Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mujeres’

Nuevo artículo, el 24.º de la serie, publicado en el número 126 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzi, correspondiente al mes de marzo. Podéis encontrar información más detallada en la entrada redactada para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Anuncios

Read Full Post »

La quinta entrada dedicada a la mujer trabajadora en Santurtzi tiene como protagonista a las rederas. La figura de la redera se ha visto eclipsada, en general y particularmente en Santurtzi, por la de la sardinera. Ya es hora de reivindicar su papel, su trabajo y su contribución a la riqueza del municipio en épocas pasadas.

En una actividad económica como la pesca, tan decisiva para el municipio durante casi 100 años, entre 1880 y 1980 aproximadamente, el imprescindible papel de las rederas, confeccionando y reparando las redes no se puede obviar.

La pesca era una actividad que funcionaba en cadena y la participación de la mujer era fundamental. Trabajadoras incansables, en el hogar y en el puerto. En el caso de las rederas, la pesca de bajura suponía una labor casi diaria. Las redes de cerco, fabricadas con hilo de algodón, solían sufrir roturas en los paños debido a corrientes fuertes, a maniobras incorrectas al largar o virar el aparejo y a reventones provocados por la gran cantidad de pescado atrapado. No quedaba más remedio que remendar las redes rotas para poder salir a faenar al día siguiente.

Como el de arrantzal, el oficio de redera se adquiere desde temprana edad, a  los 13 o 14 años. Y también presenta una estratificación. Las más jóvenes acompañaban a sus madres, tías, etc. a ayudar y a aprender, sin cobrar hasta adquirir suficiente destreza. Se organizaban por grupos dirigidos por una redera experimentada, responsable de contratar el trabajo y apalabrar el precio con el patrón de la embarcación pesquera. Así mismo, se encargaba de reunir y coordinar a las demás rederas que formaban la cuadrilla de trabajo. Era un oficio duro, sin horarios fijos y con condiciones laborales inestables. El salario era bajo. Se solía cobrar por horas. No había forma de prever los posibles ingresos mensuales derivados de su trabajo.

La reparación de las redes se realizaba de forma manual. Sentadas sobre unas pequeñas banquetas colocadas encima de la red, en posturas incómodas. Estiraban la red, se la acercaban a las manos y pasando una pequeña aguja con hilo entre los dos extremos de la rotura cosían la red. Se ayudaban con los dedos de los pies para tensar las redes.

Hasta la construcción del puerto actual, las rederas reparaban esas redes en el pórtico de la iglesia de San Jorge o a la intemperie, en el primer relleno adyacente a la iglesia y la casa consistorial como podemos ver en la postal coloreada (quinta imagen, fechable en 1905 aproximadamente).

Después del relleno y construcción del puerto actual, el trabajo de las rederas se realiza en los nuevos muelles. Para poder realizar esas labores, la Cofradía de Pescadores tuvo que solicitar y obtener la pertinente licencia de la Junta de Obras del Puerto en 1918.

Más adelante, con la construcción de las bodegas, también conocidas como bolintxes, podían realizar el trabajo en su interior sin depender de las inclemencias meteorológicas. En las bodegas también se ubicaba la máquina que se empleaba para teñir las redes.

En los años 30 y 40 del pasado siglo XX se estima que entre 25 y 30 mujeres trabajaban habitualmente como rederas en nuestro puerto. Y su número fue decreciendo paulatinamente. Las rederas documentadas e identificadas, entre ellas mi amama paterna, están incluidas en la entrada dedicada a las mujeres trabajadoras con profesiones relacionadas con la actividad portuaria.

En la actualidad ya no existen rederas en Santurtzi. Desaparecieron a finales de la década de los 70, por diversas circunstancias. Entre otras, la presencia en nuestro puerto de pescadores andaluces, de Barbate (Cádiz), que sabían coser redes y echar paños, de manera que no necesitaban de los servicios de las rederas puesto que incluso reparaban las redes en el propio barco tan pronto como se producía su rotura.

La falta de relevo generacional, la fabricación de redes con materiales sintéticos y la reducción de la flota pesquera abocan a la desaparición en el resto de puertos vascos de este tradicional oficio realizado por mujeres. Y, sin embargo, es justo ahora cuando se esta trabajando más para dar visibilidad y reconocimiento al trabajo que desarrollan las mujeres dedicadas a la reparación artesanal de redes de pesca, fomentando la igualdad de oportunidades, el asociacionismo, la formación y sobre todo la diversificación y el emprendimiento.

Sobre el tema se han publicado dos lecturas muy recomendables. En 2006, la Diputación Foral de Bizkaia publicó un interesante estudio titulado Profesiones, oficios y tareas de las mujeres en Bizkaia. Imágenes de ayer y hoy.

Y en 2012, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente publicó otro estudio, dedicado específicamente a esta profesión, titulado Rederas: un oficio desconocido.

Para la realización de este último informe se realizaron encuestas a un total de 223 cofradías de pescadores y a 17 asociaciones de rederas gallegas, asturianas, cántabras y vascas.

El informe se divide en dos bloques diferenciados, analizándose en el primero de ellos, las características generales del oficio de rederas, la normativa que lo regula, los tipos de arte que trabajan y los métodos para reparar las redes. Los resultados constatan que a 30 de diciembre de 2011, había un total de 802 personas dedicadas a la reparación de redes, según el Instituto Social de la Marina: 701 mujeres y 81 hombres. De estas, 648, el 81%, trabajaban en Galicia. El oficio de montaje y reparación de redes no está presente en todas las Comunidades Autónomas. Es un oficio más extendido en el norte (Galicia, Euskadi, Cantabria y Asturias). En Andalucía  solo estaban registradas 8 personas y en Cataluña 3.

En la segunda parte del estudio se realiza una descripción pormenorizada, con un especial enfoque de género, de las características y condiciones del trabajo. Del análisis se desprende que el perfil sociológico de las personas que realizan esta actividad corresponde a mujeres con edades comprendidas entre los 40 y los 65 años. Casi todas con algún vínculo familiar que las une al mar. Por este motivo, muchas de ellas han elegido esta profesión, la cual han aprendido en la mayoría viendo como lo hacían sus familiares.

En cuanto al lugar donde las mujeres desarrollan su trabajo, depende del tipo de arte, de su tamaño y su peso. Pueden trabajar a la intemperie en el muelle, en recintos habilitados como las naves o las carpas, en su propio domicilio o bien alternando trabajo al aire libre y en espacios cubiertos.

Además, el estudio da cabida a las principales problemáticas y cuestiones de interés que más preocupan a las asociaciones del colectivo de rederos y rederas. Así, en relación con las demandas manifestadas por los propios trabajadores, los equipamientos necesarios para mejorar sus condiciones laborales son sillas ergonómicas, accesorios para tener a mano las herramientas, armarios para almacenaje o elevadores o maquinaria específica para trasladar aparejos y mercancías.

Para finalizar la entrada, los enlaces a las entradas precedentes dedicadas a la mujer trabajadora en Santurtzi para conmemorar el Día Internacional de la Mujer:

Otros artículos del blog también reivindican el papel de la mujer en todos los campos:

Read Full Post »

El aurresku femenino que tuvo lugar en Santurtzi el 18 de septiembre de 1921 ya fue protagonista de una entrada en el blog en febrero de 2016. Entonces comentaba que se había publicado un interesante articulo en la web dantzan.eus, editada por Dantza Sustatu eta Hedatzeko Elkartea, fruto de la investigación realizada por Emilio Xabier Dueñas acerca del primer aurresku de honor bailado por mujeres del que se tiene noticia (en este caso santurtziarras de familias relevantes), celebrado en el parque de Santurtzi para homenajear a los épicos bogadores ganadores de la regata de 1921, a los que he dedicado dos entradas (primera segunda).

En septiembre de este mismo año, el acto más relevante del IV Sardinera Eguna ha sido precisamente la recreación de ese aurresku de honor para rendir tributo en este caso a los bogadores actuales del club de remo Itsasoko Ama que, gracias a su esfuerzo, ha ascendido a la primera división de la liga de traineras de la Asociación de Clubes de Traineras (ACT) y que además este año celebra su cincuentenario.

Hace unos días se ha publicado otro interesante y extenso artículo de 20 páginas en el número 62 de la revista Dantzaria correspondiente a este año 2017, firmado por el mismo autor y titulado Unas regatas que finalizaron en aurresku.

En este artículo Emilio Xavier Dueñas describe con mucho detalle diversos aspectos técnicos relacionados con la regata y con los festejos organizados para celebrar la victoria de la tripulación santurtziarra (la mayoría del barrio de Mamariga) en la que destacó ese aurresku tan singular.

Además, ha hecho el esfuerzo de intentar identificar con nombre y apellidos a quienes participaron en el aurresku consultando diferentes fuentes: el padrón Santurtzi de 1920, este blog, archivos privados y otros testimonios. En el caso de las mujeres el trabajo de identificación ha sido muy arduo y no del todo definitorio. Respecto a los bogadores, las fuentes son más claras y abundantes y, en consecuencia, el trabajo algo más fácil y el resultado más seguro.

Para los interesados en las danzas tradicionales vascas, en el artículo se analiza meticulosamente la grabación del aurresku santurtziarra para determinar la estructura, el desarrollo e incluso las melodías de los bailes ejecutados.

Para el que quiera recurrir a la fuente original, la revista está a la venta, pero no en librerías. Para adquirirla hay que solicitarla a través del correo electrónico (edb-koordinazio@hotmail.com) o del teléfono 690 812 514 de Euskal Dantzarien Biltzarra.

Nuevamente tengo que agradecer a Emilio Xavier Dueñas no solo que me cite entre las fuentes de su investigación sino que además me haya facilitado su artículo para difundirlo en el blog.

Read Full Post »

Con motivo del 50 aniversario de la inauguración del monumento a la sardinera, el Ayuntamiento organizó en 2014 una fiesta popular, el primer Sardinera Eguna, con vocación de perdurar en el tiempo con sucesivas ediciones. Y así, cada año se aprovecha la jornada festiva para homenajear o reivindicar algún aspecto relacionado con la memoria histórica, con nuestro pasado marinero.

Hace dos años, en 2015, se aprovechó la segunda edición para recuperar un elemento muy importante dentro del patrimonio etnográfico santurtziarra: la amplia cesta que llevaban las sardineras sobre sus cabezas, de la que, desgraciadamente, no se conserva ningún ejemplar original en nuestro municipio.

El año pasado, aprovechando que se conmemoraba el centenario de la construcción de la actual sede de la Cofradía de Pescadores de San Pedro, la Casa para Venta del Pescado, se realizó un homenaje a todos nuestros arrantzales representados por su Cofradía de Pescadores, entidad que, durante el último siglo, ha sido un referente en la vida del municipio.

Este año el acto más relevante de la jornada será la recreación de un aurresku de honor bailado por mujeres el 11 de septiembre de 1921 para rendir tributo a los bogadores del pueblo que ganaron una de la primeras regatas del Abra.

Dos actividades tradicionales, las danzas y las regatas, se unen en un acto que, este año, además, tiene una significación especial pues se celebra el cincuentenario de la creación del actual club de remo que acaba de ascender de categoría, a la liga ACT.

El programa de actividades, amplio y variado, culminará con una típica sardinada a las 19.30 horas.

Read Full Post »

Decimotercer artículo de la serie, publicado en el número 115 de ensanturtzi.com en la sección Santurtzi Ezagutu: pequeños fragmentos de la historia de Santurtzi, correspondiente al mes de marzo. Más información en el propio blog, en este enlace.

Read Full Post »

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer que conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integral como persona.

Ya he dedicado varias entradas a diferentes grupos de mujeres trabajadoras en nuestro municipio: sardineras, trabajadoras del matadero, y escritoras. La figura de la sardinera es reconocida de forma unánime y su monumento conmemorativo sirve de homenaje a todas las mujeres relacionadas con la actividad portuaria, entre las que se incluyen las trabajadoras de las fábricas de conservas, escabeches y salazones a las que quiero referirme expresamente en esta ocasión.

En Santurtzi, en el último cuarto del siglo XIX e inicios del XX se fue consolidado una flota de traineras y vapores que impulsó el crecimiento de la actividad pesquera, de tal manera que se podía destinar una parte de las crecientes capturas a su transformación industrial. Las primeras industrias de conservas, escabeches y/o salazones ubicadas en Santurtzi se documentan a finales del siglo XIX. Algunas de las pioneras serán la fábrica de conservas regentada por Antonio Iglesias, instalada en 1882 y con actividad hasta 1885, la de salazones de Martín Goicoechea, instalada en 1894, y la fabrica de conservas de anchoa establecida por una empresa italiana, de la que se desconoce el nombre, en 1904.

Sin embargo, de estos inicios la información es muy escasa y no he encontrado referencias a mujeres empleadas en ellas. Más información sobre las características de una industria conservera de principios de siglo XX se puede obtener en la obra Historia de Santurtzi: el difícil equilibrio del siglo XX (1901-2001), pag. 97 y ss. De esos primeros años una postal nos permite ubicar con precisión una de esas industrias.

Hay algunas escasas referencias en la prensa de la época. Por ejemplo, la curiosa noticia publicada en febrero de 1915. Lástima que no indique la ubicación.

Ya avanzado el siglo XX documentamos, en la década de los años 60, tres o cuatro fábricas. Una de ellas ubicada en el barrio de Balparda, otra en Mamariga y otras dos en el entorno del puerto, una junto al pabellón de remo y otra detrás de la Casa para Venta de Pescado.

En Mamariga, en un solar entre Juan Crisóstomo de Arriaga y Bruno Alegría conocido con el nombre de la huerta del Farras, en donde también hubo una empresa denominada Hierros Ruycor, se ubicó una fábrica que montó un industrial de Laredo. Hay escasa y confusa información sobre ella.

La última concesión administrativa relativa a la industria transformadora de la pesca en nuestro municipio fue otorgada el 19 de julio de 1962 a la Cooperativa de Pescadores de Bajura (COPESBA) para la instalación de una fábrica de conservas en una parcela del puerto próxima a la sede de la cofradía de pescadores.

En la génesis de su constitución y explotación estuvo la Federación de Cofradías de Pescadores de Bizkaia. Se creó con la idea de poder dar salida a las abundantes capturas de anchoa que durante esos años se venían registrando en los puertos cantábricos, si bien al final se amplió el proyecto comprando maquinaria para la elaboración de conservas de pescado. La elección de Santurtzi estuvo condicionada por la inexistencia de industrias del ramo en la localidad, así como por la facilidad para conseguir los terrenos en donde ubicarse.

Comenzó a funcionar a mediados de 1962 elaborando salazón y posteriormente conservas de bonito, chicharro, verdel y filete de anchoa. Estuvo en activo hasta 1969 (o 1972, según las fuentes), si bien en los últimos años la gestión fue llevada por terceros. La marca comercial utilizada era La Sardinera.

El personal de la fábrica estaba formado principalmente por mujeres, la mayoría esposas e hijas de pescadores, por cuyas manos pasaba todo el proceso de manipulación y tratamiento del pescado recién capturado (descabezar, eviscerar, cortar, etc.) hasta su salida, transformado y enlatado en alguno de los diferentes productos listos para su comercialización y consumo.

El trabajo era generalmente temporal, supeditado a las diferentes costeras durante las cuales, la abundancia o escasez de capturas era determinante para la actividad de la fábrica. Por esta razón, la mayor parte de las operarias eran eventuales, se las contrataba sólo cuando entraba suficiente pescado para transformar. Las condiciones de trabajo eran duras y el salario era de aproximadamente unas 35 pesetas por jornada de trabajo, según algunas fuentes. Estas abnegadas mujeres mantenían a la unidad familiar con su sueldo cuando los hombres no podían salir a faenar y, a la vez, criaban a sus hijos con la ayuda de la familia. Cuando no trabajaban en la fábrica muchas de ellas vendían pescado de forma ambulante, es decir, eran temporalmente sardineras, por lo que también estarán incluidas en la entrada correspondiente.

Se conservan bastantes fotografías que ilustran la actividad de las empresas, pues al parecer las dos últimas corresponden a la factoría que se ubicó en Mamariga.

El número de hombres era reducido, aproximadamente un 10% del total de la plantilla. Su actividad se caracterizaba por ser fija durante todo el año y por su especialización: administrativo, conductor, fogonero, latero, mecánico, soldador, tonelero…

Entre los trabajadores podemos citar a Hilario López Urresti “Lekeitio”, marido de una de las trabajadoras, Ernestina Iraurgui y a Asterio, el tonelero.

Entre las trabajadoras podemos citar, con nombre y apellidos, a las siguientes:

  • NN “la choclera, de Fontuso”

  • Angelines

 

  • Valentina “la de Sustacha”

  • Milagros ARCE VILLADA

  • Asunción CALVO GÓMEZ “la castreña”

  • Isabel CASTILLO SUSILLA “lsabelita, la de Suelas”

  • Ana GÓMEZ BARRIO “Anita, la castreña”

  • Carmen GÓMEZ BARRIO

  • Manuela GÓMEZ BARRIO “Manoli”

  • Ernestina IRAURGUI ORDORICA

  • Nicolasa LAKA EGAÑA “Nico”

 

  • María Begoña LARRABIDE GONZÁLEZ

  • Visitación MÉNDEZ INCERA “Visi, la de Turtulu”

  • Catalina MIRA HORMAECHEA

  • Virginia del MORAL

  • Ascensión NOTARIO GONZÁLEZ “la Chamberina”

  • Ana OSUNA MORENO

  • Encarnación PAÚL MENDIOLA

 

  • Encarnación PÉREZ MARTÍNEZ

  • Rosa REGUERO LÓPEZ

 

  • María del Carmen SÁEZ DE LA RIVAS

 

  • Isabel SÁNCHEZ FERNÁNDEZ

  • Carmen SANTAMARÍA LUIS

  • Belmira VILLADA CAMAÑO

Faltan otros muchos nombres y fotografías de detalle que me gustaría recopilar. Cualquier otra información será bienvenida.

Tengo que agradecer a Luis Javier Escudero Domínguez y a Koldo Urtiaga su colaboración para documentar, aunque sea sucintamente, la historia de las industrias transformadoras de la pesca en nuestro municipio.

Read Full Post »

3 Sardinera Eguna

Con motivo del 50 aniversario de la inauguración del monumento a la sardinera, el Ayuntamiento organizó en 2014 una fiesta popular, el primer Sardinera Eguna, con vocación de perdurar en el tiempo con sucesivas ediciones. El año pasado, se aprovechó la segunda edición para recuperar un elemento muy importante dentro del patrimonio etnográfico santurtziarra: la amplia cesta que llevaban las sardineras sobre sus cabezas.

Cesta de sardinera

Este año se celebra la tercera edición de esta fiesta que pretende rendir homenaje a todas las mujeres de Santurtzi a través de las sardineras, la figura femenina más popular del municipio, icono, santo y seña de identidad de nuestro pasado.

Monumento a la sardinera en Santurtzi-1 (1967)-2

Como este año se conmemora también el centenario de la construcción de la actual sede de la Cofradía de Pescadores de San Pedro, la Casa para Venta del Pescado, el próximo sábado 1 de octubre se realizará un homenaje a todos aquellos santurtziarras de nacimiento o de adopción que han trabajado o trabajan actualmente en la pesca, la industria genuinamente santurtziarra. Nuestros arrantzales estarán representados por su Cofradía de Pescadores, entidad que, durante el último siglo, ha sido un referente en la vida del municipio.

imagen de portada cofradia morado

Santurce El Muelle,año 192

El programa de actividades, amplio y variado, aunque quizás falta algún acto más serio (una conferencia sobre la historia de la entidad y su sede, por ejemplo), culminará con una típica sardinada a las 19.30 horas.

cartel-3-sardinera-eguna

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: