Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Planos’

22

He modificado la entrada dedicada a la presencia del topónimo Mamariga en antiguos mapas y cartas marinas añadiendo dos referencias más a la recopilación, gracias a Iñaki Regidor que las ha localizado entre los fondos de David Rumsey Map Collection Database and Blog.

  • La primera es una carta náutica, realizada por el cartógrafo Johannes van Keulen (1654-1715) y editada en 1680 en Amsterdam, titulada Nieuwe Generale Paskaart vande Bocht van Vrankryk Biscaia en Gallissia.

Nieuwe Generale Paskaart vande Bocht van Vrankryk Biscaia en Gallissia 1680

Nieuwe Generale Paskaart vande Bocht van Vrankryk Biscaia en Gallissia 1680 (detalle)

  • La segunda es otra carta náutica, realizada por el cartógrafo Charles Hubert Alexis Jaillot (1632-1712) y editada en Amsterdam en 1693, titulada Carte du Golfe de Gascogne … Costes de France et D’Espagne.

Carte du Golfe de Gascogne 1693-1

Carte du Golfe de Gascogne 1693 (detalle)

Read Full Post »

Arrecifes

La brutal transformación que ha sufrido nuestro litoral en los últimos cien años ha tenido como resultado que se haya olvidado no solo la ubicación exacta de diferentes accidentes geográficos sino incluso sus propios nombres, topónimos que deberían formar parte de nuestra memoria histórica. Es el caso, entre otros muchos, de los arrecifes de Los Palos.

Plano de E. Churruca (2)

Con motivo del Día Internacional del Libro, la Red de Bibliotecas de Santurtzi obsequia este año, hasta agotar existencias, una lámina que reproduce una litografía a dos tintas realizada a mediados del siglo XIX por el pintor José Pérez de Castro (1823-1902). Se trata, precisamente, de una vista de parte de los arrecifes de Los Palos, situados entre La Peñota (gran peñasco que se encontraba próxima al acantilado y sobresalía en pleamar, que ha dado su nombre a la zona limítrofe con Portugalete) y la rada de Santurtzi (al antiguo puerto se le denominaba El Pedregal).

lámina arco peñota

La litografía original se titulaba “Costa de Portugalete”. Que ese paraje se ubique en Portugalete no debe extrañarnos, se trata de un tramo de costa que hasta 1866 formaba parte de la villa jarrillera. Sobre el autor y esta obra en particular se ha publicado una interesante entrada en el blog de la Red de Bibliotecas de Santurtzi, en donde, además, se pueden ver dos litografías más: una versión muy similar y otra vista desde la perspectiva opuesta.

El paraje representado es de difícil localización en la actualidad. En un relato firmado por Juan Cerrateño y titulado “El cuarto mandamiento” se menciona este impresionante arco rocoso: “Otros soldados se dirigían a la playa y a los puntos de la costa denominada Peñota y La Rebollera, desde donde se podía pasar fácilmente a Santurce por las peñas, aprovechando la bajamar y atravesando un túnel natural que hoy está enterrado completamente”. No he podido localizar más información sobre este autor y su obra que la referencia proporcionada en la revista El Abra, publicada en 1928, que se refiere a hechos acaecidos durante el sitio de Portugalete en la III Guerra Carlista (1873-1874). Después el arco desaparece de la historia…

En cualquier caso, esta imagen, junto con otras pocas más, constituyen el escaso testimonio gráfico que se conserva de una costa idílica perdida como consecuencia de los rellenos realizados a comienzos del siglo XX al ejecutarse el proyecto del puerto exterior de Bilbao, ese puerto que, curiosamente, para lo bueno (incremento del tráfico de mercancías, impacto en el empleo, etc.) es el de Bilbao y para lo malo (accidentes, decomisos, etc.) es el de Santurtzi, como habitualmente podemos leer en la prensa actual.

Pero volviendo a sus orígenes, el objetivo de Evaristo Churruca Brunet, director de la Junta de Obras del Puerto de Bilbao desde 1877, era dotar a Bilbao de un gran puerto exterior y, para conseguirlo, había que solucionar el problema de la barra de Portugalete, cosa que se logró gracias al muelle de hierro de 800 m de longitud, concluido en 1887.

Plano del Abra

muelle de hierro

También era necesario construir dos grandes espigones, el rompeolas de Santurtzi (1.450 m) y el contramuelle de Algorta (1.072 m), que enmarcaran la ensenada del Abra y defendiesen de los vientos y las marejadas el estuario y la entrada a la ría. Estos espigones fueron terminados a finales de 1902 y 1901, respectivamente, con muchísimo esfuerzo, pues no olvidemos que el rompeolas tuvo que hacerse dos veces. El primero, levantado entre 1889 y 1894, tuvo que dejarse, debido a los embates de un mar embravecido, como escollera del segundo, ya definitivo y realizado entre 1895 y 1903.

destrucción del primer rompeolas

Y, finalmente, era imprescindible construir en la zona más propicia, para bien y para mal, la más profunda costa de Santurtzi, nuevos muelles provistos de modernas instalaciones, adecuadas a las expectativas que generaba el desarrollo de la industria siderúrgica y el transporte de mercancías y pasajeros.

Para este último proyecto Churruca dedicó tanto esfuerzo y dedicación como para los anteriores y, así, en 1905-1906, se aprobaron sus proyectos y se acometieron, casi de inmediato, las obras de construcción del muelle de atraque de Santurtzi, que llevaría el nombre de la entonces reina Victoria Eugenia. El relleno era imprescindible para la alineación de los muelles y la previsible instalación de vías férreas que permitiesen que el ferrocarril llegara hasta el puerto, aunque se demoró hasta mediados de la segunda década del siglo XX.

Pero ya el año anterior comenzamos a notar la transformación de una pequeña parte del frente costero de Santurtzi. Esta primera fase del relleno se ejecutó durante el mes de marzo de 1904, cuando se rellenó el antuzano de la vieja casa consistorial y de la iglesia de San Jorge. La avenida Murrieta era todavía línea de costa. De todo esto nos ha ilustrado Goio Bañales en su blog Somorrostro, en donde ha publicado magníficas interpretaciones de planos de finales del siglo XIX y comienzos del XX y que yo he aprovechado para ilustrar la entrada dedicada al Santurtzi de fines del siglo XIX.

Puerto S.XIX-9

puerto antiguo e iglesia

D4 (1906)

La segunda fase de relleno, que realizó una empresa holandesa, según tengo entendido, a razón de 6.000 metros cúbicos diarios de arena y otros materiales, comenzó dos años más tarde y el conjunto de las obras se dividió en dos secciones. La primera comprendía el tramo entre la playa de Portugalete y la punta de la Llana en Santurtzi, con una longitud de 1.215 metros y dentro de la cual se incluía el nuevo puerto pesquero, concluido en 1912.

Peñota

Peñota 2

peñota

3 Desde Portugalete a Santurce

Frente costero marea baja

frente costero (2)

junto al puerto hacia 1895

La Llana

Postal 12-2

Santurce relleno

s_0001

draga

Las primeras procesiones marítimas de la Virgen del Carmen se realizaron dentro del área acotada por el dique de contención del relleno que tenía un par de tramos sin finalizar para permitir la navegación a las lanchas traineras santurtziarras.

1907

1907-09

La segunda sección del relleno se iniciaba en la citada punta de La Llana y finalizaba en el rompeolas, con una longitud de 1.285 metros. En la última parte de esta segunda sección se proyectó y ejecutó un muelle de atraque de 640 metros de longitud, con una zona de servicio de 180 m en la que se ubicarían los tinglados y las grúas necesarias. El primer bloque se colocó solemnemente el 6 de septiembre de 1906. Si os fijáis, en las siguientes fotos se pueden apreciar los trabajos de relleno, una grúa que se ubica donde ahora comienza la recién bautizada calle Itsasalde.

Postal puerto y fonda 1-2

puerto antiguo

Obras de relleno en arrecifes

relleno La Llana

Obras en La Llana

A continuación, un antes y un después. La costa original desde la mar a finales del siglo XIX y el muelle Victoria Eugenia desde el Serantes ya en la segunda década del XX.

Panorámica (no está en Amann)

muelle victoria eugenia

Muelle Victoria Eugenia

Este muelle se comunicaría directamente con Portugalete por medio de una zona de 30 m de anchura en la que se instalarían las vías férreas y la carretera.

Sin título2

Relleno 1914 - copia

Clipboard03

puerto santurtzi 1910

relleno 2

El nuevo muelle (actual puerto pesquero) fue utilizado casi sin concluir la superestructura y el relleno. Me imagino que esos años de transición tuvieron que ser difíciles para nuestros arrantzales, desembarcando las sardinas en medio de las obras y transportándolas, como mejor pudiesen, hasta la vieja casa para venta de pescado ubicada detrás de la actual casa consistorial, donde el antiguo cuarto de socorro.

postal 9-3

muelle nuevo

Obras relleno 1

Postal 16-1

Con el relleno del tramo de costa entre la punta de La Llana y el Higarillo desapareció físicamente y sin dejar apenas memoria de su existencia otro peñasco, casi “gemelo” a La Peñota por sus similares características, ancho, grande y próximo a la punta de La Llana pero independiente de esta y siempre visible en pleamar, la peña Angodo. En ella se ubicaron a finales del siglo XIX unas señales verticales para prevenir accidentes de los yates y balandros que durante aquella Belle Époque frecuentaban estas aguas. Sirva este artículo y la siguiente imagen para rescatarla del olvido.

pena-angodo

Concluyo la entrada con unas vistas aéreas de comienzos de los 70 y de 1978 que nos dan idea de la transformación de nuestra costa. Para muchos jovenes santurtiarras es ya casi prehistoria, no en vano han pasado casi 40 años.

frente litoral

Vista aerea 1978

Read Full Post »

22

He modificado la entrada dedicada a la presencia del topónimo Mamariga en antiguos mapas y cartas marinas añadiendo una referencia más a la recopilación, gracias a Iñaki Regidor que lo ha localizado entre los fondo cartográficos del Instituto Geográfico Nacional.

  • Se trata de una carta náutica, realizada por el cartógrafo Claes Jansz Vooght (16..-1696) y editada en Amsterdam en 1695, titulada Nieùwe Pascaart van de Zeekusten van Biscaia en Asturien Tusschen Bilbao en Luarca = Carte Marine de la Coste de Biscaia et Asturien depuis Bilbao Jusqu’a Luarca.

Carta náutica de 1695

Detalle de carta de 1695

Read Full Post »

22

He modificado la entrada dedicada a la presencia del topónimo Mamariga en antiguos mapas y cartas náuticas añadiendo uno más a la recopilación.

  • Se trata de un mapa, realizado por Nicolas de Fer y editado en París en 1705, titulado L’Espagne et le Portugal. Sorprende que, aún siendo un mapa que reproduce toda la península ibérica, aparezca Mamariga, una aldea que en 1705 no tendría ni 100 habitantes.

Mapa de 1705 de Nicolas de Fer

Detalle del mapa de Fer de 1705

Read Full Post »

 

22

He modificado la entrada dedicada a la presencia del topónimo Mamariga en antiguos mapas y cartas náuticas añadiendo una referencia más a la recopilación.

  • Se trata de una carta náutica, realizada por Claes Jansz Vooght y Johannes van Keulen y editada en Amsterdam en 1734, titulada Nieuwe Pascaart van de Zeekusten van Biscaia en Asturien… (en francés, Carte Marine de la coste de Biscaia et Asturien…).

Detalle de mapa de 1734

 

Read Full Post »

Hoy domingo 4 de mayo de 2014, tiene lugar un evento global que se viene realizando anualmente durante el primer fin de semana de mayo desde 2007 para conmemorar la figura de la urbanista e intelectual canadiense Jane Jacobs, nacida precisamente el 4 de mayo de 1916 y fallecida el 25 de abril de 2006.

Jane Jacobs fue una escritora, urbanista y activista americana, que criticó duramente los procesos de remodelación urbana de las ciudades americanas de los años 60. Su obra más importante se titula The Death and Live of Great American Cities y es una brillante e incisiva descripción de la vida en las grandes ciudades, con sus luces y sus sombras.

Curiosamente, esta mujer, cuyo pensamiento ha influido enormemente en casi todas las personas que se dedican a hacer un urbanismo crítico, no tenía formación de urbanista. Se le podría considerar la primera persona que tiene el acierto de hablar de vida cotidiana en el urbanismo, abogando para que los planificadores urbanos saliesen de sus despachos a observar y aprender de los laboratorios cotidianos que son las ciudades.

El Paseo de Jane (Jane´s walk en inglés) es una iniciativa libre y autoorganizada localmente que consiste básicamente en caminar por nuestras ciudades, observándolas y tratando de aprender de la realidad que nos ofrecen, viendo lo que funciona bien y lo que funciona mal en nuestros entornos. Jane Jacobs era una ferviente defensora de que quién mejor conoce el funcionamiento de los barrios, sus problemas y las mejores maneras de solucionarlos son sus habitantes. En 2014, más de 500 ciudades organizan un paseo por sus calles en recuerdo de esta pensadora urbana, especialmente en Estados Unidos, pero también en muchas otras ciudades europeas con notable éxito.

A mí se me ha ocurrido dedicar la entrada de hoy a un paseo virtual por Santurtzi a finales del siglo XIX y principios del XX, el Santurtzi de la Belle Époque, intentando acompañar el texto con imágenes de edificios que hace ya mucho tiempo que desaparecieron. Para hacernos una idea de ese Santurtzi finisecular puede servirnos la lámina realizada por Goio Bañales que hace escasos días regaló con motivo del Día Internacional del Libro la Red de Bibliotecas Municipales de Santurtzi.

01_Copia_de_lamina_DEFINITIVA_MODIFICADA_copiar

También nos serán muy útiles los planos de Oráa de 1888, de Pagazaurtundua de 1901 y de Orbegozo de 1907 que muestro a continuación en la interpretación realizada y publicada por Goio Bañales de los mismos en su blog Somorrostro, actualmente inactivo pero aun así de consulta imprescindible.

Plano de 1888

SANTURTZIBUENO03Plano de 1901

SANTURTZIBUENO03

Plano de 1907

SANTURTZIBUENO03

A fines del siglo XIX, Santurtzi presentaba un aspecto urbano radicalmente diferente al actual, de ahí la sorpresa y el asombro de muchos al ver la lámina anteriormente citada. En líneas generales, se podría resumir con los cuatro versos de una famosa copla, ahora casi olvidada:

Santurce, corral de cabras,
Mamariga, de cabritos,
La Chicharra, de chicharros,
¡Mira que tres pueblecitos!

En efecto, el denominado por aquel entonces primer distrito, el Casco, estaba constituido por tres pequeños núcleos de población, poco distanciados entre si, tres pueblecitos que hacían uno solo:

Santurce, el poblado cercano al puerto, arrimado a la iglesia de San Jorge y escalonado en casas sueltas, de gente distinguida hacia el oeste;

Mamariga, caserío en el altozano oeste, atalaya sobre el Abra, sus moradores eran principalmente gente de la mar que habitaban casas que se distribuían en el alto y en las vertientes hacia Santurce y hacia Las Viñas;

La Chicharra, poblado bajo, al fondo de la rada, hacia el suroeste de la iglesia, poblado por gente sencilla, con una parte señorial hacia Peñota.

sant6

El resto del Concejo eran pequeñas barriadas bastante alejadas (para los medios de la época) hacia el sur y de características más rurales: Cabieces, Villar, El Mello, Cotillo, Repélega y Rivas (estas dos últimas pasarían a jurisdicción de Portugalete en 1933 precisamente por su lejanía y desconexión con el nucleo central de nuestro municipio).

En la sesión del 5 de octubre de 1884 el Pleno del Ayuntamiento del entonces Concejo de Santurce acordó hacer la rotulación de las barriadas del municipio y la numeración de sus edificios. En lo que concierne al Santurtzi actual, de la siguiente manera:

Primer distrito, el Casco:
Calle del Barrio Nuevo (desde 1899 Avenida Cristóbal Murrieta): pares desde la casa de los Sres. Maza hasta el Ayuntamiento; nones desde la casa de José Palacios hasta el Ayuntamiento.
Barrio de la Escuela: desde la casa de Llantada hasta empezar Fontuso.
Barrio de la Chicharra: desde la tapia del jardín de Angoitia hasta la estrada de Coscojales, el número 1 en la casa de Gabriel Escobar.
Plaza del Concejo: la numeración puede empezar por la casa de Gabriel Mendizábal, seguir por las casas de Benigna hasta donde vive Cabeza y terminar en la fonda de León.
Calle Mayor: el letrero puede ponerse en la esquina de la casa de Benigna, empezar la numeración por la casa que habita José Echevarría, los pares, y por la casa del marqués los nones, terminando en las casas de Juana Murrieta y otros.
Barrio de Mamariga: este barrio puede empezar en la casa de José María de Eguiraun, siguiendo por todo el camino hasta la casa de Manuel Calvo. La numeración se hará con los pares a la derecha y los nones a la izquierda.
Camino de la Virgen del Mar: empezará la numeración en la casa de Leonardo Hurtado, siguiendo hasta la ermita.

Estrada de Coscojales
Calle Nueva
Callejón de Capetillo
Portalada de Urquiola o Plazuela del Norte
Portalada del Pelao o Plazuela de Las Viñas
– Callejón donde viven Escarza y Vildósola, que pasa a llamarse Travesía a la Ribera

En 1901 solo había 2 calles reconocidas como tales, la Calle Mayor, que desde la iglesia de San Jorge se dirigía hasta Mamariga (la actual Sabino Arana) y la calle de la Escuela (actualmente Joxe Migel de Barandiaran). Todo lo demás eran campas, viñas y llosas (terreno labrantío cercado, no muy extenso y por lo común próximo a la casa o barriada a la que pertenece) surcadas por caminos y sendas, unas más importantes que otras, que enlazaban las barriadas y los caseríos.

En la obra inédita de Luis Pinedo se inserta una descripción detallada y fidedigna de los tres pueblecitos hacia 1895, más o menos (justo antes de la electrificación del tranvía):

La Plaza (se refiere a la plaza del común, mal llamada Cagonillos): estaba bordeada además de por la iglesia por dos casas seguidas, una muy grande de tres pisos y otra de dos, en cuyo bajo había una taberna; frente a ellas y separando la plaza de la rada, estaba la Fonda (el edificio donde hoy está la Biblioteca Central), gran edificio de muchas ventanas y balcones, vacío casi todo el año. Por la parte que daba al mar la plaza estaba abierta y, dejando a la izquierda tres casas pequeñas más, en una de las cuales estaba la taberna de Mardura, terminaba en Loliso, una rampa natural que entraba en la mar entre las rocas y donde se bañaban en verano, que por ser plano y liso se denominaba lo liso y acabó siendo su nombre propio.

1896

El Poblado: arrancando de la plaza y dejando la iglesia de San Jorge a la izquierda quedaba a la derecha el café de Altube, luego había un solar y después la vieja Casa Consistorial, cayéndose de viejo (la actual se edificaría en 1905). Después un paso estrecho, de unos tres metros de anchura, e inmediatamente el estanco de Liboria, que era al mismo tiempo tienda para todo. Seguía una casa de amplia planta y dos pisos. Pasada la callejuela que se dirigía a Coscojales estaban tres casas hermosas, de tres pisos casa una y amplia terraza a la altura del primero, denominadas “las casas de Zorrilla”. Desde ahí a Portugalete no había más que campas y unos cuantos palacios de gente adinerada que venía a pasar los veranos. Por el lado izquierdo había un pretil que separaba la carretera de la rada y la “casa del pastor” que casi taponaba la vía del tranvía. A esta calle o carretera le llamaban los santurzanos jocosamente el Boulevard. Durante el invierno, en los grandes temporales no se podía pasar por él ya que las olas entraban en la rada y al estrellarse contra el muelle inundaban de agua toda la calle y los bajos de las casas. Muchas veces no estaban seguros ni los primeros pisos cuyos cristales rompían frecuentemente. El tranvía tenia que detenerse a la entrada del pueblo, no había fuerza humana que hiciera pasar a sus caballos por entre las olas (cosa que solucionó la electrificación del trazado).

Santurtzi 1890

La Chicharra: ocupaba el centro de este caserío (agrupación de casas) una de esas casas clásicas de amplio tejado, con simples plantas bajas en los extremos y dos cuerpos centrales de planta y piso a los que se llegaba por escaleras exteriores de madera. Siguiendo la línea de una de las paredes de esta casa, cuatro casitas formaban una callejuela, pasada la cual, un senderillo en suave pendiente ascendente iba atravesando campas hasta un bosquecillo de eucaliptos a cuyos pies manaba una fuente (sería la de Torquillas). Hacia la otra parte, casi formando ángulo con esta callejuela, había otras dos casitas de plata y piso y un poco más lejos estaba la “casa de Antón”, desde donde se podía tomar un sendero que llevaba a otras tres casitas que formaban el barrio de Coscojales. Frente a la primera casa mencionada había una pequeña plazuela bordeada por una pequeña casa que casi tapaba el camino, por la tienda de Potiquín donde lo mismo vendían alpargatas que alubias y ropas de agua para ir a la mar y por el astillero de Félix Izaguirre con quien trabajaba Achurra el de las barbas, donde se construían traineras y botes. Siguiendo el camino hacia la Casa Consistorial, a la derecha estaba la fragua o herrería.

1896-2

Mamariga: para llegar a Mamariga partiendo de la iglesia de San Jorge había que tomar la carretera hacia el Serantes. Casi al principio y a la izquierda, rodeado de una verja, estaba el palacio de los marqueses de Casa Torre. A la derecha, frente a este palacio había un caserón negro con apariencia de macizo donde vivían Basilio y Colayo. Un poco más arriba, metida hacia la mar, estaba la casa de Remigio y junto a ella, por el camino, la casa de los Aldamiz. Siguiendo hacia arriba estaba, separado del camino por una verja, el palacio de los marqueses de Santurce (y no de los marqueses de Murrieta, como he visto publicado repetidamente, confundiendo el apellido del linaje de los primeros con la denominación del título nobiliario de los segundos, que también se apellidaban Murrieta, de ahí el error) que tenía detrás, hasta llegar a las peñas, un magnifico bosque de robles, hayas, abetos y pinos. Cuenta la leyenda que, en este mismo lugar estuvo otrora el palacio al que venía D.ª María Díaz de Haro, la Buena y donde firmó privilegios a Bermeo en 1318. Frente a este palacio, a la izquierda de la carretera un caminito conducía al barrio de la Portalada, compuesto por dos casas pequeñas y una grande de tipo clásico con gran tejado poco inclinado en cuyos extremos había sendas viviendas en la planta baja y en cuyo centro se encontraba, además de otras dos plantas bajas, una escalera de piedra que llevaba a los dos pisos respectivos. Dicen que acaso sea este el primer lugar habitado de Santurtzi.

construyendo el puerto actual

Siguiendo camino arriba hacia Mamariga estaba la casa de los Eguizadu y un poco más arriba a la derecha la de los Murrieta (cuatro hermanos solterones, uno de ellos, Luciano, ciego). Esta casa sería posteriormente conocida como la casa de la parra o la de los Blanco, sus últimos propietarios. Por último, a la izquierda, un gran caserón de sillería que decián que había sido cuartel general de los carlistas en la última guerra.

Llegada aquí la carretera se bifurcaba, seguía por la izquierda del palacio Balparda y por la derecha subía un caminito, llamado de la Virgen. Este palacio, tambien conocido como de Saralegui, deshabitado casi todo el año, tenía un aspecto tétrico, rodeado de una altísima pared de piedra, una imponente puerta de hierro cerraba el jardín o huerto y para llegar hasta ella había que subir una ancha escalinata de piedra, a cuyos pies se encontraba una fuente denominada Cristina.

Desde aquí hasta Mamariga se le llamaba a la carretera “El lugar” (actual calle Mamariga). Subiendo por “El lugar” había primero un caminito a la izquierda que bajaba hacia las viñas y hacia un riachuelo llamado “el regato”, a este camino se le llamada “de las matas”. Subiendo por el otro lado, al terminar la alta pared de los Saralegui había, detrás de una verja, una casa, la de los San Martín. Al otro lado de la carretera una casa de tipo clásico. Un poco más arriba, a la derecha, una viejísima casa cuya escalera exterior terminaba con un balcón con tejado, por el que se entraba en el piso. Luego otra casa con su pequeño jardín y verja.

Aquí la carretera se hacia sensiblemente horizontal y se estrechaba bruscamente porque el estanco-taberna de Josefa y su hija Sandalia (llamado estanquillo de Mamariga) metía una de sus esquinas y casi no dejaba sitio ni para que pasara un carro. Enseguida se volvía a ensanchar la carretera formando la plazuela de la Risquera, rodeada de cinco casas de tipo clásico (¡¡a qué llamará clásico!!). Un poco más adelante se abría una hermosa plaza limitada por los palacios de Perro Paco (también llamado de Monasterio o de Jesusa, la última guardesa) y Mac-Lennan y por la ermita de la Virgen del Mar. A la parte de atrás de la ermita había una explanada con grandes árboles llamada La Atalaya.

mamariga 1915

Más arriba estaba la casa de los Salcedo, también rodeada de verja y frente a ella al otro lado de la carretera varias casas de tipo clásico de mezclaban entre sí formando tortuosas callejuelas (cuya herencia es la caótica numeración actual de los edificios). Allí, junto a la casa de Timoteo Castillo había un pozo de agua del que se surtían, desde tiempos remotos, los pocos labradores-pescadores que componían el barrio.

La carretera continuaba hacia el monte. Al salir de Mamariga por esta carretera se podían ver las casas de Aberasturi y de Urrutia, situadas en un camino que quedaba cortado por una pared de una huerta a la que por eso se le llamaba La Cerrada.

Como se desprende de esta descripción, la trama urbana de Santurtzi en 1895 y la actual son radicalmente diferentes. A veces es muy difícil situar sobre la trama actual edificios del pasado, sobre todo para los que no hemos conocido el Santurtzi anterior a los años 60, cuando el mal llamado desarrollo urbanístico nos hizo perder un buen número de interesantes inmuebles de los que ahora estaríamos orgullosos. Aun así merece la pena pasear por Santurtzi buscando los últimos vestigios de aquellos tiempos, edificios de viviendas ya centenarias que merecen que las dediquemos un momento de atención.

Read Full Post »

Escudo Santurtzi-5 (correcto)

Las últimas noticias publicadas sobre la disputa que Santurtzi mantiene con Zierbena respecto al deslinde de los terrenos ganados al mar en la zona de El Abra desde la ampliación del Puerto de Bilbao en la década de los noventa, así como la creación del nuevo municipio de Igeldo en Gipuzkoa, me han traido a la memoria que este año se cumplen 80 años de la última modificación de los límites jurisdiccionales de nuestro municipio, con la cesión a Portugalete de los barrios de Repélega, Rivas, La Sierra y Galindo en 1933, a la cual no había dedicado una entrada en su momento.

Aunque desde años atras se habían realizado peticiones aisladas por parte de algunos vecinos de estos barrios santurzanos, que tras la división en 1901 del Concejo de Santurce en dos municipios (Santurtzi y Ortuella), se habián quedado aún más aislados del resto del territorio del municipio al que pertenecían, no será hasta 1926 cuando dicha petición se realice con mayor firmeza y de forma conjunta por la mayor parte de sus habitantes.

En efecto, el 26 de marzo de 1926 los vecinos de los barrios santurzanos de Repélega, Rivas, La Sierra y Galindo solicitan su integración en la Villa de Portugalete en razón a su mayor proximidad, puesto que para trasladarse al nucleo urbano de Santurtzi tienen forzosamente que atravesar el termino municipal de Portugalete. La distancia entre esos barrios y el resto de Santurtzi es de cerca de 1,5 km. Constituían lo que en términos geograficos se denomina un exclave, un islote, una parte de territorio de una jurisdicción territorial que está completamente rodeada por el territorio de otra u otras jurisdicciones. Se aprecia perfectamente en el siguiente mapa:

Exclave Repélega y otros

El proceso administrativo se prolongó durante varios años por el rechazo frontal de Santurtzi a perder vecinos y, por tanto, contribuyentes. Finalmente, el 10 de julio de 1933 se sanciona la anexión de dichos barrios a la jurisdicción de la Villa de Portugalete, colmando las legítimas aspiraciones de unos vecinos que hacían su vida en Portugalete (e incluso en Sestao) y en razón a una más racional ordenación territorial, con la finalidad de evitar la discontinuidad de los términos municipales.

Para saber más os recomiendo la lectura de estas dos publicaciones:

  • La incorporación a Portugalete de los barrios santurzanos de Repélega, Rivas, La Sierra y Galindo

Repélega-2

  • Documentos de la anexión de Repélega, Rivas, La Sierra y Galindo al municipio de Portugalete

Repélega-1

Parece ser que el mes de julio es propicio para que sucedan acontecimientos de enorme relevancia en la historia de Santurtzi: la anexión de La Chicharra, Coscojales y Campo Grande (de Portugalete a Santurtzi) en julio de 1866, la separación de Santurtzi y Ortuella en julio de 1901, la segregación de Repélega, Rivas, etc. (de Santurtzi a Portugalete) en julio de 1933. Sin olvidar la fiesta mayor…. La Virgen del Carmen…. el 16 de julio….

Encabeza la entrada el escudo de Santurtzi y finaliza con el escudo de la noble villa jarrilera.

Escudo de Portugalete

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: