Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Usos y costumbres’

Con motivo del 50 aniversario de la inauguración del monumento a la sardinera, el Ayuntamiento organizó en 2014 una fiesta popular, el primer Sardinera Eguna, con vocación de perdurar en el tiempo con sucesivas ediciones. Y así, cada año se aprovecha la jornada festiva para homenajear o reivindicar algún aspecto relacionado con la memoria histórica, con nuestro pasado marinero.

Hace dos años, en 2015, se aprovechó la segunda edición para recuperar un elemento muy importante dentro del patrimonio etnográfico santurtziarra: la amplia cesta que llevaban las sardineras sobre sus cabezas, de la que, desgraciadamente, no se conserva ningún ejemplar original en nuestro municipio.

El año pasado, aprovechando que se conmemoraba el centenario de la construcción de la actual sede de la Cofradía de Pescadores de San Pedro, la Casa para Venta del Pescado, se realizó un homenaje a todos nuestros arrantzales representados por su Cofradía de Pescadores, entidad que, durante el último siglo, ha sido un referente en la vida del municipio.

Este año el acto más relevante de la jornada será la recreación de un aurresku de honor bailado por mujeres el 11 de septiembre de 1921 para rendir tributo a los bogadores del pueblo que ganaron una de la primeras regatas del Abra.

Dos actividades tradicionales, las danzas y las regatas, se unen en un acto que, este año, además, tiene una significación especial pues se celebra el cincuentenario de la creación del actual club de remo que acaba de ascender de categoría, a la liga ACT.

El programa de actividades, amplio y variado, culminará con una típica sardinada a las 19.30 horas.

Anuncios

Read Full Post »

Las Jornadas Europeas del Patrimonio se celebran desde 1991 por iniciativa del Consejo de Europa en colaboración con la Unión Europea. Tienen como objetivo fundamental establecer una conexión entre la ciudadanía y su patrimonio. Visitas guiadas, rutas e itinerarios, conferencias, exposiciones, conciertos y otras manifestaciones culturales pretenden que el visitante se identifique con el lugar visitado, se reconozca en él, lo valore y promueva su conservación.

Como cada año, las Jornadas Europeas del Patrimonio cuentan con un tema, un hilo conductor que trata de dar unidad a las numerosas actividades que municipios, museos, asociaciones, empresas e incluso particulares ofrecen en Bizkaia. En esta ocasión tienen como tema central la construcción de nuestros paisajes culturales, en cuya conformación a lo largo del tiempo han intervenido factores naturales y humanos, procesos de gran complejidad y cuya comprensión hace necesaria una perspectiva territorial.

Las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Santurtzi son, como siempre, muy interesantes:

Las visitas guiadas a la desembocadura de la ría y el Abra tendrán lugar los sábados 7 y 21 de octubre y comenzarán a las 10 de la mañana. Para apuntarse se puede acudir a la Oficina de Turismo, en el puerto pesquero, enviar un correo electrónico a turismo@santurtzi.eus o llamar al tfno. 94 483 94 94.

Read Full Post »

Los banderines turísticos son objetos decorativos, aunque algunos de dudoso gusto, que estuvieron de moda en los años 60 y 70 del pasado siglo. Se podían encontrar a la venta en las tiendas de recuerdos o souvenirs de casi todos los pueblos junto a los abanicos, bolígrafos, llaveros, flamencas, toreros, platos de loza, las habituales postales y otros objetos más o menos curiosos.

Los banderines nacieron a finales del siglo XIX en los Estados Unidos en el ámbito deportivo. Son los denominados pennants. Como ejemplo, el banderín conmemorativo del Club Deportivo Santurtzi.

Unas décadas después, con el desarrollo del turismo, comenzaron a fabricarse con el objetivo de servir de souvenir y, a la vez, promocionar las bondades de las localidades a las que hacían referencia. Con forma de triángulo isósceles, de unos 25 o 30 cm de longitud y con acabado plastificado, presentaban escenas costumbristas acompañadas generalmente de una leyenda alusiva a la localidad encabezada por la expresión Recuerdo de… y el blasón del municipio o de la provincia. Los había también de mejor factura, elaborados en algún tipo de textil sintético o fieltro, pero el efecto era similar.

Santurtzi no fue ajeno a esta moda y se fabricaron diferentes modelos de banderines que en la actualidad se han convertido en objeto de coleccionismo. He podido documentar los siguientes, de más antiguos a más modernos:

  • Banderín con la representación de la estatua de la sardinera y el mismo modelo de escudo heráldico. Leyenda: Santurce.

  • Banderín con la imagen de la Casa para venta de pescado al fondo y escena típica (asando las sardinas en la paila). Leyenda: Las sardinitas y Santurce. Hay banderines que presentan variaciones de color sin cambiar el diseño.

  • Banderín con imagen panorámica del puerto de Santurtzi de los años 20 o 30 del siglo XX. Leyenda: Bar-restaurante El Puerto y Santurce. No he conseguido identificar con seguridad la bandera que aparece en el vértice.

  • Banderín con dibujo que representa la ría entre Bilbao y el Abra. Leyenda: Desde Santurce a Bilbao, el comienzo de la conocida canción. En Santurtzi aparece una sardinera y un edifico que no consigo identificar.

 

  • Banderín plastificado que incluye una conocida tarjeta postal con la fotografía de la estatua de la sardinera. Orla heráldica y escudo de Vascongadas (Bizkaia, Gipuzkoa, Araba y Navarra unidas en una misma composición heráldica, en pleno franquismo). Leyenda: Santurce.

  • Banderín plastificado similar al anterior pero con una tarjeta postal diferente. Orla heráldica y escudo de Vascongadas en el vérticeLeyenda: Santurce.

  • Banderín plastificado similar al anterior. Cambia el diseño del escudo y omite el término Vascongadas. Leyenda: Santurce.

  • Banderín plastificado con otra conocida postal de los años 60 y escudo franquista sobre banderas de diversos países europeos y los EE. UU. Leyenda: Santurce y España. Existen dos versiones similares.

  • Banderín plastificado con fotografía del puerto pesquero también empleada en tarjetas postales. Incluye un elemento típicamente costumbrista, una pareja danzando.  Leyenda: Santurce.

  • Un grupo de  banderines que incluyen imágenes fotográficas, también reproducidas en tarjetas postales, de la típica escena de asar sardinas en la paila del restaurante Hogar del Pescador, popularmente conocido como Mandanga. En los tres modelos aparece la orla heráldica y el escudo de Vascongadas, con o sin este término, en el vértice. Leyenda: Recuerdo de Santurce.

  • Un ejemplo singular es el banderín recortable fabricado en papel y editado en Barcelona en 1969 por Ediciones Toray. Formaba parte de una edición dedicada a los escudos provinciales aunque en nuestro caso, como solía ser habitual, confunden Bizkaia con Bilbao. Aun así, me parece un diseño bastante presentable que incluye una imagen que sin duda es el puerto de Santurtzi con la estatua de la Virgen del Carmen.

  • Finalmente, un modelo que incluye varias imágenes fotográficas, entre ellas la del puerto de Santurtzi. Leyenda: Bilbao.

Si alguien conoce algún otro modelo o tiene imágenes con más calidad le agradecería que me las hiciera llegar.

 

Read Full Post »

Aprovechando que hoy se celebra San Pedro, patrón del barrio de Kabiezes, se inaugura un nuevo equipamiento deportivo, el carrejo de bolos a cachete, una modalidad deportiva propia del Valle de Somorrostro y Barakaldo, que coexistía con la modalidad de pasabolo. Casi se había extinguido, pero desde hace unas décadas está resurgiendo con fuerza de sus cenizas.

Sobre este deporte hay bastante bibliografía. Es imprescindible consultar Bolu jolasa Katxete erara de Enrique Ibabe y Juana Lujanbio, publicado en 1987 y Juegos de Bolos tradicionales: Valle de Somorrostro y Anteiglesia de Barakaldo de Carlos Glaría, publicado en 1988.

El Centro Trueba Zentroa, evidentemente, ha investigado el tema y ha editado diversas publicaciones al respecto entre las que cabe citar dos números de un boletín específico en julio (no he encontrado enlace) y diciembre de 2012, que merece la pena consultar. También está estudiando la relación existente entre las diferentes modalidades del juego de bolos en la cornisa cantábrica. No he podido consultar aún el trabajo realizado por el bolari Juan Ramón Leiba, presidente de la Asociación de Clubs de Bolos a Katxete, que se ha editado recientemente.

Esta entidad junto con la asociación cultural Punta Lucero de Zierbena han sido los impulsores del Katxete Eguna, que se celebra desde 2012, con la intención de que esta modalidad perdure y se revitalice en Zierbena y, por extensión, en todo el Valle de Somorrostro.

Este tema ha sido tratado en El Mareometro en varias entradas: Bolos a cachete en Portugalete (1) y (2) que cito aquí porque en ellos se hace referencia a Santurtzi (no olvidemos que Repélega fue parte de nuestro municipio hasta 1933).

El blog de la Red de Bibliotecas de Santurtzi también ha dedicado varias entradas a este deporte autóctono: una de carácter general y otra dedicada específicamente a la modalidad de cachete.

De la hemeroteca de Iñaki Cítores he rescatado esta noticia publicada en El Correo el 15 de septiembre de 1984, una de las últimas ocasiones en las que se jugó a los bolos a cachete en el antiguo carrejo de Kabiezes, que desapareció, al parecer, en 1990.

En 2015, cuatro vecinos impulsaron la creación de un nuevo carrejo de bolos a cachete que, finalmente, se ha construido en el parque Ranzari. En la noticia publicada en El Correo de la Margen Izquierda el 19 de marzo nos proporcionan abundante información de los promotores de esta iniciativa que recupera otro aspecto más de nuestra memoria histórica.

Con tanta información pocas novedades puedo aportar. Los bolos a cachete son una reminiscencia de un mundo rural que fue perdiendo espacio ante el empuje de una sociedad cada vez más urbana en la que la industria se convirtió en la principal actividad económica. El proceso de urbanización del municipio, la reducción de los espacios rurales y los cambios en los modos de vida condujo a la desaparición de la mayoría de los carrejos que se ubicaban en los campos (plazas públicas) y las eras de trillar de los núcleos rurales en nuestro municipio.

De su existencia y tradición en Santurtzi tenemos algunas referencias a finales del siglo XIX. En 1889 Francisco Arsuaga Mundubat solicitaba permiso al Ayuntamiento del entonces Concejo de Santurce para poner un carrejo de bolos público en el campo de la Virgen del Mar, en Mamariga. Y en 1895 Francisco Capanaga Rementeria solicitaba permiso para ocupar parte de un terreno comunal en el barrio de La Chicharra para construir un carrejo de bolos. En este expediente, conservado en el Archivo Foral de Bizkaia, se incluye el reglamento de siete artículos o condiciones que deben cumplir los jugadores del juego de bolos que el Ayuntamiento de Santurce estableció a tal efecto.

Se tiene constancia de la existencia de carrejos en Balparda, Barral, Cotillo, Los Hoyos, El Rompeolas y existen testimonios orales de la existencia, no confirmada por Carlos Glaría, de un carrejo en Vallejo. En Kabiezes, durante sus fiestas patronales, los bolos fueron siempre una de las actividades más importantes del programa festivo ya que el barrio concentraba un gran número de aficionados. Se han conservado, sin embargo, escasas fotografías antiguas. Como muestra las siguientes, ya conocidas, correspondientes al antiguo carrejo de Kabiezes:

Y una correspondiente al equipo de Kabiezes, ganador del campeonato Interpueblos de 1983: de pie, Julián Aberasturi, Pablo y Jesús de la Cruz; agachados, Patxi Alcalde y Julián García.

 

Read Full Post »

Durante la próxima semana tendrán lugar varias actividades de difusión de la historia de nuestro municipio: conferencias, visitas guiadas, proyecciones y exposición de fotografías antiguas. Este es el programa:

Una fantástica iniciativa para conocer más y mejor la historia de Santurtzi, su transformación de aldea en ciudad (tanto en lo que se refiere a los modos de vida como a la transformación física), recordar las creencias marineras cuando la pesca fue la principal actividad de subsistencia y escuchar los testimonios de personas del municipio que nos narran  su vivencias y recuerdos.

Read Full Post »

Cuarta entrada que tiene como objeto mostrar los enlaces a los últimos vídeos publicados en Youtube por un santurtziarra, José Antonio Seoane, aficionado a la realización de audiovisuales, tanto de ficción, con los que ha conseguido algún que otro premio, como a los documentales, que son los que expresamente se muestran en esta serie de entradas.

Los enlaces son los siguientes:

  • EL RESTAURANTE CURRITO DE SANTURTZI PARA EL RECUERDO

https://youtu.be/HovpdiaN0NU

  • CONCURSO DE PUTXERAS SANTURTZI 2017

https://youtu.be/vCBQm9C2ryE

  • CÁNTICOS A SANTA ÁGUEDA, LA SANTA TORTURADA

https://youtu.be/kS2AM_IbUAo

  • TRADICIÓN VASCA: SANTA ÁGUEDA Y EL GOLPEO DE MAKILAS

https://youtu.be/zVvpPAv-f5c

  • SANTURTZI SE VISTE DE NAVIDAD

https://youtu.be/anoegEIiqU8

Para mayor comodidad, a continuación los enlaces a las entradas precedentes dedicadas a los vídeos documentales realizados por José Antonio Seoane son los siguientes:

Read Full Post »

El Country Club, de cuya inauguración hoy se cumplen exactamente 50 años, fue no solo la primera sala de fiestas de Santurtzi sino de toda la margen izquierda y uno de los locales hosteleros más grandes de la época. Como era habitual en aquellos años la ceremonia de apertura el viernes 17 de marzo de 1967 incluyó una bendición religiosa.

El promotor de esta pionera sala de fiestas, que en origen se iba a llamar Jolastoki aunque acabó siendo el Country Club, fue Estanislao Ángel Barquín Arteche. Con esos apellidos uno puede suponer que nació en Zierbena y es cierto, exactamente en 1906. Falleció en Santurtzi en 1981.

Trabajó de maestro de albañiles en AHV y también en la construcción del embalse de Blasco Ibáñez o Benagéber sobre el río Turia,  en Valencia, entre 1943 y 1947. A continuación, durante unos años, entre 1947 y 1954 trabajó en Venezuela. A su regreso, con el capital que había conseguido ahorrar allí, empezó a construir, primero en Portugalete, en la calle Ruperto Medina, y después en Santurtzi: en la plaza Juan José Mendizabal, en la zona de la Txitxarra (Jenaro Oraá, Juan José de la Quintana, Santa Eulalia) y en la calle Itsasalde (todos los edificios entre los núm. 8 y 16).

Hacia 1965, en una época en la que todavía estaban muy activos los chicharrillos populares, asociado con Galo Salinas Navarro, se le ocurrió una idea novedosa: montar la primera sala de fiestas de toda la margen izquierda. Se construyó en un espacio medio abandonado, un gallinero, en la parte zaguera de la “casa del hotel”, casa de vecindad que se edificó en el núm. 34 de la actual calle Itsasalde, entonces llamada Capitán Mendizábal, destinada en origen a acoger un establecimiento hotelero.

En los bajos de ese edificio había por aquel entonces un bar, El Peñón, regentado por Santiago Beltrán y sus hijos, Santiago y Pepe. Este local se incorporó a la sala de fiestas.

El Country Club tenía tres plantas, dos de acceso público y uno reservado al personal. En la planta baja se ubicaba la sala de fiestas, en el piso inferior el restaurante (que en 1970 se sustituye por una segunda sala de fiestas) y en el superior, el dedicado a oficina, lavandería, depósito de aguas, etc. Como curiosidad el menaje (cristalería, cubertería, etc.) con el que se inauguró la sala de fiestas procedía del barco-hotel Imperial Bahama, retirado en 1965. También se aprovechó para la decoración del acceso a la sala de fiestas un mural de roble americano de la misma procedencia.

Durante los tres años en que el restaurante estuvo activo se celebraron numerosas bodas. Los menús eran, según dicen, de categoría, no aptos para todos los bolsillos pues algunos costaban hasta 500 pesetas.

Las vistas desde el restaurante eran diferentes a las actuales. Justo enfrente atracaba el Patricia, ferry que hacía la ruta Santurtzi-Southampton, y que este año, en abril, también celebra su aniversario.

En cuanto al personal fijo, la plantilla era bastante amplia. Podemos citar al portero, Lorenzo Esteban Flores; la taquillera, Rosa María Ezama Muñoz; el guardarropa; los dos barman; los tres camareros, Lucio Pérez Picado, Juan Ángel Tobar, Fernando García Cartón; y el jefe de sala, Tomás García Hermoso. También trabajó un excelente cocinero mientras estuvo abierto el restaurante, Félix Diez Peña, que después trabajó en El Txinbito (Portugalete), en el Landeta (junto al rompeolas) y en el Nervión (Portugalete). Tampoco podemos olvidarnos del personal de limpieza (tres personas).  Y por supuesto el disc-jockey y la orquesta de la casa, compuesta por cinco intérpretes (pianista, saxo, trompeta, batería y, en ocasiones, contrabajo).

Además de la citada orquesta, numerosos grupos musicales y populares artistas de la década de los setenta actuaron en el Country Club. En aquellos años, para poder actuar en clubs era preciso sacar, previo examen, el carné del Sindicato de Teatro, Circo y Variedades. Una vez superado ese escollo, el grupo Los Tañidores inauguró el Country Club, donde actuaron a diario durante dos semanas, según nos cuentan en el blog Memorias de Getxo.

Podemos citar además otros artistas que ofrecieron su espectáculo en el local como, por ejemplo, el actor y humorista Cassen o el más conocido José Luis Moreno. Solían actuar durante diez días seguidos.

El local abría todos los días de la semana excepto los lunes aunque, como es lógico suponer, los días fuertes eran los jueves, viernes, sábados (dos sesiones, tarde y noche) y los domingos. El aforo de un domingo cualquiera podía alcanzar las 1.200 personas. En alguna ocasión excepcional se superaron las 1.800.  El horario de apertura habitual era de 19:00 a 22:00 h y de 23:00 a 02:30 de martes a viernes.  Los sábados se cerraba una hora más tarde. Los domingos abría de 18:00 a 22:00 h.

Un año más tarde, Galo Salinas Navarro inauguró el Galo’s y poco después abrieron muchos más establecimientos hosteleros, pubs y salas de fiesta, que crearon en Santurtzi una importante zona de ocio conocida en todo el entorno. La entonces calle Capitán Mendizábal se trasformó en la calle del dólar.

A finales de los años 90 del pasado siglo los hábitos cambiaron y el Country Club cerró sus puertas, como las otras grandes salas de fiestas Galo’s y Aloha, y el tramo final de la otrora populosa calle del dólar fue paulatinamente languideciendo hasta la actualidad. El edificio en el que se ubicaba el Country Club fue vendido por sus propietarios en 2000 y en su lugar fue edificada una casa de vecindad.

Tengo que agradecer a Juan Ángel Barquín Palacios su imprescindible colaboración (información y fotografías) para la realización de esta entrada.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: