Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Farmacéuticos’

simbolo-farmacia

La primera mención que relaciona al apellido Chacón con una farmacia la encontramos en Lamiako (Leioa). A principios de 1926 Ángel Chacón Laiz (1888-1955) abrió la primera farmacia que hubo en ese municipio. Sin embargo, este farmacéutico pronto se trasladó al cercano municipio de Santurtzi. Era una buena oportunidad de negocio ya que, tras el cierre de la farmacia de la viuda de Picatoste, en nuestro municipio solo quedaba una única farmacia, la de Oraá, para atender a una población en crecimiento.

Ángel Chacón Laiz nació el 1 de marzo de 1888 en La Pola de Gordón (León). Hijo de Ildefonso Chacón Rodríguez, farmacéutico, y de María Laiz García. Cursó los estudios de farmacia en Santiago de Compostela, licenciándose en 1913. Antes de trasladarse a Bizkaia ejerció en Santa Lucía de Gordon (León) entre 1914 y 1925, según la investigación realizada por Arantza Saratxaga citada al final de esta entrada. Sin embargo, a comienzos de 1921 ya estuvo en Bizkaia puesto que contrae matrimonio en Ortuella con Teresa Rueda Velasco. Finalmente, en 1926, abrió una farmacia en Leioa entre enero y noviembre de ese año.

En diciembre de 1926 comunicó al Ayuntamiento de Santurtzi que había abierto una nueva farmacia en nuestro municipio, en los bajos del núm. 12 de la avenida Murrieta, y solicitaba la correspondiente inspección. Esta se realizó el 8 de enero de 1927, de manera que la farmacia quedó oficialmente inaugurada ese mismo día, hace 90 años. El Archivo Foral de Bizkaia conserva, entre la documentación histórica depositada por el Ayuntamiento de Santurtzi, un plano de las instalaciones de cuando Ángel Chacón Laiz solicitó la apertura del establecimiento en 1926. Se trata de un plano más completo y detallado de lo que suele ser habitual en este tipo de documentos.

farmacia-chacon

Angel Chacón Laiz estuvo al frente de su farmacia hasta su muerte en Santurtzi en febrero de 1955. A partir de entonces se hizo cargo de la farmacia su hijo, Ángel Chacón Rueda, nacido también en La Pola de Gordón en 1923. Se licenció en Farmacia en Santiago de Compostela en 1953. La transmisión de la dirección de la farmacia se hizo oficial el 13 de octubre de 1956 y ejercería en ella hasta febrero de 1986. Para entonces ya había cambiado de ubicación trasladándose al núm. 18 de la calle Jenaro Oraá a comienzos de 1978. Ángel Chacón Rueda falleció en Bilbao el 15 de febrero de 2010 a los 88 años de edad.

angel-chacon

firma-chacon

Ángel Chacón Rueda participó en una conocida tertulia antifranquista de los años sesenta que desarrollaba un nutrido grupo de heterogéneos personajes en la cafetería La Concordia, situada en una calle perpendicular a la de la estación del mismo nombre, en el centro de Bilbao. Los participantes se solían reunir los sábados a partir de las siete de la tarde y la tertulia duraba generalmente hasta las diez de la noche. Entre los participantes, el farmacéutico Ángel Chacón era conocido, como el cónsul cubano de Santurce.

Era un ferviente admirador de la Revolución Cubana y, en consecuencia, se relacionaba mucho con marinos cubanos que recalaban a Santurtzi. Pronto les invitó a participar en la tertulia animando las conversaciones ya que permitían seguir al detalle la situación en Cuba después de la Revolución. Después del asesinato de Ernesto Che Guevara, los participantes de la tertulia celebraron varias reuniones en el domicilio particular de Ángel Chacón, en la que se leyeron y grabaron diversos poemas dedicados al comandante revolucionario. Sabina de la Cruz grabó un emotivo poema suyo. Blas de Otero grabó algunos de sus poemas como los dedicados a Vietnam, a Tania la guerrillera, al malecón de La Habana, etc.

Como curiosidad, la farmacia Chacón elaboraba una fórmula especial para calvas de la barba. Y durante la explosión del butano la noche del 17 de enero de 1967, la farmacia, que tenía el turno de guardia, permaneció toda la noche abierta.

Pero la relación de esta saga familiar de farmacéuticos con Santurtzi tiene una segunda vertiente en la persona de Miguel Rueda Goicuria, primo de Ángel Chacón Rueda, que abrió una farmacia en la actual avenida Iparraguirre, cerca de su intersección con  la actual calle Itsasalde, en 1956.

miguel-rueda

Posteriormente, en 1968, trasladó la farmacia a un local en José Miguel de Barandiaran, 26 para acercarla al centro de salud recién construido. Su hija Elena Rueda Guantes se hizo cargo en 1990 de otra farmacia (farmacia Alonso) ubicada en las proximidades, en José Miguel de Barandiaran, 18. Pero en 2002 se trasladó a la de su padre, en donde continuó hasta su prematura muerte el 29 de septiembre de 2011.

Parte de la información la he extraído de una obra publicada en 1998, realizada por una compañera de facultad y durante un tiempo también de trabajo, Aranzazu Saratxaga Garai, el Catálogo de Farmacias Tradicionales de Bizkaia.

Y tengo que agradecer la colaboración de Begoña Muñoz en el grupo de Facebook Santurtzi y sus gentes que me informó de un dato fundamental: que las dos sagas de farmacéuticos estaban emparentadas. Gracias al Archivo Histórico Eclesiástico de Bizkaia, que permite consultar en línea los registros sacramentales, y a otras fuentes, he podido construir el siguiente árbol genealógico.

arbol-chacon-rueda

Finalizo la entrada con una interesante fotografía, cedida por la web de fotografías de Santurtzi, de comienzos de los años 60. En ella se puede reconocer a varios médicos, practicantes y farmacéuticos de nuestro municipio: José Alegría Caamaño (médico), Bruno Alegría Corral (médico), Juan Manuel Antuñano López de Bustamante (practicante), Esteban Aramburu Bilbao (médico), Rolando Azcorra (médico), Ángel Chacón Rueda (farmacéutico), José Elejoste Astarbe (médico), Isidoro Fuente Lozano (médico), José María Garrido Lázaro (practicante), Eusebio Juárez Zabalía (practicante), José Luis Lezcano del Río (médico), Miguel Rueda Goicuria (farmacéutico), Juan Ugalde Bernaola (médico).

médicos y farmacéuticos

Tengo que seguir investigando para identificar a varias de las mujeres que, me comentan, son matronas o comadronas y practicantas. De momento reconocemos a Basilisa Herranz Rey (matrona) y Ana María Abadía Castrillo (practicanta).

Read Full Post »

La probablemente última entrada del año en el que hemos celebrado varios cincuentenarios (Café Miramar, Pastelería Eva, Astilleros Zamakona) y otros potentes aniversarios (los 90 años del Hospital San Juan de Dios y los 100 años del Patronato Santa Eulalia) entre otras efemérides, trata de un comercio familiar centenario, de los pocos que han llegado a serlo en Santurtzi, la conocida farmacia Oraá.

No es ahora el momento de hablar de los precedentes con mucho detalle pues la entrada se alargaría en exceso. Eso será en otra ocasión. Pero es necesario mencionar a Manuel Picatoste Sicilia, que en 1872 abría la primera farmacia del municipio en lo que años después se denominaría Avenida Cristóbal Murrieta. Unos años más tarde, Manuel Mas Mas obtuvo plaza de boticario. Instaló su farmacia en el entonces segundo distrito del municipio, en Ortuella, en 1889, trasladándose al primer distrito, a Santurtzi, en 1892, a la calle de Las Escuelas, la actual Joxe Migel de Barandiaran.

Edificio de Pagazaurtundua

En 1914 Manuel Mas traspasó la farmacia a Ignacio Oraá Mendia y desde entonces la farmacia Oraá ha pasado de padres a hijos hasta la actualidad.

Ignacio María Oraá Mendia nació el 10 de octubre de 1887, hijo del ingeniero José Manuel Oraá Aizquibel (el autor del importante plano de Santurtzi de 1888) y de María Ignacia Mendía Mendía, padres, asimismo, del insigne párroco Jenaro Oraá Mendia. De la interesante genealogía de esta familia escribiré en otra ocasión.

Ignacio Oraá Mendia

Pues bien, Ignacio cursó sus estudios de Farmacia en la Universidad de Santiago de Compostela y obtuvo su licenciatura en 1914. Poco después de terminar la carrera compró la farmacia de Manuel Mas y tras los pertinentes trámites, la inauguró como suya el 3 de julio de 1914.

Ignacio Oraá - copia

Al poco tiempo cerró la otra farmacia, la de Manuel Picatoste (ya difunto y que estaba a nombre de su viuda), Ignacio Oraá fue nombrado farmacéutico titular en 1917 y la farmacia Oraá devino la única en el municipio hasta 1926. Ignacio Oraá, que durante 1923-1924 fue presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaia, permaneció al pie del cañón hasta su fallecimiento en 1965, aunque cuando estuvo enfermo se encargó de regentar la farmacia el Sr. Butrón.

Se aprecia algo de la Farmacia Oraá2

Su hijo Ignacio Oraá de la Tejera era también farmacéutico, licenciado en Madrid en 1941, pero desde 1945 ejercía en Bilbao en su propia farmacia, ubicada en Alameda San Mamés. Como no podía hacerse cargo de las dos a la vez la farmacia pasó a estar a nombre de Heredera de Oraá y regentada por Teresa Uriarte Goiricelaya hasta que su nieto Francisco Javier Oraá Sanz terminó la carrera de Farmacia en la Universidad de Navarra en 1976 y pudo ponerse al frente de la misma.

Francisco Javier nació en Onteniente (Valencia) en 1951. Nada más terminar sus estudios adquirió por traspaso la farmacia que había sido de su abuelo y que reinauguró a su nombre el 21 de octubre de 1976. Desde entonces estuvo a su cargo hasta su fallecimiento en noviembre de 2008. Durante su regencia, la farmacia cambió temporalmente de ubicación, pasando de su sede tradicional a otra provisional en la calle Jenaro Oraá mientras duraban las obras de demolición del viejo edificio y edificación del nuevo, entre diciembre de 1985 y diciembre de 1987.

Fachada frontal Farmacia Oraá (antigua)

En la actualidad la saga de farmacéuticos Oraá esta representada por sus hijos, María, Ignacio y Paloma Oraá Morte. Y luce discretamente (demasiado en mi opinión, es algo de lo que sentirse orgulloso y presumir) en el rótulo sobre la puerta de acceso la fecha de 1914 desde hace unos meses.

Fachada frontal Farmacia Oraá

La farmacia Oraá, a lo largo de sus 100 años de vida, ha servido de escuela para numerosos farmacéuticos que como regentes temporales o en prácticas adquirieron ahí su primera experiencia laboral. Antonio Goyarzu, de una conocida familia de la cual también escribiré en su momento, estuvo de regente antes de abrir su propia farmacia en 1968. a su vez, Teresa Uriarte ocupó la regencia durante un tiempo, antes de pasar a hacerse cargo de la farmacia de su padre en Carnicería Vieja, en Bilbao. Como vemos, el oficio de farmacéutico parece ser muy “genealógico”, se transmite de padres a hijos con bastante frecuencia.

Muy importantes en la vida de la farmacia han sido los auxiliares como Unzueta y Pedro de Santiago. Y curiosamente, sus hijos o nietos han “heredado” el puesto de trabajo, manteniéndose también la tradición en este aspecto.

Como curiosidad hay que mencionar que el coro Lagun Zaharrak, del que ya hemos comentado que en 2014 cumple 40 años, nació en esta farmacia, ensayando en sus inicios en la rebotica. Dos aniversarios en 2014 con un nexo de conexión.

Parte de la información la he extraído de una obra publicada en 1998, realizada por una compañera de facultad y durante un tiempo también de trabajo, Aranzazu Saratxaga Garai, obra que no conocía y que gracias a Tomás Fernández Hernando he podido consultar: Catálogo de Farmacias Tradicionales de Bizkaia.

La caricatura de Ignacio Oraá está tomada del libro Imágenes de la historia de Santurtzi, en donde podréis encontrar otras muchas realizadas por P. Rojí.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: