Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Músicos’

portada-1

Este sábado, 11 de febrero, tendrá lugar la ceremonia de reinauguración del actual órgano de la iglesia, felizmente restaurado gracias a la iniciativa de la coral Lagun Zaharrak.

A Jesús Díez Sáenz de la Fuente, santurtziarra de pro que conoce muy bien la historia de la parroquia de san Jorge, le parece de justicia tener un entrañable recuerdo para los organistas que hicieron posible aquellas solemnes celebraciones y el disfrute por los fieles y pueblo de Santurtzi de sus admirables acordes. Le ha hecho llegar a Carlos Glaría abundante información que éste, a su vez, me ha pasado para su difusión a través del blog y que yo he resumido y adaptado. Toda la información se puede encontrar en su documentado libro sobre el centenario del patronazgo de la Virgen del Carmen en Santurtzi.

patronazgo

Todavía tengo pendiente redactar la entrada correspondiente al primer órgano que tuvo la iglesia, donado en 1852 por nuestro mecenas local, Cristóbal Murrieta Mello. Me falta averiguar algunos datos de carácter técnico. Sin embargo, me gustaría añadir a la relación que ha confeccionado Jesús Díez a los organistas que conocieron y tocaron este primer órgano para que la lista de estos notables intérpretes que ejercieron en Santurtzi quede lo más completa posible.

  • Primer órgano

?

Desde que nuestro mecenas local, Cristóbal Murrieta Mello, regalara un órgano para la iglesia de san Jorge en 1852 no faltaba en el municipio un organista contratado por el Ayuntamiento. Sin embargo, no he conseguido identificar a todos los organistas y, en consecuencia, para la segunda mitad del siglo XIX la lista está incompleta.

  1. Valentín Zubiaurre Urionabarrenechea (Garay, 1837 – Madrid, 1914)

Nació en Garay en 1837. Estudió con el maestro Ledesma en Bilbao y se le nombró, con tan solo 15 años, maestro de capilla de san Jorge nada más llegar el primer órgano pero solo ejerció entre 1852-1853. Se trasladó después a Argentina, en donde vivió ocho años dedicado a la enseñanza. A su regreso, en 1878, fue nombrado maestro-director de la Real Capilla del Palacio Real de Madrid, profesor titular del Conjunto Instrumental del Conservatorio o Escuela Nacional de Música desde 1891, y miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Compuso infinidad de obras: óperas, zarzuelas, oratorios, obras corales, sonatas para piano, una sinfonía, etc., incluyendo nueve obras para órgano. A modo de ejemplo, en 1896 Valentín Zubiaurre estrenó en la iglesia de Santa María de Portugalete una misa coral a tres voces y órgano titulada Assumpta  Est Maria in Coelum.

Sin duda, es el compositor e intérprete de mayor categoría que ha conocido la iglesia de san Jorge.

valentin-maria-de-zubiaurre-1

Así glosaban su pérdida en la prensa de la época.

personajes-valentin-zubiaurre-musico

  1. Antero Puy Mendiri (Larraga, Navarra, 1855 – Estella, 1946)

De momento no he encontrado referencias a otros organistas entre 1854 y 1882. Ese año se hace cargo del puesto el navarro, nacido en Larraga en 1855, Antero Puy [o Puig] Mendiri que, además, era profesor de música y canto. El Ayuntamiento, una vez adquiridos los instrumentos necesarios, encargó a Antero Puy que enseñara solfeo y el manejo de los instrumentos a una veintena de jóvenes del municipio con el objetivo de crear una banda de música local. En 1886 le cesó como director y profesor de la naciente banda de música para que se dedicara en exclusiva a su labor como organista en San Jorge pues esta tarea requería de una gran dedicación.

Antero Puy, organista de la parroquia durante 30 años, solicitó ser jubilado porque el clima de Santurtzi no le convenía. Cesó como organista, con una pensión vitalicia de 550 pesetas anuales,  el 30 de abril de 1913, así que pudo tocar el órgano actual. Por las fechas se deduce que fue reemplazado por Victoriano Larrarte.

?????????????????????????????????????????????????????????

  • Órgano actual

organo-san-jorge

Ferdinand Prince (Boulay, Francia, 1857 – Santurtzi, 1932)

En este caso no se trata de un intérprete sino de un técnico especialista. Ferdinand [o Fernand] Prince nació en la localidad francesa de Boulay en abril de 1857. Allí mismo comenzó sus estudios de órgano. Con quince años, sus tíos lo introdujeron en sus talleres para que aprendiese organería. Fue perfeccionando su saber y la empresa dirigida por los hermanos Stoltz le contrató y le envió a dirigir importantes trabajos en España. Así conoce a Charles Carloni, hombre de confianza de Cavaillé-Coll, que logra convencer al gran maestro para que contrate a Prince.

Convertido ya en un experto en organería romántica francesa, participa en la instalación y armonización de los órganos Cavaillé-Coll en San Pedro de Bergara, Clarisas de Tolosa y Zumaia, y la armonización del último gran Cavaillé-Coll de tres teclados, el de Santa María la Real de Azkoitia en 1898. A partir de entonces continúa trabajando con regularidad en el País Vasco y Navarra, cuidando y restaurando la mayor parte de los órganos románticos franceses existentes e incluso participando en la construcción de nuevos órganos en colaboración con diferentes empresas organeras francesas como Didier y Gutschenritter.

Es entonces cuando aparece su vinculación con Santurtzi pues es el encargado de dirigir el montaje, la armonización, etc. del órgano actual, realizado por la casa Henri Didier, en 1907. Y también se encargó de su mantenimiento años después. Los archivos nos revelan que vivió algún tiempo en Santurtzi, con su mujer y un aprendiz, cuidando con mucho esmero de su órgano. Su última intervención se remonta a diciembre de 1931. Pero cae enfermo y el 5 de enero de 1932 su mujer llama a su amigo Louis-Eugène Rochesson para acabar la armonía. De regreso a París se enteró de que una enfermedad pulmonar provocó la muerte de Prince a los 75 años de edad el 18 de enero de 1932, precisamente el del incendio provocado de la iglesia. No sé si se llegaría a enterar antes de expirar o si, por el contrario, el hecho agravó su estado hasta precipitar su muerte.

0 argazkirik gabekoa

A continuación se citan los interpretes que, con tanto cariño, desea Jesús Díez Sáenz de la Fuente que recordemos y homenajeemos con ocasión de la reinauguración del actual órgano de san Jorge.

  1. Victoriano Larrarte Aspiroz (Ibarra, 1888 – ¿?, 1942).

Eximio organista de quien se decía que hacía hablar al órgano. Fue el organista de la parroquia desde comienzos del siglo XX (ca. 1913) hasta su fallecimiento el 15 de diciembre de 1942. Fue una etapa dorada para el órgano, periodo que coincide prácticamente con el del sacerdote Jenaro Oraá Mendia al frente de la parroquia (1906-1934).

Victoriano, junto con María Alcorta la profesora que dirigía el coro de mujeres, asistida en los últimos años por Eloisa Villanueva, formaron un magnífico coro mixto parroquial que llamó la atención por su extraordinaria brillantez y que complementaba a la perfección el excelente órgano que estaba, entonces, en perfectas condiciones.

Ambos eran santurtziarras de adopción. Victoriano Larrarte había nacido en Ibarra en 1888 y María Luisa Alcorta Alcorta en Azkoitia en 1868, aunque residía en Santurtzi desde 1895. Dedicaron los mejores años de su vida a la parroquia de San Jorge, la única existente en nuestro municipio desde sus orígenes hasta 1955. Lástima que el paso de los años haya hecho casi olvidarles pues ya son contadísimas las personas que les recuerdan, ya que fallecieron en 1942 y 1945 respectivamente, pero la restauración del órgano se presta a tributarles un merecido homenaje.

Esquela de Victoriano Larrarte

  1. José Larrarte Aspiroz (Ibarra, 1881 – Santurtzi, 1966).

Fallecido Victoriano Larrarte, se hizo casi automáticamente cargo del funcionamiento del órgano su hermano José, cariñosamente conocido en el pueblo como don Pepe. José Larrarte Aspiroz nació en Ibarra en 1881 y falleció en Santurtzi en 1966.

José Larrarte atendía con asiduidad, aparte de la formación de coro de tiples, sus funciones como organista que requerían una dedicación constante ya que el órgano se tocaba durante la misa mayor (a las 10:00 h) de todos los domingos y fiestas de guardar del año, durante las funciones de tarde (rosario y novenas) de los domingos y fiestas así como en las “horas santas” de la tarde de todos los jueves del año.

Grande era la exigencia y dedicación que se pedía al organista y que el bueno de don Pepe trató de cumplir puntualmente, si bien cuando las ocasiones lo requerían, como funerales de primerísima categoría (en que se interpretaba la obra del compositor italiano Lorenzo Perosi) y misas mayores particularmente solemnes en las grandes festividades, solicitaba la colaboración del organista de la capilla del hospital de san Juan de Dios que dominaba con más soltura las artes del órgano e incluso, en algunas ocasiones, la de Segundo Matute, al que luego nos referiremos.

El clero parroquial y el Ayuntamiento, aun comprendiendo y agradeciendo la excelente disposición de José Larrarte, vieron la necesidad de disponer de un organista profesional, al estilo del añorado Victoriano Larrarte. Así pues, en 1946 lo solicitaron al Obispado de Vitoria (diócesis a la que pertenecía Santurtzi en aquel momento).

No podemos dejar de mencionar que, en 1963, el Ayuntamiento decidió denominar una calle con el nombre de Hermanos Larrarte para perpetuar su recuerdo. En la siguiente fotografía, fechada hacia 1930, aparecen los tres hermanos. El sacerdote que está de pie, a la izquierda, es Justo, y en esa misma fila, la central, los dos personajes de la derecha son Victoriano y José.

Hermanos Larrarte

  1. Guillermo Elordi Egaña (Barakaldo, 1904 – Santurtzi, 1973).

Natural de Barakaldo, era todavía relativamente joven cuando llegó a Santurtzi en septiembre de 1946 procedente de Salinillas de Buradón (Araba) donde solo estuvo un año. Antes había ejercido seis años en la localidad de El Cerro de Andévalo (Huelva) a donde había sido exiliado como consecuencia de uno de tantos juicios de depuración de los que tampoco se libraron los eclesiásticos vascos. El 5 de noviembre de 1937 se le declaró libre en juicio pero se le desterró a Huelva. Quizás la ejecución de la sentencia no fue inmediata o el tiempo de exilio fue menor o existe algún error en la información puesto que en 1940 estaba como organista en San Vicente de Barakaaldo, influyendo decisivamente en la creación de la Schola Cantorum ese mismo año.

En cualquier caso, con su llegada a Santurtzi se notó nuevo esplendor en el órgano parroquial y el coro reinició sus esfuerzos para solemnizar las funciones parroquiales. Apenas dos meses después, el 8 de diciembre, durante la celebración de la Inmaculada Concepción, se volvió a interpretar la primera misa pontifical de Perosi con tal extraordinaria brillantez que hizo recordar tiempos pasados.

A este renacimiento también ayudó el Orfeón Santurzano, cuarenta voces salidas principalmente del Patronato Santa Eulalia y dirigido por Segundo Matute. Y, en aquellas solemnidades en las que se cantaba alguna aclamada obra de Perosi, no faltaba el concurso como director del coro mixto parroquial de Ignacio Aretxabaleta Goikoetxea, organista de Santa María de Sestao, director de su magnífico coro parroquial y fundador del Orfeón, que también tocó nuestro órgano en alguna ocasión señalada.

Su nombramiento como organista de san Jorge incluía ejercer como capellán del colegio de las Hijas de la Cruz en cuya capilla celebró misa siempre, a lo largo de veintisiete años, hasta el mismo día de su repentino fallecimiento la mañana del 24 de diciembre de 1973.

guillermo-elordi

  1. Segundo Matute Pascual (Santurtzi, 1918 – ¿?, 1996).

Para concluir, nos falta glosar la figura de Segundo Matute Pascual, que sustituyó al precedente en sus funciones de organista en una época de tiempos cambiantes, siendo párroco Luis Pinedo Murga tras la temprana muerte de su predecesor, José María Iruretagoyena, en 1970.

El recuerdo de Segundo Matute está aún vivo en la actualidad. Ejerció de organista con toda fidelidad y rigor. Fue muy exigente con sus cantores y orfeón, como ellos mismos lo han aseverado en muchas ocasiones, en cada uno de los oficios en los que tocó el órgano aunque, sin duda, muchas menos que sus predecesores en el cargo debido a la reforma de la liturgia católica tras el Concilio Vaticano II.

Durante esta etapa hay que mencionar también las intervenciones de sor Pilar (del Patronato Santa Eulalia), así como de Miren Rojí, Juanita Mendizabal y, particularmente, del sacerdote Santos Gil que, aun desde tiempos de Segundo Matute pero, sobre todo, tras su fallecimiento, ha actuado con más frecuencia en eucaristías y funerales, tratando de suplir con la más encomiable voluntad la falta de organista oficial hasta que fue destinado a una parroquia de Portugalete.

miren-roji-al-organo

El último párroco de san Jorge que convivió con Segundo Matute fue Iñaki Maguregui, entre septiembre de 1991 y septiembre de 1996 cuando fue destinado a otra parroquia. A finales de ese mismo mes, falleció inesperadamente Segundo Matute. Con el cambio en el rectorado de la parroquia y el triste fallecimiento del organista los esfuerzos realizados por Inaki Maguregui en pro de la reparación del órgano quedaron malogrados.Segundo Matute,director

Y han tenido que pasar veinte años para conseguir, con un elevado desembolso y gracias a la iniciativa, entusiasmo y empuje empeñado por la coral Lagun Zaharrak, la ansiada reparación y restauración del ya centenario órgano Henri Didier por maestros organeros guipuzcoanos, concretamente el maestro organero Alejandro Turanzas.

Concluyo la entrada con las sentidas palabras de Jesús Díez: “Me ha parecido de justicia recordar las figuras de los artistas que hicieron posible oír los acordes del magnífico órgano haciendo las delicias de los fieles santurzanos, contribuyendo a dar sentido y vida a los actos religiosos”.

Adenda:

En la ceremonia de inauguración y bendición de su renovación, el maestro organista que estrenó el órgano ha sido Pedro Guallar Otazua, natural de Bergara. Con una amplísima formación en la materia, es profesor de órgano, piano y armonía en el Conservatorio Juan Crisóstomo Arriaga de Bilbao desde 1981, además de un destacado intérprete y compositor. Es organista en dos iglesias en Algorta y Las Arenas.

organista

Read Full Post »

portada 2

Continuamos con la historia de las bandas de música en Santurtzi…

Comentaba en la entrada anterior que la banda municipal de música quedó disuelta a finales de 1936 en plena guerra civil. El ejército faccioso ocupó nuestro municipio el 22 de junio de 1937 y el nuevo Ayuntamiento franquista se constituyó dos días después. El director de la banda de música, Fermín Fernández Chalar, había permanecido residiendo en Santurtzi, cobrando dos tercios de su sueldo como excedente forzoso, pero para agosto de 1937 ya se había trasladado a su Estella natal.

El nuevo Ayuntamiento franquista no planeó reconstruir la banda de música sino crear una banda de tambores y cornetas para que las organizaciones juveniles de Flechas y Pelayos y los hombres de la denominada Segunda Línea pudiesen desfilar marcialmente en esos alardes tan del gusto del régimen. Así pues, solicitaron a Fermín Fernández Chalar que regresara, se reintegrara en su puesto de trabajo y organizara esa banda así como una academia de solfeo. Pero el director no aceptó y renunció a su puesto. Para ocupar el cargo de director de la banda de tambores y cornetas de la Legión Juvenil, así como para instruir en solfeo y temas afines a los jóvenes del municipio, el Ayuntamiento designó a Victoriano Larrarte, organista de la parroquia de San Jorge.

En lo que concierne a los bailes en el parque, estos estuvieron prohibidos durante toda la guerra civil. Al concluir, el 1 de abril de 1939, comenzaron poco a poco a permitirse de nuevo. Ese mismo año se celebraron bailes amenizados musicalmente gracias a una radio y sus correspondientes altavoces, como durante el periodo inmediatamente anterior al comienzo de la guerra, con la banda suspendida. El servicio (un determinado número de días a la semana) lo ofrecía un particular a cambio de un canon que debía pagar al Ayuntamiento. Así transcurrieron los difíciles años de la posguerra, los años del hambre.

Puntualmente se celebraron conciertos de bandas de música (de otros municipios, militares, etc.) contratadas al efecto para tocar en días señalados, las fiestas patronales. Como este procedimiento no resultaba ni práctico ni barato y, por otro lado, no había ninguna intención de resucitar una banda municipal de música, en 1947 se resolvió establecer un calendario de fiestas de verano y convocar un concurso para que una misma banda actuara todos los domingos y días festivos. Se adjudicó a la Banda Particular Bilbaína dirigida por Aureliano Martínez Aguirre, a la que se le renovó el contrato en 1948.

Para el bienio 1949-1950 se volvió a convocar un nuevo concurso en el que la Banda Particular Bilbaína se vio superada por la Unión Musical Vizcaína, dirigida por Antonio Sáez Rojo, porque esta última garantizaba que todos sus miembros actuarían perfectamente uniformados que, para el Ayuntamiento, era una  condición indispensable.

En esta agrupación musical participaban muchos músicos que años antes habían pertenecido a la antigua banda municipal de música. Se había constituido en Bilbao en 1948 y fue reconocida y autorizada a comienzos de 1949. En 1986, siendo su presidente Juan Cruz Braceras Negrete, renovó sus estatutos y trasladó su sede a Santurtzi denominándose en lo sucesivo Agrupación Musical Unión Musical Vizcaína de Santurce y, ya en la actualidad, Banda de música de Santurtzi / Santurtziko Musika Banda “UNION MUSICAL VIZCAINA”.

De sus primeras décadas José Miguel Medrano Agirre me ha facilitado las siguientes fotografías:

1951

1954

1970

De todos los intérpretes de esa época, se recuerda, con especial cariño, al saxofonista Gaspar Arribas Martínez, hermano del que fuera el último alcalde republicano de Santurtzi, Mariano Arribas Martínez (07-03-1936 # 24-06-1937).

Gaspar Arribas Martínez (músico) 1.984-02-04 - copia

Entre 1997 y 2000 la banda de música pasó por momentos muy duros y estuvo casi al borde de la desaparición debido a la falta de apoyo del Ayuntamiento. Sin embargo, consiguió salir adelante. En la actualidad, está compuesta por 40 intérpretes, algunos de los cuales son músicos profesionales con dilatada experiencia en la escena musical de Bizkaia.

Su director desde 1990 es el santurtziarra José Miguel Medrano Agirre. Dos han sido los objetivos que se ha marcado durante todo este tiempo. En primer lugar, abrir el grupo a todo el municipio, colaborando con casi todas las asociaciones culturales de la localidad. En segundo lugar, fomentar el relevo generacional para que la agrupación musical perviviese. En este sentido, la Escuela de Música de la localidad, creada en 1979, debe ser, a juicio de su director, la base fundamental de la banda se sustente. Como resultado, a día de hoy, la mitad de los intérpretes son de Santurtzi y hay una gran dosis de juventud.

Santurtzi Musika Eskola

En la última década, con la colaboración del Ayuntamiento y el Serantes Kultur Aretoa, la banda ofrece conciertos abiertos al público en distintas instalaciones de Santurtzi a lo largo de todo el año, aunque en opinión de muchos santurtziarras  el número de actuaciones debería ser mayor. Además de contar con un repertorio variado, en los últimos años también ha colaborado con solistas, grupos de rock y distintas agrupaciones vocales. Sus espectáculos, como el ya clásico concierto durante las fiestas del Carmen, tienen una acogida extraordinaria por parte del público santurtziarra.

Por su dilatada experiencia musical y su extraordinaria labor, la banda de música ha sido reconocida en el municipio en varias ocasiones, recibiendo los siguientes galardones: el Premio Santurtzi 2012 y el Premio Sardina de Plata 2016. Así mismo, su actual director, José Miguel Medrano Agirre, ha recibido, este año, el Premio Santurtzi a toda una trayectoria de 25 años al frente de la banda, aunque ya formaba parte de la misma desde 1984.

Y a mí, sorprendido por la inexistencia de un logo que la identifique corporativamente, se me ha ocurrido homenajearla diseñando uno que espero que les guste.

nuevo logo banda

Para finalizar, un listado de los sucesivos directores de la banda de música entre 1949 y 2016, que espero mejorar con vuestra colaboración:

  • 1949-19?? – Antonio Sáez Rojo
  • 19??-19?? – Manuel Hueda de Icaza (que también fue subdirector de la de Portugalete)
  • 19??-19?? – Félix Beitia
  • 19??-1990 – José Luis Castro Peña

  • 1990-2016 – José Miguel Medrano Agirre, a quien agradezco su cooperación para la realización de esta entrada.

Para finalizar, una fotografía de la Unión Musical Vizcaína que me ha facilitado (15 de noviembre de 2016) Elena Ortiz, una de las asistentes a la conferencia sobre genealogía del sábado 12 de noviembre,  en la que puede identificar a algunos de los componentes. En la fila inferior: primero por la derecha, (helicón) Victor; segundo (trompeta), Carmelo Abel Ruiz Rodríguez; quinto (saxofón), Lorenzo Ruiz Salazar (padre del antes citado); sexto (director) Antonio Sáez Rojo; séptimo (bombo), Sendín. En la segunda fila: segundo por la derecha (clarinete) y el más joven del grupo, José Luis Ormazabal León (padre del director de la Coral de Bilbao). Tercera fila: primero por la derecha (trombón de varas), Juan Ormazabal León.

clipboard01

Read Full Post »

portada 1

Este año se cumplen 140 desde la creación de la primera banda de música de la que se tiene constancia en Santurtzi y 30 desde la inscripción, un 18 de agosto, de la Unión Musical Vizcaína, la actual banda de música de Santurtzi, en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco. Así pues, se me presenta una magnífica oportunidad para tratar este interesante tema que, por razones de espacio, voy a desarrollar en dos entradas consecutivas.

En el último cuarto del siglo XIX, el Santurtzi de la Belle Époque no podía concebirse sin disponer de una banda de música (agrupación musical formada básicamente por instrumentos de viento y percusión) que amenizara las fiestas, que no se entendían sin música y bailes, sustituyendo al tradicional músico tamborilero, para deleite de vecinos y forasteros. Y en ese contexto debe de nacer la banda de música La Santurzana, que se constituye hace 140 años, el 20 de junio de 1876, como asociación musical cuyo primer presidente fue Claudio Murrieta Cabieces, que unos años después sería alcalde del municipio. Sin embargo, me extraña que este dato, tomado del primer volumen de la Historia de Santurtzi de J. Víctor Arroyo Martín, no se cite en el inédito y documentado trabajo de investigación realizado por Jenaro Urtiaga sobre las bandas de música en Santurtzi.

Según nos cuenta Jenaro Urtiaga,  hacia 1880 las bandas de música que se contrataban al efecto (de otros municipios, bandas militares, etc), ofrecían numerosos conciertos veraniegos en la entonces plaza pública del casco de Santurce, la plaza del solar o del común, denominada entonces plaza de la Constitución y hoy de Juan José Mendizabal. Su escenario era un estrado o plataforma de madera elevada, desmontable, próxima a la iglesia de San Jorge, a la parte eliminada de su pórtico y sin techumbre que protegiera a los músicos de las inclemencias del tiempo. Precisamente, cuando llovía, banda y público se resguardaban bajo el pórtico y continuaban con la diversión, que ocasionó más de una queja por parte del párroco de San Jorge.

Kiosko Iglesia San Jorge en 1900 (probable) lado norte

En 1885 el Ayuntamiento comenzó a valorar la posibilidad de organizar una banda de música municipal, aprovechando que el coronel del Regimiento de Infantería de África, que tenía alguna relación con Santurtzi, le ofreció la posibilidad de adquirir algunos instrumentos sobrantes de la banda de música del regimiento. El Ayuntamiento aceptó la propuesta y adquirió a mediados de octubre de 1885 dos bajos, tres fliscornos, tres cornetines, tres trombones, un barítono, un bombardino, un requinto, tres clarinetes y dos saxofones por 275 pesetas. Con estos instrumentos se podía formar el embrión de una banda de música. Los demás (flauta, trompa, trompeta) llegarían poco a poco y el bombo, tambor y platillos eran de fácil adquisición. Solo faltaba encontrar a los intérpretes.

Desde que el prócer local Cristóbal Murrieta regalara un órgano para la iglesia de San Jorge en 1852 no faltaba en el municipio un organista, empleado del Ayuntamiento, contratado al efecto. En 1882 se había hecho cargo del puesto el navarro Antero Puy [o Puig] Mendiri que, además, era profesor de música y enseñaba canto a los niños del coro de tiples. El Ayuntamiento, una vez adquiridos los instrumentos, encargo a Antero Puy que enseñara solfeo y el manejo de los instrumentos a una veintena de jóvenes del municipio. Como auxiliar para enseñar a los nuevos músicos se encontraba Domingo Amestoy, maestro de instrumental. En 1886 el Ayuntamiento cesa a Antero Puy como director y profesor de la naciente banda de música para que se dedicara en exclusiva a su labor como organista en San Jorge.

Pero la banda de música recién constituida presentaba un problema al estar constituida por músicos aficionados que no tenían dedicación exclusiva. No podían abandonar sus respectivos trabajos para tocar en determinados días que no eran fiesta de carácter oficial. Así que, el Ayuntamiento, después de discutir la cuestión, resolvió disolver la recién creada banda de música municipal.

Desde ese momento, otras bandas de música animarán las fiestas, contratadas mediante un convenio municipal como el que se estableció en 1890 con La Santurzana por el que el Ayuntamiento, en atención a favorecer los intereses de los músicos aficionados de la localidad, y perseverante con las condiciones que hasta la fecha ha venido dispensando desde su fundación… acuerda contratar a la banda de música, representada por su director, con arreglo a una serie de condiciones. De todas ellas me parece interesante destacar las siguientes:

– La banda de música se compondrá de, al menos, 12 músicos, incluido su director que actuará como representante de la misma ante el Ayuntamiento.

– Ningún músico podrá, durante el tiempo que dure la contrata, abandonar la banda o dejar de tocar sin motivo justificado, dejando, en cualquier caso, su instrumento en beneficio de la banda.

– El director podrá incorporar a nuevos intérpretes para completar la banda o para sustituir a los músicos que se den de baja, siendo preferible que estos sean de la localidad.

– Cada sesión constará de 6 números musicales como mínimo, con intervalos de 15 minutos de descanso.

Se detallan, además, las fiestas en las que se requerirán los servicios de la banda de música. A modo de ejemplo, en 1897, la banda de música actuó en las siguientes 23 ocasiones, en el Concejo de Santurce:

1

El carácter particular de la banda se hace evidente en 1896 cuando el Ayuntamiento pretende nombrar al director, en la persona de Agustín Ortigosa Urquijo. La queja de los músicos fue rápida y por medio de un escrito solicitan al Ayuntamiento que revoque o desista del referido nombramiento puesto que hasta hoy y en lo sucesivo es banda de música particular.

Una de las primeras plantillas de la banda de música que podemos citar es la compuesta por los siguientes intérpretes, músicos aficionados excepto su director (entre paréntesis, sus profesiones, según el censo electoral de 1895):

2

A comienzos del siglo XX, volvemos a encontrar diversas referencias a la banda de música en los libros de actas del Ayuntamiento. Sin embargo, son lo suficientemente imprecisas como para no poder asegurar si se trata de una banda municipal o contratada. A finales de 1901, Agustín Ortigosa proponía al Ayuntamiento formar una banda de música. Su solicitud quedó pendiente de estudio. Mientras tanto, Antero Puy seguía siendo director de una banda, radicada en Santurtzi. El 18 de enero de 1902, el Ayuntamiento acuerda aceptar la solicitud de Agustín Ortigosa para ser nombrado director de una banda municipal de música y oficia a Antero Puy para que presente el inventario de instrumentos musicales (al parecer, de propiedad municipal).

Su primer reglamento se aprueba el 18 de noviembre de 1905 y, en consecuencia con lo dispuesto en el mismo, se debe proceder a reorganizar la banda municipal de música. Así, en 1906, el Ayuntamiento sacó a concurso las plazas de director, subdirector y músicos. Se nombró director a Pedro Crespo al que se le adjudicó un sueldo de 1.500 pesetas. Las obligaciones de su cargo eran las siguientes: actuar, junto con el resto de miembros de la banda de música, durante las fiestas de los diferentes barrios del municipio (pasacalles y procesiones), todos los domingos del año (sobre todo en temporada de verano), en actos oficiales del Ayuntamiento y, además, enseñar a nuevos jóvenes para que engrosaran la banda según fueran aprendiendo y se produjeran bajas.Y así, en la primera procesión del Carmen, en 1907, detrás de la imagen de la Virgen, desfiló la banda de música con su director Pedro Crespo al frente. La única fotografía correspondiente a las primeras ediciones de la procesión marítima en las que aparece la banda de música es la siguiente, inédita hasta ahora, fechada hacia 1910-1912, que me ha facilitado una colaboradora del blog, vecina de Mamariga:

1910-1912

En febrero de 1910 se cesó a Pedro Crespo y se nombró, en su lugar al tolosarra Estanislao Gorrochategui Sagastume, con un sueldo de 1.750 pesetas. Con Gorrochategui al frente la banda de música participó por primera vez en un concurso, organizado por el Ayuntamiento de Bilbao a celebrar en agosto de ese mismo año. Desconozco el resultado. Ese mismo año se decidió que el kiosko de madera desmontable no era adecuado para la categoría que estaba adquiriendo la banda de música y se acordó la necesidad de edificar uno nuevo, más amplio y, sobre todo, cubierto. El relleno del viejo puerto en esos años permitió que el kiosko de música se instalara al otro lado de la iglesia de San Jorge, en donde se había formado un amplio espacio llano que poco después sería destinado a parque público. Las siguientes fotografías están tomadas, al parecer, en 1914:

Kiosko Iglesia San Jorge en 1910 (probable)-2

Romería en 1914 (el kiosko sin construir)

14054635_1131329130222849_173488293_n

La banda de música bajo la dirección de Gorrochategui progresaba en calidad musical y número de intérpretes. Y se vio la necesidad de que el director contara con algún colaborador para asistirle en sus muchas obligaciones. En 1913 se nombraba subdirector y profesor de instrumentos de madera a Daniel Pereda Ayo, que era miembro de la banda, que seguía formada, como siempre, por músicos sin dedicación exclusiva. De esa época tenemos tres interesantes fotografías, las dos primeras tomadas en Mamariga, fechadas entre 1915 y 1917:

Banda de música 1915

Banda de música 1915-3

1917 desfile procesión-2

En 1918 ya se dispone en el centro del recién inaugurado parque de un hermoso kiosko de piedra, el actual, diseñado por el arquitecto Emiliano Pagazaurtundua. Ese mismo año la banda participó en un certamen en Bilbao y debió quedar en un meritorio puesto.

Calendario 2007-2

1924

En 1922 Estanislao Goorochategui dejó su puesto de director de la banda para pasar a ser interventor del Ayuntamiento y fue sustituido por Daniel Pereda, cargo en el que estuvo dos años y al que renunció, así como a su participación en la banda, por motivos laborales. Se nombró en su lugar a Tomás Mancisidor y subdirector a Plácido Hormaechea.

A este periodo corresponden dos buenas fotografías tomadas en 1923:

Banda de música 1923-2

Banda de música 1923

Pero el 31 de agosto de 1924 la banda de música no actuó según lo previsto en una recepción a los reyes porque estos se habían demorado en llegar al Sporting. En consecuencia, el Ayuntamiento destituyó al director y a todos los músicos. Santurtzi se quedaba de nuevo sin banda de música.

Sin embargo, una banda de música era imprescindible y en 1925 se vuelve a conformar después de convocar el correspondiente concurso para designar a su nuevo director, que resultó ser el navarro Fermín Fernández Chalar. Este logró formar una numerosa y espléndida banda en muy poco tiempo. La banda se renovaba sin cesar, nutriéndose de los alumnos que el director formaba. Como subdirector y asistente se nombró a Federico García Vallejo. No obstante, como a lo largo de toda su historia, los músicos no lo eran a tiempo completo, no tenían dedicación exclusiva. A excepción del director (que era considerado trabajador municipal), vivían de sus respectivos salarios, jornales o ingresos procedentes de sus trabajos por cuenta propia o ajena.

Es muy conocida la siguiente fotografía de la banda al completo tomada, al parecer, en 1931:

Banda de música 1931-2

En 1934, en el marco de una difícil coyuntura económica y política, el Ayuntamiento (en realidad una comisión gestora) decidió suprimir y disolver la banda de música. Su director solicitó una excedencia y volvió a su Estella natal. Se inicia un procedimiento contencioso-administrativo entre los miembros de la banda de música que quieren verse reconocidos como trabajadores municipales y el Ayuntamiento que, amparándose en la difícil coyuntura económica y otras consideraciones legales, se niega en redondo.

La labor realizada por la banda de música fue sustituida en 1935 por una radio y varios altavoces portátiles, instalados en el kiosko de música y trasladados a cada barrio en sus respectivas fiestas,  que, además, tenía que sufragar el público asistente a los bailes. La empresa arrendataria de este servicio pagaría 100 pesetas al Ayuntamiento en concepto de canon y estaría autorizada a cobrar 10 céntimos por cada baile. También se contrató puntualmente a otras bandas de música.

En 1936 el Ayuntamiento cambia de signo político y acuerda restaurar la banda de música. Pero la magnífica progresión de la banda bajo la batuta de Fermín Fernández Chalar se truncó definitivamente con el comienzo de la guerra civil. El sábado 18 de julio el concierto tuvo que suspenderse y la banda de música nunca más volvió a reunirse. Los acontecimientos subsiguientes condujeron a su disolución definitiva el 18 de diciembre de 1936.

Para finalizar, un listado de los sucesivos directores de la banda municipal de música entre 1902 y 1936:

  • 1902-1905 – Agustín Ortigosa Urquijo (Herce, 18?? – Santurtzi, 1915)
  • 1906-1910 – Pedro Crespo ()
  • 1910-1922 – Estanislao Gorrochategui Sagastume (Tolosa, 1881 – Santurtzi, 1943)
  • 1922-1924 – Daniel Pereda Ayo  (Santurtzi, 1891 – 1936)
  • 1924           – Tomás Mancisidor de Aquino “el Maño” (Santander, 189? – Vinaròs, 195?)
  • 1925-1936 – Fermín Fernández Chalar (Estella, 18?? – Estella, ¿?)

Y una fotografía que no he conseguido documentar con exactitud:

Banda de musica

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: