos de la Margen Izquierda.

Eran buenos tiempos para la música y pronto trasladó el comercio a la calle Zaballa, 8.

Además, en 1966 abrió otro en Santurtzi, en la calle Jenaro Oraá, 22, volviendo a sus orígenes. Ahí ya conocimos tras el mostrador a Ángel Serrano Bermejo, su hijo.

Con el tiempo la tienda santurtziarra se trasladó de ubicación pero sin abandonar La Txitxarra, a la calle Máximo García Garrido, 8. Finalmente, el 2 de noviembre de 2006 el negocio se trasladó a un local que antes fue panadería en la calle Las Viñas, 1. Al frente del negocio se encuentra actualmente la tercera generación: Jorge Serrano Lozano, ayudado puntualmente por su madre, María Carmen Lozano.

El comercio actual ha diversificado sus productos, acorde con los nuevos tiempos. En Discos Serrano podemos encontrar no solo cedés sino también instrumentos y repuestos musicales, aparatos eléctricos, camisetas y otros productos relacionados con la música y sus intérpretes.

Mi más sincera enhorabuena a Jorge Serrano, excelente persona y mejor amigo, por este merecidísimo premio.

Read Full Post »

Ayer, durante la gala de la vigésimo quinta edición de los premios Sardina de Plata que concede Comercios Unidos de Santurtzi, el blog Santurtzi Historian zehar recibió uno de los tres galardones concedidos.

Es ahora el momento de AGRADECER públicamente a las personas que han propuesto al blog como candidato al premio y a Comercios Unidos de Santurtzi por juzgarlo merecedor del galardón y, finalmente, otorgárselo.

También es el momento de COMPARTIR el premio  con los numerosos colaboradores del blog, a los que llamo medio en broma, medio en serio, Santurtzi Historian Zeharreko Lagunak. Ellos me permiten sortear los obstáculos que surgen en las investigaciones: me facilitan información, fotografías, contactos, me acompañan en las visitas guiadas, difunden las entradas publicadas, corrigen los textos, etc. En resumen, me apoyan constantemente en la tarea de investigar, difundir e involucrar cada día a más santurtziarras para que nuestra memoria histórica sea valorada en su justa medida. Una escama de plata para cada uno, por lo menos.

37734250_833231973537034_4799542691043999744_n

37561213_833231250203773_4914823916825870336_nEn tercer lugar, quiero DEDICAR este premio a mi familia, la presente y la ausente. No cabe duda que el amor que uno siente por su barrio, Mamariga, por su pueblo y por sus raíces no surge de la nada, por generación espontánea. Al contrario, nace en el seno de una familia en donde se inculcan valores que permanecen a lo largo de la vida.

Una familia en la que las mujeres ya se habían empoderado antes de que se inventara este término. Han sido y son personas emprendedoras, dinámicas, trabajadoras, decididas y sacrificadas. Es por ello que quiero dedicar expresamente el premio a mi hermana Ana, a mi madre María Carmen, a mi tía Ana María y, sobre todo, a amama Goya, la arrechilla.

Y también a aitite, Jesús García de Iturrospe, que me legó, además del amor por nuestra tierra, el apellido más elegante y distinguido de todos los que conozco.

Para finalizar, también quiero dedicárselo a mis amigos, los miembros de esa otra familia que se forma a lo largo de la vida.

Read Full Post »

El 16 de julio de 1958 se inauguraba la tradicional pastelería Kai-Alde en el número 9 de la entonces calle capitán Mendizabal, hoy Itsasalde.

Al frente estaba Presentación Uribe Etxebarria asistida por sus hijos Fernando, Mari Carmen y Ana María Sesumaga. Unos años antes, la familia Sesumaga Uribe Etxebarria  se hizo cargo de otro tradicional local hostelero adyacente a la pastelería, el restaurante Kai-Alde, en donde ejercía como gerente otro hijo de Presen, Fidel Sesumaga.

 

Durante muchos años, hasta 1989, el restaurante y la pastelería estuvieron comunicados. El salón de té era un espacio compartido entre restaurante y pastelería donde se celebraban los bautizos, las   bodas y comuniones. Fue un diseño muy vanguardista en aquel momento. Fue además uno de los primeros locales con televisión y muchos santurtziarras se reunieron para ver la boda de Fabiola con Balduino, el rey de los belgas, el 15 de diciembre de 1960.

El local fue intensamente reformado en 1989. Se suprimió la comunicación entre restaurante y pastelería y se eliminó el salón de té para ampliar el obrador. Se reinauguró, como no, el 16 de julio de ese año. Desgraciadamente, dos semanas después fallecía Fernando Sesumaga.

Sesenta años después, la tercera generación representada por Fernando Sesumaga González, y ya transformada en Sociedad Anónima desde el 17 de febrero de 1989, ha conseguido expandir el negocio y que los productos Kai-Alde estén en un centenar de puntos de venta cada día. La empresa tiene su sede social en Santurtzi y el obrador en el pabellón 19 del polígono industrial Ballonti (Portugalete). No hace falta decir que se dedica a la elaboración artesanal y a la comercialización diaria de productos de confitería, pastelería, bollería y  repostería.

En la actualidad, la empresa tiene varias panaderías/pastelerías con la marca Kai-Alde. Además, el negocio se ha ampliado con la marca Kurrusku que, a día de hoy, está presente en más de treinta comercios en siete municipios vizcaínos y en Castro Urdiales.

Pero a lo largo del tiempo la marca ha adoptado diferentes imágenes corporativas. Algunos de estos logos históricos son los siguientes:

 

 

En la pastelería Kai-Alde se pueden encontrar souvenires con el sello y la filosofía Made in Santurtzi. Los diseños que aparecen en los envases son obra del artista Alberto Artaza.

Por su buen hacer la pastelería Kai-Alde ha recibido a lo largo de su historia numerosos premios. En 2008, con motivo del 50 aniversario de su apertura Comercios Unidos de Santurtzi le otorgó la Sardina de Plata.

En noviembre de 2016, durante la celebración de la V Gala del Comercio de Ezkerraldea, la pastelería recibió un nuevo reconocimiento a su buen hacer.

Tengo que agradecer la imprescindible colaboración de Marina Sesumaga para la realización de esta entrada.

Read Full Post »

El 6 de febrero de 1836 el brig (navío con dos mástiles de vela cuadrada, rápidos y maniobrables, usados como barcos de guerra y como mercantes) HMS Waterwitch detuvo al bergantín goleta Cazador Santurzano que se dedicaba al comercio de esclavos, a la trata de negros. El detallado informe de la intervención nos proporciona las coordenadas geográficas: 5° 35′ 0″ N (latitud), 4° 20′ 0″ E (longitud). Si tenéis curiosidad en este enlace podéis situar el lugar del apresamiento introduciendo las coordenadas.

El Cazador Santurzano, propiedad de Pedro Felipe del Campo (quizás el nacido en Gordexola en 1791) y al mando de Ángel de Elorriaga, fue conducido a Freetown (Sierra Leona) en donde se había establecido un tribunal, la Corte de Justicia Mixta británico-española, para juzgar este tipo de delitos. Apenas unos meses después, el 23 de agosto, a la vista de las evidencias, el capitán fue condenado. El barco fue confiscado y trasladado a Gibraltar, pero los 629 esclavos negros que iba a transportar quedaron prisioneros en la factoría africana de Ajuda.

Pero retrocedamos unos años ya que esta expedición negrera no fue la primera del Cazador Santurzano. Además, se realiza en un momento en el que el tráfico de esclavos estaba ya prohibido, aunque no la esclavitud. De ahí que convenga realizar unas aclaraciones previas.

A comienzos del siglo XIX, la abolición de la esclavitud fue tratada en las Cortes de Cádiz, pero no se vio plenamente reflejada en la Constitución de 1812 que, en cualquier caso, no estuvo en vigor mucho tiempo. Tras el Congreso de Viena, la presión de las potencias de la Restauración europea obligó a Fernando VII a firmar el 23 de septiembre de 1817 un tratado que preveía el fin efectivo del tráfico de esclavos para el día 30 de mayo de 1820, dando cinco meses más para los barcos que hubieran empezado su viaje con anterioridad a esa fecha. Sin embargo, se mantenía la esclavitud reproductiva y, de hecho, el tratado no impidió sino que fomentó un activo y lucrativo contrabando.

La abolición legal de la esclavitud en la España peninsular llegó en 1837. Se excluía a los territorios de ultramar, dada la presión ejercida por las oligarquías de Cuba y Puerto Rico que amenazaron con anexionarse a Estados Unidos. Tras la Guerra de Secesión o guerra civil estadounidense (1861-1865), aumentó la presión sobre España para que aboliera definitivamente la esclavitud en sus provincias ultramarinas. Como consecuencia, en 1870 se promulgó una ley llamada de “libertad de vientres” que concedía la libertad a los futuros hijos de las esclavas.

No era un tema baladí la abolición absoluta de la esclavitud ya que significaría la liberación de 31.000 esclavos puertorriqueños y casi 400.000 esclavos cubanos. De hecho, fue una de las causas de la oposición al rey Amadeo I y de su abdicación. Así, la ley por la que se abolía la esclavitud en Puerto Rico fue finalmente aprobada el 25 de marzo de 1873, un mes después de la renuncia del rey y de haberse proclamado la I República Española. Cuba debió esperar varios años más. La definitiva abolición no llegó hasta la promulgación de la ley del 13 de febrero de 1880, complementada por el real decreto de 1886, que liberó los 30 000 esclavos que quedaban, reinando ya Alfonso XII.

No está de más recordar, dada la reciente publicación de varias fotografías y vídeos que denuncian la existencia de personas (migrantes y refugiados) esclavizadas y subastadas en Libia, que las Naciones Unidas conmemoran con tres días internacionales la abolición de la trata de esclavos y de la esclavitud:

– el 25 de marzo: Día Internacional de Rememoración de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos.

– el 23 de agosto: Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición.

– el 2 de diciembre: Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud.

Volviendo al asunto principal de la entrada, a comienzos del siglo XIX una epidemia había diezmado a los esclavos cubanos, disparando la demanda y su precio, justo cuando España firmó el tratado que ponía fin oficialmente a la trata de esclavos. Esta coyuntura propició la aparición de personajes con pocos escrúpulos morales dispuestos a embarcarse en un negocio tan execrable como este. Un grupo de empresarios vascos se unió para organizar diversas expediciones al Golfo de Guinea con el objetivo de capturar esclavos y trasladarlos a Cuba para venderlos a los no menos escrupulosos dueños de los ingenios azucareros cubanos.

Entre ellos, hay que citar a José Antonio Ybarra de los Santos, nacido en Muskiz en 1774 y fallecido en Bilbao en 1849. Contrajo matrimonio con la santanderina Jerónima Gutiérrez de Caviedes y de la Losa, que falleció en Santurtzi.

Tuvieron tres hijos varones, Juan María y Gabriel María, de quienes descienden los Ybarra de Bilbao; José María, de quien descienden los Ybarra de Sevilla, y una hija, llamada Jerónima como su madre. Jerónima Ybarra, nacida en 1817, contrajo matrimonio con José Joaquín Murrieta Mello, hermano de nuestro benefactor local, el 28 de marzo 1835 en Bilbao y enviudó en 1839.

José Antonio Ybarra aportó 5.500 pesos para una primera expedición negrera. Decidieron construir un bergantín goleta en los astilleros de Bayona, en un lugar en donde no levantar sospechas. Este tipo de embarcación a vela tenía, generalmente, dos mástiles. Aparejaba velas cuadras o redondas en el de proa (trinquete), velas áuricas (cangreja y escandalosa) en el de popa (mayor) y velas de cuchillo entre palos y entre el trinquete y el bauprés. El palo trinquete era de tres piezas (macho, mastelero y mastelerillo) y el mayor de dos (macho y mastelero).

La embarcación se botó en 1833 y se bautizó con el nombre de Cazador Santurzano. Era similar al que aparece en la siguiente imagen.

Para dirigir el barco y la expedición negrera necesitaban contratar a un capitán bregado en esas lides y lo encontraron en un vecino de Santurtzi, un tal Ángel Elorriaga, probablemente Ángel Ramón Elorriaga Oliaga, bautizado en San Jorge el 28 de febrero de 1806. Procedía de una familia de tradición marinera. Su padre Aparicio Elorriaga López consta como gente de mar y su abuelo Vicente Elorriaga Zuazo desempeñó el oficio de capitán para la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas, según recoge Goio Bañales en su documentada obra In insula Maris. A sus 28 años, Ángel Elorriaga ya había participado en el turbio mundo de la trata de esclavos y se encontraba al mando de un buque de 240 toneladas que abandonó para hacerse cargo del Cazador Santurzano.

A principios de mayo de 1834 el Cazador Santurzano, debidamente acondicionado para su misión, atracaba en el puerto de Cádiz desde donde su capitán informaba de las buenas condiciones marineras del mismo. Desde allí se dirigió al puerto africano de Ajuda, bajo soberanía portuguesa. A pesar de que Portugal había abolido la esclavitud en 1815, seguía siendo una importante factoría negrera.

 

Allí embarcó 681 bultos, que era como denominaban a las personas esclavizadas, y arribó tras una tranquila travesía al discreto puerto de Bahía Honda en Cuba. Justo antes de atracar el capitán procedió al alijo, es decir, arrojó la carga, los esclavos, por la borda. Estos tenían llegar nadando a tierra. De esta manera evitaban que los británicos descubrieran al barco cargado de esclavos. Desde Bahía Honda los esclavos serían conducidos, a través de los intermediarios Pedro Martínez y Compañía, a La Habana para proceder a su venta. Un lucrativo negocio que permitía triplicar el capital invertido y compensar los riesgos de estar fuera de la ley.

En marzo de 1835, Ybarra manifestaba a los Martínez su satisfacción por el resultado del negocio y su disposición a emprender una nueva expedición. Martínez y sus socios, a la vista del éxito, acordaron inmediatamente un segundo   viaje y José Antonio Ybarra aportó   de nuevo 5.500 pesos, mostrando sus anhelos por el éxito de la nueva expedición: “Quiera Dios que sea tan feliz como   la primera”. Pero no lo fue como ya he comentado al iniciar esta entrada.

En cualquier caso, como los esclavos quedaron prisioneros en Ajuda, los esclavistas fletaron un nuevo barco, un brig llamado Vengador al que cambiaron el nombre, pasando a ser el Diligente, con capitán y bandera portuguesa para evitar la vigilancia de la marina británica. Y en esta ocasión sí que tuvieron suerte. El capitán Souza arribó a Cuba el 8 de junio de 1837. Esta operación no resultó tan lucrativa y, dadas las circunstancias y los excesivos riesgos, Ybarra y sus socios abandonaron este execrable comercio, aunque continuó aun unos cuantos años más hasta su definitiva erradicación.

El Diligente era propiedad del comerciante Juan José Zangroniz Berreteaga, natural de Sondika y afincado en Burdeos, que tenía otros tres barcos dedicados a este tráfico. El Diligente fue capturado por el HMS Electra británico el 1 de diciembre de 1838 cuando llevaba a bordo unos trescientos esclavos. En este enlace podemos ver una maqueta a escala y la azarosa historia de este barco esclavista.

Bibliografía recomendada:

Además de los diferentes enlaces añadidos a lo largo de la entrada, es recomendable y se puede leer on-line (en parte, no hay vista previa de todas las páginas) el documentado libro de Pablo Díaz Morlán: Los Ybarra: una dinastia de empresarios (1801-2001).

Otra lectura igualmente interesante es la obra titulada Vascos en Cuba, que se puede leer y descargar íntegramente desde este enlace.

Read Full Post »

Hace unos días publicaba con algunos meses de retraso una entrada sobre la antigüedad del topónimo Mamariga y pensaba que sería la última de este año. ¡Pues va a ser que no!  Hoy, también con retraso y antes de que acabe el año, tengo que publicar una entrada dedicada al negocio más antiguo del municipio, la Administración de Lotería Nº 1 de Santurtzi.

Sobre los orígenes de la lotería no me voy a detener mucho pues se puede encontrar abundante información en Internet. Solo apuntar que los antecedentes de estos sorteos se remontan al último tercio de siglo XVIII.

La Lotería Real se instauró a propuesta del marqués de Esquilache, que importó una tradición napolitana. El 10 de diciembre de 1763 se celebró el primer sorteo, con un sistema muy similar al de la actual Lotería Primitiva. La Lotería Nacional  tiene sus orígenes en la  denominada Lotería Moderna, por oposición a la primitiva. Fue ideada por el jurista Ciriaco González Carvajal y aprobada por las Cortes de Cádiz el 23 de noviembre de 1811.

El objetivo de ambos sorteos era aumentar los ingresos del erario público sin quebranto para los contribuyentes (sin crear un nuevo impuesto). En 1862 se eliminó la Lotería Real en beneficio de la Nacional. En 1985, el Estado decidió recuperar el formato original y por ese motivo se denominó Lotería Primitiva. Actualmente, las diversas loterías de titularidad pública dependen de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) que es una empresa pública y que a su vez depende del Ministerio de Economía y Hacienda.

Las administraciones o despachos de loterías son uno de los negocios más regulados por el Estado y la apertura de nuevos locales está sujeta a unos rígidos requisitos. Son concesiones administrativas que gestiona actualmente el ente Loterías y Apuestas del Estado (LAE). Desde 2010, los loteros pueden establecer contratos comerciales con Hacienda en lugar de regirse por el derecho administrativo, lo que permite que los titulares de las administraciones puedan vender su negocio a un tercero. Pero hasta entonces, transmitir una administración era imposible salvo a los herederos en caso de jubilación o fallecimiento del titular, de ahí que se hayan transferido de padres a hijos creando verdaderas dinastías de loteros.

Hasta hace unos meses, se pensaba que la administración N. 1 de Santurtzi databa de 1898 y que la concesión administrativa otorgada a Antonio Hernández Diez tenía alguna relación con la Guerra de Cuba o Filipinas. Sin embargo, la actual titular, muy interesada en la genealogía y en la historia, descubrió casi por casualidad el anuncio del nombramiento y destino de su bisabuelo (sargento licenciado, músico militar) como administrador de lotería en Santurtzi en 1892.

Concretamente, la primera referencia a la Administración N.º 1 de Santurtzi aparece en la Gaceta de Madrid (antecedente del B.O.E.) el 14 de marzo de 1892, hace 125 años. Es, por lo tanto, más antigua que otros famosos despachos de lotería como, por ejemplo, Doña Manolita, fundado en 1904. Y, por supuesto, una de las más antiguas y longevas de Bizkaia. Y será la única administración de loterías en Santurtzi hasta 1982.

Y desde entonces la administración ha pasado de padres a hijos. Son ya cuatro las generaciones de los loteros Hernández:

1.º- Antonio Hernández Diez. Nació en Cepeda (Salamanca) en 185* y falleció en Santurtzi el 7 de marzo de 1930.

Al parecer, abrió el despacho de loterías en un local ubicado en un portal en la calle Jenaro Oraá. Lo que es seguro es que ya a comienzos del siglo XX se ubica en la calle de las escuelas, en el señorial edificio de viviendas que hace esquina con la calle Las Viñas. Además de vender lotería, en su negocio vendía otros productos, algo muy común en aquellos años: licores, libros rayados (libros de contabilidad y similares), etc. También se dedicaba a los seguros, era corredor de La Unión y el Fénix.

Contrajo matrimonio en Bilbao el 19 de enero de 1876 con María Goñi Pérez de la Peña, bautizada también en Bilbao el 9 de octubre de 1854 y fallecida en Santurtzi el 8 de septiembre de 1931. Tuvieron 11 hijos, todos bautizados en Santurtzi entre 1876 y 1900, excepto el primogénito, Eduardo Valentín.

2.º- Antonio Hernández Goñi. Nacio en Santurtzi el 30 de enero de 1891 y falleció en Santurtzi el 25 de agosto de 1970. Fue, además, Oficial Mayor del Ayuntamiento de Santurtzi. En 1906, con 14 años pidió la emancipación y emigró, con otros hermanos, a Argentina. En Buenos Aires montó un café teatro y cuando ahorró lo suficiente regresó a Santurtzi. El resto de hermanos se quedaron en Argentina.

Al fallecer su padre en 1930 se hace cargo de la administración de lotería junto a su esposa, Jacoba Baigorri Aguado, nacida en Ablitas (Navarra) en 1900 y fallecida en Santurtzi el 29 de septiembre de 1962. Fue nombrado administrador del despacho de Santurtzi por el Ministro de Hacienda precisamente un 23 de abril de 1934.

3.º- Antonio Hernández Baigorri. Nació en Santurtzi el 5 de marzo de 1925 y falleció en Santurtzi el 16 de marzo de 1977. Fue, además de lotero, secretario del alcalde de Santurtzi durante algunos años y miembro fundador de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Bilbao.

En 1978 la administración, regida por la viuda de Antonio Hernández Baigorri, pasa a ubicarse en la entonces calle Maestro Calles, 1.

4.º- David y Ruth Hernández Andrés.

Ruth Hernández sucede a su madre María Jesús Andrés Chantada en 1997-1998 y traslada la administración a la calle Juan XXIII. Y actualmente, desde 2006, la administración se ubica en un local en la calle Vapor Habana (antes Maestro Calles). En ese momento, en 2007, adoptan como marca a la Sandinera, la sardinera lotera, una simbiosis entre san Pancracio (considerado como el santo de los afligidos por la pobreza, de la fortuna y de los juegos de azar) y la sardinera.

Un logo muy acertado puesto que la sardinera es uno de los símbolos identitarios de Santurtzi más reconocidos. La sardinera lotera tiene, por cierto, un precedente ya que fue empleada en la famosa rifa benéfica del Hospital-Asilo municipal.

A lo largo de estos 125 años, la Administración N.º 1 de Santurtzi ha repartido numerosos premios:

  • El 30 de marzo de 1894 resultó agraciado con 80.000 pesetas el número 6.251, vendido en Santurtzi (1.ª serie) y Madrid (2.ª serie). Un primer gordo justo al cabo de dos años de su apertura.

  • El 30 de abril de 1896 resultó agraciado con 2.000 pesetas el número 25.311, vendido en Santurtzi (1.ª serie) y en Barcelona (2.ª serie).
  • El 31 de mayo de 1897 resultó agraciado con 1.000 pesetas el número 45.620, vendido íntegramente en Santurtzi.
  • El 28 de febrero de 1898 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 52.810, vendido íntegramente en Santurtzi.
  • El 31 de octubre de 1900 resultó agraciado con 1.000 pesetas el número 21.630, vendido en Santurtzi (1.ª serie) y Bilbao (2.ª serie).
  • El 31 de agosto de 1901 resultó agraciado con 100.000 pesetas el número 19.755, vendido en Valencia (1.ª serie) y Santurtzi (2.ª serie). Un primer premio sin haber cumplido 10 años de existencia.

  • El 30 de septiembre de 1904 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 4.863, vendido en La Palma (1.ª serie) y Santurtzi (2.ª serie).
  • El 30 de junio de 1905 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 13.903, vendido en Santurtzi (1.ª serie).
  • El 20 de enero de 1906 resultó agraciado con 3.000 pesetas el número 28.748, vendido íntegramente en Santurtzi.
  • El 31 de marzo de 1906 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 36.627, vendido íntegramente en Santurtzi.
  • El 20 de junio de 1906 resultó agraciado con 3.000 pesetas el número 3.951, vendido íntegramente en Santurtzi.
  • El 31 de agosto de 1907 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 33.060, vendido en Cádiz (1.ª serie) y Santurtzi (2.ª serie).
  • El 21 de enero de 1908 resultó agraciado con 3.000 pesetas el número 16.302, vendido íntegramente en Santurtzi.
  • El 20 de agosto de 1908 resultó agraciado con 3.000 pesetas el número 28.403, vendido íntegramente en Santurtzi.
  • El 31 de marzo de 1909 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 6.948, vendido en Santurtzi (3.ª serie).
  • El 10 de septiembre de 1912 resultó agraciado con 100.000 pesetas el número 2.980, vendido en Santurtzi. Un segundo gran premio a los 20 años de su apertura.

  • El 21 de diciembre de 1912 resultó agraciado con 90.000 pesetas el número 27.870, aunque no sé si fue vendido en Santurtzi.

  • El 1 de mayo de 1914 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 27.816, vendido en Santurtzi (1.ª y 2.ª serie) y Algeciras (3.ª serie).
  • El 22 de marzo de 1915 resultó agraciado con 2.500 pesetas el número 8.631, vendido en Santurtzi (1.ª serie) y Barcelona (2.ª serie).
  • El 3 de abril de 1915 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 1.583, vendido en Zamora (1.ª serie) y Madrid (2.ª serie) y Santurtzi (3.ª serie).
  • El 2 de noviembre de 1931 resultó agraciado con 1.500 pesetas el número 3.571, vendido en Santurtzi (1.ª serie) y otras localidades.
  • El 21 de julio de 1933 resultó agraciado con 150.000 pesetas el número 28.501, vendido en Alicante (1.ª serie), Barcelona (2.ª serie) y Santurtzi (3.ª serie). En este sorteo resultaron favorecidos por la suerte la conocida sardinera Nerea Barea Pascual y su padre al que, por cierto, ya le había tocado la lotería en otras ocasiones y le volvería a tocar más adelante.

  • El 11 de agosto de 1938 resultó agraciado con 120.000 pesetas el número 12.546, vendido en La Línea (1.ª serie) y Santurtzi (2.ª serie).

  • El 22 de septiembre de 1943 resultó agraciado con 3.000 pesetas el número 25.313, vendido en Santurtzi (6.ª serie).
  • El 25 de mayo de 1945 resultó agraciado con 3.000 pesetas el número 8.075, vendido en Santurtzi (9.ª serie).
  • El 5 de enero de 1946 resultó agraciado con 15.000 pesetas el número 5.116, vendido en Santurtzi (6.ª serie).

Tengo que agradecer la imprescindible colaboración de los hermanos David y Ruth Hernández, que me han aportado muchísima información sobre su familia y negocio, y la de Francisco Javier Pérez, que me ha ayudado con el examen de la prensa de época en busca de noticias relacionadas con los premios de la lotería caídos en Santurtzi.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: